hola.com

 

Orejas de conejo, orejas de conejo….

El momento de aprender a atarse sólo los cordones uno mismo es un paso muy grande en la vida de todo niño. ¡Ya no necesitarán la ayuda de papá y mamá y serán como los mayores!

Muchas aprendimos a atarnos los zapatos con la famosa rima del conejo o una de sus variantes.

“Orejas de conejo, orejas de conejo, jugando en el árbol.
Enlaza el árbol, intentando alcanzarme.
Orejas de conejo, salta al agujero, salta por el otro lado bonito y audaz.”

Hoy os proponemos esta manualidad para niños que hemos encontrado en salsapie.blogspot.gr perfecta para que los peques practiquen en casa los nudos de los cordones de una manera divertida. No sólo pasarán un buen rato haciendo estos zapatos de cartón, sino luego aprenderán con ellos y podrán guardaros de recuerdo para decorar su dormitorio y ver cada día que ya son niños grandes.

Los materiales que necesitamos son un cartón lo suficientemente grande como para que quepan los dos zapatos, un par de cordones, un rotulador, un punzón y lápices o ceras de colores para decorar los zapatos.

Sobre el cartón, dibujamos la silueta de un par de zapatos. Lo mejor es utilizar como plantilla unos zapatos grandes, como los de papá. Una vez dibujados, con el punzón les hacemos los agujeros por los que después meteremos los cordones. Los peques pueden personalizar sus zapatillas con las ceras de colores.

 

Y vosotras…¿Cómo aprendisteis a ataros los cordones?

 

Share

Un comentario

Deja un comentario


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer