hola.com

 

LOS ÁRBOLES DEL BUEN CAMINO

rinerasacracamino           

           Hay un proverbio andalusí que reza: ”Creen los hermosos que es hermoso el mundo”. Esto le sucede, sin duda, a la artista lucense Luisa Rubines, que ríe más con los ojos que con los labios, y se trasluce en la mirada que aporta en su obra fotográfica.  Tras 14 años en Londres, acaba de presentar  en la Casa de Galicia en Madrid una muestra impresionante que nos transporta al mundo irreal y casi mágico de la gallega Ribera Sacra. Sorprende las caprichosas y evocadoras formas de los árboles, inundados por las construcciones de la época, que han quedado detenidos, como esculpidos en un tiempo sin tiempo, entre las aguas de aquel lugar. La sensibilidad que transmite en esta obra Luisa Rubines rezuma poesía. Una poética del compromiso con la naturaleza y, a la vez, con un mundo que pretende elevarse por lo hermoso más allá de lo real.  Es cierto que las formas caprichosas de los árboles, erosionados por el agua, han configurado un mundo onírico lleno de Unicornios, ángeles y otros seres miólógiocs, pero también los es que la lente y la mirada de Luisa Rubines ha sido quien los ha descubierto, les ha creado una historia, y los defiende de las agresiones de nuestro tiempo, más interesado en lo económico que en la belleza del mundo. Todo esto se engloba en un proyecto de vida, aún mayor bajo el nombre de Quinta Sacra.

árbolángelUnicornio

 

       Un total de 35 fotografías, de ellas más de un tercio en cajas de luz y el resto enmarcadas y en bastidores, componen la exposición LOS ÁRBOLES DEL BUEN CAMINO, de la gallega Luisa Rubines que acogen las salas A y B de la Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid hasta el día primero de marzo. Los protagonistas de las imágenes son los árboles de la Ribeira Sacra del Miño, que permanecen sumergidos gran parte del tiempo y sólo pueden verse cuando baja el cauce del río.

                   árbolmorenaárbolesperegrinos

         

         El acto de inauguración de la muestra, al que asistieron más de un centenar de personas, estuvo presidido por el delegado de la Xunta y director de la Casa, José Ramón Ónega y en él intervinieron también el coordinador de Actividades Culturales de la Casa, Ramón Jiménez y la propia autora, Luisa Rubines. “Luisa es una artista capaz de ofrecernos esta maravillosa exposición en la que atrapa una epopeya de paisajes del poderoso Miño”, dijo Ónega. “Luisa es una mujer de ríos, Támesis, Ganges, Miño”, comentó citando a Xurxo Lobato, de la Real Academia Gallega de Bellas Artes. Para Ónega, “Rubines capta la emoción de la Ribeira Sacra, un trabajo de luz, de sueños y fantasía unida con la bruma y el agua”. Jiménez comentó parte de la trayectoria profesional de la artista de Taboada, con exposiciones en España, Alemania y en el Reino Unido.  En Londres, se formó como fotógrafa. Es Licenciada en Arte y Nuevas Tecnologías por la Universidad London College of Printing (1999) y Master en Medios Audiovisuales por la Universidad de Westminster (2001). Es  admiradora del poeta visionario Willian Blake, y “nos revela con su cámara  las formas que su imaginación descubre en los árboles muertos del embalse de Belesar, en la Ribeira Sacra, que el bajo nivel del agua devuelve a la vista de todo el mundo. Así que el ojo de Luisa, fundido con el objetivo de su cámara, es doblemente revelador”. También citó a Marguerite Yourcenar cuando decía que el tiempo era un gran escultor; “cómo pinta el tiempo, uno de los mejores aliados de la Madre Naturaleza, los bosques con anillos blancos, anillos  que se anudan en el cuerpo de serpientes petrificadas por el curso de los años; cómo talla peces y unicornios y todo tipo de figuras maravillosas para quien sabe ver”. Y añadió que “muchas de estas imágenes ofrecen en realidad un fantástico espectáculo de sombras chinescas para el que las maderas hubieran posado con sus manos retorcidas ante la mirada atenta de nuestra artista invitada. Sombras chinescas proyectadas sobre el agua y sobre el cielo llenas de belleza que echan a volar nuestra imaginación por un universo de mundos imposibles”.

 

         luisarubines

 

Por su parte, Luisa, tras los sinceros agradecimientos, expresó su deseo de que los asistentes disfrutaran, “al menos una pequeña parte de lo que lo hice yo cuando completamente sola, y con una inmensa paz, pude hacer estas imágenes, que por otra parte son tal cual y no tienen ningún tipo de retoque. Los colores son así, la luz es la que era y las pinturas de los árboles las hizo el agua”.

           árbolbarcaárbolesbruma                                                                                                                                                                   

          La fotografía es, de todas las disciplinas artísticas, la más rabiosamente moderna, aunque participe de muchos de los preceptos de la pintura, la escultura o la arquitectura. Bien los sabían los más visionarios de la corriente surrealista, sobre todo Man Ray o Dora Maar, a cuya estirpes de grandes fotógrafas, y entiéndase insisto como una disciplina más y a la altura del resto, pertenece Luisa Rubines. No sé si quedaré como un buen escritor pero, lo que nunca me ha fallado es el olfato para el talento, al que me rindo, y la obra de Luisa Rubines posee toda la técnica de los mejores, con un añadido de sensibilidad y de lirismo nada habitual en los fotógrafos, que suelen ser distantes y fríos. A esto se une una humildad poco común en un artista, lo que la convierte en gigante en un mundo como es el del arte contemporáneo, lleno de egos hipertrofiados y talentos escasos. No es el caso de estos “ÁRBOLES DEL BUEN CAMINO” y su autora.  Por favor, háganme caso y vayan a sumergirse en ese mundo íntimo y surreal, de Luisa Rubines. No andamos sobrados de sensibilidad ni de talento.  

riberasacra   cuevariberasacra

4 comentarios

  1. Me encantoeste blog ,muy interesante,buena informacion.

  2. La verdad es que la exposición tiene una pinta maravillosa. Demuestra un claro compromiso entre el arte y la naturaleza, y como tu muy bien dices, la belleza, que forma parte de los dos. Muy acertado el título, o vamos por el buen camino, que es el respeto a nuestro entorno o nos dirigimos a un camino sin retorno, que no nos va a llevar a nada bueno a ninguno. Un lujazo siempre visitarte, gracias por el descubrimiento de esta gran artista que desconocía. Un saludo!

    • Te agradezco Helena, seguidora fiel de este blog, la agudeza y la sensibilidad de tu reflexión. Me alimentan vuestras impresiones, y hacen que trata de mejorar en las propuestas. la fotografía, que es una disciplina muy minoritaria, tiene un teritorio muy interesante como arte denuncia, como bien apuntas tu.

Deja un comentario


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer