hola.com

abril, 2012

26 abril
8

Comentar

Regalar joyas el Día de la Madre

Se acerca el día de la madre. Esa festividad en la que honramos a nuestras madres. Ese día en que la madre es la protagonista ya sea recibiendo regalos o la atención de toda la familia. El amor de una madre es el más intenso y más puro que existe por eso os animo a que hagáis que nuestras madres ¡¡se sientan muy especiales en su día!!

Os cuento como curiosidad que el Día de la Madre es una fiesta que se celebra en todo el mundo y lo más llamativo es que ¡¡la mayoría de los países lo festejan en el mes de mayo!!

Todos los años nos hacemos la misma pregunta, ¿qué le regalo a mi madre? Os propongo regalar joyas y voy a compartir con vosotros algunas ideas…

Podría ser una sortija:

Sortijas FUSIÓN de Elena C

Sortija Bzero1 mármol de Bulgari

Sortija Tabou de Pomellato

O quizá un collar:

Collares CELOSÍAS de Elena C

Collar Happy Hearts de Chopard

O unos pendientes:

Pendientes Bahía de Pomellato

¿Qué os parecería un reloj?

Reloj Hampton de Baume & Mercier

Reloj Happy Sport de Chopard

Reloj Serpenti de Bulgari

Creo que lo importante es hacer que se sientan realmente queridas y pasen ese día tan especial rodeadas de los suyos. Espero haberos ayudado con mis sugerencias. ¡Contadme qué os han parecido! Y… ¡¡¡Felicidades a todas las mamás!!!

18 abril
3

Comentar

Relojes en la noche

El pasado martes, la empresa italiana Zegna presentó una exposición inspirada en La Ruta de la Seda. Acudí encantada a su tienda de la madrileña calle Serrano sin pensar más que en el deleite de ver esta maravillosa muestra ¡de tan estupenda firma de caballero!

Al tratarse de moda, no pensaba contaros nada pero cual fue mi sorpresa… ¡¡Me encontré con un “toque relojero”!! La colección Monterubello.

El reloj Monterubello toma el nombre de la homónima montaña del Oasis Zegna y expresa la pasión con la que la familia vive su historia y su legado. Gildo Zegna lo ha diseñado tomando como inspiración el típico reloj de bolsillo del siglo XIX que perteneció a su bisabuelo, relojero de profesión.

La colección Monterubello está fabricada por Girard-Perregaux, relojero suizo de renombre internacional, con el que Zegna lleva tiempo colaborando. Ambas familias personifican el concepto de innovación, la pasión por la tradición y la artesanía; están a la vanguardia de las nuevas tecnologías y orgullosas de su legado.

Comprende dos líneas: Solo Tempo (en oro blanco y rosa) y Chronograph (en oro rosa). Ambos equipados con movimientos Girard-Perregaux e inspirados en diseños de los años 40, son sinónimo de elegancia contemporánea. ¡¡¡Puro lujo!!!

Me han parecido un perfecto maridaje entre el estilo atemporal y la elegancia masculina de Zegna y el saber hacer de Girard-Perregaux.

En la fiesta me encontré con numerosos rostros conocidos como la siempre encantadora Arancha del Sol.

 

Y el genial Joaquín Cortés.

Como veréis, ¡¡el “toque joyero” está por todas partes!! Cada vez más las marcas de moda ponen su granito de arena también en el mundo de la joyería y relojería. ¿Y a vosotros qué os ha parecido? ¡¡¡Contadme si os han gustado los relojes!!!

11 abril
14

Comentar

Diamantes de Leyenda

Como prometí, voy a contaros la historia del Diamante Hope, un diamante azul marino cuyo peso es de 45.52 quilates.

Me siento profundamente atraída por el halo de misterio que rodea esta pieza. Dice la leyenda que una maldición alcanza a sus dueños y se le considera culpable de las desgracias que le ocurrieron a cada uno de sus poseedores.

La historia novelesca del llamado Diamante Azul comienza en la India, de donde lo sacó un aventurero francés, fue vendido a Luis XIV y robado durante la Revolución Francesa. A principios del siglo XIX lo adquirió el banquero Henry Hope. Posteriormente, toda la familia Hope terminó su vida en la miseria. En 1958, fue donado al Museo Smithsonian por el joyero estadounidense Harry Winston, quien lo envió, en un sobre de papel de estraza, por medio del servicio postal nacional.

¿Os imagináis semejante tesoro enviado por correo ordinario? ¡¡¡Quería deshacerse de esta inigualable joya de cualquier manera!!!

Pero no es este el único diamante rodeado de misterio… El diamante Orlov, de cerca de 200 quilates y color pálido azul verdoso, es uno de los que tiene una historia más rocambolesca.

Dice la leyenda que un soldado francés, ¡que murió trágicamente!, se disfrazó de hindú y lo robó de un templo indio en el que se utilizaba como el ojo de una estatua de Brahma, dios supremo del panteón hindú. Otra historia alternativa cuenta que la piedra pertenecía al rey de Persia Nader Sha y después de su asesinato fue robada y vendida a un armenio que se llamaba Zafras. Sea cual sea su verdadera historia, en 1774 la compró el conde Grigori Grogorievich Orlov que había sido amante de la emperatriz Catalina la Grande, y esperando reconquistarla, la llevó a Rusia para regalársela. Catalina II montó la piedra en el cetro imperial de los Romanov y le regaló a Orlov un palacio de mármol como agradecimiento… ¡pero no logró su amor! En 1783 el conde murió loco.

Desde entonces, la gema permaneció en el cetro de los zares hasta que tuvo lugar la caída del imperio ruso, ¡de la que también se responsabilizó al maleficio del diamante!

Se piensa que el Orlov pesaba alrededor de 300 quilates cuando fue hallado. En la actualidad, forma parte del Tesoro de Diamantes de Moscú, en Rusia.

Otra historia curiosa es la del diamante llamado Ojo del ídolo.

Se supone que estaba engastado en la misma estatua de Brahma de la que fue sustraído el Orlov, por eso se denomina Ojo del ídolo. En 1607 pertenecía al príncipe persa Rahab. La East India Company se lo expropió ¡por una deuda que no había pagado! Años después, cuentan las crónicas que el jeque de Cachemira pagó con él al sultán de Turquía el rescate de la princesa Rasheetah que había sido secuestrada por el sultán.

¡Parece una historia sacada del libro Las mil y una noches!

Es del tamaño de un huevo de gallina, forma aplanada y un peso de 70.20 quilates.

No creo que la mala suerte la lleven los diamantes sino las intenciones de sus propietarios. Espero que os hayan gustado estas leyendas, ¡¡os contaré más!!

¿Qué os parecen estas maravillosas piedras preciosas inalcanzables para el común de los mortales? ¡¡¡A mí me resultan simplemente irresistibles!!!

04 abril
8

Comentar

La orfebrería en la Semana Santa

Un año más, las calles del norte al sur de España y ¡muchas zonas al otro lado del Atlántico! Se impregnan de devoción y cantares envueltos en olor a vela e incienso.

Seas creyente o no, a nadie deja indiferente contemplar un paso de Semana Santa, el movimiento de unos tronos que pueden llegar a pesar ¡¡¡más de 5.000 kilos!!! ¡Y parecen deslizarse por las calles más estrechas mientras la gente contiene la emoción!

En esta tradición tan antigua la orfebrería cumple un papel fundamental para que su vistosidad y belleza alcancen su máximo exponente.

Desde este post quiero rendir un más que merecido homenaje a estos artesanos orfebres que en su mayoría permanece en el anonimato. ¿Sabéis que gracias a ellos en Viveiro, Galicia, hay un paso de hace más de 800 años?

Términos como achotes, custodias, faroles de guía, de trono, coronas, cruces, llamadores, guardabrisas o incensarios… ¡Todo un mundo detrás de cada Virgen y cada Cristo que hoy recorren nuestras calles!

¿Os habéis fijado en esos maravillosos bordados de oro de muchos mantos? ¡Y no olvidemos esos alfileres que sostienen las mantillas, las cruces, las imágenes o los rosarios que pasean en las manos!

Las procesiones aúnan pasión, arte  y tradición. Tienen un atractivo único y despiertan en mí ¡¡un cúmulo de sensaciones!! Os deseo a todos que las disfrutéis y ¡¡¡Feliz Semana Santa!!!

 

 

 

 


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer