Cómo conseguir un vientre plano y acabar con la hinchazón abdominal

Algo que nos ocurre muchas veces, sobre todo a las mujeres, es que, por muy en buena forma que estés, la hinchazón abdominal a veces parece que no acaba por desaparecer. Ya sea por retención de líquidos, por el síndrome premestrual, por gases o, incluso, distintos problemas intestinales, la verdad es que se puede convertir en un asunto bastante molesto y difícil de atajar.

 

Estos problemas pueden acentuarse cuando tenemos un cambio en nuestra dieta o incluso cuando estamos más estresados de lo habitual, pero a veces puede ser un sistema de alarma de nuestro cuerpo, que nos indica que hay algo que no va del todo bien. Es posible, incluso, que nuestro cuerpo nos esté avisando de que somos intolerantes a algún alimento y lo estemos ingiriendo sin saber el daño que nos está provocando. Y es que el sistema digestivo es enormemente delicado y, como os he comentado otras veces, cada vez hay más estudios que ratifican que el estómago es nuestro segundo cerebro.

 

Por eso, cuando tenemos esa hinchazón tan incómoda que puede alargarse durante días o semanas, encontrar algo que nos alivie es algo importantísimo. No solo en el sentido estético de que la ropa no nos sienta igual o nos aprieta más de lo habitual, sino de que, sinceramente, es muy incómodo e incluso doloroso. Teniendo todo esto en cuenta, hablé con Amparo Llaosa, de Laboratorios LKN, para investigar un poco más acerca de este problema y qué soluciones podemos encontrar.

 

Lo que más me interesa es encontrar un remedio que sea lo más natural posible, ya que no considero que sea un problema que requiera de una medicación. Es más, por medio de determinados hábitos creo que podemos ayudar a nuestro cuerpo a hacer unas digestiones mucho mejores y que estas no desemboquen en una inflamación. Por ejemplo, es conveniente desechar de nuestra dieta los alimentos procesados, ricos en sal, que favorece muchísimo la retención de líquidos, y bajos en fibra, lo que no ayuda a nuestro organismo a eliminarlos. Otro consejo a tener en cuenta es, simplemente, disfrutar de lo que comemos. Hacerlo despacio, de manera consciente, saboreando. De esta manera, además de saciarnos más rápido, el estómago no se llenará de aire.

 

Además de todo esto, he comenzado a probar Digest de LKN Life, una fórmula preparada especialmente para dar solución a estos problemas. Está desarrollado a partir de anís verde y jengibre, que aumenta la producción de enzimas digestivas, tienen propiedades antibacterianas y neutralizan el exceso de ácidos gástricos. Por otra parte, su complejo de fibras y probióticos logran una digestión eficaz, mantener una microbiota sana, reparar la mucosa intestinal y, gracias a la mejor eliminación de residuos, se consigue una disminución del contenido calórico de la dieta.

 

Gracias a esta conjunción de elementos, Digest consigue reducir el estreñimiento, evitar molestias como ardores, acidez y la hinchazón del aparato digestivo y, sobre todo, lograr un vientre plano. Tiene un sabor a manzana muy bueno y es muy fácil de utilizar, ya que simplemente hay que remover el contenido de cada stick en medio vaso de agua y tomarlo. Yo estoy a punto de acabar la primera semana, con dos stick al día y la verdad es que el resultado se nota enseguida. A partir de la semana que viene, solo tendré que tomar un stick diario. En definitiva, es necesario que tengamos en cuenta cómo está nuestra salud digestiva porque es, muchas veces, la manera más clara que tiene nuestro cuerpo de decirnos que algo no estamos haciendo bien.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer