Únete al futuro con tu propio Smart Watch

Ya va siendo hora de empezar a pensar en la época que se nos viene encima: la Navidad. Una etapa del año maravillosa, sin duda, pero que a veces nos cuesta más de un dolor de cabeza entre preparativos, fiestas de empresa, cenas familiares y regalos. Y es que a veces nos cuesta mucho dar en el clavo con un regalo original y útil, pero también que emocione a quien lo reciba.

 

Por eso hoy quiero hablaros de mi experiencia desde hace unas semanas con los Smart Watch. La verdad es que al principio era un poco reacia a este tipo de herramientas: no acababa de verles la utilidad. Sin embargo empecé a indagar y puedo aseguraros que, sin lugar a dudas, es uno de los gadget más útiles que se han desarrollado en mucho tiempo. Me interesé por ellos después de un tiempo de haber incorporado a mi día a día la rutina de caminar. Me apetecía hacer algún tipo de ejercicio aeróbico que, además, fuera divertido, ya que se puede hacer en compañía y, sobre todo, manteniendo una buena conversación que es una de las cosas que más me gustan.

 

Poco a poco he ido poniéndome pequeños retos: llegar a determinada calle, caminar tanto tiempo… Pero lo cierto es que ese tipo de objetivos son muy relativos, ya que dependen del tipo de paso que de la persona, su ritmo cardiaco y la velocidad a la que vaya. Así pues, los diez mil pasos diarios que recomiendan los expertos pueden tener mucho efecto en una persona, pero uno más ligero en otra. No es lo mismo caminar dos kilómetros en media hora que en 45 minutos, ¿verdad? Ni tampoco es lo mismo hacerlo practicando power walking, el cual te obliga a utilizar también los brazos y resulta un ejercicio igual de completo que correr, pero con la ventaja de que las articulaciones no sufren ni la mitad que con el running.

 

Así pues, empezó a picarme la curiosidad por cuales eran los resultados de mi ejercicio y, además, poder marcarme retos mucho más precisos. Y en el Smart Watch encontré la herramienta perfecta para medir todo lo que quería: son capaces de medir las pulsaciones, los pasos, el nivel de hidratación de nuestro cuerpo, la actividad que llevamos a cabo durante todo el día e incluso la calidad y las horas de sueño. Todo esto se combina con aplicaciones en nuestro móvil que fijan objetivos y nos van informando de todos nuestros avances.

 

Lo bueno es que, poco a poco, se han ido depurando los diseños hasta conseguir gamas realmente preciosas y elegantes, que además os descubrirán muchísimas más utilidades: desde recibir notificaciones sin necesidad de tener el móvil en la mano hasta servir como pequeños reproductores de música para nuestros auriculares. Por todo esto creo que valorar los Smart Watch como regalo (tanto para regalar como para pedir) es un gran acierto. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el Black Friday está a la vuelta de la esquina y que seguro que podemos hacernos con uno de ellos a muy buen precio. Desde luego, los Smart Watch son el futuro, y ya es hora de que nuestro cuerpo se una a él.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer