hola.com

 

diciembre, 2011


23
diciembre 11

DECÁLOGO CARDIOSALUDABLE PARA 2012.

Como casi todos los bloggueros tiene un post con un decálogo, yo voy a dejar el mío para este año.

1. Tener en cuenta siempre que “somos los que comemos” y que cada vez es más evidente que este axioma es real. Se ha demostrado la relación clara entre  alimentación y algunos tipos de cáncer (mama, colon y próstata) y que un tercio de las enfermedades crónicas con gran carga de riesgo cardiovascular,  se deben a trastornos de la alimentación (diabetes, HTA, obesidad).

2. Aumentar nuestro consumo de fruta y verdura al día, en al menos 3 raciones de fruta y dos de verdura, una de ellos de hoja verde.

3. Aumentar nuestro consumo de legumbres, en homenaje a la Dieta mediterránea, desechando la idea que engordan o aumentan nuestro colesterol. Propongo cocinarlas con verdura y descubrir el sabor de las legumbres sin disfraz.

4. Adecuar siempre nuestra dieta a nuestras costumbres personales, familiares, nivel socioeconómico, geografía y disponibilidad de alimentos.

5.Que la cantidad de grasa que consumimos se base en el aceite de oliva, mejor virgen extra, que se puede reciclar en al menos una ocasión y sino de oliva normal o de girasol y en ese orden.

6.Restringir los dulces industriales, si nos gusta consumirlos hacerlo sólo una vez a la semana, teniendo especial cuidado en la composición, desechar “grasas vegetales” y consumir los realizados con aceite de oliva o girasol.

7.Consumir pescado preferentemente. Mucho mejor azul, como bonito, atún, salmón o sardinas. El pescado blanco, mejor que consumir carne roja. Distinguiremos el pescado azul por su cola, similar al extremo distal de una flecha.

8.Restringir el consumo  de carnes rojas, como ternera, cordero y vaca. Consumir, si es de nuestro gusto, una vez cada 15 días o mejor, una vez al mes. Si nos gusta la carne, mejor  pollo y cerdo que ternera o cordero.

9.Cambiar el pan que consumimos por la forma integral, no porque no engorde (engorda igual), pero gracias a su contenido en fibra, mejora nuestro tránsito intestinal y nos ayuda a disminuir nuestro colesterol y glucosa (azúcar). Además previene el cáncer de colon.

10. Cocinar de forma simple: asar, plancha y cocer.

…y como complemento ideal…

11. Todo esto se potenciará si lo acompañamos de ejercicio físico, además de nuestra actividad laboral, es decir, en nuestro tiempo libre, al menos 5 veces por semana. Mejor caminar de forma rápida (que podamos mantener una conversación) de media hora de duración y que incluya alguna cuesta.

…y por último os deseo a todos Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, que seáis muy felices!!!!, un beso.


11
diciembre 11

BARES, QUÉ LUGARES!

 

 

El otro día fuimos a tomar un vino en una taberna muy peculiar, situada en la calle Santa Engracia nº 70, llamada Bodega de La Ardosa, con sabor a las antiguas tabernas madrileñas. Decorada por fuera con azulejos (al parecer obra de Alfonso Romero, popular maestro del azulejo) y por dentro  forrada de botellas que evocaban anuncios antiguos de la televisión. 

El camarero era una persona muy amable, tras ponernos un aperitivo de aceitunas y pimiento con anchoa, acompañando unas espléndidas copas de un vino tinto de Rioja estupendo, nos ofrecía constantemente aperitivos. Decidimos acompañar el vino con unas bravas al estupendo precio de 3 euros, riquísimas, al pagar nos regalaron unos céntimos de Lotería de Navidad. Alguien conoce muchos bares, con servicio amable, copas espléndidamente servidas (no un dedito) con un precio razonable y con aperitivos gratis?, pues esta es la noticia…

A raíz de la observación de” la paradoja francesa”: baja mortalidad coronaria a pesar de un consumo alto de grasa saturada, principalmente de productos lácteos y con una colesterolemia similar a la encontrada en EEUU y en el Norte de Europa; se especuló con la posibilidad que el consumo regular y moderado de vino tinto, tan característico de esta población sea el causante de esta “contradicción”.

Hasta el año 70 no se encontró evidencia sobre los beneficios en la enfermedad cardiovascular; hasta puede disminuir el riesgo cardiovascular un 25-40%.
El etanol disminuye la fracción LDL del colesterol (colesterol malo) y aumenta la HDL (colesterol bueno), además disminuye la agregación plaquetaria, aumenta la fibrinólisis (hace la sangre “mas liquida”). Eso sí en grandes cantidades el alcohol aumenta la hipercoaguabilidad de la sangre.

Parece que el vino tinto es el que ofrece mayor factor de protección, debido al contenido en polifenoles (estilbenos y flavonoides). De los estilbenos el resveratrol es un antioxidante que tiene capacidad tumoricida en vitro, debido a su similitud con los estrógenos, a través de un mecanismo antiestrogénico, inhibe el crecimiento de las células del cáncer de mama.

Eso sí, en la mujer el consumo máximo recomendado es de una unidad de alcohol al día.

Bueno, en cualquier caso, tomar una copa de vino tinto al día, es recomendable (en personas mentalemente sanas y sin ninguna adicción) y si además es con buena compañía, las probabilidades de ser feliz y tener buena salud aumentan!!.


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer