hola.com

 

noviembre, 2011


28
noviembre 11

HUEVOS Y RECUERDOS

En una ocasión visitamos Toronto, una ciudad peculiar que yo siempre asociaré a los huevos en el desayuno.

Uno de los recuerdos más bonitos de mi infancia es cuando mi madre me mandaba ir al gallinero para ver si había huevos. La emoción que sentía cuando me acercaba al ponedero para  ver si habían puesto las gallinas era muy intensa. Si había un huevo; me encantaba cogerlo y ponérmelo en un ojo, para sentir su calor, si había dos tanto mejor, uno en cada ojo. Qué simpleza, pero qué placer!.

Los huevos son alimentos ricos en colesterol, por ello se recomendó no consumir más de 300 mg al día, sin embargo es pobre en grasa saturada. En el estudio Framinghan no se relacionó su ingesta con el riesgo cardiovascular. El efecto del huevo es menor cuando se asocia a una dieta rica en colesterol, parece ser que éste, se sintetiza a ácidos biliares. En cualquier caso es menor el efecto de este consumo que el de ácidos grasos saturados o en posición trans (patatas chips).

Huevos Benedict

La clara de huevo tiene un gran contenido proteico y por ello no debe limitarse su consumo. El consumo de un huevo diario posee un efecto irrelevante sobre el riesgo de sufrir enfermedad coronaria o enfermedad cerebrovascular, eso sí,  en individuos de alto riesgo se recomienda no consumir más de 3 huevos a la semana. La existencia de ácidos grasos insaturados dependen de la alimentación de las gallinas, actualmente existen en el mercado huevos enriquecidos con DHA (ácido omega 3),  a mí no me gustan los alimentos funcionales, es más placentero tomar salmón con huevos revueltos sobre una tosta de pan y así,el ácido omega ya lo llevas puesto en el salmón.

Resumiendo, podemos decir que la ingestión de huevos no ha demostrado que existan razones científicas para desaconsejar o limitar su ingestión de manera tan rigurosa como hasta ahora.

Kessington market

En todos los viajes que he realizado, no recuerdo haber tomado huevos más ricos en los desayunos que los que comí en Toronto (Canadá), los huevos Benedict, riquísimos. Se trata de un huevo escalfado, y montado sobre un muffin o una tostada con un poco de bacon, pastrami o jamón y  salsa holandesa (así me puse!), esta salsa es una dificilísima crema realizada emulsionando yema de huevo, mantequilla ,sal, pimienta y zumo de limón.

Toronto,  se encuentra en el Estado de Ontario. Es la ciudad del mundo donde más etnias conviven y más lenguas se hablan, es la ciudad fuera de Italia donde más personas hablan italiano.

Recorrimos  Yonge St, registrada en un tiempo como la calle más larga del mundo, hasta Chinatown, donde se oye sobre todo hablar chino y donde hay unos mercados de verdura y fruta peculiares, pues es difícil reconocer alguna ya que deben ser autóctonas de China, digo yo. Kessington Market, un mercado muy pintoresco, en los alrededores de Spadina avenue, fue un barrio judío, pero ahora es una zona comercial, verdaderamente peculiar, por los comercios (ropa de segunda mano) como por la gente que acude a comprar y habita en él, podrían ser los hippies del siglo XXI, está cuajado de casa de colores, que junto con la nieve, le daba un aspecto curioso al lugar.

Curiosa la CN Tower, protagonista de un chiste español: sabes qué se ve desde la torre de Toronto?, no…, pues se ve Toronto entero…..jeje, pues bien, la CN Tower , es una de las estructuras más alta del mundo (553 metros) . También es el símbolo de Toronto, si subes, puedes sentir un mareo estupendo pues su suelo es de cristal. En días claros, se puede ver el vapor de las cataratas del Niágara y la ciudad de Búffalo.

Maravilloso el lago Ontario, el lago “más pequeño” de los 5 grandes lagos de Norteamérica, su nombre significa “lago hermoso” en lengua iroquesa. Paseamos por allí, hasta que la temperatura no nos dejaba más y  nos fuimos a refugiar a la ciudad subterránea de Toronto.

Eaton Center

Es una ciudad dentro de la ciudad, construida para que sus habitantes puedan tener una vida de ocio normal, al margen del frío que hace en la calle, está llena de restaurantes, tiendas, estaciones de metro, además comunican con los edificios más emblemáticos de la ciudad como la CN Tower, el Ayuntamiento, el Eaton Center, uno de los centros comerciales más grandes del Mundo, con un techo espectacular.

Tanto como Old Spaghetti Factory, un restaurante increíble que alberga un tiovivo de más de 100 años, vagones de trenes, y otras antigüedades…todo decorado con techo y lámparas tipo tiffany, precioso, la dirección es 56 The Esplanade. Originariamente fue una herrería en 1898, posteriormente este enorme almacén fue  transformado en restaurante en 1971.

 

La comida es italiana sin ninguna pretensión, pero el servicio es amable y la decoración única. Si documentas que es tu cumpleaños, te invitan a cenar y te cantan Happy Birthday, como le pasó a mi querido hijo Enrique, que también le encantaban los huevos Benedict y a quien dedico este post.

Share


15
noviembre 11

PLAZA MAYOR DE TRUJILLO

 

Trujillo, cuna de los Hermanos Pizarro y de Francisco de Orellana  se merece un post mucho mejor que el presente, mucho más profundo y por supuesto mucho más leído. Pero yo después de pasar por la Plaza Mayor de Trujillo, no me puedo quedar indiferente.  Pertenece a mis antepasados y por ello, de alguna manera forma parte de mi sangre. Trujillo tiene mucho más que la Plaza Mayor, pero nosotros, tras una noticia tan dolorosa como esperada de la muerte de mi tía, hicimos un alto en el camino hacia Mérida, para comer en esta maravillosa ciudad cacereña y por ende, extremeña.

Y  lo hicimos en su  Plaza Mayor , un lugar cuadrado, formado por palacios del siglo XVI, presidido por una imponente estatua ecuestre de Pizarro y coronado por un majestuoso castillo construido entre el siglo IX y XII y rematado en el siglo XV, asomado desde lo alto y que es el estandarte visible de Trujillo desde la Nacional V.

Palacio de la Conquista

El palacio que mas me llamó la atención fue el  Palacio de la Conquista de estilo renacentista y que data del siglo XVI, fue propiedad del hermano del conquistador y de su esposa y sobrina  Francisca Pizarro Yupanqui, la primera mestiza de Perú , hija de Francisco Pizarro y nieta del  Inca Huayna Cápac.

Palacio de San Carlos

Otro palacio es el de los Duques de San Carlos, también como el anterior blasonado y con un balcón de esquina espectacular. Además pertenece a este conjunto el palacio de los Marqueses de Piedras Albas, un maravilloso Palacio renacentista con reminiscencias góticas…también con esta mezcla arquitectónica está La Casa del Peso Real, lugar donde se consensuaba el peso de todo aquello que era susceptible de ello en la época… Preside todo el conjunto la Iglesia de San Martin, construida en el siglo XV-XVI y  cementerio artístico y de lujo de los nobles, como siempre.

Bueno, pues en un lugar con este marco, tendría que haber lugares gastronómicamente a la altura y uno de ellos es la popular  La Troya, una casa de comidas de hace un siglo, en el que el primer saludo que te dan es una tortilla, una ensalada de lechuga y tomate y un plato de chorizo, amén de pan, vino, casera y agua. Luego piénsate qué quieres de primero entre los que se encuentran las migas extremeñas, segundos que incluyen la caldereta de cordero. Si te decantas por lo cardiosaludable hay judías verdes y bacalao con tomate, amén de las legumbres. Para terminar, te ofrecen postres caseros entre los que destaco el flan.

Iglesia de San Martín

Caldereta de corderoNo se puede tomar café y hay que hacerlo en la barra, ya que el negocio es la rotación rápida. Todo esto atendido por un personal amable y por el módico precio de 15 euros. Si tengo que poner una pega es la poca cuidada presentación, pero si hay que elegir prefiero comer y descuidada presentación, a espectacular plato y qué hambre tengo tras pagar la cuenta….que por cierto pagas a la salida y no en la mesa, lo cual aligera también la partida…

.

No os perdáis La Troya, si pasáis por Trujillo y si no conocéis esta ciudad, os la recomiendo,  es la puerta maravillosa de entrada a Extremadura…

 

Share


3
noviembre 11

MIGAS CORDOBESAS, SENTIMIENTOS Y OTROS PUEBLOS

Este fin de semana, como todos  los años he acompañado a Enrique a visitar los recuerdos de su infancia y sobre todo de sus padres. Fuimos de nuevo a Córdoba. 

Iniciamos el viaje desde Badajoz, donde visité a mi tía María herida de muerte, donde volví a reir con ella ante sus ocurrencias y sentido del humor , como ella dice …Genio y figura…te quiero mi querida tía.

Fue inevitable pasar desde allí por Zafra, mi pueblo materno y donde tomamos café en su magnífico Parador de los Duques de Feria, teniendo como marco su impresionante patio de mármol…también admiramos el recién inaugurado Hotel Conde de la Corte, situado en una casa señorial impresionante. 

Una vez en la provincia de Córdoba, iniciamos nuestra visita en Belmez, el pueblo objetivo de este viaje,  nos da la bienvenida una entrada estilo marbellí muy desafortunada, para el estilo de este pueblo. Éste está edificado a los pies  de un castillo árabe,  situado sobre una imponente roca caliza, muy pintoresco y muy majestuoso con su tenue iluminación nocturna. Es una edificación que data del siglo XIII, con una torre añadida del siglo XV y reconstruido  en parte por los franceses en el siglo XIX, en la Guerra de la Independencia. También se aprecian en la Torre del Homenaje, algunas desafortunadas reformas, realizadas en 2001. Desde arriba se divisa el Valle del Guadiato, Sierra Palacios, donde mi suegro recogía espárragos y también Sierra Boyera con su mini-pantano. Una vez abajo, podemos admirar la torre medieval de la iglesia Nuestra Señora de la Anunciación que data del siglo XIII, de un estilo muy particular que vimos en otros pueblos de este Valle.

Visitamos Hinojosa del Duque, cuna de la “vaquera de la Finojosa “, nombrada por el Marqués de Santillana. Pero lo más sorprendente de esta localidad para mí son dos cosas: la Catedral de La Sierra o de San Juan Bautista del siglo XVI con una imponente portada plateresca  y una torre mudéjar…La otra cosa que me impresionó fueron las múltiples ermitas que salpican el pueblo, me encantó la Ermita de la Virgen del Castillo, vecina de La Catedral y la Ermita de San Isidro, construida por los labradores en el siglo XVIII, con una preciosa planta circular.

Ermita del Castillo

Ermita de San Isidro

Catedral de la Sierra

De allí nos marchamos a Fuente Obejuna, protagonista de la Obra homónima de Lope de Vega, (pero con uve) del siglo XVII basada en una historia real del siglo XV, Lope tiene una presencia constante en  este pueblo, sobre todo en la plaza donde anualmente se representa esta obra,  a pesar de la SGAE.  Fuente Obejuna  también posee preciosas casas blasonadas, repartidas por el pueblo. Pero lo mas sorprendente de este pueblo es un Palacio modernista, llamado Casa Cardona, al que hemos visto casi desmoronarse y que este año, nos hemos llevado la maravillosa sorpresa de ver su reconstrucción. Este “Taj Mahal“ cordobés fue erigido por un habitante muy rico de la localidad para su mujer, que murió al poco tiempo de terminar la construcción. Los compradores de esta casa legaron el magnífico edificio al “Ejército Nacional”, durante la Guerra Civil.

Casa Cardona

También fue sorprendente el anuncio colgado del tablón  de anuncios de la Iglesia Parroquial, os cuelgo una foto.

Gratamente sorprendidos nos dirigimos al pueblo de más ambiente de este Valle: Peñarroya- Pueblo Nuevo, un antiguo pueblo minero de carbón, que floreció en el siglo XIX y parte del XX , pero que aún conserva su señorío a pesar de sobrevivir  al margen de su riqueza natural, debido al declive esta fuente de energía. Este es un buen lugar para tomarse una cervecita…

…y volviendo a Belmez, nos comimos unas espléndidas migas, realizadas por Manola Jiménez, os paso en exclusiva su receta maravillosa, esta es para 4-6 personas:

  • 1 kilo de pan cortado en migas.                                               
  • 4-6 pimientos verdes (fibra, antioxidantes).
  • 1 cabeza de ajos.
  • Medio kilo de torreznos (bueno, correremos luego un poquito).
  • 250 gramos de aceitunas aliñadas, o del tipo que queramos si no disponemos de ellas.
  • Aceite oliva virgen extra (125 cc)
  • Dos vasos de agua.
  • 1 cerveza de quinto.
  • 1 puñadito de sal.
  • Al gusto, según a quién le guste: sardinas fritas (fuente de omega 3), chorizo frito (corremos un poco más), uvas (aporta de fibra y antioxidantes)…
  • Innovación mía: se fríen huevos de codorniz, dos por persona y se colocan en un plato.

Se fríen por separado los pimientos verdes cortados por la mitad, los dientes de ajo con la piel y rajados con un cuchillo, los torreznos en trozos pequeños. Se ponen todos los ingredientes en platos separados.

Se echa el aceite en una sartén honda muy grande (de las que tienen asas por los dos lados) o en un wok, se incorporan las migas, se echa la sal, se remueve y se va mezclando con  el agua, removiendo constantemente las migas.  Manola, aconseja apretar con las manos las migas y dar vueltas y vueltas…., si vemos que están secas tras echar toda el agua, se incorpora un poco más, por último se echa la cerveza y damos mas vueltas y vueltas, unos cinco minutos.

Con Manola Jiménez, autora de estas migas

Tras comérnoslas con los ingredientes escogidos, las migas sobrantes, se comen mojadas en leche…o en chocolate, como hace mi madre, mmm…te lo dedico Enrique, por respetar tus necesidades sentimentales, aprendo muchas cosas, tq.

 

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer