LA REVOLUCION ESPAÑOLA

Hoy 14 de julio se conmemora el aniversario de la Revolución Francesa (14 de julio de 1789) . Ahora bien si escribo sobre la Revolución, no lo hago precisamente por la francesa, sino por la “revolución” en cualquier orden de la vida.

Revolución es el cambio inmediato o transformación radical y profunda respecto al pasado. En una revolución se pueden producir cambios políticos y sociales de forma rápida y hasta violenta, con la participación de amplios sectores de la población, como lo fue en la Revolución Francesa, la mexicana o la rusa.

La Revolución francesa fue un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa que enfrentaban a partidarios y opositores del sistema conocido como el Antiguo Régimen. Por mucho que ésta pueda considerarse como paradigma de lo que es o puede ser una revolución, las cosas han cambiado mucho. Yo quiero hablar ahora de una revolución cultural, política, social y sobre todo económica que se está operando en el mundo y muy concretamente en el seno de la Unión Europea. Particularmente, en España, que yo sepa, nadie habla de revolución y todo se reduce a la “crisis”.

Pues bien, a costa de esta “crisis” se están operando muchos cambios. En lo político, asistimos a una difícil regeneración de la clase política por la que yo apuesto. En lo cultural, buena falta nos hace un revolcón, que algunos piensan que se lograría integrándonos por completo en el terreno del laicismo, que, pensando que estamos en España, no es otra cosa que una utopía. En lo social, entiendo que una gran parte de los españoles son “”buenas personas””, pero hay otros que no son “españoles” y miran por sus intereses particulares y este enigma es muy difícil de resolver. En lo económico, fuente de casi todas las alegrías y tristezas, pienso que demasiado bien se está portando el pueblo y me congratulo porque puede significar que vamos estando ya civilizados.

Hace falta que salgamos pronto de la crisis, que las alegrías y los desengaños que están por venir, aterricen de una dichosa vez para que podamos asimilar el porvenir y cerrar esta etapa, según yo lo veo, la más importante de la Transición Española, que todavía no ha concluido, digan lo que digan los expertos. Forneas

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer