hola.com

Monumentos-Joya

26 marzo
17

Comentar

Descubre la última obra de la orfebrería madrileña

Quiero compartir con vosotros una noticia muy especial; Manuel Carrera Díaz junto a su hijo Manuel Carrera Cordón ha llevado a cabo una obra faraónica. Un proceso de elaboración y trabajo en el tiempo, prolongado durante muchos años, con el fin de exaltar el trabajo orfebre español, quedando para la posteridad como un tributo en forma de arte sacro de manera altruista en la catedral de la Almudena. Os cuento la historia…

En 1992 la Fundación Villa y Corte encarga a mi tío, Manuel Carrera, reconocido como el orfebre español más internacional de este país, fundador y propietario por entonces junto a mi padre de la firma internacional Carrera y Carrera, crear una obra excepcional en homenaje a la patrona de Madrid, santa María la Real de la Almudena, para su catedral.

Muchos años después y tras un gran esfuerzo, todo este trabajo ha obtenido su fruto, podemos contemplar La Estela de la Almudena, un conjunto escultórico en forma de estela o columna con el mejor arte orfebre.

 1 Recorte Manuel Carrera 500La Estela recoge toda la simbología imaginable: los momento bíblicos más transcendentales, los patronos de nuestra ciudad, la propia ciudad, la construcción de la catedral desde sus orígenes hasta su consagración, la presencia en la catedral de dos papas y dos reyes e incluso la reina doña Mercedes que fue la verdadera promotora de la construcción de la catedral.

Os muestro las distintas partes de La Estela para que podáis admirar el impresionante trabajo realizado por estos orfebres españoles.

En la foto anterior podéis ver La Piedad, una bellísima escultura de plata que corona la obra y que tiene a sus pies una corona de espinas también de plata. La corona abraza la columna como un símbolo del dolor y el sufrimiento que nos ofrece la vida.

El Capitel, que representa la ciudad de Madrid y nos sitúa ante dos acontecimientos históricos: la colocación de la primera y la última piedra de la catedral de la Almudena.

2 Capitel Madrid 500

El Fuste, la parte central de la columna, está realizada en sodalita, una bellísima gema azulada, con vetas blancas. A su superficie se abraza en espiral una franja de plata de casi cuatro metros de longitud, espectacularmente labrada y cincelada por los mejores orfebres del momento. En esa cinta están representadas veinte escenas bíblicas; las más representativas para la cristiandad.

3 Fuste escenas 500

La Base, la parte más baja de La Estela con cuatro frontones; el primero centrado en la figura de santa María la Real de la Almudena. En la segunda está el escudo del papa Benedicto XVI y los escudos de monseñor Suquía y de monseñor Rouco.

Base escudos 500

En el tercero aparecen san Isidro y santa María de la Cabeza.  Y en el cuarto, simbólicamente, san Eloy, ilustre platero y patrón de los joyeros, trabaja su oficio en un rincón de las calles de Madrid.

Base San Eloy 500

Como reconocimiento al protagonismo de la juventud como motor esencial de la Iglesia, en la base de La Estela  están representados esos jóvenes católicos del mundo, religiosos y seglares.

Manuel Carrera y su equipo han puesto la mejor orfebrería posible y todos con un espíritu altruista ¡¡que no es de esta época!! Como reconocimiento a su generosidad, oculto en un espacio del interior de La Estela de la Almudena, hay alojado un dispositivo que recoge los nombres de los profesionales que han participado en este proyecto de forma desinteresada.

Creo que se trata de una obra de arte única e irrepetible, ¡¡ha tardado casi 10 años en su elaboración!! Tal vez la última que pueda ser producida por la orfebrería madrileña y el máximo exponente de un arte que desgraciadamente desaparece por falta de una demanda que permita la supervivencia de estos maravillosos artesanos.   

¿Estamos a tiempo de cambiarlo? A mí me da mucha pena que desaparezcan estos artistas, y a vosotros ¿qué os parece? ¡¡¡Espero impaciente vuestros comentarios!!!

 

01 diciembre
8

Comentar

La historia del Buda de Oro: un secreto guardado por los monjes durante siglos

 

Si vais a Tailandia visitaréis cientos de templos con budas de todas formas y tamaños pero nunca olvidaréis uno muy especial que va a ser el protagonista del post de hoy: El Buda de Oro.

En Bangkok se encuentra el Templo de Wat Traimit, también llamado Templo del Buda de Oro. Allí descansa el buda de oro macizo más grande del mundo que mide 4,6 metros de alto y pesa 5 toneladas. Debe ser impresionante!!

Al lado del buda, dentro de una vitrina, se encuentra un trozo de arcilla y una carta que cuenta la siguiente historia…

En el siglo XIII, los monjes que custodiaban la imagen de oro macizo la taparon con una gruesa capa de arcilla para protegerla de los pueblos invasores. El secreto se guardó con tanto ahínco que se perdió y tiempo después ya nadie recordaba la verdadera valía de este buda tan especial.

En el año 1955, se inició el traslado de la imagen del buda y el gran tamaño de la escultura y las lluvias que cayeron sobre ella hicieron que la arcilla se resquebrajase, dejando verse unos destellos de luz a través de las grietas… El buda de arcilla era en realidad un buda de oro!! Y así fue como desveló un secreto que había permanecido oculto durante siete siglos.

Dicen que “No es oro todo lo que reluce” pero en este caso la frase tendría que ser al revés: “No es barro todo lo que no luce”. Detrás del buda de arcilla había una riqueza incalculable así que no siempre las cosas son como parecen y las apariencias, en ocasiones, engañan.

¿Os gusta la historia del Buda de Oro? A mí me parece que tiene una moraleja muy interesante así que me quedaré reflexionando sobre ella mientras pienso en el siguiente post. Y, por supuesto, esperando vuestros comentarios!!

21 septiembre
10

Comentar

Miles de piedras semipreciosas para el Taj Mahal

Las piedras semipreciosas no sólo están presentes en las joyas. Hay monumentos alrededor del mundo que poseen estas rocas tan preciadas, adornándolos delicadamente, dando un valor añadido a tan majestuosas obras. Voy a hacer una serie de post Monumentos-Joya y este es el primero: El Taj Mahal, Monumento al Amor.

Este verano unas amigas estuvieron en la India y se quedaron embelesadas al visitar el Taj Mahal. Cuando vieron de cerca que sus paredes de mármol están adornadas con miles de piedras semipreciosas, no dudaron en hacer multitud de fotos y enviármelas para mi blog.

Ileanna Simancas en el Taj Mahal

Sara Cantos en el Taj Mahal

Los mogoles creían que las piedras preciosas y semipreciosas tenían diferentes efectos favorables o desfavorables sobre la suerte de las personas y los lugares. Por este motivo escogieron meticulosamente cada piedra que adornaría el Taj Mahal, haciendo predominar las más preciadas por ellos: Aqiq (ágata), Yemen, Firoza (turquesa), Lajwad (lapislázuli), Moonga (coral), Sulaimani (ónix), Lahsunia (ojos de gato), Yasheb (jade) y Pitunia (piedra de sangre). Fueron llevadas hasta Agra desde lugares lejanos como el Alto del Tíbet, Kumaon, Jaisalmer, Cambay y Ceilán y están incrustadas en el mármol dibujando motivos florales o geométricos.

No puedo pasar por alto el trabajo del labrado del mármol blanco (procedente de las minas de Makrana en Rajasthan), que es, como veis, impresionante. Cuánto tiempo habrán dedicado a esculpir cada una de las flores?

Me gustaría, desde mi blog, ir contigo alrededor del mundo visitando Monumentos-Joya. Has estado alguna vez en uno? Te animas a mandarme tus fotos y ser protagonista de mi blog? Entonces, dónde nos vamos la próxima vez? Espero tus recomendaciones impaciente. Déjame tus sugerencias en comentarios y me pondré en contacto contigo.


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer