hola.com

 

julio, 2012


30
julio 12

Un proyecto de Luís Puerta

En un inmueble destinado a oficinas, Luís Puerta fijó su vivienda y zona de trabajo, una casa de 300 m2 en los que ha sido posible distinguir una zona pública donde atender a sus clientes y otra privada donde vivir y disfrutar de su intimidad, ambos decorados bajo el sello de la sobriedad y elegancia que le caracterizan.

Comenzó en el mundo de la decoración por casualidad y ya son más de 100 casas las que tienen presente su firma y estilo, demostrando una vez más que con el buen gusto una persona nace. Gran amante del arte antiguo, moderno y actual, sabe combinarlos perfectamente y basa sus proyectos en espacios serenos y atemporales, encajando en cualquier estilo y tiempo.

En su vivienda apuesta por los tonos blancos, capaces de transmitir equilibrio y continuidad en el espacio, además de potenciar la luminosidad existente. Las piezas clásicas y con historia  son su debilidad, con ellas personaliza y dota de distinción cada rincón, utilizando esculturas, cuadros, y mobiliario de líneas rectas, entre otras, refleja su carácter y la forma de entender el interiorismo. Los suelos de piedra , así como el uso de otros materiales exclusivos confieren clase y solemnidad a las estancias.

Utilizar bases neutras permite arriesgar en las composiciones, tanto en diseño como en acabados o materiales, favorecen la armonía entre las partes y son facilmente combinables, convirtiéndose en el aliado decorativo perfecto por su variedad de tonos.

 Imagen de previsualización de YouTube

¿Qué destacaríais del estilo de Luís Puerta? ¿Os sentís identificados con el mismo? ¿Os gusta disponer de piezas exclusivas y de valor histórico para decorar vuestro hogar? Estaré encantada de conocer vuestras preferencias.

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!

Fuente: Canal de casa


26
julio 12

Cesto de rocas a los tres colores

¿Qué tendrá el chocolate que tanto nos gusta…? Para la receta dulce del mes he seleccionado una donde vamos a poder degustar los tres tipos para dar gusto a todos: Blanco, negro y con leche. Además la propuesta es de lo más original, no solo por su composición, sino por su presentación, ideal para sorprender y poner el broche de oro a cualquier celebración, ¿os animáis?

Ingredientes:

  • 200 g de chocolate blanco
  • 200 g de chocolate negro
  • 200 g de chocolate con leche
  • 200 g de pistachos
  • 200 g de arroz inflado
  • 200 g de avellanas
  • 300 g de azúcar.

Preparación:

En primer lugar, preparamos las rocas. Para ello, fundimos por separado los chocolates.

Añadimos los pistachos al chocolate blanco y removemos bien.

Luego, agregamos el arroz inflado al chocolate con leche. Mezclamos.

Incorporamos las avellanas al chocolate negro. Mezclamos.

Disponemos una cuchara de cada chocolate en un papel sulfurizado y dejamos enfriar en la nevera.

En segundo lugar, preparamos la cesta.

En una cacerola, calentamos azúcar a fuego medio hasta que se transforme en caramelo.

Seguidamente, formamos una rejilla con el caramelo sobre un silpat. Antes de que se enfríe del todo, lo levantamos y le damos forma con mucho cuidado para que no se rompa.

Por último, servimos las rocas de chocolate dentro de la cesta de caramelo.

¿Verdad que tiene que estar riquísimo? No voy a poder resistirme a probarlo, dentro de poco la intentaré hacer…

Fuente: Canal cocina (Samantha Vallejo-Nágera)

Puedes encontrar más recetas aquí.

Si quieres estar al corriente de todas las novedades puedes seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!


24
julio 12

Gresite: Durabilidad y resistencia

El gresite es un material que cada vez se utiliza más en decoración debido a las muchas posibilidades estéticas y ventajas que presenta, ya que se trata de un revestimiento limpio, resistente, antideslizante, requiere un sencillo mantenimiento y ofrece un amplio abanico de posibilidades decorativas.

Su creación parte del vidrio, sometiéndose a un proceso de cocción a altas temperaturas, tiene como resultado un material que desafía con éxito al tiempo y a la erosión, mostrando una resistencia especial a las manchas y a los cambios bruscos de temperatura. Es por ello, que se ha convertido en un material ideal para ser utilizado en baños y cocinas, zonas que pueden verse afectadas tras un prolongado uso.

Hace tiempo, se limitaba su uso al forrado de piscinas por ser un excelente aislante, pero con el tiempo se ha ido recuperando y dando nuevos usos, innovando en sus diseños y formatos, con el fin de crear espacios atractivos, y siendo capaz de adaptarse a cualquier superficie.

Presenta un tamaño reducido, oscilando la anchura de sus lados entre los 2,5 y los 5 cm, aunque para mayor comodidad, a la hora de su colocación, se comercializa en planchas llamadas teselas, ya que fijar pieza a pieza es un proceso demasiado costoso y complicado. De modo que en cada tesela se coloca el mismo número de piezas, creando unas baldosas que facilitan la aplicación. Pueden colocarse en cualquier zona, tanto interior como exterior, vistiendo paredes, pavimentos, realizar composiciones de imágenes o diseños complejos y, además de esto, adaptarse a diferentes formas. Los soportes más adecuados suelen ser sobre enfoscados de cemento, hormigón o yeso proyectado, o sobre placas de pladur, garantizando una correcta adhesión.

Podemos encontrar multitud de diseños, colores o formatos, desde los más tradicionales con forma cuadra a otros más modenos e innovadores. La evolución de este material es más que evidente, ya que sus acabados juegan con las texturas y los efectos ópticos, pudiendo encontrarlos vidriosos o cerámicos, lisos o en relive, brillo o mate, adaptando nuestros espacios a un determinado estilo.

En cuanto a su composición puede estar realizado con piedra, cristal o con una combinación de cristal y resina, en función de esto se obtienen distintos diseños, y da lugar a composiciones originales con las que se consegue transmitir infinidad de efectos y dibujos, mediante una adecuada coordinación de aspectos y colores.

Por la reducida dimensión de las piezas, se convierte en un aliado perfecto en estancias pequeñas, ya que con su uso se consigue aumentar visualmente el espacio, conjuntos creativos de líneas limpias con las que generar mayor amplitud y desahogo, evitando modelos que recarguen los ambientes.

La lechada que se utilice puede ser del mismo color o similar al del gresite, consiguiendo un efecto discreto e integrando todo el conjunto, o bien optar por un tono que genere contraste y resalte las piezas, su elección dependerá de la zona que estemos revistiendo y del efecto que deseamos transmitir.

Como os comentaba al principio, no necesita muchos cuidados, simplemente pasando un trapo y utlizando detergentes neutros, será más que suficiente para conservarlo intacto.

¿Conocías las posibilidades decorativas que ofece el gresite? ¿Os gusta para decorar algunas estancias de forma total o parcial combinándolo con otros materiales? Me encantará conocer vuestras opiniones respecto a este material.

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!

Imágenes: Azulejos Peña, decoratrix, Luís Puerta.

20
julio 12

Cheese Bar: El universo del queso

Para todos aquellos que sois amantes del queso, voy a presentaros el que será a partir de ahora uno de vuestros rincones favoritos, un lugar donde poder degustar este delicioso producto y sus variantes, en un entorno cómodo y agradable, el Cheese Bar, un espacio cultural y gastronómico en el que disfrutar del sabor y del estilo cuidado que ofrece.

Cuenta con un amplio y luminoso establecimiento, cuya superficie ronda los 700 m2, distribuidos en dos plantas y en las que se distinguen diferentes ambientes, prevaleciendo en todos ellos una decoración moderna y vanguardista con ciertos aires de inspiración nórdica, combinación perfecta a la hora de aunar diseño y placer.

En la planta alta se encuentra una biblioteca, espacio donde se rinde culto al queso en su máxima expresión, ya que se puede  encontrar una amplia colección de libros sobre este tema y sirve de escenario cuando se celebran diferentes eventos como conferencias, catas, charlas o presentaciones en las que se descubren y conocen curiosidades de este alimento.

En la planta baja se distinguen varios espacios, diferentes entre sí por su estética pero guardando todos ellos un equilibrio que permite que se integren perfectamente en el conjunto. Se distribuye en forma de L y domina una estética fresca actual, de líneas sencillas y con toques contemporáneos. A la entrada encontramos una pequeña barra, zona ideal donde degustar un ligero picoteo, una bancada acompañada por sillas tapizadas con textiles y acabados diferentes que personalizan y enriquecen el espacio, y se percibe una notable presencia de madera en tonos claros que suavizan y aportan calidez a esta zona.

Se caracteriza por recrear espacios luminosos y coloridos, permitiendo la entrada de luz natural en algunos de sus rincones y donde se ha realizado un cuidado y estudiado proyecto de iluminación utilizando lámparas de líneas y diseños variopintos, colocadas en techos, bien colgadas o con focos, y con apliques regulabes, composición más que suficiente para lograr un efecto potente a la vez que relajado y agradable. Dicha claridad y luminosidad se ve potenciada por el blanco utilizado en techos y paredes que permiten mejorar el reflejo producido por la luz.

En la parte de restaurante, propiamente dicho, llama la atención el contraste del mobiliario, jugando en la zona central con las formas, acabados y colores de mesas y sillones, creando un divertido y sereno juego cromático, ya que a pesar de la variedad no se renuncia en ningún momento a la elegante y lograda armonía. También se puede observar una línea de bancos en tono blanco que recorre la sala, acompañados de mesas separadas y sillas, aportando un toque más formal y equlibrado al mismo tiempo que permite aprovechar al máximo el espacio.

En una de sus paredes cabe destacar su peculiar homenaje a la naturaleza, donde se ha colocado un jardín vertical de unos 30 m2 y compuesto por más de mil plantas, el cual se convierte en el protagonista indiscutible de este exclusivo restaurante.

En la parte más interna del local se ubica la barra de quesos donde especialistas en la materia preparan y cortan tapas para los clientes, al mismo tiempo que explican sus características. Este espacio está coronado por una sorprendente vitrina, realizada con cristal y madera, donde se exponen y conservan todos los quesos, alrededor de 150 clases procedentes de España y otros ocho países europeos.

Disponen de una carta de quesos donde son agrupados por países con una ficha de cada uno en la que se explica su orígen, características, sabor, proceso de elaboración y tipo de leche utilizada, así como una clasificación según su intensidad en una escala de 1 a 5.

Para los no queseros existe la posibilidad de pedir platos “antiquesos” en los que se excluye dicho ingrediente en la preparacíón de los diferentes platos que ofrecen. La oferta gastronómica es variada por lo que será el lugar perfecto para disfrutar comiendo en un selecto y privilegiado entorno.

¿Conocíais Poncelet Cheese Bar?¿Sois apasionados del queso? He de confesaros que yo si, me vuelve loca! :-) Si vivís en Madrid o pensáis pasar por aquí os recomiendo hacer una visita a este moderno resturante.

Cheese Bar

C/ José Abascal Nº61

28003 Madrid

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!


18
julio 12

Centro de inspiracion campestre

Vamos a crear un centro de líneas delicadas pero con un toque rústico, ideal para colocar en cualquier rincón de la casa o convertirlo en el protagonista de la decoración de alguna mesa, propuesta muy acertada por su fescura y sencillez en estéticas veraniegas, tanto en interiores como exteriores.

Os recomiendo salir al campo, observar el paisaje y elegir las especies florales que más atractivas os resulten para crear y personalizar vuestra composición, y sino acercaros a algún vivero donde la oferta de variedades es muy amplia. En este post vamos a centrarnos en la familia de las liláceas, las cuales se distinguen por su belleza y aire delicado.

Necesitamos:

- Ramas de Cornus verde.

- Bases de ramas y troncos.

- Tubos de cristal.

- Flores de muscari y scilla peruviana (jacintos del Perú)

- Flores de iris en colores blanco y malva.

Las bases podemos realizarlas nosotros mismos, entrelazando las ramitas y los troncos naturales, De no ser así, podemos acudir a un centro de jardinería especializado donde encontraremos todo lo necesario para este tipo de tareas. En la estructura que creemos debemos introducir los tubitos de cristal llenos de agua, de la cual se alimentarán las flores posteriormente. Antes de introducirlas en dichos tubos, cortaremos sus tallos a distintos largos, de forma que consigamos colocarlas a diferentes alturas, generando sensación de voluminosidad. Una vez realizada esta tarea, introduciremos los tallos de las flores en los tubos, alternadolas según los colores elegidos, en este caso blanco y malva. Al mismo tiempo jugaremos con las ramitas de cornus, mezclándolas en el conjunto, aportando contraste y romanticismo, e intentando que no se vean huecos ni se perciba como un centro pobre de contenido.Para asegurar su fijación, utilizaremos un cordel fino para sujetar los tubos, evitando que estos se muevan con el tiempo.

Las flores nunca pueden faltar en nuestra decoración y los centros de este estilo mucho menos, son sencillos de realizar, entretenidos y permiten mostrar nuestra faceta creativa, al mismo tiempo que permiten personalizar los espacios de tu hogar, confiriéndoles una nota bucólica y romántica.

¿Qué os parece esta nueva propuesta? ¿Soléis arriesgar creando composiciones florales personalizadas? Espero que os sirva de inspiración este bonito y elegante diseño.

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!

Fuente: Interiores.


16
julio 12

Ideas para decorar la mesa en verano

El verano es tiempo de luz, alegría y color, y así debemos reflejarlo en la decoración de la casa, lugar en el que las celebraciones con amigos son frecuentes, bien sea en espacios de interior o al aire libre. Sea como sea, en ambos casos intentaremos integrar el entorno que nos rodea como un elemento mas y sacarle el mayor partido. En cuanto a celebraciones se refiere, el complemento principal son las mesas, en torno a ellas y a su decoración gira el resto de componentes.

La decoración de la mesa es importante adecuarla al momento y a la ocasión, intentando buscar estilos más frescos, delicados y con cierto grado de romanticismo, si pudiera ser, en las composiciones veraniegas. Se caracterizan por ser diseños más desenfadados e informales, pero no por ello menos elegantes, ya que se basan en la suavidad de líneas, capaces de despertar nuestros sentidos e inspirarnos con propuestas dinámicas y refrescantes.

En la composición de una mesa intervienen muchos detalles y de todos ellos depende el resultado final. La mantelería, vajilla, cubertería, cristalería, centros, sillas, textiles y demás complementos juegan un papel fundamental al intentar reflejar un estilo determinado. Consiste en personalizarlas, transmitiendo a través de ellas nuestro gusto y consiguiendo una zona que además de ser cómoda, atraiga a los comesales a disfrutar de ella en cualquier ocasión, ya sea un día normal y corriente como uno más especial.

Durante ésta época las tonalidades más utilizadas son la gama de los neutros, así como los colores más vivos e intensos, prescindiendo, siempre que sea posible, de colores oscuros que resten luz y protagonismo a los espacios. Los tonos suaves son perfectos para estilos más delicados y naturales, mientras que los fuertes transmiten ambientes originales y atrevidos. El color lo podemos tratar y combinar en todos los complementos de mesa, buscando siempre una armonía, independientemente del estilo por el que optemos.

Los textiles, como los utilizados en manteles, servilletas, o en los cojines de sillas y sillones, en caso de utilizarse, es aconsejable que estén elaborados con tejidos frescos y facilmente lavables. Se pueden elegir a conjunto o bien haciendo vuestras propias combinaciones, consiguiendo un estilo más personal y novedoso. Pueden ser lisos o estampados, e incluso puede que de esta base surja una temática en la que basar la decoración de la mesa (flores, vegetación, mar, pájaros…)

Las vajillas pueden seguir líneas más clásicas o modernas, de este aspecto también dependerá la tendencia a seguir. Podemos encontrar una gran variedad de propuestas de lo más divertidas y sugerentes, llenas de fantasía y color o bien las tradicionales de toda la vida por su diseño y colores blancos y crudos, que combinan perfectamente con todo y nunca pasan de moda.

Los centros de mesa, sea cual sea su tamaño, no pueden faltar nunca y mucho menos en verano. Según la dimensión y forma de la mesa los utilizaremos más grandes y elaborados o más sencillos y discretos, buscando el equilibrio entre adorno y espacio, sin renunciar a esta nota de elegancia y buen gusto. Pueden estar creados con flores, velas u otros detalles representativos del verano o el mar, como puede ser conchas, arena o caracolas. En la decoración de mesas para cenas las velas son un complemento imprescindible por la calidez y la luz tan agradable que proporcionan.

Las tendencias románticas y bucólicas son muy acertadas durante los meses de calor, suavizan los ambientes, los llenan de encanto y convierten en espacios más livianos y delicados. Otras opciones muy apropiadas y que están de moda son las inspirados en aires modernos, rústico o vintage, o la mezcla entre todas ellas, una fusión de estilos de los más favorecedora.

Espero que estas ideas os sirvan para crear mesas veraniegas divertidas en las que disfrutar día tras día durante los días de sol. ¿Soléis cambiar la decoración de la mesa en verano o utilizáis un mismo estilo durante todo el año?

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!

Imágenes: Heart Home Magazine, Country living, Delikatissen.


13
julio 12

Recicla y decora con cajas usadas

La nueva idea creativa que os propongo en esta ocasión es barata, novedosa, muy sencilla de realizar y ecológica, ya que para su creación vamos a reutilizar las cajas de fruta que normalmente se tiran, customizándolas y buscándolas una utilidad, no solamente decorativa como veréis, sino también de almacenamiento, con las que organizar y mantener todo en perfecto estado.

De esta forma reciclamos y ponemos en marcha nuestra capacidad inventiva, con el fin de personalizarlas y adaptarlas para ser de gran utilidad y mostrar una estética atractiva. Las podemos dejar en su formato y color original, en madera o plástico, logrando un efecto industrial y retro, o bien decantarnos por pintarlas en colores que combinen con el resto de la decoración que les rodee o forrarlas con telas u otros materiales de cuidados diseños y/o texturas agradables.

Según su uso y lugar de colocación, optaremos por unos estilismos u otros. Se pueden colocar en el suelo, decorando una pared, formando una estructura, de librería, etc… Todas las alternativas que se os ocurran serán una brillante idea para poder guardar infinidad de cosas que nunca sabemos muy bien donde meter y que, por lo general, necesitamos tener a mano. De esta forma se aunan orden, estilo y funcionalidad creando el perfecto equilibrio.

En cuanto al diseño, os recomiendo que lo cuidéis todo lo posible para poder dejarlas a la vista y poner un toque de originalidad a vuestra decoracion. Podéis utilizarlas, por ejemplo, para almacenar los juguetes de los más pequeños, organizar los zapatos, como cuadros decorativos para una pared, para colocar libros y separarlos por género, convertirlas en cestitas de picnic donde llevar todos los utensilios necesarios, construir tu propia mesa de trabajo, como mesa auxiliar… Según su tamaño las utilizaréis más comodamente para unos cosas u otras, e incluso combinarlas puede ser todo un acierto, tanto en diferentes materiales como dimensiones.

Una buena opción para distinguir unas cajas de otras es identificarlas con el nombre  de su contenido interior, ya sea impreso o con pegatinas, de manera que tendremos todo aun más planificado y claro, si cabe, a la hora de encontrar lo que buscamos. Es increible como un elemento tan simple puede dar lugar a tantas y tan variadas alternativas de almacenaje.

¿Qué os parece este sencillo DIY? ¿Habéis utilizado alguna vez este tipo de cajas para almacenar? ¿Qué soléis guardar o para que las utilizaríais? Estaré encantada de descubrir los usos que las dais o que las daréis de ahora en adelante… Ideas y más ideas…

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!

Imágenes: Decoralia, Xanela Chic.


11
julio 12

Una casa con sabor italiano

En un enclave privilegiado, con vistas y paisajes espectaculares, encontramos Villa Spinaltermino, una residencia privada ubicada en la región italiana de Umbría, en la frontera con la Toscana, y de la que parte del estilo y herencia decorativa de la zona se refleja en la arquitectura e interiorismo del proyecto.

La naturaleza que rodea esta villa la hace más especial y exclusiva, ya que el entorno de campos frondosos y cultivos suponen un valor añadido de lo más atractivo. Al mismo tiempo, dicho aspecto, potencia su encanto, hace que esta se integre en el ambiente y permite reflejar e integrar ciertos elementos exteriores en el interior de la casa, creando espacios fescos y serenos.

Los materiales utilizados para su construcción y decoración se caracterizan por ser, en su mayoría, naturales y de gran belleza, como se aprecia en el predominante uso de madera y piedra, dos componentes capaces de transmitir una gran calidez y sobriedad respectivamente. Podemos observar su presencia en todo la casa, tanto en interiores como en exteriores y en muy diferentes formas, bien en variadas piezas de mobiliario, en elementos arquitectónicos como ventanas, vigas, paredes, e incluso la propia fachada, y en diversos toques y detalles que contribuyen a mejorar el diseño, enriqueciéndolo con su presencia. 

Su exterior es un fiel reflejo del estilismo propio de las casas de campo en la Toscana, con fachadas de piedra natural, como ladrillos y sillares, en tonos arena y ocres, tan representativos de la región. Sin embargo, su interior no es tan típico de la zona donde su ubica, esperando ambientes campestres y bucólicos, ya que se combinan diferentes estilos, jugando con líneas clásicas como base y apostando por pinceladas modernas y notas rústicas que le hacen convertirse en un diseño personalizado y exclusivo, creando una casa donde vivir, disfrutar y sentirse cómodo. 

Predominan los colores neutros en toda la vivienda, blancos, grises y tostados son los protagonistas, por lo que la sensación de armonía, confort, tranquilidad y ambientes frescos está presente en todo momento, aunque se arriesga introduciendo pinceladas de color a través de complementos como textiles o determinados objetos, dependiendo de la estancia a la que se haga referencia. El cuidado por el uso y diseño de los textiles es más que evidente, ya que se han seleccionado modelos ricos, de líneas cuidadas y elaboradas, y se han colocado de forma estratégica y en diferentes elementos engrandeciendo los espacios.

La iluminación natural con la que cuenta la casa es envidiable, los amplios ventanales y puertas que rodean la casa, proporcionan un potente foco de entrada de luz que ilumina todas las estancias, ya que algunas de ellas están separadas por arcos, ayudando a su expansión por cada rincón. Espacios amplios, bien distribuidos, con una agradable luz, algunas piezas clásicas de valor, toques personales, entorno natural y buen gusto, son los ingredientes principales para dar lugar a una creación como esta.

¿Qué opináis de la Villa en general? ¿Os resulta atractiva la mezcla de estilos utilizados? Espero que os haya gustado y os sirva de inspiración para crear algunos ambientes de vuestro hogar.

Más casas aquí.

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!


9
julio 12

Recetas de verano con mucho sabor

Para este mes de julio, uno de los más caluroso del año, he optado por proponeros algunas recetas frescas, sencillas y de fácil digestión con las que disfrutar de la buena mesa, sin renunciar al sabor y además degustando platos típicos de temporada. Yo no se a vosotros, pero a mi en verano lo que más me apetecen son comidas ligeras aprovechando los deliciosos productos que nuestra dieta mediterránea nos ofrece. Espero que os saquen de más de un apuro este verano y os aprovechen.

Salmorejo

Ingredientes:

1 kg de tomates, 250-300 g de miga de pan de pueblo, 100 ml de aceite de oliva, Sal, Pimienta, 1 chorrito de vinagre, 1 pizca de azúcar, 1 diente de ajo, 1 huevo duro, 50 g de jamón serrano.

Elaboración:

Lo primero, mojamos el pan en agua durante 2 minutos y lo escurrimos, apretándolo para que se vaya el agua. Por otra parte, trituramos el tomate y el pan escurrido. Añadimos una pizca de sal, aceite, vinagre, pimienta, un diente de ajo y azúcar. Seguidamente, trituramos la mezcla y la pasamos por un chino. Dejamos enfriar en la nevera. Luego, picamos huevo duro y jamón.

Por último, servimos en cuencos individuales con el huevo y el jamón.

Ensaladilla rusa

Ingredientes:

3 patatas medianas, 1 zanahoria, 100 g de guisantes congelados, 500 ml de mayonesa, 2 latas de bonito en aceite de oliva, una pizca de sal.

Elaboración:

Ponemos en una olla las patatas previamente limpias, junto con la zanahoria pelada, cubrimos de agua, sazonamos y cocemos hasta que quede tierno. Pelamos las patatas, las zanahorias, las cortamos en dados y reservamos. Ponemos una cacerola al fuego con agua y sal, cuando empiece a hervir añadimos los guisantes, dejamos cocer durante 10 minutos y escurrimos. Colocamos todos los ingredientes en un recipiente y mezclamos junto con el bonito y la mayonesa.

Brotes de lechuga con queso Gorgonzola sobre carpaccio de remolacha

 

Ingredientes:

2 remolachas cocidas, 40 g de carne de membrillo cortado en dados, 1 pizca de sal, 200 g de queso Gorgonzola cortado en dados, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva, 2 cucharadas soperas de vinagre de Jerez, 8 hojas de lechuga Batavia, 25 g de piñones, 4 anchoas picadas, 8 hojas de lechuga Trocadero, 1 escarola.

Elaboración:

Ponemos en un bol el aceite de oliva junto con el vinagre de Jerez, las anchoas picadas y los piñones, mezclamos con la ayuda de una varilla y sazonamos. Lavamos y cortamos las lechugas, limpiamos de hojas verdes la escarola y reservar. Cortamos la remolacha en rodajas muy finas, colocamos sobre la base del plato, disponemos las lechugas encima, añadimos el queso y el membrillo y aliñamos con la vinagreta.

Prawn cocktail

Ingredientes:

500 g de gambas o langostinos cocidos,  2 cucharadas de zumo de limón,  1 cucharada de vinagre de vino blanco,  1/2 pepino,  eneldo,  50 g de berros. Para la salsa: 2 cucharadas de mayonesa,  5 cucharadas de queso fresco,  1/2 cucharada de ketchup,  unas gotas de tabasco,  unas gotas de salsa Worcestershire y 1 cucharadita de coñac.

Elaboración:

Pelar las gambas o langostinos, lavarlos y secarlos. Colocarlos en un plato hondo y rociarlos con zumo de limón. Lavar el pepino y cortarlos en dados pequeños.Cortar el aguacate en dados o láminas y rociar con zumo de limón.Para la salsa mezclar la mayonesa, el queso fresco y el ketchup, añadir unas gotas de Tabasco y de salsa Worcestershire, el coñac y un poco de pimienta; mezclar bien.Colocar una cucharada de salsa en la base de cada copa, sobre ella unos berros, añadir las gambas, el pepino y el aguacate; poner un poco más de salsa y unas ramitas de eneldo. Espolvorear con pimienta recién molida y servir.

Gazpacho andaluz

Ingredientes:

500 g de tomate rama, 50 g de pepino, 50 g de cebolla, 50 g de pimiento verde, 100 g de pan duro, 1 diente de ajo, comino, 150 ml de aceite de oliva, 50 ml de vinagre, sal, 500 ml de agua.
Elaboración:
Troceamos todos los ingredientes, los colocamos en un recipiente, incorporamos el aceite, el vinagre y el agua, sazonamos y dejamos macerar la noche anterior. Al día siguiente trituramos todo hasta conseguir un caldo fino y colamos.
Se me hace la boca agua de pensar en cualquiera de estos platos, ¿Con cual os quedáis? ¿Soléis preparar este tipo de recetas los días de calor?
Más recetas aquí.
Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!

Fuente: Canal Cocina, Supermecado El corte inglés.

4
julio 12

Cocinas de estilo industrial

Inspirada en los antiguos ateliers y en las pequeñas fábricas del S.XX, la estética industrial va conquistando terreno en la decoración, especialmente en una de las zonas de mayor actividad de una casa: La cocina. Para reflejar dicha tendencia deberemos de tener en cuenta algunas consideraciones que nos faciliten la tarea, apoyándonos en dos pilares básicos e imprescindibles que son la funcionalidad y la comididad.

Los muebles de líneas rectas y puras serán nuestros aliados, ya que nos basaremos en un estilo mas bien atrevido pero que al mismo tiempo busca la discrección y la simplicidad. Se trata de una tendencia donde la decoración se reduce al uso de básicos, sin necesitar decorar en exceso, prestando mas atención a las formas y los materiales que a la propia ornamentación. Los componentes han de estar distribuidos de forma estratégica, garantizándonos una actividad dinámica y fluida, donde parezca que todo sigue un ciclo funcional.

Una buena opción para la realización de tareas de forma más cómoda es disponer de cocinas modulares, permitiéndonos mover determinadas piezas según la necesidad y un considerable ahorro de espacio, un apunte a tener en cuenta en las zonas de trabajo de tamaño reducido.

Dentro de la corriente industrial podemos distinguir una más clásica y tradicional donde priman los diseños de origen retro o vintage, y otra más actual y moderna en la que el minimalismo rige el diseño. De nuestro gusto dependerá decantarnos por una u otra, ya que por lo general se utilizan elementos comunes que guardan relación, utilizando acabados envejecidos o materiales naturales para los primeros, y los más innovadores y creativos en los segundos.

Los materiales más utilizados son el aluminio, el cristal, la madera y el acero inoxidable, este último especialmente por su impermeabilidad, resistencia e higiene. Todos ellos confieren a la zona de trabajo sobriedad y robustez, además de garantizarnos su uso intenso y duradero en el tiempo sin apenas requerir mantenimiento.El acero inoxidable suele utilizarse en encimeras, electrodomésticos y utensilios de cocina. El vidrio permite ser utilizado en la creación de encimeras para potenciar el estilo industrial y siendo más resistente gracias a los vidrios templados en los que se laca la cara inferior. Las maderas suelen utilizarse en tonalidades oscuras guardando cierta relación cromática con el resto de materiales.

Los revestimientos de paredes más utilizados son los azulejos blancos en pequeño formato o bien los acabados de piedra y ladrillo, ideales en la creación de espacios diáfanos como sucede en el caso de los lofts, viviendas donde realmente es característico encontrarnos con cocinas de estética industrial, aprovechando las columnas, vigas y demás elementos arquitectónicos que se mantienen a la vista y suponen un añadido decorativo en esta moda en auge.  Si a la sobriedad de estos acabados le sumamos el diseño y la tecnología se crean espacios que guardan un perfecto equilibrio en la relación de dichas variables.

En cuanto a las tonalidades más características cabe destacar los tonos neutros como son los blancos y crudos, negros, acero, marrones o grises, colores que combinados correctamente generan ambientes vanguardistas a la vez que elegantes, y según la intensidad y el uso de los mismos crearemos espacios más o menos formales.

La estética industrial consiste también en recuperar y renovar los espacios haciendo uso de complementos antiguos, de otra época, adaptándolos a nuestros tiempos y coordinándolos con materiales y complementos de hoy en día, además de mezclar diferentes tendencias y estilos. Algunos complementos en los que podemos hacer hincapié pueden ser las lamparas de estilo industrial, las griferías clásicas, mesas de madera envejecida… Esto son solo algunos apuntes que os servirán de inspiración en el nuevo reto de como decorar una cocina de aire industrial. ¿Os atrevéis? ¿Qué opináis de este estilo?

Podéis seguirme en Facebook y Twitter.

Muchos besos!!!


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer