hola.com

 

Quiero y necesito escucharte mejor

La razón por la que escribo este post, es porque soy consciente que desde hace algunos años tengo un problema, y es ahora cuando he tenido la fuerza suficiente para poder afrontarlo y poner solución a ello porque sí, tiene solución, y eso es algo muy positivo. Si con mis palabras puedo ayudar a alguien que esté en la misma situación que yo, nada me haría más feliz. Es por eso por lo que lo comparto con vosotros!!!

Pues bien, desde unos años atrás (en concreto, unos cinco) y después de un resfriado veraniego mal curado, empecé a ser consciente de que mi oído estaba perdiendo cada vez más fuerza, y era más frecuente que repitiera la frase típica de: “¿¿¿Qué??? Me lo puedes repetir por favor, que no te he oído”, o cuando alguna noche salía e iba a algún sitio donde la música estuviera más alta de lo normal, necesitaba más días de los normal para que me recuperara de los acúfenos (malditos pitidos!!!).

Fue entonces cuando me lancé a ponerme en manos de varios especialistas para recibir distintos diagnósticos sobre lo que me estaba ocurriendo. Y todos coincidían en lo mismo. Había perdido oído y seguramente fuera algo hereditario, ya que se trataba de un problema del oído interno, y era ahora cuando había dado la cara. Otra de las cosas que me dijeron es que el tema no tenía solución operando, ya que al tratarse de un problema en el oído interno, no se podía recurrir a esa vía. Por cierto, os comento algunos detalles sobre el funcionamiento de las distintas partes del oído humano para así refrescaros un poco la memoria:

OIDO EXTERNO:

El sonido se propaga por el medio, a través de una onda sonora. Esta onda es recibida por el pabellón auditivo (parte del oído externo) que, entre otra funciones, recoge dicha onda y la conduce hacia el CAE (conducto auditivo externo). Por dicho conducto viaja esta onda hasta impactar en la membrana timpánica y hacerla vibrar.

OIDO MEDIO:

La membrana del oído medio está adherida al mango del martillo (uno de los huesos de la cadena osicular). Al vibrar el tímpano, dicha cadena, trasmite el sonido, mediante vibraciones, hasta llegar a la ventana oval. Otra de las partes del oído medio, es la trompa de Eustaquio, cuya labor es igualar las presiones entre el oído medio y el exterior.

OIDO  INTERNO:

En esta parte, la onda sonora que entra a través de la ventana oval, produce en la zona vestibular, una diferencia de presiones entre los líquidos contenidos en la cóclea. Estos líquidos, estimulan diferentes células, llamadas ciliadas, que trasforman la energía mecánica de la onda sonora trasmitida, en impulsos eléctricos que se dirigen hacia las áreas cerebrales que controlan la audición.

01

Volviendo a mi caso, todos los otorrinos a los que visité, me aconsejaron que tenía que solucionar mi problema para mejorar mi calidad de vida, y que eso podría hacerlo si empezaba a usar audífonos…Horror!!!Entonces que pasa ¿¿¿me tengo que poner audífonos como las señoras mayores??? . Eso me decía yo a mi misma, un tanto agobiada con la situación, y sin saber que hacer. Es curioso pero los problemas de visión generan mucho menos complejos que los de la audición. Es más, a la gente joven hasta le “mola” llevar gafas, pero audífonos, como que no. Así que en aquel momento me negué a aceptar esa solución, y seguí con mi vida normal (sin aparatos de ningún tipo), como había hecho hasta ahora. Creía que tampoco sería para tanto. Pues tengo que confesar que en estos años, aunque he escuchado muchas cosas, he notado que me perdía tantas otras, tantos detalles, tantas conversaciones interesantes, y otras tan divertidas…En muchos momentos, me he sentido totalmente autista porque al no enterarme bien de lo que se hablaba, acababa desconectando y poniéndome a pensar en mis musarañas. Además, muchas de las personas con las que estaba, y que no sabían de mi problema, pensaban que era una maleducada al no contestar cuando me preguntaban algo, o que era tonta de remate porque respondía algo que no tenía que ver con lo que me habían preguntado.

Así que, al final, no pude con la situación y ahí es cuando apareció GAES (www.gaes.es) para ayudarme a solucionar mi problema de audición.

02

¿Por qué fui a GAES?

Aquí tenéis las razones:

- Tienen más de 65 años de experiencia en dar soluciones auditivas a las personas con problemas de audición.

- Cuentan con más de 600 centros, a nivel nacional e internacional. Una vez que entras en contacto con GAES, te pueden atender en el centro que mejor te venga, hacerte revisiones gratuitas para siempre y limpiar tus audífonos también gratuitamente.

- Tienen una atención totalmente personalizada.

- Puedes pagar tus audífonos a plazos, de 3 a 36 meses, o en 12 meses y sin intereses.

- En el precio de los audífonos están incluídos 3 años de garantía.

- Te dan 72 pilas gratuitas por audífono.

- Sus especialistas reciben formación continua sobre los últimos avances en audiología y nuevas tecnologías

- La Comunidad de Madrid les otorgó el distintivo de “Madrid Excelente” por la calidad de sus servicios.

-Además, si no quedas satisfecho, en GAES se comprometen a devolverte el 100% del importe de tus audífonos durante los tres primeros meses.

Os detallo bien el completo protocolo que siguen en GAES a la hora de atender a un paciente, para que os podáis hacer una idea:

Fase 1: Agendan al paciente para darle día y hora en el centro que mejor le venga.

Fase 2: Toman datos personales y crean un historial médico del paciente. Es un tipo información que les ayuda a valorar el tipo de adaptación que necesita la persona en cuestión.También hacen un cuestionario para detectar en que situaciones nota el paciente que lapérdida es mas evidente. De este modo, se consigue personalizar lo máximo posible la adaptación.

03

Fase 3: Se explica al paciente la prueba a realizar y se le hace una primera exploración delconducto, por si tuviera algún tipo de obstáculo o patología que hiciera imposible realizar la prueba .

04

Fase 4: Se pasa a la cabina, donde se realizan 4 pruebas fundamentales para laadaptación. Con el resultado de esta audiometría, se valoran los audífonosmas adecuados para el paciente.

06

Fase 5: Se explica al paciente del resultado de la audiometría. En caso de que el resultado sea con pérdida auditiva, se detalla porque es necesaria la adaptación.

07

Fase 6: Toman impresiones para molde o audífono intracanal, y dan cita para la entrega de los audífonos.

Pues bien, después de estudiar mi caso concreto, se manifestó en la audiometría que tenía una importante caída en las frecuencias agudas y que, en cambio, las frecuencias graves las conservaba bastante bien. Por tanto, me recomendaron llevar los audífonos RIC, que permiten tener el conducto auditivo ventilado, y así evitar que las frecuencias graves se amplificaran al taponar el oído con cualquier otro tipo de audífono. Los aparatos RIC, permiten una ganancia de volumen considerable, a pesar de su reducido tamaño, ya que se recibe el sonido directamente en el CAE (canal auditivo externo), el cual está muy cerca de la membrana timpánica. Son tan pequeños que ni se nota que los llevas puestos!!!

08

Sé que mucha gente joven tiene el mismo problema que yo, ya sea por mi misma patología, porque han escuchado la música altísima desde que eran adolescentes o por lo que sea. Lo importante es que tengamos fuerza para afrontar el problema y poner solución a ello. Lo primero, es que si eres joven, toma siempre precauciones para cuidar tu oído y no lo expongas a situaciones acústicas demasiado extremas porque podrás dañarlo, y puede que nunca vuelvas a recuperarlo. A los que ya tengáis un problema auditivo evidente aún siendo jóvenes, como es mi caso, además de que debéis mimar vuestro oído mucho más de lo normal, os animo a que eliminéis de vuestra mente complejos absurdos y os lancéis a poder escuchar mejor haciendo uso de audífonos. Lo dice una que lo ha vivido en primera persona. Nunca olvidéis que quien os quiere de verdad, le dará igual que llevéis audífonos, gafas o que tengáis una verruga en la nariz!!!

09

Para más información contacta con GAES
Web: www.gaes.es
Teléfono de información: 902 39 39 40

**También podéis seguirme  en twitter:http://twitter.com/#!/marialeonmoda o facebook https://www.facebook.com/#!/maria.leon.moda

13 comentarios

  1. Mi total enhorabuena por compartir esta experiencia con nosotros, estoy segura que ayudarás a mucha gente a perder el miedo con esto y enhorabuena también por tu valentía y asumir el problema!
    Un abrazo enorme y ahora a disfrutar de todos los agudos!

  2. Enhorabuena por este post!, Eres una persona generosa y ejemplar, te admiro!! Haces ver los ” problemas” que se nos hacen un mundo como las cosas mas sencillas y naturales, te mereces todos los reconocimientos!!

  3. Muy interesante el post de hoy, es importantísimo cuidarse y ponerse en las mejores manos

    http://www.parafashionyo.com

  4. Felicidades por el post

  5. Dice mucho de ti que compartas esto con todas tus lectoras!
    Me alegro que estes bien!

    Estoy de sorteo en mi blog de un collar de la marca Aïta…

    http://bloglavalsedamelie.blogspot.com.es/

  6. Me ha gustado mucho este post. Yo tengo el mismo problema con 42 años y estoy un poco agobiada. Solo he visitado un médico y ahora queria una segunda opinión. La verdad me has dado muchos ánimos.

  7. Mi padre los tiene!!,a los 75 años.

  8. Genial la recomendación!!! no podemos descuidar nuestra salud!
    http://www.seguapa.com

  9. Gracias por el post, está bien saber sobre ello, nunca me he encontrado con ese problema, pero quien sabe…enhorabuena por compartirlo con nosotras, y lo primero de todo es la salud. Un beso guapa!!!

  10. Gracias por ser tan valiente y compartirlo con nosotras. Ah! Y tu look genial.
    http://www.elblogdetinabanks.com

  11. ¡Gracias María por compartir tu experiencia! Desde los 15 año tengo problemas de audición por resfriados mal curados y desde entonces no he podido (ni podré) sumergir la cabeza bajo el agua, más que para la lavarme el pelo, por supuesto; y eso sí, con tapones a medida. Por ello se que cuesta poner remedio y más cuando aún eres joven, aunque evidentemente no es sólo un problema de los más mayores.
    Un saludo y enhorabuena por tu blog.

  12. Gracias por ser tan valiente compartiendo tu problema auditivo. Me identifico muchísimo contigo pues yo tengo la audición de un oido casi totalmente perdida a causa de la Otoesclerosis, enfermedad también genética, degenerativa y la cual curiosamente con los embarazos empeora. Por el momento sólo he tenido un hijo, pero en mi caso tanto los acúfenos como la hipoacusia aumentaron.
    Yo aún no he tenido el valor como tú de decidirme a usar audífonos pero nuevamente te doy las gracias por compartir tu caso.
    Un saludo y mucho ánimo guapísima.

Deja un comentario


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer