hola.com

Joyeria Casas Reales

05 agosto
5

Comentar

Las joyas de Grace Kelly

La princesa Gracia de Mónaco mantuvo una estrecha y fiel relación con la joyería francesa Cartier que comenzó en 1956 cuando el principe Rainiero de Mónaco le encargó la creación del anillo de compromiso: un solitario con un diamante central talla esmeralda de 10,47 quilates.

 1 SO compromiso 500

Con motivo de su boda, la princesa recibió numerosos regalos de la joyería Cartier, como una tiara de diamantes y rubíes que se convierte en collar y un collar compuesto por tres líneas de diamantes.

2 tiara 500

3 collar 500

No es de extrañar que la Maison francesa haya colaborado en la película Grace of Monaco, protagonizada por la actriz Nicole Kidman, que ha rodado el director Olivier Dahan sobre la vida de la princesa.

4 nicole-grace 500

Los talleres de Cartier han realizado cinco fieles reproducciones de piezas de joyería reales con el consentimiento de la Cámara del Soberano de Mónaco. Las creaciones originales forman parte de las joyas de la familia real monegasca.

¡¡Mirad qué bien le quedan a Nicole Kidman en su papel de Princesa Gracia la tiara y el collar!!

5 nicole con tiara 500

Además de estas reproducciones históricas, Cartier prestó al equipo de producción una serie de piezas de alta joyería, incluyendo un collar de esmeraldas usado por la actriz Paz Vega que interpreta a María Callas. 

6 Paz Vega 500

Todavía no se ha estrenado y la polémica ya acompaña a esta película porque la familia Grimaldi emitió un comunicado criticando el largometraje. El principado asegura que el film contiene numerosas imprecisiones históricas y escenas de pura ficción que faltan a la verdad de la historia.

7 Nicole Kidman 500

Tendremos que esperar al estreno de la película, previsto para el próximo año 2014, para poder opinar sobre el guión y mientras… ¡¡disfrutemos contemplando estas espectaculares creaciones de alta joyería!!

26 julio
23

Comentar

La verdadera historia de la Peregrina

Las perlas fascinan por su belleza y en algunos casos por su perfección estética. La llamada Perla Peregrina es única por su color, brillo y forma de lágrima que la convierten en una de las mejores perlas naturales que hay en el mundo. 

Curiosamente, aunque esta perla ha peregrinado por diversos países, su apodo La Peregrina no es por su historial viajero sino por su forma peculiar. En siglos anteriores se utilizaba la palabra peregrina en su acepción de raro, caprichoso o especial.

Como pasa con muchas joyas valiosas y especiales, su origen está rodeado de leyenda que comienza cuando la encuentra un esclavo en el siglo XVI en Panamá. Según un documento de la época pesaba ¡¡¡58,5 quilates!!!

El alguacil mayor de Panamá la trajo a España en 1580 y se la regaló al  rey Felipe II. La Peregrina pasó a formar parte del tesoro real español.

Felipe III de España

Felipe III de España

A partir de entonces, fue lucida por las sucesivas reinas que ocuparon el trono español prendida de un broche junto con el diamante El Estanque, otra valiosa joya de la corona.

La Peregrina es probablemente una de las perlas más pintadas de la historia, ya que aparece en la mayoría de los retratos de los reyes y reinas de los siglos XVI a XVIII que cuelgan en el Museo del Prado. Ya sea como colgante, o prendida de un cinturón o de un sombrero, esta joya acompañó a generaciones de monarcas en sus retratos para la posteridad.

Isabel de Borbón

Isabel de Borbón

Permaneció en España hasta 1808, año en que el invasor José Bonaparte saqueó las joyas de los Borbones españoles y las envió a París para su esposa. Tras perder el trono español, el matrimonio se separó, Bonaparte se fue a vivir a Estados Unidos y se llevó la perla con él.

Cuando volvió a Francia todavía tenía la Peregrina y tras su fallecimiento la heredó el futuro Napoleón III. Este la vendió hacia 1848 al duque de Abercorn para sufragar sus actividades políticas.

No se sabe exactamente en qué fecha la familia Abercorn se la vende a una joyería londinense. Pero hacia 1914 el rey Alfonso XIII quiso adquirir la famosa perla, para regalársela a su futura esposa y recuperar una joya histórica vinculada durante siglos a la Corona Española. No logró adquirirla por las elevadas pretensiones económicas de la joyería, que finalmente se la vendió a un multimillonario quien 3 años después se la vendió a Henry Huntingdon.

En 1969 la Peregrina se subasta rodeada de una gran expectación en Nueva York. La mayoría de los que pujaron se detuvieron en 15.000 dólares. El representante de la casa real española, Don Alfonso de Borbón Dampierre, llegó hasta los 20.000 dólares pero finalmente fue el actor Richard Burton quien la compró por 37.000 dólares, una cifra nada casual ya que se la regaló a su esposa, la actriz Elizabeth Taylor, con motivo de su trigésimo séptimo cumpleaños.

Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor

La famosa actriz incorporó la perla a un collar de rubíes y diamantes diseñado por Cartier lo que convirtió a la Perla Peregrina en una pieza de valor incalculable.

Collar Cartier

Collar Cartier

Un día después de la subasta, el duque de alba, jefe de la Casa de la reina Victoria Eugenia, negó la autenticidad de la perla subastada y exhibió una segunda perla, presunta Peregrina, que recibió la reina de Alfonso XIII con motivo de su boda. Hoy en día parece que hay unanimidad entre los especialistas que afirman que esta segunda perla no es la Peregrina. Esta presunta Peregrina la recibió don Juan de Borbón, hijo de Victoria Eugenia, que cuando renunció a sus derechos dinásticos se la legó al rey de España Juan Carlos I.  La reina Sofía la ha lucido en muchas ocasiones.

Reina doña Sofía

Reina doña Sofía

Tras el fallecimiento de Liz Taylor se subastaron sus joyas en el año 2011 y la Perla Peregrina fue adquirida por un comprador anónimo. Alcanzó los ¡¡¡9 millones de euros!!!

El futuro dirá qué nuevas aventuras le esperan a esta perla viajera que en 500 años pasó de manos de un esclavo a las de reyes del imperio más poderoso de la época, de la alta burguesía europea al mundo de Hollywood.

03 julio
8

Comentar

Falsos mitos y leyendas sobre joyas

Hoy quiero empezar una serie de post dedicados a contaros de dónde vienen algunas de las supersticiones que pesan sobre determinadas joyas o algunos conocimientos extendidos que tampoco son del todo ciertos y, sin embargo, a menudo se dan por verídicos. Por ejemplo, la tan generalizada afirmación:

El ópalo da mala suerte.

1 PE DIOR 400 Bouquet d'Opales

Pendientes Bouquet d’Opales de Dior

Este comentario lo he escuchado desde pequeña en España y nunca he entendido a qué se refiere exactamente ya que, curiosamente, en otros países de Asia o en Estados Unidos es lo opuesto: está asociado a la buena suerte. Cuando era niña, el aspecto de esta piedra me parecía mágico, ¡¡con sus destellos y cambios de color!! Por eso, ¡quiero desterrar esta creencia!

El ópalo es una piedra admirada y buscada desde tiempos de los griegos y romanos. A todas las culturas les ha fascinado y le han otorgado  poderes de protección e incluso de predicción del futuro.

2 SO Cartier 500

Sortija Ladybird de Cartier

Cuenta un relato que hasta el mismo Marco Antonio mandó al exilio a uno de sus ministros por no querer venderle un ópalo del tamaño de una almendra que quería regalar a Cleopatra en señal de amor.

Hasta aquí la fama del ópalo era magnífica, pero esto cambió debido a una serie de acontecimientos que comienzan en el siglo XV con una epidemia de peste en Venecia  y culminan con la publicación de un libro de Walter Scott sobre las desgracias vividas por la princesa Ana de Geirstein, portadora de una maléfica piedra… un ópalo. Fue tanto su infortunio, que el propio gobierno inglés tuvo que intervenir debido a la caída que sufrió el comercio de estas gemas, ¡se desplomó totalmente!

Sortija Opalo de Oriente de Dior

Sortija Opale d’Orient de Dior

En lo  que se refiere  a España, el asunto fue aún más dramático. La leyenda cuenta que el rey Alfonso XII se enamoró de la italiana Virginia Doini, condesa de Castiglione, pero al final se terminó casando con su prima, María Mercedes de Orleans. La condesa despechada le envió un ópalo, bautizado con el sobrenombre de “el ópalo maldito”, montado en una sortija de oro, como regalo de esponsales. La reina María de las Mercedes lo utilizó y murió de un misterioso mal, ¡¡tan sólo cinco meses después de la boda!!

Sortija de Boucheron

Sortija de Boucheron

Se extendió el rumor de que este ópalo era el causante de las fatalidades que sucedieron: tras la muerte de la reina,  fallece también la madre del rey, María Cristina de Borbón, y la hermana del rey, María Pilar, ambas de la misma misteriosa enfermedad de la reina y las dos, portadoras del anillo en su lecho de muerte. Pero la historia continúa, el anillo pasa a su cuñada que no creía en supersticiones y, por supuesto, también muere al poco tiempo hasta que finalmente se lo queda el rey Alfonso XII quien, como ya conocéis, muere joven llevando esta joya.

Su viuda y regente, madre de Alfonso XIII, María Cristina de Habsburgo, fue quien acabó con esta supuesta maldición: hizo bendecir el ópalo y lo mandó al santuario de la Virgen de La Almudena montado en una cadena de oro.

5 CG almudena 450

Espero que conocer la historia de por qué en España pasamos una época de auténtico rechazo al ópalo os haya gustado tanto como a mí y sobre todo, me encantaría contribuir a que se devuelva esta magnífica gema al lugar que se merece.

Por mi parte quiero deciros que opino que la mala suerte la lleva uno mismo cuando cree en ella. Por eso, no pienso que ninguna joya regalada desde el cariño te pueda traer nunca  nada negativo sino todo lo contrario. Tenemos que cargarnos de positivismo y ¡¡¡buscar siempre lo bueno en todo lo que nos pase!!!

09 mayo
35

Comentar

La princesa Letizia con pendientes “Mariposa” de ELENA C

Esta mañana me he llevado una gran alegría y quiero compartirla con vosotros.

Princesa Letizia con pendientes ELENA C

En un momento lleno de cambios para mí, cuando acabo de inaugurar mi primera boutique ELENA C en el emblemático barrio de Salamanca de Madrid (calle Claudio Coello, 25); y sintiendo que se me mira como a una “suicida” por ser tan atrevida en tiempos tan revueltos, Su Alteza Real la Princesa de Asturias me ha mandado, SIN ELLA SABERLO, un mensaje de apoyo, fuerza y confianza. Sí, acaba de elegir para un importante acto oficial los pendientes más emblemáticos de mi marca: unos de la colección Mariposas.

Pendientes  Mariposas ELENA C oro blanco diamantes

Una colección que nos identifica como filosofía de marca puesto que la mariposa transmite y representa la belleza que todos llevamos dentro, así como la capacidad de transformarnos y superar las peores situaciones. Siempre sin miedo y mejorando.

Princesa Letizia con pendientes ELENA C 2

Por otra parte, no puedo dejar de señalar que las mariposas y su mensaje son también la enseña de las piezas especiales que diseñamos en plata para colaborar con la Asociación Española Contra el Cáncer.

Pendientes Mariposas ELENA C oro diamantes zafiros

El apoyo de la Princesa es un reconocimiento a mi marca, pero también a toda una nueva generación de joyeros, menos conocidos y con menos recursos que las grandes firmas internacionales… ¡¡Aunque, no por ello, menos válidos y capaces!! Para demostrarlo, todos estamos trabajando duro y decididos a abrirnos camino dentro y fuera de nuestras fronteras.

Principes Asturias Sevilla

Aunque siempre os digo cuando venís a verme que todas sois princesas y que os estoy muy agradecida por confiar en mi trabajo, hoy me dirijo especialmente a Doña Letizia, que nos representa en España y es nuestra imagen -en estos días con mis Mariposas- en el mundo entero. Por todo ello y de corazón, no puedo sino decirle:

¡¡¡MUCHAS GRACIAS PRINCESA!!!

 

07 noviembre
10

Comentar

Desfile de joyas reales

El pasado 20 de octubre se celebró la última gran boda real: Guillermo de Luxemburgo, el heredero al trono, se casaba con Stéphanie de Lannoy ante la realeza mundial. Ha sido todo un acontecimiento pero a mí lo que me ha fascinado son ¡¡las espectaculares joyas que han lucido las mujeres de las familias reales!!

La novia llevó una tiara familiar para honrar a su madre fallecida hace dos meses, con 270 diamantes talla brillante antigua engastados en platino y un diamante central en talla pera.

La diadema fue fabricada por la firma Althenloh de Bruselas.

La princesa Mary de Dinamarca volvió a lucir en esta ocasión la tiara de rubíes de la casa real danesa junto con el aderezo a juego.

La diadema está realizada en diamantes y rubíes formando adornos vegetales y evoca los colores de la bandera danesa. El conjunto se compone de tiara, pendientes, collar, pulsera y broche. En el año 2010 reformaron la tiara, le quitaron hojas de los laterales y de la parte superior para dejarla más corta y redonda.

Y convirtieron las hojas que quitaron en broches para el pelo.

La princesa Mette Marit de Noruega llevó la tiara de margaritas que lució por primera vez el día de su boda. ¡Es la que más usa!

Se trata de una tiara sencilla formada por una sucesión de orlas de diamantes talla brillante que simulan margaritas.

La princesa Máxima de Holanda llevó la tiara Mellerio formada por diamantes talla brillante y seis rubíes talla oval. Se realizó a juego con una gargantilla de tres vueltas de diamantes y broche lateral con rubí y un brazalete.

La princesa Carolina de Mónaco lució las dos tiaras de su abuela.

En la cabeza llevaba la llamada “de los amantes” realizada por Cartier en platino, oro blanco, diamantes y perlas.

 

Como collar eligió la tiara Fringe, la tiara de diamantes de estilo ruso de los Grimaldi, también de Cartier. Casi todas las tiaras Fringe pueden convertirse en collar.

La princesa Marie –Chantal de Grecia también eligió una diadema Fringe.

La princesa Sibilla de Luxemburgo lució la colección de joyas de aguamarina que perteneció a la reina consorte de España Victoria Eugenia, ¡que era una apasionada de las joyas!

Se compone de tiara, collar, broche, pendientes, brazalete y sortija.

La cena de gala se convirtió en un impresionante desfile de tiaras y joyas históricas de las Casas Reales. ¡¡Una ocasión única para contemplar y admirar estos fabulosos tesoros!!

25 octubre
15

Comentar

Las joyas de Cartier iluminan el Thyssen

Esta es una de esas ocasiones en las que disfruto al contaros que el arte y la joyería se unen en una exposición incomparable: el Museo Thyssen-Bornemisza exhibe más de 400 piezas históricas de la casa Cartier. ¡Un acontecimiento único ya que nunca antes se habían expuesto tantas joyas!

La firma francesa ha reunido una colección que permite conocer los distintos estilos artísticos que la Maison trabajó en la primera mitad del siglo XX. Desde las grandes tiaras de estilo guirnalda de principios de siglo al Art Decó de los años 30, de la inspiración china al estilo Tutti Fruti, ¡más de 165 años de creatividad!

En esta época los artistas joyeros creaban piezas únicas para ser lucidas en las fiestas más exclusivas por las más destacadas personalidades del momento y que ahora podemos ver de cerca. Os muestro a Isabel de Baviera, reina consorte de los belgas y sobrina de la emperatriz Sissi, con la tiara Rinceaux.

Y el collar Serpiente, un encargo especial de 1968 para María Félix, la diva mexicana, realizado con casi 2.500 diamantes y esmalte de colores.

Por primera vez podemos contemplar piezas que Cartier ha adquirido recientemente como un collar de rubíes y diamantes de Elizabeth Taylor que le regaló su tercer marido, el productor Mike Todd. Gracias a una montura especial, este collar puede llevarse como diadema.

O diversas joyas que pertenecieron a la duquesa de Windsor ¡que era una incondicional de Cartier!

El broche Flamenco con un plumaje multicolor de zafiros, rubíes y esmeraldas.

El collar Draperie con una amatista  principal en talla corazón, otras 27 en talla esmeralda y cabujones de turquesa. Este collar fue realizado a petición del duque de Windsor, quien suministró todas las piedras, salvo las turquesas.

  

Y el broche de pinza Panthere, que fue la segunda pieza ejecutada por Cartier en tres dimensiones para la duquesa de Windsor, con un cabujón de zafiro cachemira de más de 152 quilates.

La exposición también incluye préstamos excepcionales como las joyas que la princesa Gracia de Mónaco lució en las fotos oficiales de su boda en 1956, regalos del príncipe Rainiero III: un collar de diamantes y tres broches de clip de diamantes y rubíes que pueden ser ajustados a una tiara de diamantes.

Y una diadema estilo Guirnalda préstamo de la Casa Real Española, regalo del rey Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia en 1920 y que actualmente la reina Sofía luce en eventos oficiales.

Esta exposición supone un amplio recorrido por las distintas manifestaciones, técnicas y estilos de diseño de la firma francesa a través de su historia. Tiene una puesta en escena muy espectacular ya que junto a las joyas expuestas se proyectan imágenes de sus bocetos, dibujos y fotografías de los personajes que las lucieron.  

Creo que es una oportunidad para todos los amantes de la joyería que no debemos dejar escapar y para todos aquellos que alguna vez han sentido curiosidad por acercarse a este fascinante mundo… ¡¡disfrutar de una magnífica colección en un entorno tan majestuoso como es el Museo Thyssen de Madrid!!  Os animo a que vayáis y eso sí, ¡¡¡luego contadme qué os ha parecido!!!

11 octubre
10

Comentar

Un diamante excepcional busca dueño

El famoso diamante de más de 76 quilates que perteneció al archiduque José Augusto de Austria, de la dinastía de los Hasburgo, se subastará en la galería Christie’s de Ginebra el próximo 13 de noviembre.

La gema, que procede de la antiguas minas de Golconda en India, está valorada en ¡¡11,5 millones de euros!! ¡Es uno de los diamantes más raros del mundo! Los expertos lo han certificado con el mejor color posible (D), el mayor grado de pureza (IF) y las proporciones de talla ¡son inmejorables!

La casa de Hasburgo fue una de las dinastías más poderosas de Europa, gobernó en Austria, Bohemia y Hungría, durante más de cinco siglos, y fueron los propietarios de algunos de los mejores diamantes de la época.

José Augusto de Austria nació en Hungría en 1872, fue hijo del archiduque José Carlos de Austria y de la princesa Clotilde de Saxe-Coburgo y Gotha, y bisnieto del emperador Leopoldo II y del rey Luis Felipe de Francia.

Aunque no se sabe como llegó el diamante a la casa de los Hasburgo, se reconoció oficialmente al archiduque José como su propietario.

Como ocurre con otras gemas excepcionales su historia está rodeada de cierto misterio… El diamante parece que fue heredado por el hijo de José Augusto de Austria, el archiduque José Francisco, porque éste último lo depositó en el Banco de Crédito General de Hungría el 1 de junio del año 1933.

Tres años más tarde una persona anónima lo compró y lo dejó en una caja fuerte durante la Segunda Guerra Mundial, donde (¡¡increíblemente!!) pasó desapercibido para los nazis.

Después de varias décadas de misterio entorno al diamante, este reapareció el 22 de junio de 1961 en una subasta en Londres y volvió a ser ofrecido 32 años más tarde por la casa de subastas Christie’s en Ginebra, donde se pagó por él 6,5 millones de dólares.

Ya veremos qué precio alcanza finalmente el próximo mes y sobre todo si esta vez conseguimos enterarnos de ¿¿quién será su nuevo dueño?? ¡¡¡Os mantendré informados!!!

07 marzo
24

Comentar

Una pista… La reina se apunta a las joyas desenfadadas

La reina doña Sofía una vez más nos sorprende con su look juvenil y  apuesta por el diseño español ¡¡gracias majestad!!

En una visita a la fundación Pasqual Maragall en Barcelona la reina eligió un collar negro y una pulsera a juego…

 

Os descubro que el collar y la pulsera que llevaba se llaman “Vendimia de Noche” y son de la firma Vaduva.

Las dos piezas están hechas en ónix, perlas y plata y cuestan 130 € el collar y 45 € la pulsera.

 

 

La empresa riojana Vaduva, que quiere decir “va de uva”, propone una colección inspirada en la uva y el vino. Sus creaciones incluyen una uva y son en los colores propios del fruto, desde su nacimiento (uva verde) hasta el envero (uva negra) y los bautizan con nombres de variedades de uva.

La plata es el metal más utilizado por la firma y con este material hacen hasta gemelos ¡¡en forma de racimo de uva!! Y… ¡¡de botella de vino!!

Su pulsera más emblemática se llama “La leyenda del vino”.

Es un brazalete que a través de sus piezas cuenta el proceso de elaboración del vino: Érase una vez un sol enamorado de una tierra en la que se cultivaban uvas pero unos hombres se las arrebataron, las prensaron y las encerraron primero en depósitos y luego en barricas. Fue así como estos hombres descubrieron el vino, con el que ahora brindamos y que un día perteneció al sol.

¡¡Me encanta que nuestra reina mantenga ese espíritu tan joven!!  ¿Os ha gustado mi descubrimiento? ¿A que son piezas muy originales?¡¡¡Espero vuestros comentarios!!!

 

16 febrero
5

Comentar

Las joyas de la corona

Se celebra el jubileo de diamantes de la reina Isabel II o lo que es lo mismo la conmemoración de los 60 años que lleva en el trono.

Se convirtió en reina por un capricho del destino: La abdicación de su tío, Eduardo VIII por amor a Wallis Simpson, una norteamericana divorciada. Fue el gran escándalo de la época y dio un giro inesperado a la historia de la monarquía británica.

Cuando miro las imágenes de su coronación me impresiona su juventud, ¡¡tenía 25 años!!, pero sobre todo me llama la atención su porte regio, majestuoso y ¡la gran serenidad que transmite!

En la foto ostenta todos los emblemas de su poder y realeza:

La Corona Imperial del estado

¡¡La joya más preciada de la monarquía británica!! Se custodia en la torre de Londres. Se compone de 2.868 diamantes, 273 perlas, 17 zafiros, 11 esmeraldas, y 5 rubíes.

Es un círculo decorado con ocho florones con forma de cruz patada (los brazos se estrechan al llegar al centro y se ensanchan en los extremos) y flor de lis que se alternan y están decorados con piedras preciosas. En los florones con forma de cruz se apoyan cuatro diademas que convergen en la parte superior de la corona, rematada con un orbe sobre el que está situada otra cruz patada y en su interior una capa de terciopelo. En el centro del florón con forma de cruz de la parte frontal, lleva un rubí, procedente de una Virgen del Monasterio de Santa María la Real de Nájera. Bajo el rubí hay un diamante, el Cullinan II, también llamado la Estrella Menor de África de 317.40 quilates. En el centro de la cruz de diamantes sobre la esfera del mundo, también de diamantes, se coloca el zafiro de San Eduardo.

Dicen que una previsora Isabel II se pasó semanas paseando con ella por los pasillos de palacio ¡¡¡para acostumbrarse a su peso!!!

El Cetro de la Cruz

Coronado por el diamante Cullinan I, también conocido como la Gran Estrella de África, de 536 quilates ¡¡es el mayor diamante tallado del mundo!! El cetro en su mano derecha representa el poder del monarca, la justicia, la equidad, y la clemencia.

La Esfera del Soberano

Como podéis ver la sostiene en su mano izquierda. Es una esfera hueca de oro que está adornada con bandas de piedras preciosas que decoran su ecuador y su meridiano. Se encuentra rematada con una cruz de joyas que simboliza el papel del monarca como defensor de la fe.

El Anillo de la Coronación

En el centro tiene un enorme zafiro con cinco rubíes que representan la cruz de San Jorge rodeada por grandes diamantes. Simboliza la dignidad regia y se usa siempre en la mano derecha.

Os cuento que al parecer se equivocaron de medidas y el arzobispo de Canterbury tuvo que hacer un gran esfuerzo para conseguir introducir el anillo en el dedo de la reina… ¡¡Pobrecilla!! ¡Qué nervios debió pasar!

Los brazaletes de oro

Realizados en oro con finas bandas de grabado y un broche con la rosa Tudor. Representan la sinceridad y la sabiduría. Fueron un regalo de los gobiernos de la Commonwealth a Isabel II con motivo de su coronación.

También quiero enseñaros el espectacular collar y los pendientes que eligió para su coronación en la abadía de Westminster el 2 de junio de 1953. El collar está formado por 25 diamantes de gran tamaño de los que cuelga otro impresionante diamante de 22 quilates en forma de lágrima. ¡¡Magníficos!!

Fabulosas joyas para una soberana que va camino de superar a la reina Victoria y pasar a la historia como el monarca que ha permanecido más años en el trono… Ante esto sólo puedo añadir: God save the queen!

¿A qué son joyas dignas de una reina? ¡¡¡Contadme qué os parecen!!!

 

 

 

 

 

10 mayo
31

Comentar

888 diamantes para KATE

LA TIARA NUPCIAL DE CATHERINE MIDDLETON. IMÁGENES EN EXCLUSIVA PARA LOS LECTORES DE HOLA.COM  

Has visto cientos de fotos de la boda del año. Te han contado todo sobre este acontecimiento de interés mundial: quién asistió; qué menús se sirvieron en las celebraciones; cómo fueron decorados los escenarios nupciales en un permanente homenaje al lenguaje de las flores… etc, etc. 

Pero, ¿a que no te han enseñado todavía una fotografía de la tiara muy, muy de cerca? Pues bien!!! En exclusiva para los lectores de hola.com, te la presento con todos los detalles. 
 
Fotografía: Archivo Cartier.  
¿CÓMO ES?  
Una tiara montada en platino con motivos de pergaminos o palmeras con 739 diamantes talla brillante y 149 diamantes talla baguette.  

Detalle de la parte superior de la tiara, donde pueden apreciarse las diferentes tallas de los diamantes.

En esta imagen, se pueden ver las tres filas de diamantes -montados sobre una base de platino- en las que se apoyan los brazos que recogen las ramas de las palmeras. 
 
 
 
 

 

¿QUIÉN LA FABRICÓ? ¿DÓNDE? ¿CUÁNDO?  

Creada por los talleres de Cartier en Londres (“The English Art Works”) en 1936.  

   

La firma de Cartier y, más abajo, la etiqueta del taller.

  

¿QUÉ NOMBRE TIENE? ¿POR QUÉ?  

Esta tiara parece recrear un halo de luz real, de ahí su nombre: “Halo”. 

¿QUIÉN LA COMPRÓ? ¿CUÁNDO? ¿PARA QUIÉN?   

El duque de York la compró para regalársela a su esposa, futura Reina Madre, el 18 de noviembre de 1936, algunas semanas antes de acceder al trono de Inglaterra, después de la abdicación de su hermano, el Rey Eduardo VIII.   

¿QUIÉN LA HEREDÓ? ¿QUIÉN LA LUCIÓ?    

La reina Isabel se la entregó a su hija, la actual reina Isabel II con motivo de su 18 cumpleaños. La Princesa Margarita, la hermana de la reina, también llevó la tiara en 1960, mientras la princesa Ana, la única hija de la reina, la lució en numerosas ceremonias oficiales –especialmente, en la década de los setenta- y galas hasta que la reina no le entregó una propia.    

    

¿Os ha gustado este post? ¿Os habéis quedado con ganas de más? Más adelante dedicaré un post exclusivo a las tiaras históricas de Cartier. Seguro que os va a encantar!!   

Y antes de que se me olvide!!! Que los novios sean muy felices y que su amor contagie al mundo entero.   

 
     
 
 

    

  

  

  
 
 
 
 

 

 

 


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer