Qué hay que tener en cuenta antes de un peeling

El otoño es época de peelings. Porque ya no vamos a exponer nuestra piel a la luz del sol, porque necesitamos limpiarla y renovarla bien después del verano… El caso es que están a la orden del día y, por eso, he querido investigar un poco. He hablado con el doctor Jesús Sierra, de la clínica DEAM, para que me asesore acerca de cuáles son los productos que se suelen utilizar en estos procedimientos y, además, he investigado qué ventajas tienen para que podáis haceros una idea.

 

Lo primero que advierte el doctor Sierra es que un peelinges una abrasión de la piel y son siempre químicos”. Además, indica que es un buen complemento a la mesoterapia, como el Belkyra, en el que se utiliza ácido hialurónico reticulado y vitaminas. También es muy efectivo como tratamiento único, ya que permite eliminar las capas superficiales de la piel, incentivando la regeneración celular y que la epidermis se renueve. Los ácidos más utilizados son los siguientes:

 

–  Ácido kójico: es de origen natural y está especialmente indicado para tratar las manchas de la piel. Es común encontrarlo, además, en cremas despigmentantes, ya que actúa directamente sobre la enzima que produce la melanina.

 

–  Ácido mandélico: Es ligeramente abrasivo, por lo que es ideal para eliminar imperfecciones y marcas en la piel, así como para tratar las manchas producidas por la exposición solar o la edad. Tiene propiedades bactericidas, por lo que es perfecto para tratar granos y las marcas producidas por estos.

 

–  Ácido pirúvico: es soluble al agua y resulta perfecto cuando la piel necesita una renovación profunda. Tiene una gran capacidad regeneradora en la piel. Elimina cicatrices, manchas y difumina las arrugas.

 

–  Ácido salicílico: es un excelente exfoliante. Por este motivo, es capaz de arrastrar todas las impurezas que se encuentran en la misma, ya sea grasa, suciedad o células muertas. Actúa además sobre las finas líneas de expresión y aporta tersura y luminosidad a la piel.

 

–  Ácido tricloarecético: proporciona una abrasión más profunda, y se utiliza normalmente para eliminar verrugas, marcas producidas por el acné y manchas.

 

–  Ácido retinoico: este ácido es perfecto para estimular la creación de colágeno y elastina en la piel. Con ello, el rostro gana tersura y densidad, por lo que ayuda a combatir las arrugas de expresión y la flacidez. También es indicado para tratar todo tipo de manchas cutáneas.

 

–  Ácido glicólico: exfolia, regenera y repara la piel en profundidad. Es perfecto para difuminar arrugas no muy profundas y dar luminosidad a la piel.

 

A la hora de llevar a cabo el peeling, dependiendo de la calidad y necesidades de nuestra piel, el doctor Sierra, indica que “se pueden combinar varios tipos de ácidos o utilizar uno solo”. También, si tenemos la piel muy dañada, podemos hacernos un tratamiento que incluya varios peelings con algunas semanas de diferencia entre unos y otros.

 

En todo caso, el doctor Sierra recomienda que después de hacérnoslo es necesario “mantener la piel más hidratada y protegida que de costumbre”. En definitiva estamos eliminando la primera capa de la piel, por lo que estamos muy expuestos a quemaduras solares y a que salgan manchas si no nos cuidamos correctamente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer