Pasión por el oro

Como os he ido contando desde que empezamos este blog, la pasión del hombre por este metal precioso existe desde que los homínidos lo encontraron y ya encontramos información sobre él en jeroglíficos egipcios desde hace más de 5.000 años. El oro y sus características “mágicas “ de durabilidad y resistencia, así como el deslumbrante brillo, ha cautivado a los hombres de todas las civilizaciones y épocas a lo largo de la historia.

 

Rothschild Sammlung2

Actualmente, debido a estos últimos años tan duros que hemos venido pasando en nuestro país y en gran parte del resto del mundo, ha recuperado aún más su fuerza como un bien tangible que otorga una garantía como valor seguro.

pepita oro

A muchas familias que contaban con joyas familiares de oro de quizá cuarenta o cincuenta años les ha sacado de muchos apuros, así que animaros ha seguir comprando vuestras joyitas de oro que además de disfrutarlas son siempre una buena inversión.

foto-4

Por eso me parece interesante contaros la exposición que tuve la oportunidad de conocer recientemente en Madrid donde se puede apreciar como a través las historia se ha almacenado el oro puro de diferentes modos mediante lingotes tradicionales, figuras de animales, etc.

foto-5

Lingote circular tailandés fabricado en los 70

foto-6

Tarjetas fonas de oro, introducidas por Mitsubishi en los años 80 en Japón donde esta su principal mercado, se pueden imprimir con diseños de colores

Esta exposición pertenece a la colección de la familia Rothschild, empresa propietaria de la sede que acaba de inaugurar en Madrid DEGUSSA, dedicada al adquisición y venta de metales preciosos, oro plata y platino donde cualquiera de nosotros puede vender sus joyas de oro o plata o bien comprar algún lingote para tener en casa.

foto-7

Diferentes motivos de lingotes fundidos en formas de animales

La pasión por el oro no deja de aumentar, aunque como a mí más me gusta es en forma de pendientes o sortijas… Espero que os haya gustado este post y si tenéis alguna duda ya sabéis que podéis contármela en vuestros comentarios.

¡¡Que tengáis una semana de oro puro!!

  • Interesante muestra y es cierto lo que tu dices, en tiempos difíciles muchas familias han tenido que vender o empeñar sus joyas familiares, es una pena más que nada por el valor sentimental que ellas representan, pero la vida es dura y de alguna forma hay que salir adelante.
    No se si recuerdas que yo soy chilena y te puedo contar que en museos de arte prehispánico que he visitado en sudamérica he visto piezas antiquísimas confeccionadas en oro, algunas simples, otras muy elaboradas, pero que en definitiva demuestran que el oro es un metal mágico que atrae al hombre desde siempre y sobre todo las mujeres amamos las sortijas, pendientes y cualquier joya en este metal.
    Un abrazo.

    • Que alegría volver a saludarte Lourdes María, claro que te recuerdo, y desde luego otro post lo vamos a dedicar a la joyería prehispánica que es interesantísima y muy rica en toda América con diferentes estilos y matices que bien se merecen que hablemos sobre ella.

      Te envío un abrazo y gracias por tu comentario.

  • Excelente artículo! Yo soy un apasionado por este metal, al principio me gustaba mucho más la plata pero poco a poco el vil metal me fue atrayendo jeje. Es cierto que en algún momento de mi vida me tuve que despojar de algo de oro pero fue por un problema de salúd que por suerte lo supereé.
    Muy interesante Sigan aportando!!
    Saludos
    Emilio Acosta

  • Buenas tardes Elena,

    En otras ocasiones he escrito en tu blog y como siempre lo primero felicitarte por tus artículos.

    En relación al tema que tratas me gustaría saber tu opinión sobre el abuso (al menos para mí) que se está haciendo en el gremio del oro de 9 y 14 quilates. Ultimamente me llama mucho la atención que existan joyerías que utilicen este tipo de oro para los anillos de compromiso con diamantes. Todos sabemos que lo que realmente vale en un anillo no es el oro sino el propio diamante, y si vamos a la diferencia de precio entre oro de 18 y 14 quilates pues me parece ridículo que algunas joyerías opten por el de 14. La diferencia de precio es prácticamente nula. Me imagino que quien así actúa pondrá diamantes de muy mala calidad.

    Si tienes tiempo me gustaría saber tu opinión.

    Muchas gracias
    A. Karina

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer