hola.com

 


28 marzo 15

Santa Teresa de Jesús

El día 11 de marzo, a las 19:00 horas, Sus Majestades los Reyes de España inauguraron la exposición dedicada a Santa Teresa de Jesús, en la Biblioteca Nacional de España, con motivo del V Centenario de su Nacimiento, el 28 de marzo de 1515. Yo fui a visitarla el 27 de marzo, y no podido ver gran cosa porque está en tinieblas, un ambiente muy adecuado para el tema que nos ocupa, pero imposible para mí que siempre voy en pos de la luz.

En tiempos de Santa Teresa aún había eruditos y médicos que se preguntaban si la mujer era un ser humano, y Teresa de Ávila, con tanta pasión como claridad intelectual emprendió la reforma del Carmelo. La niña que a los siete años intentó partir a tierras de moros con su hermano Rodrigo para sufrir martirio, demostró el mismo ímpetu cuando tras ingresar en la orden, de tanta oración y penitencia, cayó enferma, entró en coma profundo y estuvo amortajada y en sepultura abierta tres días enteros, y luego tres años sin poder andar. Pero una vez recuperada, sin desterrar el entusiasmo, desarrolló su contrapeso: la visión objetiva.

Todas las grandes instituciones del Estado han participado: Museo del Prado, Thyssen, Academia de San Fernando, Patrimonio Nacional, Museo Lázaro Galdiano, El Escorial, Casa de Alba, Museos de Viena, Budapest, Rotterdam, etc. También han colaborado 22 conventos de la Orden de las Carmelitas Descalzas y de otras órdenes, cediendo piezas que pueden verse por primera vez. A través de los escritos propios de Teresa se ha organizado este recorrido por la vida y obra de una de las mujeres más importantes de la historia. La exposición podrá visitarse hasta el 31 de mayo.

Doctora de la Iglesia desde 1979, la Santa de Ávila es mi patrona porque yo nací un día 15 de octubre de un año del cual no quiero acordarme. No es que yo sea muy devota de nada, pero me gusta darle a cada uno lo suyo y a Santa Teresa le tengo mucho afecto porque la he visitado en Ávila y también en Alba de Tormes. ¡Las cosas de la vida!

Lo cierto es tengo que empezar por el trayecto en autobús y contar que subió un cuidador con un bebé en un carrito. No sé si era el papá de la criatura, pero era muy gracioso. Le cantaba: “Date, date, date, date en el mochita. Date, date, date, date en la cabecita” , lo cual me retrotrajo a tiempos pasados, cuando yo era una cría.

Llegar a la Biblioteca Nacional en transporte público no es fácil ni cómodo (tengo que utilizar dos autobuses) y siempre me acuerdo de cuando yo empecé en esto del Periodismo, que aparcaba mi seiscientos en el parking de la plaza de Colón y me podía permitir estar allí varias horas, sin problemas económicos, mientras leía los periódicos o los libros que necesitaba.

No puedo decir que haya disfrutado mucho de mi excursión visual, por las razones que ya he apuntado, pero me compré un libro titulado Santa Teresa is different, del inglés Percy Hopewell, del cual les hablaré después de haber viajado a Ávila para cumplir con mi patrona en el aniversario de su nacimiento. Forneas

Share


17 marzo 15

Albacete se mueve, y se mueve mucho

Regreso de pasar el fin de semana en Albacete. Sí, en Albacete. Ya lo conocía, pero hacía mucho tiempo que no iba por allí. ¿Qué buscaba yo en Albacete, aparte del baño de cultura que representan los viajes, las lecturas, las conversaciones, etc? Pues bien, fui a comprar un regalo para un amigo mío, fui por la II Cumbre Internacional del Vino y fui porque hacía mucho tiempo que no iba y quería recordar.

La verdad es que encontré cosas que no esperaba. Lo primero es el Rincón Gallego, de una paisana de Noya casada con un castellano manchego. Es la primera vez que voy a un restaurante y repito al día siguiente. Me fascinó un caldo gallego con todas sus cositas, pero con unos tropezones de lacón (el caldo sabía a lacón) muy considerables. Al día siguiente, comí una paella de bogavante superior y los precios muy razonables.

La catedral, llena de escalones por todas partes, está enfrente del Museo de la Cuchillería, que en sus diez años de historia ha aumentado considerablemente su número de visitantes. En esta década, se ha abierto paso por méritos propios y junto con el de Thiers (Francia) y Solingen (Alemania), que son los otros dos museos cuchilleros en Europa, muestra el buen hacer de más de seis siglos de la forja y el yunque en sus colecciones permanentes y en sus exposiciones temporales.

En la II Cumbre Internacional del Vino los fastos más importantes se celebraron en Toledo, porque para eso es la capital de Castilla-La Mancha. Sin embargo Albacete aportó su granito de arena con diversas catas, la participación de importantes expertos y la celebración de una jornada de puertas abiertas de las bodegas el sábado 14, así como la entrega de premios a los mejores vinos, en este lugar Castilla La Mancha a la que se viene a llamar “el mayor viñedo de Europa”.

Y debo recordar que recientemente el primer Congreso Internacional de Tauromaquia, que se desarrolló en Albacete, con gran éxito y brillantez en cada uno de sus aspectos, no sólo por ser Albacete cuna de buenos toreros sino también por sus ganaderías y afición contrastada.

De Albacete me quedo también con la amabilidad de las personas que he conocido y la anécdota (algo más que anécdota) de una señora taxista que tenía que venir a Madrid para un asunto particular y se ofreció a traernos en su Mercedes, si salíamos el martes, pero nosotros teníamos los billetes para el AVE con vistas a volver el mismo lunes.
¡Gracias, Albacete!

Share


12 marzo 15

El dichoso 11 de marzo

El 11 de marzo es una fecha emblemática para nuestra familia. Mi hermana Ana María cumplió años tal día como ayer. Ni que decir tiene que todo fue normal hasta el 11 de marzo de 2004, por lo ocurrido en varias estaciones de ferrocarril de Cercanías en Madrid. Nosotros, la familia, nos encontrábamos en Bélgica, en un viaje que acabó siendo inolvidable. (Yo nunca podré olvidar el campo de narcisos que vi en Brujas, pero también por el acto terrorista que se perpetró en esa fecha contra el pueblo español, una serie de personas inocentes, aunque ya se sabe que “pagan los justos por los pecadores”).
Tal día como ayer, el 11 de marzo de 2015, se ha avisado de la posibilidad de que se produzca un nuevo acto terrorista y todos nosotros, es decir, los ciudadanos de “al andalus”, estamos sentenciados por el EI (Estado Islámico) “porque quieren recuperar la tierra de sus abuelos”. ¡Horror!, ¡Terror! Y ¡Pavor!… ¿Vamos a dejar de vivir nuestras vidas por estas amenazas?
Tal día como ayer, 11 de marzo de 2015, nuestra familia se propone, como todos los años, dejar una huella agradable, algo que recordar. Siempre hemos pensado que lo más agradable de la vida de los seres humanos son LOS RECUERDOS. Tener buenos recuerdos ayuda mucho en los tiempos difíciles, y eso es lo que hacemos: construir buenos recuerdos mediante un viaje, una comida en un lugar especial, en definitiva, lograr un sueño. No somos ni hedonistas, ni sibaritas, lo que somos es inteligentes, y perdonen ustedes la inmodestia, que no es tal sino puro y simple sentido común. Forneas

Share


05 marzo 15

¡¡Larga vida a Lhardy!!

Hacía tiempo que no acudía a cubrir una conferencia. Esta de “Lhardy y la Literatura” me atraía sin remedio y tengo que hacer un preámbulo para desahogarme porque ese día empecé recorriendo Madrid, de la ceca a la meca, así que cuando dieron las siete y media de la tarde estaba prácticamente destrozada.

Voy a ir al grano, y no hablaré del trabajo que me costó subir las escaleras. Como estoy operada del menisco (y presiento que no he quedado bien) subir escaleras me mata, así como se lo digo a ustedes, ME MATA. Y ya estando “en el grano”, tengo que añadir que había un lleno total. En el Salón Isabelino y con las sillas bastante juntas para ampliar el aforo, concurrí a la charla que dio Juan Cruz sobe “Lhardy y la Literatura” el martes 3 de marzo de 2015, en conmemoración del 175 aniversario de LHARDY ( Lhardý, así acentuado en la última sílaba que es como verdaderamente se pronuncia). Había allí una audiencia madura, muy especial que se saludaba con un “¡hola! ¿qué tal? mua, mua” y así todo el tiempo.

El orador, el canario Juan Cruz, en mangas de camisa porque hacía mucho calor habló de los autores que había acompañado a LHARDY a lo largo de su vida: Hans Magnus Enzensmberger, y “El hundimiento del Titanic”, Francisco Ayala a sus 102 años, Octavio Paz, Jean Genet y Nuria Espert y otros muchos. Soltó varias perlas y yo me quedé con la siguiente: “Uno es el que se va haciendo a lo largo del tiempo”. Y a lo largo del tiempo se han recogido una serie de testimonios literarios que van desde Pérez Galdos (1900) a Ian Gibsopn (2012):
Benito Pérez Galdós – “Episodios Nacionales” 29. Los Ayacuchos (1900)
<>
Ian Gibson – “La Berlina de Prim” (2012)
Benito había dispuesto que tratándose como se trataba de una velada romántica, la acabasen cenando en Lhardy, donde se había tomado la precaución de reservar una mesa.
Encontraron el famoso local de la Carrera de San Jerónimo atestado de “beau monde” madrileño. Iba y venía entre las mesas saludando a sus clientes, el corpulento y jovial Emilio Lhardy, dueño del establecimiento familiar…”

Dicen que LHARDY es historia viva de Madrid y es verdad. Existe desde 1839. A mediados del siglo XIX no se habla en Madrid más que de LHARDY como lugar inevitable de comidas de lujo y Pascual Madoz lo incluye en su Diccionario Geográfico. Isabel II hacía escapadas desde Palacio para comer en LHARDY, como después de la Restauración sucedería con su hijo Alfonso XII, al que acompañaban el duque de Sesto, Benalúa, Tamames y Bertrán de lis.

LHARDY dispone de tres salones originales: el Isabelino, el Japonés y el Blanco, que actúa como comedor privado. Entre los comedores de LHARDY, el que guarda más secretos de la historia de España es el Salón Japonés donde se desarrollaron toda suerte de conspiraciones y conciliábulos. Otros espacios más recientes son: el Sarasate, Gayarre y Tamberlick.

LHARDY ha sabido conservar celosamente su atmósfera aristocrática e intelectual a lo largo de más de un siglo y medio. A finales del siglo XX se despliega un nuevo entusiasmo en LHARDY protagonizado por el ímpetu de Milagros Novo, del que puedo dar fe, que está imponiendo la actualización de la infraestructura, el cuidado perfecto del detalle y la elevación de la gastronomía a las cotas más elevadas que tuvo esta casa en su larga historia. Con LHARDY entró en Madrid la alta cocina europea y la refinada dulcería internacional. Las recetas históricas de LHARDY como la poularda rellena o la ternera Príncipe Orloff se han recobrado con todo su refinamiento, mientras que en los pescados destaca la nueva creación de la merluza rellena de mariscos con salsa Cumberland, la langosta a la rusa y la sinfonía esplendida de lubinas con langostinos y lenguados al champán según la tradición de la casa. Pero LHARDY también estuvo atento desde sus inicios a los platos populares de la cocina local, de la que al menos tres elaboraciones madrileñas han adquirido en sus fogones rango estelar: el cocido madrileño, los callos a la madrileña y los riñones al jerez. Forneas
¡¡¡¡LARGA VIDA A LHARDY!!!!

Share


23 febrero 15

Carnavales en Lugo

Vuelvo de Lugo, de pasar allí los carnavales y si me descuido se me pasa el mes de febrero sin escribir nada en el blog.

Esta vez hice el viaje en tren, en el Alvia y sí, son siete horas que, para ser la primera vez, pueden resultar entretenidas, pero son siete horas, El último tramo (o el primero, según se mire) es francamente bello, la Ribeira Sacra, que va a ser pronto Patrimonio de la Humanidad si llegan a buen puerto las gestiones que se están haciendo, porque la secretaría Xeral de Turismo se acaba de reunir con 21 alcaldes de Lugo y Orense en el Parador de Turismo de Monforte, para presentarles una nueva estrategia para reforzar la marca del territorio que opta a ser bien mundial. La Xunta de Galicia es conocedora del alto potencial que tiene la Ribeira Sacra desde el punto de vista paisajístico y patrimonial, entre otros variados aspectos como el gastronómico o cultural.

EL COCIDO GALLEGO

El cocido gallego es el plato estrella de los carnavales y vale la pena hacer un viaje a Galicia para comer un cocido gallego. Es muy famoso el de Lalín y debo decir que el que comí días pasados era de Lugo capital y no desmerece en nada mi recuerdo de aquel otro que fui expresamente a comer a Lalín.

Ingredientes para 12 personas

Un trozo de lacón

½ Cabeza de cerdo

Costilla salada de cerdo

Espinazo de cerdo

1 Lengua de cerdo

1 Rabo de cerdo salado

1 Oreja de cerdo salado

Un buen trozo de tocino

1 Chorizo por persona

Un poco de unto

2 Huesos de tuétano

½ gallina

1 Jarrete de ternera

Un puñado de garbanzos

Un puñado de alubias

1 Repollo

2 Manojos de grelos

½ kg de patatas

Preparación
Las partes del cerdo se ponen a desalar y en remojo los garbanzos y las alubias. Al día siguiente se cuecen todas las carnes del cocido, en abundante agua, a excepción de los chorizos. Según vayan estando listas,se reservan. Los grelos se ponen a cocer en otra cazuela con algo del caldo de la carne. Y en otro recipiente distinto se añade el repollo, los chorizos, las patatas y el unto. Aparte también se cuecen los garbanzos y las alubias durante 1 hora con dos cucharones de caldo. Según vayan estando a punto todas las cociones, se retiran del fuego.

Presentación
Los ingredientes deberían sacarse a la mesa en distintas fuentes: una para las carnes, otra para el tocino, la cabeza, las orejas y el rabo del cerdo y una tercera para el repollo, las patatas, los grelos, las alubias y los garbanzos. Los chorizos se podrían servir en otra fuente más pequeña.

Esta es una receta de cocido, pero siempre hay variantes dictadas por el gusto personal de la cocinera/cocinero y la economía de la familia.

Resumiendo, no todo es cocido o carnavales, Lugo y Galicia entera son tantas cosas que resulta difícil enumerarlas en un post.

Forneas

Share


25 enero 15

Fin de año en Murcia

Dije adiós al 2014 en la región de Murcia, en el Hotel Siete Coronas de su capital. Fui allí con la esperanza de encontrar un poco de calor, pero hacía frío, sol y frío; tanto es así que la noche del 31 de diciembre fue una de las más frías de mi vida y, a pesar del calor de mis amigos, tuve que tomar una, dos y hasta tres copitas. Sin embargo, guardo un grato recuerdo de mi estancia.

La Catedral: Desde que Jaime I conquistó Murcia (1266), la antigua aljama mayor quedó consagrada Catedral. La vieja mezquita, ya templo cristiano, subsistió hasta mediados del siglo XIV, en que el obispo, Pedro Peñaranda decidió acabar con su ruina e iniciar las obras de un nuevo templo. La Capilla de los Vélez es la joya gótica de la catedral y una de las más importantes levantadas a finales de la Edad Media en España. La obra se detuvo a lo largo del siglo XVII y, retomado el proyecto durante el siglo XVIII, fueron ejecutándose los distintos cuerpos hasta su coronamiento.

Éste, diseñado bajo los auspicios de la Academia de San Fernando, es de Ventura Rodríguez. En suma, toda ella una auténtica joya.

Los Belenes: Hacía mucho que no había dedicado mi tiempo a visitar belenes en navidades y los de Murcia valían la pena, especialmente el que se exhibe en el Museo Salzillo.

Museo Salzillo : Referente cultural y artístico en su género, es uno de los más importantes del panorama español. El más valorado y visitado de la ciudad de Murcia, está dedicado a uno de los escultores señeros del barroco, Francisco Salzillo (1707-1783). Hijo de napolitano y murciana, mezcló de forma magistral el colorido y realismo italianos con el profundo sentido religioso español propio del momento. La colección del museo, desde su creación en 1941, se asienta sobre tres pilares básicos: los pasos de Semana Santa, el Belén (de más de quinientas piezas) y los bocetos del taller de Salzillo.

El Museo Taurino: El mismo día de la inauguración de la plaza de toros de La Condomina se crea el hoy decano de los clubes taurinos del mundo. Este club taurino alberga en su interior un Museo Taurino cuyos contenidos combinan pintura, artes gráficas, textiles, útiles y objetos, documentación histórica y piezas de arte contemporáneo, entre las que destacan cabezas de toros importantes que han pasado por la Condomina, una colección de carteles murales, cuya antigüedad va desde 1887 a 1913; una colección única en España, de más de 30 panderetas pintadas por pintores murcianos; más de 300 carteles desde 1830 a 1935, trajes de luces, capotes de paseo y otras prendas del vestido de torear.

El Club Taurino de Murcia ha sido distinguido por su antigüedad con las medallas de Oro y Plata de la Real Federación Taurina de España y con la medalla de Oro de la Región de Murcia.

Debo añadir que fui a Murcia “a pagar un tributo sentimental”, así, entre comillas, pero muy sentido. El consejero de Cultura de Murcia me invitó, en cierta ocasión, a participar en un congreso sobre la actuación de las mujeres en el mundo de los toros. Esta invitación incluía todo: una estancia de fin de semana en el Hotel Hispano, viaje en tren, entradas para la corrida y hasta la merienda para tomar en la plaza toros. Además, eran las Fiestas de Moros y Cristianos y sólo quiero decir que los murcianos lo saben hacer. ¡Fenomenal! Posteriormente, fui a otro congreso, esta vez de la Sociedad Española de Periodística y me alojé en el Hotel Rincón de Pepe, ambos son lugares señeros del lugar.

Tengo que finalizar este post confesando que, en esta ocasión y para recordar, fui a comer al Restaurante Hispano ubicado frente al hotel, (que hoy está cerrado) y al Restaurante Rincón de Pepe. Son dos lugares que hay que recomendar a todas las personas que visiten Murcia.

Al final, todo perfecto, pero con frío.

Forneas

Share


03 enero 15

Historia de una reseña

Esta es la historia de una reseña que se resistía a cobrar vida. Saqué las notas el verano pasado en Lugo y luego las olvidé allí cuando me vine a Madrid. Ahora, estas navidades, he tenido que recuperar el material. No se trata de una reseña cualquiera, es la reseña de La Navaja Inglesa, novela de José de Cora, Tropo Editores, Zaragoza 2014 , 520 páginas. Están también: Guía de la playa de Las Catedrales y El litoral de Ribadeo (2014) (60 rafagas), Guía de Lugo (Visible e invisible) (2014) (El Progreso). Todas ellas de la pluma de este autor.

José de Cora es un periodista y escritor veterano por el que siento mucho respeto. Según el señor de Cora, La  Navaja Inglesa es una trama histórica y policiaca que se desarrolla en Madrid durante el reinado de Carlos III y tiene como epicentro la diosa Frigia (la Cibeles), que es hoy uno de los emblemas más representativos de la capital de España. En el libro se mezclan el misterio, el esoterismo, el humor y hasta el erotismo para captar la atención del público. Hay que empezar por situarse en el entorno y el lugar señalados y añadirle el asesinato de un joven de quince años que aparece castrado y sus atributos masculinos arrojados en el entorno de la Cibeles. A este hilo argumental se une la princesa de Asturias de la época, María Luisa de Parma, por lo que el rey Carlos III ordena que sea espiada. Sin duda una estimulante lectura para los amantes de la historia y del crimen.

José de Cora, por correo electrónico, confiesa lo siguiente: “Escribo sobre Cibeles porque es la deidad más impresionante que conozco, porque tuvo culto en Lugo y porque su llegada a Madrid con Carlos III marca una nueva era para la capital española.” Por el momento, el escritor ya tiene en marcha dos obras más. Una de ellas gira en torno a la misma línea que esta última, pero esta vez la acción transcurre en Lugo; y la otra está ambientada en un mundo de fantasía, donde todo está permitido, por lo que es muy posible que sorprenda al lector.

José de Cora se ha documentado e introduce referencias indispensables como la de Francisco Sebastián Manuel Mariano Nipho y Cagigal (Alcañiz, Aragón, 1719 – Madrid, 1803), periodista aragonés. Apodado como “el monstruo de la naturaleza”, es considerado en España como uno de los mejores periodistas de todos los tiempos. Su figura brilló coincidiendo con el gobierno de Carlos III (despotismo ilustrado), época en la que se consagró como el fundador del periodismo moderno y el primer periodista profesional. Su verdadero nombre era Francisco Manuel Mariano Nipho y Cagigal. Nació en Alcañiz (Teruel), trasladándose cuando era muy joven a Madrid, donde murió.

Otro aspecto irrenunciable es el hecho de que habla del Cuartel del Conde Duque “de donde salen y entran los hombres más apuestos de todo Madrid, los Guardias de Corps. Muchas manolas de mantón y pañolito se acercan para acosar a los guardias que les prometen amor eterno y luego las hay que lucen bombo sin padre reconocido” (página 274/275)

Hace referencia también al Palacio de Buenavista. El palacio de Buenavista es un gran palacio urbano de Madrid, ubicado dentro de un perímetro vallado en un promontorio ajardinado en la plaza de la Cibeles, frente a la sede del Banco de España. Actualmente, alberga el Cuartel General del Ejército. (página 280) Un palacio relacionado con el padre de la famosa duquesa de Alba, María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, que inmortalizó Goya años después.

Y así va intercalando referencias históricas y literarias, de obligado cumplimiento en lo que se conoce como novela histórica.

Sé de buena fuente que José de Cora estuvo el verano pasado promocionando su libro a lo largo y a lo ancho de Galicia. No sé si lo ha presentado en Madrid, pero debería hacerlo para que yo pudiera ir a felicitarle.

Forneas

Share


27 diciembre 14

Navidad en Lugo

Vuelvo de pasar las Navidades en Lugo, con mi familia y tengo algunas cosas que contar.

Lugo está triste porque cierra la Librería Souto después de setenta años abierta. Aunque ahora se la conoce como una librería de referencia, empezó en 1945 siendo un quiosco dedicado exclusivamente a la venta de prensa y una administración de lotería.

Lugo también está alegre ante la llegada del 2015 y su Círculo de las Artes, (el lugar donde yo presenté mi libro Recuerdos, el pasado 4 de septiembre), prepara una gran cena-baile de Fin de Año 2014:

MENÚ

Percebes gallegos
Lubrigante al vapor
Nécora del Cantábrico
Langostinos con salsa rosa

****
Sorbete de manzana verde

****
Solomillo de Ibérico al horno con salsa de Ribeira Sacra y crema de castaña

****
Postre Felix 2015

VINOS
Albariño D.O. Rías Baixas
Ribera del Duero Quinta de Tarsus
Cava Brut Codorniú
Café / Cotillón
Uvas de la suerte

PRECIO: 85 € POR PERSONA

Lo peor es siempre la vuelta a la rutina. A Galicia, en invierno, es mejor ir en transporte público, sea avión, tren o autocar. Yo elegí el autocar porque la empresa ALSA tiene un buen servicio, especialmente el ALSA Supra Plus mi transporte habitual fuera del verano, cuando utilizamos el coche particular para poder desplazarnos a las playas. Ahora bien, el destino nos ha jugado una mala pasada.

Nada más montarnos en Lugo, la azafata nos ofrece dos botellas de agua, le insisto en que no quiero agua, que quiero café y me dice que coja el agua y que no hay café. Tardé muy poco en enterarme de que nos habíamos equivocado al contratar el ALSA Supra Económico en lugar del ALSA Supra Plus. Ambas líneas tardan seis horas en el trayecto Lugo-Madrid y llevan, también ambas, servicio de W.C. incorporado, te dan auriculares para escuchar la radio y eso es todo.

Ahora bien, el ALSA  Supra Plus te ofrece café y rosquillas a primera hora de la mañana, te da un aperitivo-bocata hacia las 12.00 horas, con refresco o vino, un bombón de postre y café. Vuelve a ofrecerte refrescos algo más tarde y bolsitas de frutos secos. Asimismo, en tiempos pasados, te daba un artículo de promoción como recuerdo del viaje. En ese servicio, también puedes ver la televisión o diversas películas, a elegir, desde tu butaca.

Aparte de las complicaciones ya expuestas, el viaje tuvo una parte positiva y otra negativa:

Parte positiva: A unos doscientos kilómetros de Madrid, hubo un cambio de chóferes. Se puso al volante la que hacía las veces de azafata y nos llevó muy bien hasta la Estación Sur de Autobuses.

Parte negativa: En un momento dado, noto que algo se mueve junto a mi muslo. Pego un salto y me encuentro con una zapatilla deportiva propiedad de una ciudadana que viajaba justo detrás de mí y había colocado su pie encima del cajetín donde se enchufan los auriculares. No entiendo el afán que tienen muchas personas de viajar con los pies en los asientos de enfrente, como ocurre en los autobuses urbanos madrileños o encima de lo que sea, con tal de llevar los pies en alto.

Ahora voy a olvidarlo todo y desearos Felices Fiestas.

Forneas

Share


15 diciembre 14

Nueva novela de Mamen Sánchez

Escribo esta reseña después de haber tomado un café con Mamen Sánchez en su despacho situado en la planta 8ª de la revista ¡HOLA! Es una mujer a la que yo admiro y lo digo sin ningún rubor: casada, cinco hijos, co-directora de una prestigiosa revista de alcance mundial, y escritora de éxito. ¿Se puede pedir más? Pues sí: estar siempre en perfecto estado de revista.

Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión es el título de la última novela de Mamen Sánchez, que acaba de publicar Espasa. No hay duda de que semejante título despierta muchos interrogantes y espero que se convierta en interés y acabe convirtiéndose en un best-seller, como las anteriores. Yo la recomiendo.

En sus 297 páginas mantiene la intriga y la sorpresa. Al principio y dado que la gran obra de su protagonista, Cecilia Dueñas, es la creación de La pensión más bonita del mundo, debo reconocer, que con ayuda de Andrés Leal logra convertir la casa de sus abuelos, a orillas del Manzanares, en una auténtica casa de muñecas, pensé: “Casa de Muñecas”… ¿Tendrá algo que ver con la obra de Ibsen? Pues sí y no; o sea, apenas, casi nada o, tal vez, nada. En otro momento, pensé es un alegato contra el aborto, pero está tan bien hecho que casi no se nota esa intención. Lo que sí es un totum-revolutum porque la autora logra reunir en esa pensión una disparidad de personajes que se van “alimentando” unos a otros para lograr una trama sólida compuesta de amor, aventura, intriga, solidaridad y, sobre todo, esperanza en el futuro.

Los personajes femeninos son: Cecilia, la esposa repudiada, que me recordó y no sé por qué, a la Nora de Ibsen, una mujer fuerte que lleva la batuta en la pensión con mano firme, a pesar de su aparente debilidad; Ivana, la rusa que, además de estudiar, practica la prostitución de lujo dos veces por semana; Noelia, la débil flor silvestre que se enamora y trae un hijo al mundo por amor; Catalina, la investigadora convertida en ladrona por azares de la vida y luego reconvertida en policía. Está también Azucena, la asistenta que dará una buena sorpresa a los lectores y otros personajes secundarios y de menor entidad. Los hombres: Andrés Leal y Justice, un emigrante sin papeles, así como los correspondientes secundarios.

Es una novela bien construida, que se lee muy bien y te da qué pensar.

Share


19 noviembre 14

Un paseo por Madrid

Me gusta Madrid. Yo podría gritar eso de “¡Viva Madrid, que es mi pueblo!”. Nací aquí cuando la ciudad era sólo “un pueblo grande”, o eso decían. En la actualidad ha cambiado mucho: se han importado muchas cosas, entre ellas, la emigración de tan diversos países que el “cosmopolitismo” nos sale por todos los poros.

Digan lo que digan, yo pienso que la emigración es, en primer lugar, un producto del turismo. Vinieron de vacaciones, les gustó porque aquí se vive mejor que en las “tierras altas” donde apenas luce el sol. Como dice Rafa Nadal, “la felicidad de estar en España no se paga con dinero”.

Luego fue la cercanía cultural de los países iberoamericanos por el lenguaje, la religión y la historia común (cuántas veces habré oído yo hablar de la Madre Patria, hoy denostada por muchos otros). Y ¿qué me dicen ustedes de la herencia musulmana? Me entra un canguelo sólo de pensar en que aquellos que sueñan con recuperar Al-Andalus…

Ahora voy a ir al grano. Hoy he ido a dar un paseo por Madrid, por el centro de Madrid: salgo del metro de Callao, voy hasta Sol; Carrera de San Jerónimo; calle del Príncipe; Plaza de Santa Ana; plaza de Benavente; y bajo por Doctor Cortezo hasta Tirso de Molina. Al salir a la plaza de Callao, me topo con un colegio, liceo o algo así de chicos y chicas que hablan italiano. En la calle del Carmen, me asombro (abro los ojos de palmo) al ver la cola tan larga que da la vuelta a la calle, para comprar Lotería de Navidad de “Doña Manolita”. La Puerta del Sol, animadísima como siempre, pero sin nada especial que reseñar. La Carrera de San Jerónimo con Lhardy y sus delicias, entre ellas, la mortadela que es superior y los callos que compré hace ya unos días y estaban deliciosos.

Fuimos a comer a la cafetería Nebraska, inaugurada en 1955, que se conserva bastante bien y comimos un cocido completo, pan y bebida, postre incluido por 10,50 €. (Confieso, sin la menor preocupación que una vez comí un cocido en Lhardy, para celebrar mi cumpleaños, y no recuerdo que me dejase tan buen sabor como el que me comí ayer), máxime teniendo en cuenta que me vino a la memoria una anécdota vivida en esa cafetería hace muchos años: “Estábamos tres amiguitas (éramos tres niñas casi adolescentes) sentadas en la terraza de Nebraska, que dicho sea de paso, está en la calle de Alcalá. Era verano, y todas encantadas de vernos, nos dispusimos a refrescarnos, (no recuerdo si eran helados, Coca Cola u horchata), pasó por allí una “niña mayor” muy cursi que paseaba con su novio, y nos preguntó con muy mala intención: “¿Qué hacéis vosotras aquí?” Ya ven ustedes, como si nosotras no tuviéramos derecho a refrescarnos un poquito. Dicen que “el hombre es un lobo para el hombre” y yo pienso que “la mujer puede ser una jauría para la mujer”. Pero no quedó la cosa ahí: desde la ventana de Nebraska vimos a una novia, vestida de largo y sin mangas, con el tiempo que hacía, hacerse fotos frente a la calle de los Peligros, delante de la iglesia de Las Calatravas y caminar luego calle abajo, no sé hasta dónde.

Ya en la Clínica Dental de ADESLAS, en la calle del Príncipe, nos topamos con la ganadora de Eurovisión del 68, María de los Ángeles Santamaría, Massiel, también conocida como “La tanqueta de Leganitos”. Yo la verdad es que no la conocí, pero mi hermana aseguró que era Massiel, y debía de serlo por el comportamiento que tuvo, algo prepotente: estaban atendiendo a mi hermana, se saltó una cola de varias personas y casi, casi pasó delante de ella.

La “guinda” de este paseo me la encontré en la plaza de Tirso de Molina, donde fui, toda ufana, a comprar un fular, siguiendo las indicaciones de la etiqueta de otro que compré en Segovia, un fular italiano precioso al precio de 25 €. Un capricho por ser mi cumpleaños, del que ayer me arrepentí al comprobar que en la plaza de Tirso de Molina los vendían a 5,95 €, pero aquí “al por mayor”.

Forneas

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer