Un fondo de armario para toda la vida

Todos tenemos en nuestro armario una prenda que adoramos, ya sea desde una chaqueta de piel hasta unos zapatos espectaculares o un vestido especial. Son prendas con tejidos, en su mayoría, delicados y que requieren un cuidado especial que no está a nuestro alcance. Por eso, es importantísimo tener unos profesionales de confianza que sepas que van a mimar tu ropa tanto o más que tú.

 

Mario Ávila, experto en cuidado de prendas de Mayva Tinte explica que, la mayoría de las veces, no hay que fiarse de lo que pone en las etiquetas ya que no suelen incluir toda la información necesaria para el cuidado de la prenda. Por eso, nos da una serie de consejos acerca de cómo tratarlas para que nos duren el máximo tiempo posible. “Lo primero que hacemos son pruebas en los tejidos, ya que cada uno reacciona de manera diferente a las manchas y a los productos”, indica Mario.

 

A todos nos ha pasado alguna vez que se nos ha desteñido algo y no hemos podido recuperar su color original. De hecho, Mario explica que las prendas bicolor son particularmente difíciles de lavar, tanto por riesgo de que destiñan como porque muchas veces, al ser telas distintas, no pueden recibir el mismo tratamiento. En Mayva optan por separar las telas para asegurarse de que cada una tenga el mejor cuidado. “Desmontando la pieza se puede limpiar cada color por separado. Cuando es un vestido o un traje especial… es mejor no desgraciar la prenda. Cada tejido es un mundo, como cada mancha reacciona de manera diferente”, comenta Mario.

 

Raro es el vestido de novia, por ejemplo, que no acaba manchado por el roce con el suelo, de maquillaje, por alguna copa… Además de que el tipo de lavado, en seco o a mano, dependerá de otros factores además de la tela, ya que suelen tener varios tipos de estas, abalorios, pedrería, encaje, etc. “El color blanco es bastante complicado ya que además también está muy ligado al tejido. Algunos, con el paso del tiempo y del uso, tienden al gris y otros al amarillo. Recuperar el tono original es complicado, pero se puede hacer utilizando algún tipo de blanqueante”, explica Mario. Eso si, aconseja que descartemos totalmente el uso de la lejía y del blanco nuclear, ya que son químicos muy potentes que destrozan las fibras y que acortan la vida de los tejidos.

 

En cuanto al tipo de lavado, Mario indica que además de la limpieza en seco, las prendas especiales siempre se meten solas en las máquinas si procede que sean lavadas así. “También está la opción de lavarlas a mano, pero lo que siempre se ha de hacer es dejarlas secar al aire”, asevera Mario. El calor que se trasmite a la hora de planchar siempre ha de ser controlado, al mínimo si es posible. En Mayva, por ejemplo, no trabajan con planchas de prensa sino con repasadora. Además, Mario explica que el hecho de que los tejidos transpiren es importantísimo: “Cubrirlos de plástico es malísimo porque tiende a hacer que las telas amarilleen. Es lo que suele pasar con las mantelerías antiguas, ya que cuando las fibras no respiran una manchita amarilla como la cabeza de un alfiler puede acabar extendida por todo el textil”.

 

Todos estos cuidados no solo son aplicables a la ropa, sino también a otro tipo de textiles como cortinajes, alfombras, moquetas, sillones e incluso bolsos y zapatos. El cuidado de cada uno de ellos debe ser primordial para que duren mucho tiempo y por eso desde Mayva van a domicilio para tratarlos si es necesario. Muchas veces nos centramos en que las cosas se hagan lo más rápido posible, y eso nos ha llevado a las conocidas limpiezas exprés, a ropa de usar y tirar y a no tener un fondo de armario duradero. Por eso, Mario concluye que los lavados exprés solo son para los tejidos que lo admitan, pero por lo general lo recomendable es tratarlos con todo el mimo del mundo, sobre todo cuando se trata de prendas especiales.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer