Cenas de verano

Creo que ya sabéis que me encantan las mesas bien puestas, soy la tonta de los cuencos, bandejas, juegos de café, platos y copas. Desde que tengo mi propia casa, mis caprichos han cambiado mucho, antes me compraba unos zapatos y ahora un juego de tazas o unas copas. Estas son mis últimas adquisiciones. De los cuencos me encantaron los colores brillantes y la textura, hasta que lo tocas parecen

Continúa leyendo