hola.com

 

Crónicas Manchegas. Andanzas por la ruta de Don Quijote.

Con el señor Gregorio, en Alcázar de San Juan. Para que veáis cómo soy capaz de aclimatarme. Espero que no le moleste salir en internet...

Con el señor Gregorio, más majo que las pesetas, en Alcázar de San Juan. Para que veáis cómo soy capaz de aclimatarme. Espero que no le moleste salir en internet…

 

Esta Semana Santa hemos recorrido la Mancha siguiendo los pasos de Don Quijote, que es un libro como El Señor de los Anillos pero en España y con mucho más humor. Otra diferencia: cuatrocientos años después, no sé en Mordor, pero la cosa aquí ha cambiado muy poco. Cervantes podría ser trending toppic todo el día.

¿Quién necesita secador habiendo viento y molinos?

¿Quién necesita secador habiendo viento y molinos?

 

La Mancha – Mancha, La Mancha Auténtica, La Mancha “verde”, la que tiene molinos (o como insisten los del lugar: únicamente Alcázar de San Juan y los alrededores) es una zona increíble. Bastante desconocida. Y muy recomendable. Se come fenomenal –y mucho-, se bebe estupendamente –el vino valdepeñas es una delicia- y se ven unos cielos de aúpa (hasta el infinito de día, cuajados de estrellas de noche).

 

En tierra de hidalgos hay que saber actuar como tales

En tierra de hidalgos hay que saber actuar como tales

 

El viento es todo un tema. Sopla fuerte. Sopla mucho (los molinos están por algo) y se hace recomendable usar una buen laca (como hizo PITICLI, gracias a lo cual aparece divinamente en las fotos, a diferencia de servidor, que parezco un perro de aguas). Supongo que por eso Sara Montiel llevaba moño.

Aquí se muestra el ingenio de la gente de Criptana

Aquí se muestra el ingenio de la gente de Criptana

 

La gente también es muy particular. Carismáticos. Cuentan muy bien las historias: como la del tipo que aprendió a esquiar leyendo por Internet, o la de los recién casados que fueron de viaje a Cuba y terminaron compartiendo excursiones con una pareja de turistas rusos ciegos -alcohólico él, diabética ella-, que no hablaban una palabra de español (otro día os cuento con detalle ambas historias, que no tienen desperdicio).

Personaje manchego dando su bendición a advenedizo extranjero

Personaje manchego dando su bendición a advenedizo extranjero

 

 

Los manchegos resultan un poco secos a primera vista, pero tienen una capacidad para cuidar al que viene de afuera enorme. He estado en pocos lugares en que haya visto tan buen trato al turista. A mí me dan que son como su queso: en ocasiones un poco seco, a veces aliñado con aceite, finalmente siempre delicioso.

Una de las ventajas de la Mancha: siempre tienes esta opción.

Una de las ventajas de la Mancha: siempre tienes esta opción.

 

El absurdo acecha por doquier, y descubres que Almodóvar no inventa nada. Ejemplo: para comprar unas entradas con antelación tuve que aclarar que no llamaba de Estados Unidos, esperar a que la responsable de turismo fuera a ver el cartel que había colgado en la calle, registrarme como miembro de un grupo teatral, asegurarles que sabía lo que era tener una tarjeta de crédito, y recoger las entradas en una tienda de marionetas en vez de la taquilla. Eso sí, los que me atendieron fueron francamente encantadores.

Momento "saeta" en plena procesión

Momento “saeta” en plena procesión

 

Pero valió la pena. Ver una obra de Calderón en el Corral de Comedias da un subidón equivalente a cantar Bad Romance con Lady Gaga.

Pues no, no era Lady Gaga. Y no, no se puede cargar solo. He aquí un ejemplo de la importancia del trabajo en equipo.

Pues no, no era Lady Gaga. Y no, no se puede cargar solo. He aquí un ejemplo de la importancia del trabajo en equipo.

 

Algunos de los lugares que recorrimos:

 

En el patio de la Bodega de la Tercia. Qué gustito.

En el patio de la Bodega de la Tercia. Qué gustito.

 

ALCÁZAR DE SAN JUAN. Fue nuestro campamento base. Tiene un casco antiguo pequeño e interesante, pero sobre todo es un lugar práctico por la cantidad de servicios de que dispone. No hay que perderse los bares de tapas de la Plaza del Ayuntamiento, el Convento de Santa Clara, ni por nada del mundo la Bodega de la Tercia, con sus vinos ecológicos y sus croquetas de gachas.

 

Ceci n'est pas una croqueta de gachas. O oui.

Ceci n’est pas una croqueta de gachas. O oui.

 

Ojo vegetarianófilos: en un restaurante nos pedimos una ensalada de queso de cabra que tenía más queso y bacon que verde, una tabla de quesos que parecía un palé y unas alcachofas con foie, y el camarero nos dijo: uy, si ven que es mucha verdura les cambio las alcachofas por otra cosa. Así son.

 

Momento felicidad en Campo de Criptana

Momento felicidad en Campo de Criptana

 

CAMPO DE CRIPTANA. Cuna de superhéroes nacionales como Sara Montiel o Luis Cobos, entre otros. La parte alta del pueblo es una maravilla, con sus molinos y su albaicín. Imperdible.

Las Musas, ¡qué lugar!

Las Musas, ¡qué lugar!

 

Tiene un restaurante llamado Las Musas emplazado en un lugar privilegiado. Y si vas de noche puedes ir a tomarte algo luego a unas cuevas acondicionadas cercanas. Fantástico.

Lady Laca nos pidió que fuésemos al Molino-Museo de Sara, y allí fuimos

Lady Laca nos pidió que fuésemos al Molino-Museo de Sara, y allí fuimos

 

En Las Musas probamos un Gazpacho Galiano, una Crema de Ajoarriero y unas Salteñas de impresión.

 

Encruzijada en Los Infantes

Encruzijada en Los Infantes

 

VILLANUEVA DE LOS INFANTES. Posiblemente el pueblo más bonito que vi. Un casco antiguo impecable. Palacios, iglesias y mucha vida en sus bares. Comimos unas migas brutales, y unas patatas revueltas de relamerse. Fuimos a uno de los locales de la plaza mayor, y la camarera no consintió que comiésemos sin mantel en la mesa (debió vernos muy finos). Así que fuimos los únicos en el restaurante con mantel.

 

Emocionado en la Cueva de Medrano

Emocionado en la Cueva de Medrano

 

ARGAMASILLA DE ALBA. Junto a Villanueva se disputa el ser “el lugar de la Mancha de cuyo nombre no quería acordarse”. Conserva la Cueva de Medrano, lugar en el que estuvo preso Cervantes y donde se dice que ideó El Quijote. Ir a la cueva, sentarte donde lo hizo el autor, pasar un rato allí… resulta muy emocionante. En la iglesia cercana se encuentra un cuadro donde dicen que está representado el personaje que sirvió de inspiración para El Quijote.

 

Entrada solemne a la Venta de Don Quijote

Entrada solemne a la Venta de Don Quijote

 

PUERTO LÁPICE. Pueblo minúsculo en el que hallaréis La Venta de Don Quijote. Para hacerse una idea sobre cómo fue el lugar en el que nuestro héroe fue armado caballero. Muy evocador.

 

Saltando de alegría tras conseguir llegar a Almagro

Saltando de alegría tras conseguir llegar a Almagro

 

ALMAGRO. Todo el pueblo es una maravilla, pero es cierto que su plaza porticada es obscenamente bella, y que si a eso le añadimos disponer de un auténtico corral de comedias en el que disfrutar de los clásicos del Siglo de Oro… no hay más que decir. Bueno, sí, que hay que probar sus berenjenas.

 

Interior del magnífico Corral de Comedias

Interior del magnífico Corral de Comedias

 

CONSUEGRA. Sorprendente población coronada por un buen grupo de molinos. Tienen muy cuidado el centro. En “Los Patricios”, que es una casona con un patio muy recomendable, comimos como campeones. No muy lejos queda TEMBLEQUE, con una plaza mayor alucinante.

 

Espectacular plaza de Tembleque (ya no sabía cómo posar)

Espectacular plaza de Tembleque (ya no sabía cómo posar)

 

BELMONTE. De piedra nos quedamos cuando tras hacer caso a las recomendaciones de los manchegos fuimos a Belmonte. Tiene un castillo formidable y un casco antiguo repleto de edificios y rincones interesantes. En el Palacio de Buenavista comimos unas gachas deliciosas.

 

Castillo de Belmonte. Menudo lugar.

Castillo de Belmonte. Menudo lugar.

 

EL TOBOSO. Imposible no acercarse a la aldea de Dulcinea. El Toboso tiene mucho encanto y se recorre en un abrir y cerrar de ojos. ¡Atención a “la catedral de la Mancha”!

Típicas patatas de la zona. Debimos comer unas dos toneladas de éstas

Típicas patatas de la zona. Debimos comer unas dos toneladas de éstas

 

Por cierto que entramos a tomar algo al bar de la plaza del pueblo (El Sueño de Quijano) y terminamos haciéndonos fotos con los lugareños porque en un principio pensaron que PITICLI y yo éramos unos neoyorquinos de turismo. Comimos un pisto de rechupete. ¡El pisto, qué inventazo!

 

Migas de rechupete sobre único mantel de la zona

Migas de rechupete sobre único mantel de la zona

 

Ya lo veis, la Mancha engancha. Y como dice PITICLI,  todo el tiempo tienes la sensación de estar recorriendo:

  1. nuestra historia
  2. un fondo de pantalla de Windows

¡Animaos a descubrirla!

¡Sed muy Felices!

Las espléndias torrijas con que nos recibió Alfonsi <3

Las espléndias torrijas con que nos recibió Alfonsi <3

 

Alfonsi, que nos dio una clase de encaje de bolillos y de actitud vital :-)

Alfonsi, que nos dio una clase de encaje de bolillos y de actitud vital :-)

 

Pd. Mil gracias a los manchegos, que han sido unos anfitriones incomparables. Especialmente a Esther, Fernando, Ángel y Alfonsi, que nos alimentaron con paisajes imborrables, lecciones de encaje de bolillos y hasta unas torrijas de fábula.

Foto de grupo a los dos minutos de llegar a El Toboso. Somos lo contrario al poder de la Invisibilidad :-)

Foto de grupo a los dos minutos de llegar a El Toboso. Somos lo contrario al poder de la Invisibilidad :-)

:-) Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Share

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

16 comentarios

  1. Genial el reportaje de La Mancha, dan ganas de ir! De leer el Quijote no sé…eso ya sería high level, pero nunca se sabe!! Muaks

  2. Under the Mill

    WoW, nunca La Mancha ha resultado más interesante (y es difícil).

    Dan ganas de salir pitando para allá.

    Gracias por compartirla con nosotros. ¡Tus/Vuestros viajes son geniales!

  3. María Cortés

    Bueno a mi La Mancha me gusta mucho, especialmente el vino Pata negra, el queso de Herencia, el pisto y los molinos. Belmonte tiene un castillo espectacular, Almagro es muy interesante…veo que no estuvisteis en el pueblo de las dos mentiras…Puerto Llano con su fuente agria. Que me ha encantado tu crónica…Un abrazo.

    • Agustín Bonifacio

      ¿Sabes que el destino no quiso que probásemos el queso de Herencia? Pero mejor, así tenemos excusa para volver :-)
      Me encantas.

  4. Regina Phalange

    Qué viajes os pegáis tunantes… Muy bueno el reportaje!! (can’t wait por escuchar la historia de los turistas rusos ciegos, alcóholicos y diabéticos!!)
    Un beso

  5. En la Mancha manchega hay mucho vino,
    mucho pan, mucho aceite y mucho tocino.
    Y si vas a la Mancha, no te alborotes
    porque vas a la tierra de Don Quijote.
    Gracias Agustín.

  6. Guadalupe Cuevas

    Agustín, me ha encantado el post, muy didáctico y divertido. Me encanta Castilla, pero no conozco La Mancha, imperdonable!. (Y no pareces un perro de aguas, estás muy guapo y estiloso como siempre). Un abrazo

  7. JeniferdelosDolores

    anda, qué gracia. Que ilusión me ha hecho que te guste esa tierra. Mi madre es de un pueblito cercano a Alcazar de San Juan (Cozar) y… es verdad: buena gente, buena tierra y buen pisto! jaajja. Me gusta, sí, pero ya ves, he nacido en Cataluña, me he criado con raices, lengua y gastronomía manchegas y sin embargo mi corazón está en Andalucía, no sé porqué (bueno, sí que lo sé pero es dificil de explicar)

    besote, guapo.

    • Agustín Bonifacio

      ¡Hola!
      Como dice un amigo: qué bueno es tener un “refugio” o lugar escogido y no impuesto en el que volcar nuestros afectos. En tu caso, Andalucía. Bienvenido sea el poder integrarlos todos.
      ¡Un fuerte abrazo! :-) ¡Y gracias por tus palabras!

  8. Me ha encantao tu visión de La Mancha. Como has podido comprobar sigue llena de Quijotes y Sanchos. Sólo espero que de camino a Belmonte, no cometieras el pecado de no parar a ver los Molinos de Mota del Cuervo o el complejo lagunar de Manjavacas, dos pequeñas joyas manchegas. Si no lo hiciste, por lo menos te habrá servido para tener una excusa para volver por estar tierras.
    Un saludo y gracias por este artículo

    • Agustín Bonifacio

      ¡Qué ilusión este comentario! Mota del Cuervo, de hecho, fue nuestra primera parada. Y nuestros primeros molinos :-)
      Pero me gusta tener excusas para volver una y otra vez a la Manca.
      ¡Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer