Llegan con música las cerezas del Jerte

Un año más comienza una de las temporadas más esperadas en las fruterías de nuestro país. La temporada de cerezas y picotas. Este año han llegado con música en una presentación sensorial organizada por el propio Consejo Regulador de la D.O Cerezas del Valle del Jerte. Fue en la frutería de Luis Pacheco, Gold Gourmet en Platea y contamos con la presencia de la Directora Técnica de la DOP Cereza del Jerte, Pilar Díaz, que nos explicó que, a pesar de las dificultades climatológicas, este año se espera superar una producción de ocho millones de kilos de picota con una excelente calidad, “como hace tiempo que no se recordaba”.

Toda una experiencia gracia a las exquisitas cerezas del Jerte, y al violinista Raúl Márquez, miembro de la Swing Machine orquesta que interpretó diferentes melodías y sonidos de ambiente.

Así fue como el Consejo Regulador de la DOP Cereza del Jerte dio la bienvenida a sus cerezas. Una fruta saludable, rica en vitaminas y minerales, oligoelementos, melatonina para ayudar a conciliar el sueño y según nos dijo Luis Pacheco, diez cerezas al día bastan para tener el ácido úrico bajo control.

Las primeras cerezas del Jerte son de la variedad Navalinda, la única que tiene pedúnculo certificada por el consejo Regulador del Valle del Jerte. Este año t4endremos hasta 700.000 kilos de Navalinda, y el 60% de la producción se destinará a la importación. Pero en el Valle del Jerte hay hasta cien variedades diferentes de cerezas.

El cultivo y la recolecta en el Valle del Jerte se hace de forma manual y su envasado es natural y sin aditivos. Sólo las mejores se identificarán con el sello de calidad de la D.O. Cereza del Jerte.

En unos días llegarán también las famosas picotas, las que no tienen rabito porque éste se queda en el árbol durante la recolecta. Para saber que son auténticas picotas podemos fijarnos en el agujero del rabo, las auténticas picotas no tienen herida ni marcas, ya que el rabo se arranca de manera natural.

El Valle del Jerte es una joya natural que se encuentra en el norte de Extremadura. Si bien es conocido por la floración de los cerezos en primavera, también ahora durante la recolecta es una experiencia inolvidable. Y en otoño, con su llamada otoñada, podremos ver más de 2 millones de frutales cambiando de color.

Ahora nos toca disfrutar de las cerezas y picotas, atreviéndonos incluso a preparar recetas, salsas y coloridos postres.

Yo hasta me visto de cereza para celebrar la temporada de una de mis frutas favoritas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer