L-Triptófano, la clave para acabar con el picoteo entre horas

Ya que estamos todos inmersos en la operación bikini, quiero aprovechar y daros unos consejos que a mí me han ayudado bastante. Como sabéis, lo ideal es mantener una dieta sana y equilibrada durante todo el año, pero lo cierto es que cuando no surgen compromisos de trabajo o vacaciones, resulta que tenemos alguna celebración. O, claro, ¿cómo no vamos a salir a cenar alguna vez a la semana con nuestros amigos o pareja? Es evidente: la cosa se complica. Por eso llegan estos meses y todos intentamos controlarnos un poco más, lo cual está muy bien, pero hay determinados trucos que nos pueden ayudar tanto en nuestro día a día como a la hora de librar la batalla contra los kilos de más.

 

Por todo esto hoy quiero hablaros de los beneficios del L-Triptófano, un aminoácido esencial que juega un papel muy importante en nuestro organismo. Lo primero que debéis saber es que nuestro cuerpo no lo puede sintetizar por sí mismo, sino que necesita obtenerlo por medio de la dieta. Lo encontramos en las proteínas, en distintas cantidades, por lo que dependiendo de nuestra dieta a veces es necesario incluir una dosis extra de este aminoácido en forma de suplemento alimenticio. Esto sería aconsejable, sobre todo, durante dietas de adelgazamiento, hipocalóricas y que, además, suelen aumentar la cantidad de alimentos de origen vegetal, reduciendo el consumo de carne y legumbres.

 

Es tan importante ya que juega un papel esencial a la hora de que nuestro organismo produzca serotonina, un neurotransmisor relacionado con la tranquilidad, la relajación y el bienestar general y que actúa de forma primordial en varias funciones bioquímicas de nuestro cuerpo. Por ejemplo, es la sustancia responsable de la secreción de melatonina, una hormona que influye en un sueño saludable y un estado de ánimo estable. Precisamente por esto, una insuficiencia de L-Triptófano en nuestra dieta puede influir negativamente sobre nuestro estado de ánimo, teniendo como resultado el sentimiento de cansancio, la percepción de problemas de concentración y la sensación de agobio o el estrés. Por todo esto, el L-Triptófano resulta muy útil a la hora de combatir el sobrepeso, ya que actúa directamente en el foco del componente nervioso que manifiesta la ansiedad por la comida. De esta manera, este aminoácido ayuda a que la serotonina controle el apetito, sobre todo cuando está reforzado con otros componentes, como el magnesio y las vitaminas del grupo B.

 

El último producto que he probado que contiene este aminoácido son las gominolas del Thin Kit de Código 372. Son tres botes con distintas gominolas, libres de azúcar, hechas de componentes 100% naturales y en las que cada tiene una misión: el primero, unas estrellitas rosas, tiene efecto termogénico, para ayudar a acelerar el metabolismo y la quema de grasas; el segundo, gajos de naranja, favorece el tránsito intestinal y la absorción de nutrientes; y el tercero, los ositos blancos, es el que posee L-Triptófano, ayuda a reducir el apetito. Además, están reforzadas con magnesio y vitamina B6, por lo que ayuda a mantener unos niveles normales de L-Triptófano, lo que ayuda a reducir la ansiedad, a que no caigamos en las ganas de picar entre horas y, sobre todo, en ayudarnos a tomarnos la dieta de una manera tranquila y feliz. Al fin y al cabo, ¿hay algo que mejore más el humor que unas chuches que además nos ayudan a adelgazar?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer