hola.com

 

Entradas etiquetadas: Feng Shui


23
enero 12

Feng Shui en la zona de trabajo

El Feng Shui considera que la zona de trabajo ha de estar correctamente acondicionada y distribuida para lograr un equilibrio práctico y funcional que mejore el desarrollo de la tarea a realizar. Para ello, debemos conocer una serie de puntos que nos permitirán maximizar y aprovechar la energía positiva, potenciando de esta manera la motivación y las ganas de llevar a cabo una determinada actividad profesional.

Tanto si se trata de una despacho en casa como de una oficina fuera de ella, nos regiremos por las mismas pautas que nos muestra el Feng Shui, ya que trabajar en casa ni da mala suerte, ni aleja el chi positivo, la única diferencia que encontramos en ambas ubicaciones es que en la primera debemos impedir que interfieran las distintas actividades entre las estancias existentes.

Existen ciertos elementos que se contraponen, como en este caso pueden ser descanso y actividad o trabajo y ocio, y es conveniente mantenerlos separados en diferentes áreas. Pero esto no siempre es posible debido a la escasez de espacio, por lo que deberemos encontrar el equilibrio entre los opuestos para conseguir el mayor equlibrio posible entre ellos. De forma que delimitaremos claramente el tiempo dedicado a la realización de cada actividad. Aun así, lo ideal es disponer de una habitación independiente, lo más gradable posible, que fomente un mayor rendimiento y disminuya la sensación de agobio y estrés.

Según el Feng Shui, la oficina debe ser funcional antes todo y buscar un punto de equilibrio entre el yin y yang. Dicho equilibrio se conseguirá siempre que se pueda alcanzar en la estancia un estado de relajación y concentración (yin) pero que al mismo tiempo estimule la actividad (yang). Todos los elementos que integren el lugar de trabajo deben respetar dicho equilibrio, al igual que ocurre con la distribución y los materiales de los mismos. Una relación de armonía entre ambos aumenta nuestras posibilidades de tener éxito en la vida, e incluso en el trabajo.

- El escritorio es aconsejable que sea amplio y con formas redondeadas, sin esquinas en ángulo.

- Sobre la zona donde nos sentamos debemos intentar no colocar estanterías ya que generan sensación de agobio.

- Contar con  una especie de jardín zen nos ayudará a relajarnos y renovar energías.

- Colocar sobre el escritorio una figura pequeña o algún objeto artístico contribuye a activar nuestra energía.

- Si en algún lugar de la estancia existe una alfombra se recomienda situar una planta encima.

- En zonas donde haya elementos decorativos de origen natural , como sillones de piel o muebles de madera, es favorable situar en algún lugar próximo una pecera o fuente que mejore nuestro rendimiento.

- Los cuadros y elementos reconfortantes que nos recuerden retos conseguidos anteriormente en el trabajo y los estudios, o simplemente evoquen sentimientos, mejorarán nuestra confianza y nos ayudarán a seguir esforzándonos.

También debemos contar con aparatos como el ordenador, la impresora, el escaner, el fax y la TV, los cuales no son considerados negativos en el feng shui, pero debemos tener la precaución de mantenerlos fuera de las zonas de descanso. Podemos compensar el exceso de electricidad con flores o plantas que mejoren el flujo de energía.

Esta teoría, además de buscar el equilibrio, persigue la protección de todo lo negativo. Algunas premisas que debemos tener en cuenta son no sentarnos de espalda a la puerta, ya que esta es considerada la entrada de oportunidades y, al mismo tiempo, por donde pueden entrar las traciones y las amenazas, por lo que debemos estar de frente a las mismas para impedir su acceso, sobre todo si se ejercen trabajos donde se tiene poder. En casos donde haya ventanales con vistas agradables, se puede cambiar la orientación pero disponiendo de algún espejo que nos permita ver la puerta. También se permite en trabajos inspiradores como escritores o diseñadores que necesitan mayor abstracción del entorno. La silla donde nos sentemos debe tener un respaldo alto que nos cubra la mayor parte de la espalda, y si detrás de la misma tenemos una pared o un mueble, mejor todavía.

Es fundamental evitar el desorden y la falta de utilidad, centrándonos en lo realmente práctico, sin descuidar la propia estética. La mezcla de comodiad y seguridad dará lugar a resultados fáciles y a disfrutar mientras se trabaja. Para ello podemos optar por almacenar los documentos y todo tipo de manuales en armarios y cajas, impidiendo tener todo ello a la vista, manteniéndolo recogido y decorando el ambiente.

En cuanto a la iluminación, el uso de luces suaves recrea atmósferas tranquilas y relajadas. Podemos utilizar lámparas graduables de intensidad, muy recomendables para adaptar el ambiente en función de la necesidad, pero sin olvidar una de sobremesa que permita centrarse en el trabajo y facilite la concentración.

Los colores que utilicemos serán determinantes, ya que los mismos influyen sobre nuestro estado emocional y pueden ayudar o dificultar las realización de tareas. Para cada actividad son aconsejables determinadas tonalidades.

- Colores durazno y terracota: Muy recomendables para los trabajos que se basan en la comunicación, escuchar, conciliar y negociar.

- Verdes: Generan ideas nuevas e ingeniosas, por lo que resultan interesantes para quienes trabajan conquistando nuevos mercados o están cambiando el rumbo laboral.

- Azules: Favorece la introspección y a contactar con las propias emociones, siendo beneficioso para quienes trabajan solos.

- Amarillo claro: Aumenta la energía y ayuda a realizar tareas monótonas y repatitivas.

- Blanco: Ayuda a la objetividad, concentración y al trabajo intelectual. Genera ambientes ordenados, limpios y visualmente atractivos.

- Colores naturales y terroso: Transmiten sensación de contención y estabilidad y ayudan a dominar miedos y preocupaciones futuras.

Siguiendo todas estas pautas mejorará el flujo de energía y por tanto vuestra concentración en el trabajo. ¿Conocíais algunas claves para decorar este espacio según el Feng Shui? ¿Tenéis zona de trabajo en casa?

Podéis seguirme en Facebook (Página) / (Grupo )y Twitter.

Muchos besos!!!

Share


21
noviembre 11

Decoración Feng Shui en el baño

El baño es una de las zonas complicadas de la casa y por eso debemos prestarle mayor atención  a la hora de aplicar las teorías del feng shui. Se caracteriza por ser un lugar de fuga energética marcado por el exceso de agua y frialdad, por lo que deberemos centrarnos en evitar sensaciones de humedad, falta de calidez o ausencia de luz, factores clave en la consecución de nuestro objetivo.

Según la tradición china el servicio debía situarse fuera de la casa y no existían tuberías, ni desagües en el interior de las viviendas. Se evitaba cualquier agujero por el que pudiera escapar la energía de la fortuna y la salud. Pero adaptar esta creencia a la construcción actual puede resultar complicado ya que hoy en día todas las casas modernas tienen incorporadas las canalizaciones del agua corriente, la cisterna y los desagües. Nuestra tarea consiste en adaptar el cuarto de baño contemporáneo a las ideas feng shui.

En el baño el elemento principal es el agua, símbolo de dinero, por lo que debemos conseguir que no se escape. Para ello es muy importante la ubicación del mismo así como de los distintos elementos que lo integren, ya que según donde se encuentren disminuirá o aumentrá la energía chi dentro de la casa.

Las localizaciones menos propicias son frente a la puerta de entrada o cerca de una escalera, cocina o comedor. El inodoro es aconsejable que no se vea desde la puerta, favoreciendo la energía si se encuentra detrás de la misma y reduciendo los efectos negativos.

El conjunto de sanitarios ducha, bañera, inodoro, bidé y lavabo son elementos delicados que influyen negativamente no solo en la habitación en que se encuentran, sino también al otro lado de las paredes y zonas que se ubican en pisos superiores o inferiores a los mismos. Es recomendable no colocar el cabecero de la cama o los fogones de la cocina justo en la pared de al lado o debajo de donde se encuentre la cisterna. Si se pueden colocar todos los baños de la vivienda en vertical sería la posición ideal.

 

La tapa del inodoro debe estar cerrada siempre que no se utilice y al accionar la cisterna, evitando que así se escapen la suerte y el dinero. La puerta del baño también debe de estar cerrada siempre para evitar que la energía de su interior interfiera en la del resto de la casa.

Debemos olvidarnos de que se trata de una zona en la que estamos en contacto con la fisiología y tratarla como cualquier otra habitación, consiguiendo un ambiente cálido y acogedor donde nos sintamos cómodos e invite a la relajación. Para ello, la limpieza y  el orden son fundamentales, creando espacios desahogados donde podamos movernos comodamente.

Se debe ventilar diariamente para potenciar la frescura en el espacio y evitar la acumulación de humedad. La iluminación debe estar muy cuidada, la luz natural o artificial intensa estimula la energía chi. Las luces empotradas en el techo son muy eficaces y se pueden complementar por otras de menor intensidad, permitiéndonos la utilización de unas u otras según la necesidad. Los espejos potenciarán ese efecto y además son muy positivos en estos ambientes.

En cuanto al mobiliario y la decoración, es preferible decantarse por muebles de líneas puras y sencillas, donde predominen los colores claros tanto de los mismos como de paredes y complementos, el uso de plantas, tanto artificiales como naturales, y la colocación de cuadros y fotografías que evoquen motivos vegetales o naturales. Las esquinas de 90º y los cantos agudos de muebles y ducha deben sutituirse por acabados y formas redondeadas, menos peligrosas y conformes al feng shui.

Además del elemento agua, es aconsejable que convivan en un mismo espacio otros como la madera y el fuego (velas, lámparas, cuadros con motivos vivos), con la intención de conseguir un equilibrio técnico y natural que favorezca el conjunto. Los materiales más óptimos son el mármol, el granito y cualquier superficie duray lisa que acelera el flujo del chi, siendo mayor el efecto si tienen acabados brillantes y no mate.

Como toque final podéis utilizar fragancias de aromas relajantes y agradables que personalicen esta zona y os sintáis como en cualquier otra habitación de la casa. ¿Ya conocíais las teorías del feng shui aplicadas al baño? ¿Seguís algunas de estas costumbres?

Podéis seguime en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Muchos besos!!!

Share


9
septiembre 11

Feng shui para tu salón

Como ya sabéis, desde hace un tiempo, estamos conociendo las formas de aplicar las teorías del feng shui a la decoración de nuestra casa. Hoy vamos a centrarnos en el salón, lugar de encuentro y reunión con familiares y amigos, donde llevamos a cabo parte de nuestra vida social y , a la vez, pasamos ratos de soledad disfrutando de algunas aficiones como pueden ser leer o escuchar música. Como véis, es un espacio multifuncional donde realizaremos actividades muy diversas, por lo que su decoración y distribución deben estar pensadas correctamente para garantizarnos un entorno lo más agradable posible.

La ubicación más favorable es cerca de la puerta de entrada y al mismo nivel del suelo. En cuanto a su orientación, es preferible que esté dirigido al sur, pero esto son factores que vienen dados por la propia vivienda y no se pueden modificar.

Los elementos que rigen esta estancia son Tierra y Madera. Perfectamente combinables con cualquier color en las paredes, pero siendo más apropiada la utilización de tonalidades terrosas no muy oscuras como arenas, tostados, pasteles, y blancos en sus diversas variedades, facilitando su adaptación al resto de la sala. Si colocamos cuadros, fotos, libros o esculturas deben estar perfectamente integrados, sin que resalten excesivamente en el conjunto.

El orden y la comodidad son fundamentales, debemos elegir muebles que inviten a su uso y disfrute, si son demasiado serios o incomodos nos impedirá una correcta utilización de los mismos. Este aspecto marcará considerablemente las relaciones sociales de las personas que habiten en la casa, creando lazos más estrechos y mayor flujo de energía chi cuanto mejor y más libres nos encontremos.

La colocación de los muebles debe ser, siempre que sea posible, según la forma del ba-gua, consistente en formar una figura cerrada y sin ángulos rectos para que la energía chi pueda moverse libremente por toda la estancia sin encontrar obstáculos.

El sofá es aconsejable que cuente con una estructura de madera y que esté tapizado con textiles delicados, como el algodón o la lana. Debe apoyarse en una pared, desde donde se gozará de una perfecta visión del resto del salón. Las sillas y sillones también deberán estar tapizadas con tejidos naturales, al igual que la confección de cortinas, preferiblemente de fibras del mism0 genero.

Si el salón comparte espacio con el comedor en la misma habitación, deberemos distinguir ambas zonas, sino es posible fisicamente, hacerlo mediante el uso de colores distintos en las paredes, diferentes decoraciones, variaciones en la intensidad de la luz… De forma que percibamos que son dos estancias unidas y a la vez independientes. La mesa del comedor, ha de ser grande, de una sola pieza, preferiblemente cuadrada o rectangular, y en tonos claros, evitando el cristal en la medida de lo posible.

La iluminación necesitamos que sea suave , para favorecer la creación de ambientes tranquilos y agradables, y esto lo lograremos con una luz indirecta, dirigiendo la luz hacia el techo y sin que incida directamente sobre nosotros.

La utilización del televisor, ha sido un tema de estudio. Su vertiente más oriental considera que es un elemento negativo, mientras que su lado más europeo no lo ve como tal, pero si aconsejan tenerla desenchufada siempre que no se vea y situarla en un lugar que no esté totalmente visible o pueda ser tapada mediante algún mueble con puertas correderas o algún otro elemento.

La puerta de entrada al salón si es grande mucho mejor, ya que se considera que así penetrará mayor cantidad de chi. No debemos colocar delante de ella muebles que interfieran en el moviminto de la energía. Si os gustan las alfombras estáis de suerte, consideran que atrapan la energía evitando que se escape, cosa que ocurre cuando la puerta y la ventana están una frente a la otra.

Principalmente, consiste en crear atmósferas cálidas que gracias a una serie de pautas pueden mejorar las percepciones y las sensaciones. Todas las que hemos visto os ayudarán a mantener vivo el espiritu feng shui.

Imágenes: Decoratrix, vintageandchic, Opendeco.

Podéis seguirme en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Muchos besos!!!

 

Share


7
julio 11

Cocinas de inspiración Feng Shui

La cocina es uno de los lugares más creativos y vitales de una casa. En ella, se realizan actividades como cocinar o tareas de limpieza, pero también puede ser una zona perfecta para compartir ratos con la familia. Debemos intentar no pensar en ella como un espacio de trabajo sin más, sino entenderla como una zona de encuentro que invite a entrar y disfrutar.

Según la teoría más tradicional del Feng Shui, la cocina se asocia con la prosperidad y la riqueza, por lo que es una parte de la casa que debemos cuidar y potenciar su calidez. En ella se combinan dos elementos, el agua y el fuego, que hay que saber armonizar y equilibrar para que proporcionen energías positivas.

La ubicación ideal es orientarla hacia el sur, ya que este punto cardinal está relacionado con el fuego y es el elemento principal de la cocina. La distribución más óptima es colocar una isla en el medio de la estancia, pero no siempre es posible debido a los limitados espacios.

El orden, la limpieza y una buena ventilación contribuyen a conseguir un ambiente más tranquilo y lleno de paz. También ayudará no tener aparatos como teléfonos o televisiones que interfieran en las relaciones personales y en el movimiento de la energía.

La zona de cocinar y el fregadero son el eje de la cocina según el Feng Shui. Los componentes fuego y agua, deben estar juntos entre los del mismo gupo pero separados de los del otro. Es decir, horno, microondas y fogones a un lado, fregadero, lavavajillas y lavadora a otro. Ni al lado justo del contrario, ni enfrentados. Sino es posible debido a la distribución del espacio, es aconsejable separarlos simbolicamente mediante objetos de madera o acero, como botes o una tabla de cortar alimentos.

Los fogones deben estar siempre limpios y utilizarse de igual manera, es decir, no tener unos más usados que otros, son sinónimo de equilibrio y generan un efecto económico positivo.

La ubicación de la puerta hay que evitar que se encuentre frente a la del baño o directamente mirando hacia la puerta de entrada a la casa. Cerca de la entrada pero no frente a la misma es una buena ubicación. La persona que cocina es aconsejable que no esté de espaldas a la puerta o bien contar con algún elemento como un espejo o chapa de acero que refleje la misma y pueda verla mientras está cocinando.

La luz natural es la mejor para alumbrar cualquier zona y lo mismo ocurre en la cocina. En los momentos que se requiera luz artificial, esta debe ser intensa, llenando todo el ambiente.

Es importante crear un espacio fresco y de aspecto natural, usando plantas o elementos vegetales decorativos tales como cenefas, cuadros, fotografías de paisajes, flores, frutas, cualquier aspecto botánico en general o bien representaciones de personas, animales o comidas. Se encargan de aumentar el flujo positivo.

Los colores más apropiados son los blanco y claros, evitando los más calidos y, por consiguiente, el exceso de fuego, así como los más acuáticos para que el agua no apague el fuego. Os recomiendo tonos tierra y suaves, caracterizados por transmitir tranquilidad y calidez, combinados con pequeñas notas de color intensas en objetos decorativos.

En el caso de que la cocina y el comedor se encuentren en un mismo espacio, es necesario separarlos, bien fisicamente o virtualmente, mediante, por ejemplo, un murete, o jugando con las luces para diferenciar ambas zonas.

Es un tema extenso e interesante que nos ayuda a conocer aspectos que favorecen la fluidez de energías positivas en nuestra casa.

Imágenes: Facilísimo y otros.

Muchos besos!

Podéis seguir todas las novedades en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Share


20
mayo 11

Feng shui para decorar tu dormitorio

Desde el punto de vista del Feng Shui, el diseño y la decoración del dormitorio deben seguir una serie de reglas que nos ayudarán a lograr una atmósfera adecuada, donde relajarnos y disfrutar de un sueño reparador sea posible. Mientras dormimos somos más vulnerable a las energías que nos rodean, por eso debemos prestar especial atención a una estancia tan íntimamente ligada a nuestra personalidad.

Existen ciertos aspectos del feng shui para los que se necesita tener profundos conocimientos del mismo, como la orientación geográfica de la casa,  pero nosotros vamos a centranos en algunos más accesibles para nosotros, como la distribución de los elementos y otro tipo de factores estéticos.

 Puertas del dormitorio

Es conveniente que nuestro dormitorio tenga una puerta de entrada y esté separado del resto de estancias mediante paredes divisorias, evitando el paso de energías procedentes del resto de la casa. De lo contrario, estaríamos expuestos a líneas de energía que fluyen de otros sectores, teniendo como consecuencia la alteración de nuestro sueño. También es importante que solo haya una puerta, ya que si hay más la energía entra por una y se pierde por la otra.

En el caso de espacios diáfanos donde se prescinde de paredes, es aconsejable la colocación de algún elemento divisorio, como estanterías o biombos, que proporcionen una mayor intimidad a la zona, evitando el paso libre de energías externas.

La puerta del dormitorio no debe estar frente a una escalera porque la energía se acelera cuando sube y entra en la habitacón con fuerza negativa. Si esa es la situación que tenemos,  se puede colocar, entre la puerta y la escalera, una luz de techo fuerte que disminuya ese impacto energético.

Tampoco debe apuntar directamente a la cama, ya que recibiremos el efecto directo de la energía entrante, produciéndonos alteraciones del sueño.

Situación del dormitorio

 El dormitorio debe estar en la zona más tranquila y resguardada de la casa, normalmente es la parte trasera o interna conocida como “el lado montaña”. El Feng Shui sigue el principio del Yin Yang; las montañas son Yin, tranquilas, y las aguas son Yang, activas.  Es por ello, que las casas necesitan agua en la parte delantera, actividad, y montaña en la trasera, tranquilidad y protección.

Dormir es una actividad Yin, por lo que para su correcta realización necesita características afines que ofrezcan relajación y descanso.

Forma del dormitorio

Las formas más apropiadas son las cuadradas y rectangulares, ya que al ser regulares la energia circula serenamente. Sin embargo, en las estancias de distribución irregular se ve entorpecido su movimiento.

Posición de la cama

Tiene que ocupar un lugar que nos haga sentir seguros y protegidos, favoreciendo el descanso de nuestro sistema nervioso. El cuerpo es inteligente y pude percibir malas sensaciones sino está correctamente ubicada.

No se debe colocar debajo de una ventana o frente a la puerta de la habitación porque nos llegaría un fuerte impacto de energía nada beneficioso. Si no tenemos más remedio que colocarlas así, podemos optar por cerrar la puerta mientras dormimos o utilizar cortinas para cubrir las ventanas.

La cabecera de la cama debe apoyarse en la pared y sobre un cabecero que aporte seguridad, preferiblemente de madera o de cualquier material neutro no metálico. Esto es debido a que los cabeceros de metal no son favorables a todas las personas.

Otro punto a tener en cuenta, es la orientación que debe tener según nuestra fecha de nacimiento o nuestro trigrama personal, pero estos son ya temas que merecen un mayor conocimiento de expertos en la materia.

Techo del dormitorio

Lo más favorable para nuestra salud es que sea plano, sin saliente ni vigas atravesadas, evitando que se trastorne la energía que fluye y al mismo tiempo que esta nos provoque mal estar. Si nos gustan ese tipo de elementos decorativos o no podemos cambiarlos, colocando alguna estructura que proteja a la cama, como por ejemplo un dosel, combatiremos el efecto negativo.

Es preferible evitar también los techos a dos aguas o inclinados que interrumpen la circulación de corrientes internas de energías. Una opción para contrarrestar dicho efecto es colocar un falso techo que acabe con las desigualdades.

 Colores e iluminación

Son dos factores fundamentales para lograr un ambiente favorecedor a este arte milenario, lleno de armonía y serenidad.

Los colores más apropiados son tonos suaves como los beiges, blancos, ocres, tostados, y las degradaciones más suaves del rojo y púrpura. Es conveniente descartar los colores intensos y los oscuros como el negro.

La iluminación debe estar muy cuidada, donde las luces ténues son las protagonistas, transmitiendo relajación y calidez. Las lámparas de mesa son ideales ya que iluminan de forma suave puntos clave. Es muy importante evitar la luz directa sobre la cama.

Complementos

Los espejos tienen el poder de reflejar y rebotar la energía, por lo que debemos prescindir de ellos. Donde si pueden colocarse es el interior de las puertas de los armarios, utilizándolo cuando sea necesario y el resto del tiempo teniéndolo oculto.

Aparatos como televisiones, equipos de música y ordenadores no deben colocarse, a la vista, en el dormitorio según la teoría Feng Shui. Se cree que pueden inteferir en nuestros sueños. Lo mismo ocurre con papeles o apuntes de trabajo que no nos permitan desconectar en nuestra zona de descanso, por eso el orden es fundamental en esta práctica.

Los complementos textiles de cama, como mantas, sábanas o almohadas es conveniente que estén realizados con tejidos naturales, fomentando sensaciones agradables al contacto con nuestro cuerpo.

Los cuadros que hacen referencia al agua es mejor no incluirlos en esta decoración, ya que se dice que esta agudiza los problemas con el asma, la alergia y otros problemas respiratorios.

Con todos estos consejos conseguiremos, en cierta medida, proteger nuestro dormitorio, fomentando las buenas sensaciones y la paz necesaria para un correcto descanso.

 Podéis seguir todas las novedades en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Muchos besos! 

Share


9
marzo 11

Feng Shui en la entrada y recibidor

La entrada de una casa es una zona muy importante, es la conexión entre el exterior y el interior o, dicho de otra manera, pasamos del yang que es la calle y entramos en el ying, que es nuestro hogar, un lugar personalizado y en armonía.

Al entrar en ésta zona percibimos detalles como la decoración, distribución y complementos que nos transmiten determinados sensaciones, favoreciendo que nos sintamos cómodos o inquietos. Cada persona puede experimentar diferentes reacciones en un mismo ambiente.

La puerta de entrada a la casa debe ser amplia, de un tamaño acorde al resto de la vivienda, preferiblemente en tono claro y maciza. Su apertura necesita ser entre 90º y 180º,  sin encontrar ningún obstáculo que entorpezca esa acción. La orientación de la misma es también un dato a tener en cuenta, ya que puede generar ciertos efectos. Según el feng shui es ideal que esté orientada al este o al sur. Recordemos que el norte corresponde al agua, el sur al fuego, el este a la madera y el oeste al metal.

Para evitar que la energía negativa entre en la casa es interesante saber la orientación de dicha puerta y según sea, elegir objetos cercanos al elemento relacionado con dicha orientación, es decir, si, por ejemplo, la puerta principal da al este hay que poner objetos relacionados en mayor medida con la madera para ayudar a que circule el Chi o energía positiva. Es importante que la puerta abra hacia adentro.

Es aconsejable que en la entrada, una vez que atravesamos la puerta principal, haya un recibidor bien iluminado, cálido y agradable, de manera que la energía entre de forma ordenada y nos haga sentir cómodos. Lo ideal es disponer de una zona de bienvenida, de no ser así intenta delimitar un pequeño espacio para que funcione como tal.

En cuanto a la decoración del vestíbulo y entrada os propongo algunas ideas que contribuiran a que la energía chi fluya:

  • Utiliza objetos que den la bienvenida a tu hogar, agraden y creen un ambiente positivo. Para ello puedes utilizar fotografías, cuadros, aromas, detalles florales, velas…
  • Coloca algún mueble, estantería o perchero donde puedas colocar tus enseres personales tales como cartera, llaves, abrigo, etc., siempre y cuando no interrumpa el paso.

  • La zona debe estar correctamente iluminada, limpia y en orden.
  • El uso de espejos debe ser con marco y nunca de frente a la puerta de entrada porque rechaza la energía. Se pueden colocar en los laterales. Lo mismo ocurre con las escaleras, nunca deben estar colocadas frente a la entrada.

  • Coloca un felpudo de bienvenida, da sensación de calidez en el interior.
  • La llave de la puerta y el timbre deben funcionar correctamente.

  •  Evita colocar sobre el mueble documentos de trabajo u otras obligaciones.
  • Si cuentas con un espacio verde o jardín, crea caminos de formas sutiles, nunca rectos.

  • Los tonos claros y luminosos son los más apropiados para las paredes de ésta estancia.

La técnica del feng shui recomienda quitarnos los zapatos en la entrada, ya que se cree que así nos liberamos de los problemas y tensiones diarios y nos los introducimos en nuestro hogar.

Debemos conseguir que nuestro hogar sea un lugar tranquilo, donde las sensaciones y las energías positivas se perciban, consiguiendo un espacio que transmita paz.

Imágenes: Mi casa, Casa diez, Nuevo Estilo, El mueble.

Un beso!

Puedes seguirme en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

 

Share


10
febrero 11

Feng Shui:El estudio del color

La elección del color es un factor clave para la creación de ambientes. El uso de algunos nos proporcionan diferentes sensaciones. Se han realizado numerosos estudios sobre la influencia del color en las personas, y ha quedado demostrado que provocan reacciones emocionales, e incluso contribuyen a mejorar el grado de bienestar y felicidad.

Los siguientes colores, transmiten éstas sensaciones:

* Rosa: Calma, tranquilidad, sensibilidad, romanticismo, amor.

* Amarillo: Fuerza, aumenta la energía, alegría, amplía el tamaño de los espacios.

* Blanco: Purifica, unifica, ilumina, da más vida al resto de colores.

* Negro: Autoridad, estilo, denota disciplina e independencia.

* Gris: Elegancia, enfatiza los valores espirituales e intelectuales.

* Naranja: Fuerza, optimismo, estimula el apetito y la conversación, propicio para trabajar.

* Rojo: Poder, vitalidad, calidez.

* Marrón: Estabilidad.

* Verde: Equilibrio, paz interior, seguridad, esperanza.

* Púrpura: Crea misterio, confort, sobriedad.

* Azul: Serenidad, frescura, seriedad.

El color puede emplearse en las pinturas de las paredes, los textiles, la iluminación, los muebles o los objetos decorativos.

Se pueden distinguir tres grupos básicos de colores: Activos, pasivos y neutrales. El conocimiento en profundidad de éstas tres categorías te permitirán pintar y decorar tu casa, o cualquier otro lugar, proporcionando las sensaciones y efectos deseados.

- Colores activos:

Son cálidos como el naranja, el rojo o el amarillo intenso. Favorecen el positivismo y la extroversión, aumentando las capacidades de conversación y sociabilidad.

Los tonos rojos dan sensación de calor y consiguen estancias calidas y acogedoras. Pero el exceso del mismo o su uso prolongado en el tiempo puede provocar nerviosismo o ansiedad.

 Por su parte, los amarillos intensos y naranjas favorecen la creatividad y las ganas de trabajar, por lo que son ideales en las paredes de oficinas, salas de estudio, o cocinas.  Especialmente el amarillo contribuye a aumentar la energía y es, frecuentemente, utilizado en clínicas o centros médicos.

Se recomienda utilizar cualquiera de los tres en estancias amplias, frías y austeras, que carezcan de luz solar, ya que la intensidad del color aportará la luminosidad necesaria.

- Colores Neutros:

Dentro de éste grupo se encuentran los beige, grises, blancos y amarillos claros. Tanto por si solos, como combinados con colores de los otros grupos consiguen la conexión entre ellos y con el resto del conjunto. Son facilmente combinables gracias a su sutileza.

Ayudan a crear ambientes distendidos y es común encontrar paredes de éstas tonalidades en áreas que invitan a disfrutar de momentos de desahogo o que requieren de tranquilidad como balnearios y spas, cafeterías, centros de estética, dormitorios o centros de salud, entre otros.

Los tonos tierra y ocres en gamas suaves pueden ser agradables en salas de estar y dormitorios.

- Colores Pasivos:

Se trata de colores frescos, tales como azules, verdes, púrpura o rosa, que brindan sensación de paz. Son apropiados en cuartos donde da mucho sol, ya que generan ambientes de calma.

Los verdes claros son perfectos para dormitorios infantiles y cuartos de juego. Por el contrario, los azules pueden provocar introversión, no son recomendables para estados depresivos. Sin embargo, son aconsejables en salas de estudio.

 El rosa tiene poderosos efectos relajantes, por lo que su aplicación en estancias de descanso será una buena elección. Su uso en zonas de trabajo puede tener un efecto perturbador.

Los colores púrpura tienen un gran efecto tranquilizador sobre la mente. En dormitorios, salones o rincones de lectura se percibirá totalmente esa sensación. El color morado, curiosamente, es el más empleado en las consultas de los psicólogos.

En una mesa se puede poner color en manteles, servilletas y vajilla, según las sensaciones que se desee  fomentar en un momento dado. El verde provocará vitalidad, el color crema relajación, el blanco la actividad, el color frambuesa despertará la pasión, el púrpura la solemnidad, el rojo el romance, el naranja la festividad, el gris la formalidad, el amarillo la calidez y el azul la comunicación.

Los colores también pueden ser empleados en el uso de velas, pantallas de lámparas y con plantas y flores.

En cuanto a flores, las de colores anaranjados contribuyen a generar una atmósfera de optimismo, unión y amistad. Las rojas actúan movilizando la afectividad, incrementando la capacidad de dar,  sentir y crear. Y las amarillas ayudan a mejorar estados depresivos, aportando alegría al ambiente.

Como veis el estudio del color para armonizar espacios es un mundo. A mi éste tema me apasiona. Aplicando ciertos principios dotaremos nuestra casa de equilibrio, paz y energías positivas.

Imágenes: Mi casa, El Mueble, Casa Diez, Zara Home.

Puedes seguir todas las actulizaciones en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Muchos besos!!!

Share


28
enero 11

Feng Shui en el hogar:Principios

Se trata de una disciplina reconocida ampliamente, cuyas leyes pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida, provocando un aumento del positivismo a todos los niveles. En éste post vamos a tratar el Feng Shui desde el punto de vista de la decoración, aprendiendo a organizar los espacios, de manera que en un determinado habitat se perciba la armonía y las energías positivas.

Se compone de cinco elementos principales que son el agua, el fuego, la tierra, el metal y la madera, y de la combinación de ellos surge el movimiento de la energía o chi.

Con éstos componentes y los principios del Feng Shui ayudaremos a equlibrar la energía de la casa y la de las personas que viven en ella. Algunas veces nos sentimos realmente cómodos en una habitación de nuestra casa, mientras que en otras no ocurre lo mismo. Gracias a ésta técnica se puede encontrar la estabilidad de las energías personales y del entorno, con las leyes de la naturaleza llegando al equilibrio entre ambas.

Existen diez normas que nos facilitarán ésta tarea para crear ambientes acogedores y llenos de pureza.

1. Acceso: El acceso define la energía que ingresará en el entorno. Se prefieren entornos amplios y fluidos que permiten una mayor entrada de energía.

2. Ubicación: Una ubicación idónea debe tener tránsito, movimiento, luz natural, exposición, y un acceso cómodo y visible.

3. Distribución interior: Hay que elegir un punto central a partir del cual girará el resto de la decoración y la organización del hogar.

 4. Orientación: Los cinco elementos básicos de energía están relacionados con cada uno de los puntos cardinales: fuego, tierra, metal, agua y madera. El sur representa el fuego; este y sudeste la madera; oeste y noroeste el metal; el norte el agua y el sudoeste y nordeste la tierra.

5. Austeridad: No se debe acumular objetos inútiles. Pretende conseguir espacios puros.

 6. Orden: Imprescindible mantener orden y limpieza.

7. Color: El color influye positiva o negativamente: Una fachada al sur se beneficiará del color del fuego, el rojo; al norte será el color azul o negro; este y sudeste es el verde; oeste y noroeste el blanco; por último el Nordeste va ligado al color amarillo y los colores terrosos.

 8. Iluminación: Es la forma más rápida y sencilla para lograr una transformación en los ambientes. Una adecuada iluminación natural tendrá una enorme incidencia sobre nuestro bienestar.

9. Decoración: No está ligada a un estilo determinado, sino a una serie de ritmos, armonías, iluminación…En función de esta práctica, vemos qué se puede llevar a cabo con cualquier estilo de decoración: clásica, moderna, ecléctica, rústica…

10. Cambio: Los ciclos de energía cambian, se renuevan. Por esta razón nuestros espacios, nuestro hogar, deben registrar cambios en la decoración y en su distribución.

El Feng Shui en la decoración es un tema extenso, por lo que cada cierto tiempo incluiré posts que guarden relación con el mismo, como puedan ser los colores y la iluminación en el hogar, la decoración más apropiada para cada estancia o consejos de ésta técnica, entre otros.

Podéis uniros a mi (Grupo) (Página) en Facebook y Twitter.

Muchos besos!

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer