hola.com

 

Sitios preferidos en Londres: Camden Town

Después de cuatro meses aquí, creo que ya va siendo hora de que empiece a hablaros de algunos de mis sitios favoritos, para salir, comer, comprar, o, simplemente, ir a morir un domingo por la mañana.

Nadie que haya estado en Londres ha pasado por alto visitar Camden: aparece en todas las guias de viajes y es uno de los destinos para turistas marcados en rojo. Quizá por eso Camden haya un poco dejado de ser el estandarte de la modernidad que era hace diez años: está tan overcrowded de guiris que los modernos de la ciudad se han autoexiliado a Brick Lane, y ya casi no verás a ninguno por allí.

Sin embargo, para mi Camden es la esencia de todo lo que supone Londres, no sólo por sus cientos de tiendas, sino por ese espíritu underground que late debajo de sus canales, junto a las pintadas de Banksy y entre los puestos de comida tailandesa: seas como seas, vistas como vistas o vengas de donde vengas, Camden siempre tiene sitio para ti. Góticos, heavies, lolitas, perriflautas, hippijas del barrio de Salamanca, tristes, bakalas, vampiros, neorrománticos, modernas vestidas con las ropas de sus madres, modernas vestidas con las ropas de sus abuelas, militares, punks, ciberpunks, emos… Camden es de todos y de nadie a la vez. Allí encontraras desde un vestido del siglo XIX a una parka de la Segunda Guerra Mundial. La gente más guapa y también la más fea. Chicas con el pelo de ningún color (y cuando digo de ningún color no quiero decir blanco, quiero decir de ningún color), y punks con crestas en rosa. Tiendas llenas de señoras que se van a comparar plátanos al LIDL y acaban de after, y hasta la madre de Biyón. Si no te sientes cómodo es porque no quieres.

camden.jpgEl centro neurálgico de Camden, aunque el barrio es mucho más grande, es Camden Town, una calle que se extiende desde la salida del metro hasta los canales, y donde se concentra la mayoría de guiris y gente rara. Mis recomendaciones si tenéis pensado venir:

1. Nunca, nunca, nunca, por mucho que os lo diga la Lonely Planet, vayáis en domingo. La afluencia de gente es tal que el mercado abre ya todos los días de la semana, así que vais a encontrar lo mismo un domingo por la tarde que un lunes por la mañana. Con la diferencia de que los domingos se arma tal cirio que hasta el horario de la boca de metro está restringido para que no mueran los turistas en avalancha.

2. Subiendo la calle, en sentido opuesto a los canales, hay una enorme concentración de Charity Shops que merece la pena visitar. Los Charity Shops son uno de los grandes descubrimientos que haces cuando eres autóctono: Londres es una ciudad enorme, con gente que viene y se va continuamente. Si a esta afluencia humana le sumas que aquí todo el mundo compra y tira cosas cada día, para  hacer sitio para comprar y tirar aún más cosas, y así hasta el infinito, la basura y similares se convierte en uno de los mejores sitios en los que rebuscar, especialmente si eres estudiante y no tienes mucho dinero. Para que os hagáis una idea: el ochenta por ciento de los muebles de nuestra casa los encontramos junto a contenedores en la calle, incluyendo una lámpara de pie, un marco de chimenea, una estantería, una mesa de los años sesenta y el cuadro que preside el salón.

Pues bien, con los Charity Shops pasa lo mismo: se trata de tiendas que pertenecen a ONGS, donde la gente dona la ropa que ya no se va a poner más. La lavan, la planchan, la acondicionan, y la revenden a un precio que suele oscilar entre 1 y 3 libras por prenda. Los beneficios van a para directamente a la respectiva ONG: Oxfam, la Asociación de Investigación contra el Cáncer, la Cruz Roja… Lo que diferencia a los Charity Shops de las tiendas de segunda mano es, además del tema solidario claro, que la ropa suele ser bastante nueva, y de marcas relativamente buenas: TopShop, Marks & Spencer, Uniqlo… A veces la gente es tan compulsiva que es fácil encontrar cosas sin estrenar, con la etiqueta todavía puesta, o ropa de esta temporada. Aunque el verdadero filón está, claro, en los básicos. ¿Por qué gastar 35 libras por una falda de Zara cuando puedes pagar 3,5 por una que ha sido usada tres veces?

charity.jpg

Ejemplo de cosas que se pueden comprar en un Charity Shop: sudadera de
Queens Gate (2,75 libras), falda superguay sin estrenar (3,55 libras) y zapatillas de TopShop (4,50 libras). Total: unas 11 libras. Precio original: unas seis veces m
ás.

3. No os dejéis engañar por el mercado al aire libre: el verdadero tesoro está pasado el canal. Los viejos establos de la ciudad albergan un laberinto de puestos y tiendas donde es tan fácil perderse como arrasar con la Master Card. Mi consejo: si no tenéis intención de que os embarguen a la vuelta, haceos pasar por residentes. Los precios en la mayoría de sitios están pensados para los turistas a los que no les importa gastar lo que sea en sus vacaciones, pero bastará con insistir un poco para que os lo rebajen todo unas cuantas libras.

4. Imprescindible: comerse un falafel junto al canal (las Falafel
Queens estrenan un ingrediente por temporada por 50 peniques más),
el subsuelo de los establos, las pagodas, las tiendas de espejos
antiguos, sacarse una foto con tu cabeza entre las fauces de un caballo
gigante, visitar el Underworld cuando haya un concierto (todo lo que
pasa por alli se convierte en jit mundial), hacerse un tatuaje por el
mismo precio que unas fish & chips, visitar la tienda ciberpunk y
su planta sótano (aunque saldréis con la sensación de haber consumido
LSD, es difícil resitirse al maquillaje fluorescente que venden alli.
Très chic, oui oui), recoger diez flyers de publicidad diferentes en el
trayecto que separa el mercado del metro, comprar un par de Dr.
Martens.

Share

9 comentarios

  1. Candem… (que no camden, lugar de residencia de mi querido Earl… eso está al otro lado del charco… ya ya… gafapasta no?).
    Totalmente contigo Veruca, Candem es el espíritu de London City y el encanto de los minipuentes entre puestos de todo tipo de mariconadas en una mañana de sol es el mejor recuerdo que conservo de esa ciudad, por cierto, la tienda de DR MARTENS… dan ganas de hacerse punki de postal.
    Recuerdo la cara de Gemma cuando encontró el ticket de compra en el que figuraba el precio de una pipa de cristal de medio metro de alto que me acababa de comprar allí… y la mia cuando, en casa, abrí la maleta y comprobé que todos y cada uno de los empleados de Iberia son unos hijos de puta!!!!
    Por cierto, en breve voy a estar por ahí y nada me hace más ilusión que la idea de tomarme una paint of grolsch con mi querida Veruca… espero que encuentres un hueco en tu agenda para ello…
    Beso grande Single!!!!

  2. por favor Dino… un hueco dice… como si me pides que te reserve una semana y te baile el Single Ladies… dime cuando vienes para preparar mis mejores galas! que ilusion!!!

  3. A mí lo que me encantó de CAMDEN era saber que se podía regatear, jaja. Uno saca su faceta mediterráneo-negociadora y… ¡bingo!
    Así compré las lámparas para el dormitorio, 3 chaquetas y unos pantalones estupendos.
    ¡Para que luego digan que sólo sucede en Marrakech!
    ¡Un besazo!

  4. Veruca, el mejor resumen de lo que se puede hacer en Camden, tomo nota. La primera vez que fui era un chaval dispuesto a arrasar tiendas de discos en busca de gangas o joyas que no encontraba en Madrid (estoy hablando de antes de que empezara la era internet, las tiendas online y el ebay…), me llevé una sensación dichosa, de un barrio lleno de sitios a explorar. Pero la última vez que fui debí ir un domingo, y como tú dices, aquello era una marabunta y creo que ha perdido mucho este barrio en los últimos años, pero sigue mereciendo la pena acercarse. El barrio que más me gusta ahora es en el que tú vives, así que podrias dedicarle un bonito post.
    Espero que sigas con esta serie.

  5. me encanta tu blog! es una pena que no publiques más a menudo.

  6. gracias por hacer éste tipo de post… tan cercanos… confesar que tengo rabia cochina hacia tu persona tambien por ello… amo LDN aunque no haya ido nunca…. 8 años de mi vida perdidos sin salir de la provincia arggggg me doy askito… pero éste año la hobbit parte de la Comarca rumbo Paris, aunque falten muchos meses ya vivo ilusionada¡¡¡
    …. es una chorrada monumental pero no te había dicho que vivo en Gondor verdad??
    Veruca para cuando un vídeoblog????? in spanish plissssssss que soy de pueblo ¬_¬

  7. Madre mía, me has puesto los dientes largos…qué gozada lo de las tiendas de segunda mano!!! Ahora entiendo por qué otras bloggers suecas tienen tanta ropa de second hand! así cualquiera! y tan chulas! me apunto! me podrías dar alguna dirección en concreto de alguna tienda de estas? thank youuu
    beso grande

  8. A mi me gustaría ir, sobretodo por las prendas tipo vinilo y látex que me encantan y desafortunadamente aquí apenas encuentro. Y sobretodo por las Botas Dr.Martens que me quiero comprar…Estarían allí mejor de precio??? Alguien me lo puede asegurar??
    Saludos

  9. Blog muy xulo!
    Solo comentar que no estoy de acuerdo con lo de que es lo mismo visitarlo en lunes que en domingo (por poner un ejemplo). He estado un domingo, un martes y un miércoles, y no tienen nada q ver. Es cierto que no hay ni la mitad de gente pero tampoco están la mitad de cosas abiertas. No tiene nada que ver y pierde muchísima gracia…
    No sé si hay ciertas épocas del año q abran por igual entre semana pero en Octubre-Noviembre no..

    Saludos!!

Deja un comentario


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer