hola.com

Diamantes de Leyenda

Como prometí, voy a contaros la historia del Diamante Hope, un diamante azul marino cuyo peso es de 45.52 quilates.

Me siento profundamente atraída por el halo de misterio que rodea esta pieza. Dice la leyenda que una maldición alcanza a sus dueños y se le considera culpable de las desgracias que le ocurrieron a cada uno de sus poseedores.

La historia novelesca del llamado Diamante Azul comienza en la India, de donde lo sacó un aventurero francés, fue vendido a Luis XIV y robado durante la Revolución Francesa. A principios del siglo XIX lo adquirió el banquero Henry Hope. Posteriormente, toda la familia Hope terminó su vida en la miseria. En 1958, fue donado al Museo Smithsonian por el joyero estadounidense Harry Winston, quien lo envió, en un sobre de papel de estraza, por medio del servicio postal nacional.

¿Os imagináis semejante tesoro enviado por correo ordinario? ¡¡¡Quería deshacerse de esta inigualable joya de cualquier manera!!!

Pero no es este el único diamante rodeado de misterio… El diamante Orlov, de cerca de 200 quilates y color pálido azul verdoso, es uno de los que tiene una historia más rocambolesca.

Dice la leyenda que un soldado francés, ¡que murió trágicamente!, se disfrazó de hindú y lo robó de un templo indio en el que se utilizaba como el ojo de una estatua de Brahma, dios supremo del panteón hindú. Otra historia alternativa cuenta que la piedra pertenecía al rey de Persia Nader Sha y después de su asesinato fue robada y vendida a un armenio que se llamaba Zafras. Sea cual sea su verdadera historia, en 1774 la compró el conde Grigori Grogorievich Orlov que había sido amante de la emperatriz Catalina la Grande, y esperando reconquistarla, la llevó a Rusia para regalársela. Catalina II montó la piedra en el cetro imperial de los Romanov y le regaló a Orlov un palacio de mármol como agradecimiento… ¡pero no logró su amor! En 1783 el conde murió loco.

Desde entonces, la gema permaneció en el cetro de los zares hasta que tuvo lugar la caída del imperio ruso, ¡de la que también se responsabilizó al maleficio del diamante!

Se piensa que el Orlov pesaba alrededor de 300 quilates cuando fue hallado. En la actualidad, forma parte del Tesoro de Diamantes de Moscú, en Rusia.

Otra historia curiosa es la del diamante llamado Ojo del ídolo.

Se supone que estaba engastado en la misma estatua de Brahma de la que fue sustraído el Orlov, por eso se denomina Ojo del ídolo. En 1607 pertenecía al príncipe persa Rahab. La East India Company se lo expropió ¡por una deuda que no había pagado! Años después, cuentan las crónicas que el jeque de Cachemira pagó con él al sultán de Turquía el rescate de la princesa Rasheetah que había sido secuestrada por el sultán.

¡Parece una historia sacada del libro Las mil y una noches!

Es del tamaño de un huevo de gallina, forma aplanada y un peso de 70.20 quilates.

No creo que la mala suerte la lleven los diamantes sino las intenciones de sus propietarios. Espero que os hayan gustado estas leyendas, ¡¡os contaré más!!

¿Qué os parecen estas maravillosas piedras preciosas inalcanzables para el común de los mortales? ¡¡¡A mí me resultan simplemente irresistibles!!!

Share

14 comentarios

  1. María Cortés cocinacardiosaludable

    Muy bonito Elena, es curioso que estas joyas tan impresionantes siempre vayan ligadas a historias tristes.

  2. Elena, me ha encantado el post. Las joyas son maravillosas y sus historias cargadas de emociones y como bien dices, yo tampoco creo q la mala suerte sea por los diamantes sino por los propietarios y lo que dejan impregnado en ellas.
    Besos.

  3. Elena! qué genial me ha parecido el articulo! qué interesante! siempre me han fascinado las joyas tan impresionantes… siempre recordaré cuando de pequeña fui a ver las joyas de la corona inglesas o el tesoro del vaticano! son joyas tan impresionantes que no parecen reales!

  4. ¡Hola Elena!
    Me encantan los posts en los que, además de mostrarnos piezas de infarto, nos cuentas sus apasionantes historias.
    ¡Estoy deseando leer qué es lo próximo que se te ocurre investigar!
    Gracias por los buenos ratos que nos haces pasar con tus relatos

  5. ELENA,UNAS HISTORIAS APASIONANTES PARA UNAS JOYAS IMPRESIONANTES!!!!!!!!!!!!

  6. EXELENTES HISTORIAS Y LOS DIAMANTES MUY LINDOS Y ENIGATICOS

  7. Hola Elena, estoy leyendo un poco atrasada este posts, ya que andaba de viaje, desconectada del mundo, en todo caso me quedé maravillada con estos diamantes que son parte de unas joyas espectaculares, cuando veo este tipo de piezas siempre me pregunto, quienes fueron los artistas que las crearon, son verdaderas piezas de arte, como alguien comentó por ahí de tan hermosas no parecen reales. En cuanto a las trágicas historias con las que los asocian pienso que se debe más que nada a la ambición de personas que para hacerse de ellas fueron capaces de cometer delitos incluso en templos y lugares sagrados.
    Gracias por tu información.
    Saludos afectuosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer