Biorivolumetría: lo último para la tonicidad de los muslos

Ya os he contado en otras ocasiones lo mucho que confío en la doctora Matilide Bayton. Y no es para menos, ya que según pasa el tiempo me va demostrando, poco a poco, la gran profesional que es y lo importante que es en el sector de la medicina nunca dejar de formarse y entender los nuevos procedimientos con los que se trabaja. Esta vez le ha tocado el turno a un nuevo tratamiento, la Biorivolumetría, que conoció en roma al asistir a una masterclass con el profesor Alessandrini. “Cuando en la Clínica Bayton desarrollamos una nueva técnica o se introduce un nuevo concepto tengo que entenderlo y conocer al fabricante. En este caso, regresé a Madrid convencida de esta evolución en el mundo del ácido hialurónico y ya hemos comenzado a aplicarlo”, explica la doctora Bayton. De hecho, de la mano del Dr Zazzetta, fue a conocer el proceso de fabricación en sus instalaciones de San Benedetto del Tronto.

 

Se trata de un nuevo concepto que permite modular el envejecimiento y regenerar la piel poco a poco. Pero a mí, en particular, una de las cosas que más me ha llamado la atención es que se puede aplicar en la cara interna del muslo. Sabéis que por muy buena forma física que tengamos, la piel va perdiendo colágeno y elastina con el paso de los años, así que en esta zona suele quedar un tejido muy laxo que a veces incluso se nota más cuanta menos grasa tenemos. Sin embargo, esta zona no admite un relleno y un tratamiento únicamente con vitaminas apenas da resultado. Pero la Biorivolumetría es más que unas vitaminas pero menos que un relleno. Su secreto está en que actúa en la piel, fortaleciéndola, pero sin ser un elemento pesado, con lo que se consigue que el tejido no se estire más aun.

 

Es un ácido hialurónico de cuarta generación que se puede resumir en tres funciones principales:

BIO: ya que utiliza sustancias bioreabsorbibles y biocompatibles, siendo el primer hialurónico con este concepto.

RI: reestructura, refuerza y regenera los tejidos, devolviéndoles su tonicidad y previniendo el envejecimiento.

VOLUMETRÍA: repone el volumen de la zona.

Según afirma la doctora, los materiales biorivolumétricos estimulan la reestructuración de tejidos, por lo que “se nota una recuperación totalmente natural del volumen y, pocos días después, se aprecia una piel más elástica, luminosa y con un aspecto mejorado”.

 

La pauta del tratamiento que sigue la doctora es la siguiente:

  1. Se aplica carboxiterapia para mejorar la micro circulación del tejido, ya que esta zona siempre está comprimida, ya sea por la ropa, por pasar muchas horas sentados y cruzar las piernas… por lo que los nutrientes llegan con dificultad. Con esto consigue la vasodilatación y oxigenación de la zona.
  2. Inyección del producto con una cánula para que se extienda por la piel.

 

Si el tejido está muy laxo, se puede repetir el tratamiento a los 15 días, después al mes y medio y cuatro meses después, pero lo habitual es que se termine haciendo únicamente dos veces al año.

 

 

Podéis ver más información acerca de este tratamiento en el blog de la Clínica Bayton.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer