JORGE VÁZQUEZ DESLUMBRÓ CON UNA NOCHE MÁGICA  

La Mercedes Benz Fashion Week Madrid acaba de finalizar, y tengo que decir que se sintió el éxito tanto en la organización como en el ambiente. La cena que Jorge Vázquez ofreció con motivo de su desfile también fue un éxito.

 

El gran Hotel Santo Mauro fue el marco de fondo para una noche mágica donde no faltó detalle alguno.

La moda es una mezcla de decoración, arte y búsqueda de la estética, según la tendencia del creador, sea cual sea esta pero siempre imponiendo el glamour, que puede ser más guerrero, romántico o estéticamente más neutral. Pero la cuestión es transmitir mensajes creativos que nos hagan vibrar. Jorge Vázquez cultiva la virtud de vestir la delicadeza llenándola de carácter y actitud. Una imagen bucólica con siluetas y proporciones renovadas, que permiten descontextualizar la estética de la campiña francesa y llevarla a todos los aspectos de la vida.

La mujer de Vázquez es joven, fresca, romántica, delicada, onírica, fuerte y extremadamente femenina. El gallego rinde homenaje a las grandes musas de la moda y el cine, iconos de los años cincuenta y sesenta. Para él, bajo el intenso cielo azul de la campiña, todas las mujeres pueden ser Audrey, Jackeline, Brigitte o Marylyn. Le femme est où commence le ciel… [“La mujer es donde el cielo comienza…”].

En esta ocasión, Vázquez extrae de la vida en la campiña los tejidos más naturales como el lino o el algodón y los combina con popelines, gazares, muselinas, tules, rasos o tafetas. En este ambiente idílico también están presentes el vichy o el Príncipe de Gales. De nuevo, Jorge Vázquez no se resiste a otras texturas más ricas, gracias a bordados, aplicaciones de cristal y lentejuelas.

Los bolsos son de exquisita marroquinería de lujo, de la marca argentina Solantu Buenos Aires, realizados en piel de cocodrilo proveniente de cría sostenible. Una colección exclusiva de carteras – joya inspirada en el art déco, con herrajes de orfebrería hechos de alpaca e incrustaciones de piedras semipreciosas y madera autóctona.

Para esta ocasión me vestí con una bata de la firma Colombiana Lobo Rosa, accesorios de la también Colombiana Flor Amazona, cuyos diseños de joyas pre colombinos destacan con su toque dorado como los zapatos y siguiendo la misma línea de utilizar diseñadores de este país, diadema de Margarita Diaz del Castillo y bolso de piel amarillo y blanco de Rinkel.

Colores para una noche de color en honor a Latino América, un país azotado por los desastres naturales en donde desde aquí quiero mandar mi apoyo a Puerto Rico y México. La vida sigue y nosotros con ella pero me es inevitable guardar minutos de silencio y una mezcla de sentimientos dolorosos ante estos desastres que bien merecen una mención.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer