hola.com

 

Oficina


1
septiembre 11

Zonas de trabajo en casa

A la hora de crear una zona de trabajo en nuestro hogar debemos estudiar el espacio disponible, crear una atmósfera adecuada que contribuya a potenciar la concentración , elegir estrategicamente los muebles que nos permitan tener todo a mano y ordenado, y proyectar una correcta iluminación.

Lo ideal es disponer de una habitación independiente para crear nuestra oficina en casa, pero no siempre es posible debido a la limitación de espacios. Podemos habilitar una zona para ubicar nuestro área de trabajo, en estancias como son el salón o el comedor, delimitando los espacios mediante el color de las paredes, muebles separadores, o alfombras, que le proporcionan una mayor intimidad.

El dormitorio no es un lugar apropiado para desarrollar este tipo de actividad, ya que si tenemos el trabajo en la habitación no llegamos a desconectar, y en el caso de compartirla con alguien puede ser una molestia tener que trabajar a ciertas horas, sintiéndonos condicionados.

Debemos tratar de conseguir un ambiente agradable que nos ayude a sentirnos cómodos y a realizar las tareas de forma óptima. Para ello, son aconsejables las paredes en colores neutros, evitando los contrastes excesivos que generan un mayor nerviosismo y ausencia de atención. Evitar los ruidos es fundamental para trabajar comodamente, así que si podéis elegir un rincón tranquilo mejor que mejor.

Según el espacio del que dispongamos y la actividad que realicemos en nuestro estudio, deberemos elegir el mobiliario, tales como mesas, sillas, estanterías, cajones y archivadores que nos garanticen un entorno ordenado.

La mesa debe estar bien colocada, junto a la ventana, pero no delante de la misma y, preferiblemente, perpendicular a ella, para que la luz no incida directamente. En cuanto a su altura, es aconsejable que tenga entre 75 y 80 cm. de altura, y de 60 cm a 1m. de fondo. El largo dependerá del espacio y del uso.

La elección de la silla es muy importante, pasaremos mucho tiempo sentados en ella y necesitamos estar cómodos. Lo más adecuado es que tenga respaldo, ruedas, de altura regulable y que sea ergonómica. En cierta  manera buscamos lo mejor para el futuro de nuestra espalda. 

Los estantes, cajones y archivadores los utilizaremos en función de nuestra propia necesidad y de la decoración que estemos utilizando. Recordad, que el orden es fundamental para trabajar y facilita las tareas.

La iluminación natural es ideal para trabajar, pero sino es posible o simplemente vamos a utilizar nuestra oficina en horarios donde se requiere luz artificial, intentaremos que esta sea lo más apropiada posible. Debe ser uniforme, dirigida y ambiental.

  • Uniforme: Una luz general que no provoque sombras ni contrastes, ya que estos efectos cansan mucho la vista. Utiliza plafones, focos o lámparas de pie orientadas hacia las paredes o el techo.
  • Dirigida: Es aconsejable utilizar una luz potente que ilumine más directamente la zona de trabajo. se puede conseguir con un flexo articulado.
  • Ambiental: Colocar una  luz suave que nos ayude a relajarnos en los momentos de descanso.

La decoración puede estar basada en nuestro gusto personal, relacionada con el trabajo o actividad que realicemos, e incluso crear ambientes que nos motiven en el día a día. Espero que las imágenes os sirvan de inspiración.

 Imágenes: Estilo y decoración, Diseños de interiores y arquitectura.

Podéis seguirme en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Muchos besos!!!


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer