hola.com

marzo, 2011

24 marzo
8

Comentar

¿Has estado alguna vez en una fábrica de joyas? ¿Quieres entrar en una?… Bien, pues viajemos a Milán.

Me encuentro en una antigua fábrica de chocolate de los años cincuenta. 8.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, que se asoman a un jardín interior. Son las instalaciones de Pomellato y Dodo, de Milán, donde se reúnen todas las actividades de la casa: creativas, productivas y comerciales. Admiro el gran jardín acuático repleto de bambúes. Fresa, negro, verde, agua: colores perfectos para crear una atmósfera de paz y creatividad.

 

Todas las personas que trabajan en Pomellato visten de negro y no es casualidad. La carpintería del show room está lacada en negro emulando la decoración de los años 30; y las tapicerías de los muebles en moiré de seda color crema. ¡Un agradable contraste!

Veo el vídeo de la nueva colección  -la protagonista es la actriz y modelo británica Tilda Swinton- y ya estoy impaciente por tenerla entre mis manos.

Y de la sala de vídeo… al show room. Lista  para disfrutar con la presentación de las nuevas piezas: Capri, Glory, Victoria, Five O’clock y Tango. ¡Dios mío!, pienso… Cuánta información maravillosa para mi post. (Os lo contaré todo pronto).

 

Con Julia Herranz y Enrico Peruffo de Pomellato. Un equipo muy profesional y maravillosas personas.

Tras la presentación de  Pomellato,  entro en otro mundo lleno de magia y color. El del show room Dodo. Una galería tropical donde todo es luminoso. Las flores y el césped que crece del techo recuerdan a la nueva imagen de las tiendas de la marca.

 

Las persianas lacadas en blanco, el parquet de roble natural, el rojo de las butacas Jacobsen y el blanco óptico de la mesa Saarinen transmiten un aire refrescante.

 

Silvatos, trenes, lobos, ovejas… Nuevos mensajes Dodo en forma de joyas cubren las bandejas donde reposan las piezas.

Nada de esto sería posible sin el meticuloso trabajo de los engastadores, modelistas, pulidores, fundidores y pedreros que hacen del boceto de cada una de las joyas una realidad hecha en oro.

Unos joyeros que trabajan a la sombra y sin ningún protagonismo, pero que miman cada una de las piezas que pasa por sus manos. Me maravilla verlos.

Salgo de esta maravillosa tierra de joyas y entro en una zona industrial donde todo es gris. Ya no hay jardines de bambú, ni paredes color fresa, ni césped en el techo, ni piedras preciosas, ni mensajes en forma de joyas… Esta realidad pone fin al sueño que he vivido, pero me siento muy afortunada. No todos los días se visita el mundo encantado de una fábrica de joyas.

Share

18 marzo
3

Comentar

Joyas para papá.

¿Quieres sorprender a tu padre o al padre de tus hijos con un regalo original? ¿Y que además éste sea un regalo para siempre? He seleccionado unas piezas para el Día del Padre: tres gemelos, tres relojes y un conjunto de bolígrafo, gemelos y reloj muy especiales. Informales y clásicas acordes con todos los gustos.

Me parecen muy divertidos estos gemelos de la colección Mille Miglia de Chopard de esmalte rojo con grabado de las marchas de los coches. Son informales, pero muy elegantes, ¿no? PVP 205 €.

Si quieres una apuesta segura, no dudes en adquirir unos gemelos más sobrios, sin motivos ni formas extravagantes. Unas sencillas bolas de oro blanco con diamantes negros combina con todo, incluso con la ropa más informal. Son de la colección Origen de Elena C. PVP 2024 €.

 

Lo último de la colección BZero-1 de Bulgari son sus gemelos de acero inoxidable y cerámica negra. PVP 430 €.

Siempre os digo que los hombres de la familia tienen que tener un reloj clásico que les sirva para vestir las ocasiones más especiales: una boda, un cóctel, una fiesta, una reunión importante… O también, para el día a día, si es que este es su estilo. Si el padre de familia no tiene uno de estos relojes clásicos, es el momento ideal para incluir uno en su joyero.

Este reloj de Zenith es el Grand Class Tourbillon Calibre 4035 (máxima complicación y, por lo tanto, mayor exactitud). Tiene el famoso movimiento automático de la marca denominado El Primero (el movimiento más premiado en el mundo de la relojería). Está fabricado en oro blanco aunque también existe en oro rosa y su PVP es 135.000 €. Toda una obra de arte.

El reloj Classima Executive XL de Baume & Mercier en acero, con correa de caucho y movimiento automático. Para papás que no renuncian a la precisión. Más accesible y también muy especial. Su precio: 3800 €.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo modelo cronógrafo de la familia HB2001 de Hugo Boss, demuestra un exquisito equilibrio estético gracias a la armonía en el uso del color negro en todos sus materiales. Un reloj deportivo y dinámico, de líneas depuradas, no sólo para el hombre actual, sino también para la mujer… PVP 555 €.

La elegancia de la nueva colección de Montegrappa NeroUno reside en su minimalismo. La forma superior hexagonal del bolígrafo parece haber sido extraída para fabricar los gemelos, que tienen exactamente este diseño. Estas piezas representan el etos de Montegrappa. La escritura desde 193 €, los relojes desde 825 € y los gemelos desde 150 €.

Relojes automáticos, gemelos, bolígrafos… Cualquier idea es buena sí consigues que papá sea un poco más feliz en un día tan especial. ¡Y lo más importante!, no olvides incluir bajo el lazo una nota manuscrita diciéndole lo mucho que le quieres.

Share

11 marzo
8

Comentar

“El Secreto de la Reina”. Cómo un perfume se convierte en joya.

La joyería se introduce en el fascinante mundo de los aromas y se convierte en perfume gracias a la marca histórica francesa GUERLAIN. La sensibilidad sutil del aroma y la belleza de los diamantes hacen que este producto exclusivo genere una explosión de emociones. Esta es la historia de un perfume vestido de joya o de una joya que contiene un extraordinario perfume.

En 1828, Pierre-François-Pascal-Guerlain, fundador de la firma Guerlain creó el “Eau de Cologne Impériale” para la Emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III, convirtiéndose así en el perfumista oficial de su Majestad. Las sesenta y nueve abejas talladas sobre el frasco que contenía dicha fragancia era el símbolo del imperio y, desde entonces, señal de identidad del espíritu de Guerlain. Así nace esta gran casa francesa de perfumes.

Rindiendo un homenaje a “La abeja”, Thierry Wasser (perfumista de la casa Guerlain desde 2008), lleva a cabo todo un desafío: un frasco joya en forma de abeja de cristal de roca, platino y diamantes blancos. Una obra de arte, que alberga en su interior un aroma, pero tiene la particularidad, además, de que a su vez se convierte en un precioso broche o un colgante con cadena.

La abeja cobra vida con el movimiento de sus alas que se abren al presionar un diamante talla pera a la altura de su cuello y así expande el perfume guardado en su interior. Fascinante, ¿no?

Esta hazaña técnica ha requerido el saber hacer de un maestro relojero que diseñó el mecanismo del interior de la pieza, el joyero que ha tallado el cristal de roca y engastado en la abeja los 14 quilates de diamantes y del perfumista que crea el aroma. Un total de 500 horas de trabajo con la perfecta coordinación de este excepcional trío para crear a una pieza sencilla y admirable al mismo tiempo.

Este perfume-joya sólo se realiza bajo pedido.

Confieso que la pieza me ha encantado. Cuando mi amiga María Borras (Directora de Comunicación y RP de Guerlain) me habló de ella, no imaginaba algo tan exquisito. Es un verdadero lujo que, por su excepcionalidad, toca todos los sentidos. Enhorabuena Guerlain!!!

Share

04 marzo
9

Comentar

La Calavera Joya, la escultura más cara jamás vendida.

“For the love of God” pesa 1.106 quilates, se exhibe en el museo di Palazzo Vecchio, de Florencia y ha sido vendida por más de setenta millones de euros. 

Dentro de una vitrina, en una habitación muy pequeña, custodiada por un guarda, donde sólo entran cuatro personas, me recibe la obra “For the love of God” del artista británico Damien Hirst. Tengo mucha curiosidad por ver la reproducción de una calavera humana fabricada en platino y cuajada de diamantes. Completamente oscura, sólo ilumina la pieza una luz que cae directamente sobre el cráneo, haciendo brillar los 8.601 diamantes que tiene incrustados.

Al acercarme para ver con detalle este pavé de diamantes tan particular, descubro, sobre la frente de la calavera un diamante rosa de 55 quilates talla pera. ¿Quién da más? Una escultura de diamantes cuyo peso total es de 1.106 quilates.

La calavera está siendo exhibida en museos de todo el mundo desde el 2007 y su gira mundial, que empezó en la galería White Cube de Londres en junio de 2007, finalizará, probablemente este año. Hoy está expuesta en Florencia, en el Museo di Palazzo Vecchio hasta el 1 de mayo de 2011.

La pieza fue fabricada por Bentley & Skinner, conocido joyero londinense y según dicen, es el encargo de joyería de mayor coste económico desde las joyas de la Corona Británica. Ha sido supuestamente adquirida por 74 millones de euros por un grupo inversor no identificado. Probablemente es la obra más cara de un artista vivo y la escultura más cara jamás vendida.

Esta obra eleva a la joyería a una dimensión donde, además de ser un valioso complemento personal o una magnífica inversión, también puede convertirse en una obra de arte en forma de escultura con la que disfrutar por el mero hecho de contemplarla. Quizás te provoque admiración, asombro o, debido a su temática, repulsión, pero lo cierto es que no te dejará impasible la belleza natural de sus diamantes.

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer