ALBARRACÍN Y SU GASTRONOMÍA

Albarracin5 Si comenzamos la historia de Albarracín desde el año 714 es cuando los árabes entraron en el valle del Ebro y a la Sierra de Albarracín llegaron los bereberes, originarios del Norte de África, así una tribu llamada Beni Razín se asentó en esta Serranía de la futura provincia de Teruel.

El primer señor independiente de Albarracín fue Hudail Ben Razín que reinó de 1013 a 1045, de aquí deriva su nombre, “los hijos de Razín”. Después de pasar por estos lugares hasta El Cid, llegaron al poder los cristianos, así en 1222 se creó el Primer Fuero de Albarracín que se mantuvo a pesar del intento de Felipe IV hasta Felipe V, en el siglo XVIII. Claro que conociendo la estructura geográfica de este lugar entendemos que se haya mantenido independiente durante tanto tiempo.

Actualmente la Comunidad de Albarracín ocupa 23 pueblos de esta peculiar Sierra, siendo única en España este tipo de administración y que cuenta con ocho siglos de historia.

Albarracín, es patrimonio de la humanidad desde 1961, situado en una colina de los Montes Universales conserva su estructura de ciudad medieval, caracterizada porque el trazado de sus calles sigue el emplazamiento geográfico, es decir, todo son cuestas y más cuestas, pero en cada subida hay algo bonito de ver: la casa de Julianeta, el Palacio Episcopal, La Plaza Mayor, la iglesia de Santa María, la Catedral, la muralla originaria del Siglo X que hace del río un foso natural…  Pero lo peculiar de Albarracín es ella misma, el paseo por sus calles serpenteantes, sus casas altas y estrechas,  hacen de Albarracín un lugar único y maravilloso…

Casa de Julianeta

Casa de Julianeta

Su gastronomía es un reflejo de lo que es la comarca, se basa en la ganadería y en la agricultura, por ello el trigo es el protagonista en un plato como  las gachas. Plato surgido de la pobreza y que aportaba un principio inmediato fundamental para sobrevivir al duro trabajo y a los duros inviernos, como es la harina (hidrato de carbono). Es una especie de papilla que se realiza como una bechamel, pero lleva azúcar y matalauva. En algunas localidades en vez de harina utilizan para elaborar este plato las guijas, una legumbre autóctona. Y hablando de trigo no podían faltar las migas otra maravillosa comida de supervivencia, haz click aquí y tendrás la receta.

Si seguimos con el trigo debemos nombrar las sopas de ajo y el gazpacho serrano que a veces acompaña al conejo. Y tratándose de comida saludable no podemos olvidar a la borraja y el cardo dos verduras maravillosas, preparadas con patatas o con salsa de almendras. Y por supuesto los níscalos. Pasando a algo menos cardiosaludable, no olvidamos las carnes en caldereta (cordero) y en escabeche, aunque también se preparan así las truchas de su río Guadalaviar, río que abraza a esta población.

albarracin67

Muralla

En fin conociendo Albarracín, desde luego, toma mucho protagonismo la famosa frase de Teruel también existe, y vaya si lo hace, Albarracín es única…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer