11 COSAS QUE ME ENCANTAN DE SALAMANCA

 

Visitar de nuevo Salamanca para mí es un placer, aunque es una ciudad que tenemos muy vista, siempre recorres con ilusión sus calles, apreciando el maravilloso Patrimonio que hemos heredado en este país.

  1. La carretera N-501: si vas a Salamanca desde Madrid, no merece la pena coger la autovía. Esta carretera guarda paisajes preciosos, pertenecientes a la Sierra de Madrid o las llanuras y anchuras de Castilla…

 

  2. El puente romano y su verraco: cruza el Río Tormes, sorprendentemente con agua, de sus 26 arcos 15 son romanos, probablemente estos arcos son bimilenarios. La vista atravesando el puente hacia la ciudad con la catedral de vigía es conmovedor…el verraco es un animal similar a un toro que se encuentra a los pies del Puente romano y  que delata el origen ganadero de la ciudad, esta escultura data del siglo V antes de Cristo y es de origen vetón, un  pueblo celta prerromano. Es famoso porque se nombra en el Lazarillo de Tormes, como motivo de burla del ciego hacia el lazarillo. Representados al lado del puente.

 

 

 

  3.Las patatas bravas de Mesón Don Pepe: situado en la Plaza del Corrillo, nos impresionó lo buenas que estaban, una ración estupenda y a 2,5 euros!!!. Por supuesto hay que destacar el jamón ibérico de Salamanca que se había agotado en Mesón Don Pepe, pero no nos fuimos de Salamanca sin tomar una ración claro….

 

  4.San Esteban: Salamanca tiene numerosas iglesias maravillosas, pero para mí, San Esteban es único, su portada plateresca sobrecoge desde el siglo XVI…para mi gusto el retablo de José Churriguera  en su interior estropea la prometedora desnudez de su gótico tardío. A la espalda se encuentra el Convento del mismo nombre, convertido en un Hotel precioso, donde dicen que se alojó Cristóbal Colón.

 

  5.La Catedral: aunque lo más correcto es decir las catedrales, la nueva y la vieja prácticamente fusionadas, situadas en la parte más alta de la ciudad, hecho que hace se divise desde cualquier parte de la ciudad, datan del siglo XII al XVI. En su portada remodelada en 1992, hay un extraño astronauta que francamente me parece que sobra… su visita al interior es imprescindible, aunque me parecen excesivos los 4,5 euros que cuesta la entrada para una entidad que no paga impuestos…

 

 

  6.La casa de las Conchas: antiguo palacio del siglo XV de aire gótico y plateresco, cuajado de conchas, símbolo de la familia Pimentel. Actualmente alberga una biblioteca precedida por un patio con un pozo central que desde luego su visión da muchas ganas de estudiar o al menos a mí. Enfrente se encuentra el imponente edificio barroco de la Clerecía del siglo XVII.

 

  7.El patio de escuelas: es el nombre de la plaza que alberga la portada plateresca de las Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca, imprescindible buscar la calavera con la ranita encima de ella, esto hará que apruebes si preparas algún examen. Está a la derecha y en el tercio medio. pero como decía Unamuno no veas sólo eso…En el centro de la Plaza está Fray Luis de León, “decíamos ayer”….

  8.La Piedra franca o de Villamayor: procedente de Villamayor (Salamanca), esta piedra con la que están construidos casi todos los edificios emblemáticos de Salamanca, adquiere un color rosado que con el tiempo debido a su contenido en hierro le da un aspecto maravilloso, embelleciendo, si cabe, mucho más a sus edificios.

  9.La Iglesia de San Marcos: es una pequeña iglesia del siglo XI, de estilo románico y con planta circular, en su interior se conservan pinturas de la época, mostrando su más puro estilo románico, como a mí me gusta…

 

  10.La Universidad de Salamanca: estudiar en el Palacio de Anaya frente a la Catedral, no tiene precio. La Universidad de Salamanca data del siglo XIII y es la primera institución europea que obtuvo el nombre de Universidad. Ver sus victor rojos en sus paredes me encantan, representan a la gente que ha terminado su carrera, significa vencedor. Su tienda universitaria es mi favorita para comprar en Salamanca, se llama Mercatus.

 

  11.La Plaza Mayor: para terminar y como broche final. Aquí  Churriguera sí que se lució, es del siglo XVIII. Impresionante y maravillosa, de día o de noche da igual…

 

Si no has ido a Salamanca, no te lo puedes perder, con un fin de semana es suficiente sino dispones de más tiempo…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer