hola.com

 


10 abril 14

UNAS PINCELADAS SOBRE PICASSO

Pido disculpas a mis posibles lectores por el retraso de este post. Yo suelo escribir todas las semanas, pero atravieso una racha de mucho trabajo con la próxima presentación de mi novela RECUERDOS, El héroe romántico frente al amor y la libertad, que se producirá el próximo día 31 de mayo en la Plaza de Toros de Las Ventas, de Madrid.

———————————————————————

Hacía tiempo que quería aprender algo sobre Pablo Ruiz Picasso, ese genio de la pintura que revolucionó el arte del siglo XX. Así pues, me dispuse  a escuchar la conferencia de  María Dolores Jiménez-Blanco, de la Universidad Complutense, en la Fundación Mapfre.

La conferenciante, una mujer tan menuda que apenas ocupaba medio sillón, desplegó una gran actividad para ofrecernos un relato muy completo de la pintura de Picasso, ese, repito, genio que “resume todo el arte del siglo XX”. Su valor prioritario era la libertad y así Picasso es un adalid de la libertad.

Resulta que el arte moderno no rompe con el pasado sino que violenta un poco las reglas para seguir dentro del juego.

Sus casas y su irrupción en los medios de comunicación… El mito de Picasso corre ascendente hasta 1925, oscila hasta 1937 y luego viene el declive. Lo último es el “Guernica”, su obra clave. Picasso encontró, no buscó, y lo importante en la creación es el proceso previo.

Hay que decir que Gertrude Stein (una escritora americana trasladada a París que fue importante en el ambiente artístico de su tiempo) no sólo consideraba a Picasso un genio sino que consideraba a España la patria del arte moderno. Así tenemos que en el siglo XIX se hace en Francia por franceses. En el siglo XX, la pintura se hace en Francia por españoles.

Hasta el 11 de mayo de 2014 se puede visitar en las salas de exposiciones de la FUNDACION MAPFRE (Paseo de Recoletos, 23, Madrid), la muestra PICASSO EN EL TALLER, que recorre la obra de Picasso a través de los distintos estudios en los que trabajo y vivió.

La exposición reúne cerca de 80 lienzos y grabados, 20 fotografías y más de una decena de paletas del artista que permiten apreciar como el taller de Picasso se convierte en el centro sobre el que gravita toda su creación, el lugar en el que se entrelaza su arte y su vida. Forneas


31 marzo 14

UNA SOLUCION QUIERO

No sé por dónde empezar. No sé si esto es una novela, un ensayo o, simplemente, un desahogo.

En enero de 2014 me propuse consignar mis impresiones sobre la actualidad que nos toca vivir. ¿Qué está ocurriendo en este país, que todavía se llama España? Todo y nada.

Recuerdo cuando los Estados Unidos bombardearon Libia y parecía que iba a empezar la Tercera Guerra Mundial.

El 14 de abril de 1986, EEUU y Reino Unido atacaban Trípoli en respuesta al ataque terrorista contra una discoteca en Berlín, en el que falleció un militar norteamericano. En los bombardeos fallecieron 60 civiles libios, entre ellos una hija adoptiva del coronel libio. Desde entonces se han producido diversas ocasiones de peligro para la humanidad.

Quién nos iba a decir entonces que llegaría un día lo que se ha dado en llamar “La Primavera Árabe” que tantos quebraderos de cabeza nos ha acarreado. ¿Será posible que algún día vivamos en paz con todo el mundo? Francamente, yo no lo creo.

La lista es interminable. Viene ahora el tema de Ucrania y Putin, ¡qué gracioso!, después de apropiarse de Crimea, ahora busca una solución diplomática.

De España es mejor no hablar. Por un lado, Cataluña y su desvarío secesionista. Por otro, el resurgir del independentismo vasco y su también “derecho a decidir” (a río revuelto, ganancia de pescadores). Los subsaharianos de Ceuta y Melilla. Esto es ago-ta-dor.

Una solución quiero. Necesitamos que alguien tenga una gran idea que pueda acabar con tanta insensatez. Forneas.


17 marzo 14

CASTELLÓN – NOBLEZA OBLIGA

Castellón es la primera provincia del reino de Valencia, es decir, Castellón, Valencia  y Alicante. Acabo de regresar de allí, de pasar unos días en la playa (cuatro) que he procurado aprovechar al máximo, y vuelvo con una magnífica impresión general y unas cuantas observaciones en particular.

Castellón está de actualidad por varios motivos: el primero de ellos por las Fiestas de la Magdalena, que están al caer. (La plaza de toros de Castellón se inauguró en 1887 con una corrida de Veragua para los diestros “Lagartijo” y “Frascuelo”). En segundo lugar, por su aeropuerto fantasma, un aeropuerto construido, pero todavía sin saberse cuál va a ser su futuro.

Castellón tiene sus monumentos: la basílica de Nuestra Señora del Lledó, la iglesia concatedral de Santa María, la torre El Fadri, un Teatro Principal, francamente bonito, el Mercado Central, los museos y no le falta “El Corte Inglés”, que ya tiene nueve años y está muy cuidado, como si acabara de inaugurarse.

Los castellonenses me han causado una buenísima  impresión. Yo ya les conocía por haber veraneado en Benicasim hace años, pero las cosas cambian, en este caso, para mejorar. Por ejemplo, el Grao no tiene nada que envidiar a ningún otro lugar de vacaciones de la provincia, aunque se trata de los capitalinos que bajan al Grao  a comer y a respirar el aire del mar deleitándose con buena gastronomía de la tierra: especialmente, pescaíto frito y las famosas paellas valencianas. Pero no sólo está el Grao, debo hablar también, y muy especialmente, del Restaurante Arropes (arroces y pescados). Es un lugar elegante que no se encuentra en el mismo centro de Castellón, pero no está tan lejos como el Grao y vale la pena darse un paseíto hasta allí. Hasta allí fui andando, desde el Hotel Intur Castellón, para celebrar un cumpleaños (no el mío) y encontré buena comida, ambiente agradable y trato exquisito.

En cuanto a la parte pintoresca, me resulta imposible no hablar de tres parejas de matrimonios de la tercera edad que aparecieron en un “chiringuito” de Benicasin: los hombres se sentaron juntos a una mesa y las mujeres, por su parte, lo hicieron a otra distinta; es decir, los chicos con los chicos y las chicas con las chicas.

Tampoco faltaron los ejemplos de malas prácticas de convivencia en los autobuses. En algún mal momento, se puso de moda sentarse en un asiento y poner los pies en el de enfrente. Esto es muy común en Madrid, pero también en Castellón. Primero fue un “jovenzano” algo despistado, pero luego fue un maduro de frente muy muy  “despejada” y largas rastas por detrás.

El balance, en definitiva, es tan bueno como para repetir. Forneas.

 


05 marzo 14

NOVELA HISTÓRICA SOBRE EL ROMANTICISMO ESPAÑOL

El 31 de mayo próximo, a las 12,30 horas de la mañana, presentaré en la plaza de toros de Las ventas, en Madrid, mi novela titulada RECUERDOS (novela histórica de amor, toros, política y periodismo en el siglo XIX). Se trata de una novela de “espacio”: el Romanticismo, y he querido dejar patente el comportamiento del héroe romántico frente al amor y la libertad.

El Romanticismo fue un movimiento artístico que se extendió por Europa en el siglo XIX. En España fue tardío y no llegó a su apogeo hasta 1.830. Es ésta una época revolucionaria en la política y en la cultura en la que destacan Espronceda, el poeta, revolucionario y demócrata; Larra, con su costumbrismo y su mala suerte, etc; en suma, la generación que iba a hacer posible la renovación, de nuestro teatro, de las academias, la cátedra y el nacimiento de la prensa periódica.

Se ofrecen ejemplos del amor romántico, el eje principal del Romanticismo; se cuentan las quisicosas de la política y el periodismo y se describe en profundidad la importancia y la belleza de las corridas de toros.

Se trata de una oportunidad única para conocer el cómo y el porqué de la España actual.

La calma, tan necesaria para desarrollar la creatividad, el talento y la búsqueda de la espiritualidad, se ha convertido casi en una utopía debido a la vorágine actual. Y sin embargo, en el siglo XIX se quejaban de la rapidez con que se desarrollaban los acontecimientos, ¡Qué cosas!

 


27 febrero 14

LA TUMBA DE MACHADO

Sin haberlo previsto, ni siquiera imaginado, aunque yo no carezco de imaginación, resulta que la semana pasada se ha cumplido el 75 aniversario de la muerte de Antonio Machado y no he podido evitar acordarme de cuando fui hasta Colliure expresamente para visitar su tumba.

 

Era el mes de octubre, aquel año habíamos decidido pasar unos días en el Hotel Montjoi en las afueras de  Sant Feliu de Guissols  (Gerona). El hotel estaba en un alto desde donde se divisa una extraordinaria panorámica y, en los días de viento, éste ulula de forma estruendosa. Pero voy al grano.

 

Programamos una excursión a Colliure para visitar la tumba de Antonio Machado y, nunca mejor dicho aquello era “una machada”. Había que cruzar a Francia y, por Cerbère era fácil, pero la vuelta por Port Bou tuvo su aquél para el modesto Seat 600 que entonces utilizábamos; fue mi primer coche y me lo recomendaron porque era muy duro y adecuado para un principiante.

 

La tumba de Machado no tenía nada de particular. Era una tumba y punto (o “period”, como suele decir el presidente de los Estado Unidos Barack Obama). Sin embargo, era una peregrinación obligada y la hicimos.

 

Ahora bien, la vuelta por Port Bou fue un capricho por el que pagué un precio. ¡Ojalá hubiera vuelto por Cerbère! No sé cómo estará ahora que ha pasado el tiempo, pero entonces…  recorrer semejante puerto sin posibilidad de adelantar y mucho más si te toca ir detrás de un camión. ¿Para qué contarles?

 

Antonio Machado, además de poeta era un sabio y pura sabiduría son muchos de sus poemas y sentencias como “Caminante no hay camino. Se hace camino al andar” o “En España, uno piensa y nueve embisten”. No sigo, voy a acercarme a la librería que lleva su nombre para comprar un libro y éste es el mejor homenaje que puedo hacerle hoy. Forneas


20 febrero 14

CAMINO DE SANTIAGO

La principal ruta de los peregrinos a Santiago atraviesa el cuadrante norte de la península desde la localidad francesa de Saint Jead de Pied de Port. Ya en el siglo XII, el Códice Calixtino que, actualmente se conserva en la Catedral de Santiago de Compostela, recoge una Guía del Peregrino en la cual se describían las principales etapas de la ruta. El Códice habla sobre pueblos, ríos, gentes e incluso cuerpos de santos y mártires que se veneran en las iglesias del Camino.

En ocho siglos, el paisaje atravesado por la ruta jacobea ha experimentado grandes cambios, pero muchos de sus pueblos y parajes naturales apenas difieren de aquellos que conoció el anónimo autor de la guía medieval. Lo mismo cabe decir de la intención de muchas de las personas que recorren la ruta, que no sólo constituye una revelación desde el punto de vista cultural y gastronómico (turístico, en definitiva) sino que para muchos atesora un profundo significado espiritual

El Camino Francés penetra en la provincia de Lugo, procedente de la comarca leonesa de El Bierzo por un pórtico privilegiado: el poblado de O Cebreiro. Es el final de una ascensión de siete kilómetros. Desde allí, a 1.300 metros de altitud, se contempla una fantástica vista del macizo galaicoleonés.

O Cebreiro está magníficamente restaurado. El visitante disfrutará de sus callejas de sabor antiguo, las casas de piedra y las pallozas, milenarias viviendas prerromanas. Una de ellas alberga un interesante museo etnográfico.

El patrimonio monumental tiene como joya destacada la Iglesia de Santa María la Real. En su interior se venera a imagen de esta Virgen, una hermosa talla del siglo XII. Junto al templo se encuentra la hospedería de San Giraldo de Aurillac. En el pueblo hay varios mesones y tiendas de recuerdos.

En O Cebreiro ya puede empezar a familiarizarse el visitante con la rica gastronomía lucense. La carne de vacuno y los embutidos del cerdo son especialmente recomendables.

El Camino Francés sale de O Cebreiro en dirección a Liñares. Pasado el Alto de San Roque en el que hay una estatua de bronce dedicada al peregrino, aparece el Hospital da Condesa, así llamado por haber acogido un albergue para caminantes. Más adelante encontramos Padornelo, donde estuvieron asentados los caballeros de San Juan de Malta.

Un nuevo tramo de ascenso conduce al peregrino al Alto do Poio, desde el que se divisa un espléndido paisaje de montaña. El resto del camino discurre cuesta abajo hasta llegar a la población de Triacastela.

El nombre de Triacastela procede, según la teoría más aceptada, de los tres castillos que existían en esa zona en la Edad Media, de los cuales no queda ningún vestigio. La villa se desarrolló posteriormente a partir de la explotación de canteras de caliza. La Triacastela  actual está rotundamente marcada por el fenómeno xacobeo. Basta con ver los numerosos albergues y mesones donde el peregrino puede renovar fuerzas.

Pasear por las calles de la localidad entre sus casas de piedra es todo un placer. Triacastela atesora además interesantes huellas de la Historia. Se conservan vestigios de un hospital y una cárcel para peregrinos. La iglesia parroquial, bajo la advocación de Santiago, es de origen románico, pero se reconstruyó en el siglo XVIII según los cánones del barroco. El templo tiene además unos llamativos retablos de estilo plateresco.

En lo que respecta a la comida, merece la pena degustar el cocido gallego, que en su expresión más sencilla está compuesto de lacón con grelos, chorizos y cachelos (patatas cocidas).

A la salida de Triacastela comienza uno de los recorridos más hermosos del Camino Francés. Podemos encaminarnos directamente hacia Sarria o bien tomar una ruta alternativa que nos llevará a la misma localidad, pero pasando por Samos. La primera opción es la ruta tradicional. Permite disfrutar de paisajes campestres maravillosos donde los bosques de castaños y robles alternan con los pastizales. La ruta atraviesa núcleos rurales como A Furela, Pintín, y Calvor –este último asentado sobre un antiguo castro celta- para penetrar en Sarria por el barrio de vigo. El segundo caso, el de Samos, nos permite conocer esta población llena de encanto, desarrollada en torno al monasterio de San Julián y Santa Basilisa. El conjunto arquitectónico actual (siglos XVI y XVII) es uno de los monumentos más impresionantes del Camino de Santiago en España. Del edificio antiguo, fundado en el siglo VI, ya no queda nada.

El monasterio alberga una comunidad de afables monjes benedictinos que proporcionan alojamiento al peregrino y muestran la abadía en visitas guiadas. Es destacable la iglesia de fachada barroca y con un impresionante órgano, así como los claustros. En las cercanías se encuentra la Capilla del Ciprés, un edificio mozárabe del siglo X.

Samos cuenta también con una amplia oferta hostelera. Por estas tierras es recomendable probar el churrasco, carne de ternera o de cerdo preparada a la parrilla que a menudo se acompaña con chorizos. En la zona se produce también una espléndida miel de montaña.

Entre ríos, prados, pequeños bosques y aldeas discurre e camino de Samos a Sarria. El viajero atraviesa núcleos como Foxos, Teiguin y Perros, enlazando en Aguiada con la ruta tradicional.  Sarria es, después de Santiago, la población más importante del Camino Francés en Galicia. En esta villa falleció Alfonso IX en plena peregrinación a Compostela. En el casco antiguo pueden verse los vestigios del castillo medieval, el monasterio de la Magdalena (habitado por monjes mercedarios) y las iglesias de San Salvador y Santa Marina. Justo detrás de esta última se encuentra el albergue de peregrinos municipal. En Sarria hay además una abundante oferta de albergues privados, tanto en la parte antigua de la villa, como en ruta, estratégicamente situados en los últimos kilómetros antes del pueblo. Es merecida la fama de los embutidos locales. También pueden degustar un buen cocido en temporada (otoño-invierno) y empanada y pulpo en cualquier época del año.

El Camino abandona Sarria por el barrio de San Lázaro, conocido por acoger la mayor concentración de anticuarios de Galicia. Un lugar ideal para bucear entre viejos muebles, objetos decorativos, enseres domésticos y aperos de trabajo. A pocos kilómetros de la villa se encuentra el núcleo de Barbadelo, que cuenta con una bella iglesia románica. A partir de ahí, las pequeñas aldeas se suceden.

Poco antes del lugar de Morgade aparece el mojón que nos indica que sólo faltan 100 kilómetros para llegar a Santiago de Compostela. Morgade tiene una capilla dedicada a Santa María en la que los peregrinos suelen depositar mensajes escritos. El siguiente pueblo es Ferreiros donde podemos admirar una interesante iglesia con pórtico románico.

La llegada a Portomarín está precedida por la aparición del río Miño, que en ese tramo forma parte del embalse de Belesar. Bajo esas aguas yace el antiguo pueblo. El nuevo, construido en 1960, se extiende sinuosamente en el montículo cercano. Hay excelentes miradores para contemplar el Miño, y también un club náutico para los aficionados al remo y la vela. Entre todos los tesoros de Portomarín destaca la iglesia-fortaleza de San Juan y San Nicolás, construida por los caballeros de San Juan de Jerusalem en el siglo XII. El templo se trasladó piedra a piedra antes de que inundaran el pueblo antiguo para la construcción del embalse. Otro monumento especialmente pintoresco es la capilla de la Virgen de las Nieves, que se asienta sobre un arco del viejo puente medieval.

En los mesones de Portomarín pueden degustarse sabrosas anguilas y truchas, además de las omnipresentes carnes. Pero la villa es especialmente famosa por sus tartas y por el aguardiente. Esta bebida tiene tanta importancia que cada Domingo de Pascua se celebra el día del Aguardiente. Los artesanos sacan sus alquitaras a la calle y destilan el preciado líquido ante el público.

En la etapa Portomarín-Palas de Rei, el viajero deja la provincia de Lugo y entra en tierras de Coruña. Se trata de un trayecto caracterizado por continuas subidas y bajadas, donde se pone a prueba la resistencia de los que peregrinan a pie. El Camino sale de Palas de Rei por el denominado Campo dos Romeiros, un lugar donde grandes grupos de peregrinos solían juntarse para afrontar la última parte de la ruta. A pocos kilómetros de la villa encontramos San Xulian do Camiño, con una preciosa iglesia románica del siglo XII.

La última aldea de Lugo atravesada por el Camino Francés es Casanova. La primera de la provincia de La Coruña, Leboreiro. Su iglesia, consagrada a Santa María, es ejemplo de románico de transición.

En la dinámica localidad de Melide, al pie de la Sierra de O Careón, el Camino Francés se une con el Camino Norte procedente de Ribadeo. Los peregrinos procedentes de la costa de Lugo entraban en Melide por el antiguo monasterio-hospital de Sancti Spiritus, que en la actualidad acoge el Museo Etnográfico. Tanto esta villa como la cercana Arzúa son las mayores aglomeraciones urbanas que el peregrino encontrará antes de llegar –y ya está muy cerca- a Santiago de Compostela.

El tramo Arzúa-Santiago de Compostela sólo son 38 kilómetros que separan al peregrino del sepulcro del Apóstol Santiago. Primero son 24 kilómetros hasta Lavacolla, el aeropuerto de Santiago. El trayecto tiene pronunciadas cuestas, especialmente duro para los que viajan a pie o en bicicleta. Entre Lavacolla y el destino final median otros 14 kilómetros. Resulta emocionante la llegada al Monte do Gozo, desde cuya altura se divisan, por fin, las torres de la Catedral de Santiago de Compostela.

Forneas


08 febrero 14

FILLOAS, FRISUELOS, CREPES

Entre los buenos recuerdos de mi niñez están los frisuelos que hacía mi madre. Se dice que los frisuelos son un postre típico de Asturias y León, pero mi madre era gallega, de Lugo.

También tengo un buen recuerdo para las filloas, pero las primeras que yo conocí eran de sangre (de sangre de cerdo) que enviaba mi abuela en una botellita ya preparada, junto con otros productos de la matanza del cerdo, para que celebráramos los carnavales. Ahora ya no me gustan y creo que, en Galicia, no deben de abundar mucho porque, cuando los restaurantes te ofrecen filloas, lo que te sirven son crepes.

Las filloas son un plato típico gallego, sobre todo en época de carnaval (O Entroido) y como queda poco tiempo para esa fecha vamos a ir haciendo unas cuantas para abrir boca. Las filloas pueden ser saladas o dulces, la única diferencia está en que las saladas se preparan con agua (lo ideal sería con caldo de preparar el cocido gallego) y las dulces se hacen con leche y azúcar por sirven para el postre y además se pueden rellenar con natillas, etc .

Si usamos el caldo de preparar el cocido nos saldrán unas filloas muy distintas de sabor, y hay que tener en cuenta que los líquidos del caldo pueden actuar como espesante porque en el cocido suele haber muchos tipos de carne: morro, lengua, oreja,pezuña, costilla, lacón,  etc… Vamos a ello.

- 2 huevos

- 1 litro de agua (o caldo)

- ½ kilo de harina

- 1 trozo de tocino (para untar la sartén) y Sal

Según cuenta la Wikipedia, las crepes son originarias de la región de Bretaña, al oeste de Francia, en donde se llaman krampouezh; actualmente es un plato consumido a diario en todo el país, especialmente en el Chandeleur o Fiesta de la Candelaria, como parte de la tradición local (habitualmente se sirven acompañados de sidra). En esta región francesa se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y generalmente reservadas a los dulces y las galletes elaboradas con trigo sarraceno o alforfón, en general reservadas a rellenos salados. Este tipo de trigo oscuro fue traído a Europa de China y a su paso por Europa Oriental dio origen a una comida similar, los blinis.

Forneas


01 febrero 14

¡SALVEMOS LAS PAYOZAS!

La PAYOZA es el icono de la Galicia más tradicional, etnográfico y paisajístico, que lleva entre nosotros desde la época celta, aguantando en pie vientos y tempestades, está ahora al borde del derrumbe por decisiones políticas. Así fue la noticia publicada por “El Correo Gallego” hace unos días.

De Medio Ambiente a la administración local, de ahí a la Diputación de Lugo, y así sucesivamente, la pelota cambia de manos sin dar solución a un problema que –para variar–, intentan solucionar los vecinos de Piornedo, (Cervantes) en Lugo, a golpe de denuncia pública. Son estos lugareños quienes constatan las buenas palabras del administrador de turno, que reconoce el innegable valor de estas construcciones prerromanas Bien de Interés Cultural (BIC) e impide su modificación, estipulando que el techo esté cubierto de paja y velando por su idónea conservación, pero que a la vez racanea en colaborar en los gastos que ello conlleva, a riesgo de que tal vez un día sea ya tarde. La Xunta responde con una guerra de cifras recordando que de los 1,5 millones de euros aportados desde 1998, el Bipartito encabezado por el PSOE (que ahora se pone tras la pancarta y llevará el asunto al Parlamento) solo  aportaron 300.000. Y así será, pero la cuestión principal no es esa, sino la de salvar las pallozas . Al final, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Pero mientras, que alguien haga algo. Esta es una noticia aparecida en El Correo Gallego de hace unos días.

Con poco más de una docena de vecinos durante los meses de invierno, la aldea de Piornedo es uno de los grandes emblemas de la Serra dos Ancares, que separa Lugo, León y Asturias. A 1.300 metros de altitud, el paisaje invernal se vuelve pintoresco cuando la nieve empieza a cuajar sobre los tejados de las pallozas, las construcciones prerromanas de techumbre de paja, que han sido rehabilitadas, convirtiéndose en la imagen del pueblo y la comarca. De origen prerromano, son las viviendas tradicionales por antonomasia. Presentan planta oval, circular o elíptica, con techo de “colmo” y paredes de mampostería. En ellas vivían las familias con sus animales domésticos, los cuales les proporcionaban calor.

Son en realidad consecuencia directa del precario modo de vida vigente durante siglos, si bien resultan bastante imaginativas, al aprovechar tanto el desnivel del terreno para el vertido de aguas residuales, como su orientación adecuada al sol, para captar hasta el más mínimo rayo de luz.

Forneas


24 enero 14

¡ADIOS, MAESTRO!

Hoy, fiesta de nuestro patrón, San Francisco de Sales, siento que quiero escribir sobre Manu Leguineche (D.E.P.). Yo le conocí y entrevisté cuando era una joven estudiante.

Conocí a Manu a través de su libro “La Tribu”, uno de los libros de periodismo de trinchera más interesantes que yo he conocido. Trata del golpe de estado contra Teodoro Obiang ,( tío del actual presidente ) el que fue presidente de Guinea Ecuatorial, en el año 1979, y del que se llegó a decir que practicaba el canibalismo. Es un brillante retrato de las quisicosas del periodismo de la época.

Años más tarde le entrevisté para un trabajo de doctorado. Hablamos de muchas cosas, pero sobre todo de Irán y del ayatolá Ruholla Jomeini , un tema que yo conocía bien en aquel entonces.

Hoy, al cabo de tantos años, quiero destacar que no voy a decir nada de su labor periodística porque, pera eso, ya están los otros compañeros, yo lo que quiero es destacar su calidad humana que casi, casi me enamoró.  Forneas

 

 

 

 

 

 

 

 


18 enero 14

A FUEGO LENTO

YO, al igual que España, he vuelto, y que me perdonen España y los españoles porque yo se muy bien que las comparaciones son odiosas.

Digo que “he vuelto” porque hubo un momento en que pensé en tirar la toalla. Fue cuando dejó de funcionar Internet y yo estaba pendiente de recibir noticias importantes. Háganse ustedes a la idea de que mi ordenador actual todavía no ha cumplido los cuatro meses.

He pasado la Nochebuena en Galicia, con la familia y una ciclogénesis que me atacó de lleno. No obstante, pues ¡vale!, ¡bueno! muy bien, pero hay que vivirlo y la ciclogénes te cala hasta los huesos, el paraguas no sirve de nada y el viento te lleva a ti también. Luego me fui a Alicante para tomar el sol y compensarme un poco. Bien, muy bien, pero a la vuelta, en el AVE, me ocurrió algo inaudito para mí que he viajado cien veces a Sevilla y nunca tuve problema. Pues bien, me cambiaron el equipaje y me lo subieron arriba, arriba del todo, donde yo no podía alcanzarlo y mucho menos bajarlo. Yo jamás tocaría las pertenencias de otra persona y, por eso, me enfadé mucho.

Ya lo dijo aquel que sabía lo que se decía: “Y para comer, Lugo”. Cuando bajan las temperaturas es tiempo de cocido, plato insigne de la cocina gallega (sin olvidar el “cocidito madrileño”). Ahí tenemos a Lalín que ha convertido el cocido en arte, así como otras regiones como la Montaña lucense, o A Chaira. El buen cocido necesita su tiempo de preparación, a fuego lento, también necesita su tiempo para degustarlo y pasearlo.

Hay tantos cocidos como cocineros. En unas zonas apuestan por los chorizos ceboleiros y en otras se apuesta por el botelo o la androlla que dan renombre a Fonsagrada y Navia. Los garbanzos son tradición en la provincia de Lugo. En otros lugares se apuesta por las fabes o por ambas para acompañar en la fuente a las patatas, los grelos o el repollo, sin olvidar la posible inclusión de castañas cocidas para contrastar con su sabor ligeramente dulce. Y también, la cachola.¬¬

En un cocido, los sabores se potencias unos a otros para completar un todo. Forneas


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer