hola.com

 

Entradas etiquetadas: humor. Madame Bobarín


22
noviembre 11

Diálogos en el desayuno

 

CAPÍTULO XV

Todos los chorizos se ahorcan. Greguería, Ramón Gómez de la Serna.

Gabina y Bobarín desayunaban mientras barajaban la posibilidad de presentarse a un concurso de indiferencia.
- ¿ Entonces qué Bobarín nos presentamos?
- A mi me da igual.
- Pues entonces vamos a ganar.
- Pero si no me importa ganar ni siquiera me importa quedar segunda, esos premios están todos dados. Lo bueno es quedar la cuarta como Francisco Carreño en el Planeta, pero como me da igual.
- Pues tu me dirás…Yo voy a apuntar lo que tengo que hacer hoy para que no se me olvide.
- Pues yo voy a apuntar lo que no tengo que hacer que es justo lo que terminaré haciendo.
- ¿ Qué apuntas Bobarín?
- Te apunto con el dedo.
- Eso es muy feo.
- Pues el tuyo más.
En ese momento sonó el teléfono que sonaba “ring, ring”, como antiguamente sonaban los teléfonos, Bobarín sintió un pálpito y un gas, primero arregló lo segundo y luego saltó sobre el teléfono.
- Residencia de Madame Bobarín ¿ Quíen habla?- Hubo un silenció que Bobarín se apresuró a romper con un golpe de karate.
- ¿ Quién calla?
- Bobarín soy Jesús, el que la mira a usted cuando no lo sabe.
- Ah, Jesús! Ya le localizo, ¡ Qué bien mira usted! Apenas se nota que me vigila aunque debería hacer los agujeros del periódico más pequeños.
- Son para que quepa el bocadillo de chorizo.
- Dígamelo usted a mi.
- Si ya se lo he dicho.
- Digo que un bocadillo de chorizo de Salamanca es más importante que ser un buen espía.
- No lo sabe usted bien.
- Que si lo sé, por eso se lo digo. Comer es lo primero charro.
- Dígamelo.
- Pues se lo estoy diciendo.
- Parecemos bobos.
- Sobre todo usted.
- Si te callas te toco el bandoneón.
- ¿ Qué es el bandoneón?
- Una cosa que suena y que todavía no se ha inventado.
- ¡ Ah si, el Ipad!
- Si, eso- Se oye un estornudo.
- ¡Jesús!-
- A mandar-
-¿ Qué pensaba su madre para ponerle nombre de estornudo?
- Sólo sé en quien pienso yo y es en usted Bobarín.
- Lo siento Estornudo pero tengo que colgarle que estoy desayunando.
- ¿ Es qué había usted ayunado?
- Un ratito, mientras dormía esta noche.
- La dejo entonces sin reproche- Jesús colgó sin más y sin menos.
- ¡Ay Gabina, este hombre no pierde ripio!
- ¿ Es tu novio?
- No, entre Jesús y yo no hay nada.
- ¿Entonces es tu marido?
- Pues mira, es mejor casarse y luego ser novios.
- Qué lista eres Bobarín.
Tras el desayuno se ataviaron con sus respectivos tocados y salieron a la calle. Apenas atravesar el quicio de la puerta apareció Jesús como en una aparición bíblica.
- Bobarín, no sé cómo manifestar la profunda tristeza que aflige mi corazón…-
- Pues manifiéstese con una pancarta como todos.
- No me tome a guasa Bobarín, yo la amo y le quiero recitar unas coplas, escuche :
Cuando me parió mi madre
Yo acababa de nacer,
y a los quince días justos,
yo tenía medio mes….-
- ¿ Y eso fue antes de ayer?
- Déjeme Bobarín, déjeme…que aún tengo fe en conseguirla.
- Suprimido el saber qué fácil es tener fe.
- Tiene tanta razón, yo no puedo probar con la razón que la razón no existe.
- ¿Eso tiene doble sentido?
- Si, para que me comprenda a medias.
- Jesús que tengo prisa ¿ Se quiere usted casar conmigo o qué?
- Por supuesto primero nos casamos y luego somos novios, como debe de ser.
( Continuará)

Dedicado a Alberto Urrutia mi fiel amigo y compañero de canapé, de los que se comen no dónde se duerme y Paco Carreño un poeta como la copa…de lo que más os guste.

Share