hola.com

 

Entradas etiquetadas: guía de viaje


22
junio 10

Guía de viaje: lo mejor de San Francisco



San
Francisco es una ciudad atípica. A diferencia de otras ciudades americanas, no
es enorme, ni caótica, ni ruidosa, y sus
habitantes sonríen al visitante
 en cualquiera de las circunstancias en
las que se encuentre. Tal vez su historia tenga algo que ver en esto, y es que
la ciudad pasó de ser un pequeño pueblo a una gran ciudad en tiempo récord como
consecuencia de la Fiebre del Oro de 1849. Reminiscencia de un pasado que
continúa en la memoria de todos los ‘sanfrancisqueños’, que es como se conoce a
sus habitantes. 

Bon voyage-Blog de viajes-San Francisco3.jpgEl eterno
problema de San Francisco no es qué ver en la ciudad, sino más bien qué no ver
en un lugar cargado de historia escrita a golpe de reivindicación como la que
marcaron los escritores de la generación ‘beat’, los hippies del Verano del
Amor y el Flower Power de finales de los años 60′ o los homosexuales que hoy
forman una de las comunidades más numerosas de Estados Unidos. San Francisco
sigue sustentando, hoy por hoy, su emblema como capital de la contracultura

Entre sus
monumentos más famosos se encuentran el Golden Gate Bridge, Fisherman’s Wharf,
Alcatraz, Lombard Street o Chinatown -San Francisco cuenta con la comunidad
china más grande e influyente fuera de su país-. Lugares de sobra conocidos por
el viajero que disfrutará descubriendo que la realidad siempre supera la ficción si la ciudad de la
hablamos se llama San Francisco. 

Dos excursiones
imprescindibles en cualquier cuaderno de viaje son, además, Sausalito y Napa Valley. La primera, es
un pequeño pueblo de apenas diez mil habitantes; sus calles son tranquilas y
sus casas pequeñas propias de una arquitectura colonial. Con una luz especial,
desde Sausalito se distingue la silueta de la isla de Alcatraz -conocida como la Roca- y se contempla la
vida pasar a través de los barcos que navegan cruzando el Golden Gate. 

Bon voyage-Blog de viajes-San Francisco1.jpgEn Napa Valley
todo cambia. El mar se vuelve tierra y de ella nacen las vides de las que brota
el fruto que ofrece algunos de los mejores vinos del mundo. Una buena forma de
captar la verdadera esencia de Napa Valley es a bordo del Wine Train. Este tren construido en 1952, y totalmente
restaurado con exquisito gusto y detalle, recorre los históricos viñedos de la
pintoresca localidad de Santa Elena sobre unos raíles amarrados al suelo desde
1860. A bordo, tres intensas horas de viaje, tiempo suficiente para sumergirse
en el fascinante mundo del vino. Un vagón de cata, un vagón-cocina donde un
equipo de casi quince cocineros, capitaneados por el chef Kelly Macdonald,
preparan verdaderas delicatessen culinarias que podrás degustar a bordo, y
entre las que se incluyen platos típicos californianos como el ‘Rack of Lamb’
(costillar de cordero), tan aclamado en la zona. 

De
vuelta a la ciudad, y con el apetito más saciado, es imprescindible dejarse
llevar por los lugares más representativos de San Francisco. Una buena forma de
obtener una perspectiva interesante de ellos es a bordo del tranvía, el medio de transporte por excelencia desde
finales del siglo XIX. De las tres líneas de la ciudad, la más conocida, típica
y antigua es la de Powell-Hyde, desde donde mejor se divisan las empinadas
calles y colinas de la ciudad. 



Capital de la
cultura, el teatro, la ópera, el ballet o cualquiera de las variedades de las
artes escénicas están presentes en la ciudad. El Museo de Arte Moderno, el
Museo de Arte Asiático, la Legión de Honor y la Academia de las Ciencias de
California completan la oferta
cultural de una ciudad inconformista
 empeñada en superarse a sí misma. 

Bon voyage-Blog de viajes-San Francisco2.jpgSu fidelidad a la
buena vida ha convertido a San Francisco en uno de los destinos gastronómicos más apreciados y es que,
gracias a su clima mediterráneo y a su privilegiada situación -bordeada por el
océano Pacífico-, la ciudad es caldo de cultivo de las materias primas más
frescas cocinadas con verdadero mimo en los restaurantes de la ciudad y del
resto de América. Algunos de los mejores ejemplos donde disfrutar de esa magnífica
gastronomía son el Café de la Presse, Espetus o Le Colonial. Café de la
Presse
es un precioso bistró ultra-chic situado en un lugar estratégico entre
la archiconocida Union Square y las puertas de Chinatown. Ambientado como si
fuera un restaurante de los años 30′, el Café de la Presse es un mini París en
mitad de San Francisco donde se reúnen personalidades del arte y la literatura
de la ciudad. En Espetus o Le Colonial probarás los sabores del mundo ‘made in’
San Francisco;
Brasil o Vietnam al alcance de los paladares más exigentes sin
salir del centro de la ciudad. Todo, por supuesto, acompañado de un buen vino
californiano. 

Bon voyage-Blog de viajes-San Francisco5.jpgLa vida nocturna
en San Francisco es un escenario de luces, sonido y movimiento. Distritos como
South of Market Street y Mission acogen actualmente los clubes más famosos de la ciudad; lugares donde disfrutar de una
buena sesión de música en vivo, jazz, blues y divertidas noches como las que
encontrarás en Asia SF, uno de los locales recién llegados a la ciudad pero que
ya ha sabido situarse entre los mejores para tomar un buen cóctel, según la
prestigiosa revista Bon Appétit. Pisco Latin Lounge es otro de los clubes de
moda. Este coqueto lounge está considerado como uno de los mejores locales; su
propietario y chef, James Schenk, es un americano de madre peruana y padre
suizo que cuida con mimo a sus clientes ofreciéndoles “lo mejor de las tres
culturas gastronómicas que conoce; la americana, la peruana y la suiza”, según
Schenk. 

El descanso del
viajero es algo deseado y bien merecido tras una intensa jornada. El legendario y cinematográfico hotel
Fairmont 
se antoja como una inteligente elección cuando entre las
preferencias de los huéspedes se encuentra dormir entre históricos muros que
incluso lograron mantenerse en pie tras el devastador terremoto ocurrido en
1906. De estilo clásico y refinado, el hotel cuenta con una céntrica ubicación
y unas inolvidables vistas a la bahía de San Francisco. 

Share


11
mayo 10

Fin de semana neoyorkino: Harlem


DSCF0501.JPG

Los contrastes constituyen la esencia de Nueva York. Para
tratar de entender un poco mejor la ciudad, es importante comprender que la
diversidad es la principal atracción. Es un error venir a Nueva York sólo para
shopping o para subir al Empire State, aquí lo mejor de la ciudad no tiene
nombre propio y tampoco se compra con dinero.

En Nueva York las mayores fortunas del mundo disfrutan de
las mejores vistas de Manhattan en sus lujosos edificios mientras tienen un Starbucks a la vuelta de la esquina en el que probablemente
en ese momento un empleado corriente sorba un café mientras piensa sobre
cómo llegar a final de mes. Los ejemplos e historias que se encuentran
cotidianamente explican la grandeza de Nueva York.

DSCF0499.JPG

La diversidad y los contrastes son la esencia.
En sus calles y barrios, las diferentes comunidades, etnias y grupos sociales
configuran las mil y una caras que el visitante observa mientras va caminando.
Ultraortodoxos judíos en Williamsburg, negros en Harlem, asiáticos en Chinatown,
latinos en Queens, jóvenes acomodados en el East Village y el SOHO… Cada barrio
de Nueva York obedece a una evolución distinta. De una calle a otra, entre los
rincones más recónditos, en los rostros y gestos de sus habitantes, Nueva York
crea espejismos que responden a realidades dispares. De personas felices, de
historias brutales, de gentes abandonadas a su suerte, de sueños que unas veces
se cumplen y otras se desvanecen para convertirse en pesadillas. El sueño
americano
siempre está presente en la ciudad de Nueva York.

Un plan de los que no pueden faltan en las rutas de viaje es
una mañana de domingo por Harlem, algo que, hasta el momento, yo no había hecho.
Las iglesias más visitadas por los turistas son la Abyssinian Baptist Church
(132 W 138th St), la Mother African Methodist Episcopal Zion Church (146 W
137th St) y la Canaan Basptist Church (132 W 116th St). Las colas en la
Abyssinian en ocasiones da la vuelta a la iglesia y, entre tanto turista, la
experiencia se devalúa bastante y es inevitable que pierda cierta dosis de encanto.
Afortunadamente las posibilidades de Harlem no acaban en Abyssinian. 

DSCF0504.JPG

Algunas
de las numerosas iglesias que prestan servicios religiosos son verdaderas joyas
y no se encuentran en las guías de viaje. La Rendall Memorial Presbyterian
Church
 (59 W 137th St) es una de ellas. Es pequeña pero alejada de
turistas y muy acogedora. El ambiente que dispensa su párroco y sus ayudantes,
especialmente Louise, es extraordinario y muy atento con quien la visita. Desde
el primer momento la Rendall Memorial y los fieles hacen partícipes a todos sus
participantes de la experiencia común del gospel. Como la Rendall Memorial
Presbyterian Church
existen otras iglesias en Harlem que aseguran una
experiencia similar como la Salem United Methodist Chruch (211 W 129th St) o la
Second Providence Baptist Church (11 W 116th St).

El mejor plan después de una experiencia como la vivida es
quedarse por la zona y aprovechar la mañana. ¿Lo mejor? Un brunch. El
restaurante que os recomiendo se llama Sylvia´s.  La mayoría de
cafeterías o restaurantes en Harlem lo sirve y también es una parte interesante
de la experiencia. El restaurante más conocido de Harlem
es Sylvia´s (328 Malcom X Blvd) en el que se come mientras de fondo
suenan las mejores notas de soul y jazz. Además del Sylvia´s, hay otros como el
M&G Dinner (383 W 125th St), el Amy Ruth’s Restaurant (114 W 116th St) o
el Manna´s Restaurant (486 Malcom X Blvd). Sin duda toda una experiencia en
uno de los barrios más interesantes de la ciudad.

Y tú, ¿has estado en Harlem? ¡Cuéntanoslo!

Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook

Share


21
enero 10

Costa Rica: bienvenidos al paraíso (I parte)

Quería empezar este reportaje con una frase que tratara de reunir todo lo que un país como Costa Rica puede ofrecer. Y entiendo que pueda sonar a demagogia cualquier tipo de halago que pueda hacer durante las cinco primeras líneas de este párrafo, pero si algo aprendí durante mis años de Universidad fue el consejo de un profesor que siempre decía: “si tienes algo interesante que contar, no lo adornes”. Y en esas estoy, no voy a adornar en absoluto lo que me hizo sentir, lo que siento, y lo que sentiré por un país como Costa Rica: un absoluto flechazo. Si alguna vez desaparezco, buscadme en Costa Rica.

PA300327.JPG

Conocida como la joya de América Central, Costa Rica tuvo la suerte de nacer agraciada y las agallas de saber conservar ese don. Bañada en el este por el Mar Caribe y en el suroeste por el Océano Pacífico, y poseedora de una capacidad de seducción que muchos destinos turísticos quisieran, es el lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones inolvidables gracias a sus innumerables atractivos pensados para todo tipo de turismo, eso sí, enfocado al denominado “turismo inteligente”. El ecoturismo es el as que los ticos esconden bajo su manga, no obstante, Costa Rica es el país con más variedad de flora y fauna de toda América Latina.

Finca Rosa Blanca.JPG

Llegar hasta Costa Rica es ahora muy sencillo desde España; Madrid o Barcelona tienen vuelos directos con varias frecuencias semanales y si no, otra opción es ingresar en el país vía Estados Unidos. Yo, con anécdota incluida -un rayo golpeó nuestro avión cuando estábamos a punto de aterrizar en San José-, llegué a Costa Rica en un vuelo de línea regular de Iberia. Los trámites burocráticos para entrar en el país son sencillos, siempre teniendo en cuenta que entras en un país cuya diversidad biológica debes cuidar y respetar; los españoles no necesitamos visado. “Pura vida” es el saludo con el que te reciben (expresión que escucharas durante toda tu estancia); caprichosa la vida que quiso definir todo un destino en dos simples palabras. Costa Rica es, en realidad, eso, pura vida.

Valle Central-La Heredia

PA300304.JPG

Con mi maleta llena de ilusión y de ropa muy casual (es importante dejar los tacones y los vestidos y trajes de cóctel para otro destino), me instalé en Finca Rosa Blanca, un pequeño hotel boutique de 13 habitaciones situado a media hora de San José y muy cerca de Santa Bárbara de Heredia, en medio de exuberantes jardines y con unas inspiradoras vistas del Valle Central costarricense. El hotel cuenta con una plantación de café orgánico que podrás descubrir -así como participar en la recolección y procesamiento del café- durante tu estancia a través de una visita guiada. Pensado como refugio de tranquilidad y sostenibilidad, el esfuerzo de Glenn y Teri Jampol, propietarios del hotel, se ve reflejado en todos y cada uno de los pequeños detalles con los que cuenta el hotel; entre ellos, su deliciosa gastronomía. Capitaneado por Rodrigo Núñez, chef ejecutivo, en el restaurante del hotel Finca Rosa Blanca descubrirás las auténticas delicias de la cocina costarricense acompañadas de vinos provenientes de medio mundo, entre ellos denominaciones tan en boga como Argentina o Chile.
Una preciosa piscina escondida entre jardines tropicales, un jacuzzi al aire libre y más de 300 árboles frutales distribuidos lo largo de 8 acres de terreno, completan la oferta de este precioso hotel que no debes perderte durante tu visita al país. Es perfecto para una primera toma de contacto con la naturaleza y como punto de partida de un inolvidable viaje.

Con una agradable temperatura y con un poco de pena por tener que abandonar este pequeño paraíso en forma de hotel, me dispuse a seguir mi camino hacia un nuevo destino del país. La variedad paisajística y de actividades que ofrece Costa Rica es innumerable, por lo que te recomiendo que, como yo, diseñes una ruta por el país según tus gustos. Mi siguiente alto en el camino: el Parque Nacional Volcán Arenal.

La Fortuna

PA300313.JPG

Llegar hasta La Fortuna, la población más cercana al parque y situada al noroeste del país, es muy sencillo. Puedes optar por alquilar un coche y disfrutar del paisaje que te rodea durante tu camino -las carreteras se encuentran en perfecto estado- o hacer como yo y subirte a una avioneta que en menos de media hora te deja en tu destino. Nature Air es la compañía que escogí para todos mis vuelos internos por el país. Es importante que además de ser una compañía segura, esté concienciada con el Medio Ambiente, sobre todo en un país como Costa Rica.

Termas_Tabacon.jpg

Para mi estancia en La Fortuna, elegí el Tabacón Grand Spa Thermal Resort. Aposté por este fabuloso resort gracias a su inmejorable situación, a los pies del impresionante Volcán Arenal y por ser un verdadero paraíso de naturaleza tropical, aventura y relajación. Otro de los indudables atractivos de este hotel son sus termas, reclamo turístico mundialmente conocido, cuyas aguas brotan directamente del activo volcán. Famosas por sus propiedades medicinales, lo mejor es acudir en la puesta de sol y disfrutar de un relajante baño en sus pozas, a diferentes temperaturas, y juguetear en las cascadas mientras observas cómo brotan los vapores y, con un poco de suerte, y si el cielo está despejado, la actividad volcánica del Arenal y su inquietante sonido. Un espectáculo difícil de olvidar que sólo puede vivirse en este punto.

PA300309.JPGPor nada del mundo deberías perderte, tampoco, un recorrido por su moderno Spa. Opta por un relajante masaje en mitad de la naturaleza, al aire libre, sin otro sonido de fondo que no sea el del fluir del agua por las cascadas. Os puedo asegurar que recibir un masaje ‘Tabacón’ en ese entorno es una de las experiencias más sobrenaturales que he vivido. Mi vuelta al mundo real fue recibida, además, con un delicioso té acompañado de frutas frescas y pequeños dulces de chocolate. ¿Qué os decía? Pura vida.

El hotel Tabacón Grand Spa cuenta con 114 lujosas habitaciones con unas vistas inmejorables a un bosque tropical y un equipamiento propio de un resort 5 estrellas, tanto en tu habitación -jacuzzi y terraza privados- como por todo el hotel. Enamorada me quedé nuevamente de la deliciosa gastronomía tica. Ríndete al más absoluto de los placeres y prueba los suculentos platos de la cocina de autor del restaurante Los Tucanes, situado al borde de la piscina del hotel y alumbrado por la luz de las velas estratégicamente colocadas por todo el restaurante. Perfecto, sin duda, para tus veladas más románticas.

PA310366.JPG

Ya de día, y tratando de despertar la adrenalina que tanto relax había apagado, decidí hacer una excursión hasta el mismo volcán. (En el hotel puedes contratar multitud de excursiones por la zona, así que no te preocupes por la organización, su equipo de profesionales se encarga de todo). Y es que, activo desde 1968, son constantes sus erupciones y vómitos de lava. Su acceso está muy controlado y aunque los ticos están ya acostumbrados a su presencia, no dejan de mirar de reojo a esta gran montaña con la típica forma de volcán, por si acaso. El paisaje desde las faldas del volcán es impresionante, ya que además de los restos volcánicos de la última erupción, y del bosque tropical lluvioso que lo rodea, aparecen de forma casi mística dos lagos originados por la lava de antiguas erupciones. Sin duda merece la pena la caminata hasta este mágico lugar.

Tras esta inmersión en tierras volcánicas y bosques tropicales, decidí que ya era momento de viajar hasta la Costa Pacífica en busca de interminables playas y lindos atardeceres. ¿Mi siguiente destino? Quepos y el Parque Nacional Manuel Antonio. Pero esto os lo contaré en la segunda parte del reportaje.

Datos útiles del país:

PA310341.JPG- Población: 4.100.000 habitantes

- Idioma: español
- Hora local: GMT-6
- Sanidad: no requiere ninguna vacuna
- Moneda: Colón costarricense
- Alfabetización: 95.8%
- Clima: país tropical con dos estaciones. La seca (de diciembre a abril) y la húmeda.
- Actividades propias de estas zonas: variedad de rutas de senderismo, excursiones a volcanes como el Poás o el volcán Arenal, experimentar el contacto con la naturaleza costarricense recorriendo los cafetales y bosques a caballo, sumergirse de lleno en la cultura y el folklore costarricense a la vez que compruebas la amabilidad del pueblo tico o degustar una copa de vino orgánico en la terraza de tu habitación son algunas de las actividades que no deberías perderte durante tu viaje a Costa Rica.

¿Estáis ya enamorados de Costa Rica?

Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook

Share


26
agosto 09

Viajeros de otoño

Playa Atardecer Mirador.jpgEl otoño es una de las mejores épocas para descubrir otros mundos. Los viajeros más experimentados lo saben y ya han comenzado a reservar sus viajes para poder hacer las maletas lejos de los tradicionales meses de julio y agosto. Un verano diferente lleno de ventajas para disfrutar de escenarios únicos y, cómo no, para compartir, en compañía de amigos y en pareja, los más bellos atardeceres.

Desde tomarse un buen gintonic desde la terraza del increíble Uma Paro a la luz de la chimenea en Bután, hasta disfrutar del atardecer anaranjado navegando por el sagrado lago Phewa en Nepal. Charlas que se alargan hasta bien entrada la noche en los lugares más bonitos del planeta. Aquí van las mejores recomendaciones de viaje de Bon voyage:

Los 3 destinos recomendados para viajeros de otoño:

Viaje a La India  



60222.JPGHermosos paisajes desérticos, fortalezas medievales que surgen de entre sus ardientes arenas y mercados de aroma a especias y coloridos saris… La India transporta al viajero al país de los maharajás y los rajás, una historia que hunde sus raíces miles de años atrás. Testigos de ese rico pasado son sus antiguos palacios, reconvertidos hoy en inolvidables alojamientos de excepción.

¿Qué hacer en India? Guía chic del viajero

  • Dar un paseo en rickshaw por las ciudades indias al atardecer.
  • Ascender, a lomos de un elefante, la colina del Fuerte Amber, antigua capital del estado. Una travesía que recuerda a la que recorrían los viejos aventureros de principios del siglo XX.
  • Conocer el Taj Mahal y rememorar el pasado de los maharajás, alojándose en una de sus residencias.
  • Conocer Delhi, capital de la India, desde sus zocos y bazares orientales a sus elegantes boutiques y clubes privados a la más pura tradición británica.
  • Navegar en barco tradicional a lo largo de los backwaters en Kerala

Viaje a Nepal

Namibia.jpgCrisol de culturas y religiones, Nepal despierta al amanecer entre oraciones y esencias. Un sendero mágico nos adentra a un lugar de encuentro con los dioses. Espacios colmados de templos y travesías medievales se funden con la belleza de sus inhóspitos paisajes, presididos por inmensas cumbres que rozan las nubes. Un paraíso tan aislado como acogedor, cuya verdadera esencia es la calidez de sus gentes.

¿Qué hacer en Nepal? Guía chic del viajero

  • Trekking por la cordillera hasta llegar al Monte Kailas, uno de los lugares más sagrados del planeta. El ritual comienza sumergiendo la cabeza en el lago Manasarovar y acoge a quienes se aventuran a rodear su cúspide para obtener la anhelada indulgencia divina.
  • Contemplar la ceremonia de las cremaciones en el templo de Pasupatinath
  • Adentrarse en el corazón rural de la cordillera de los Himalayas parándose en localidades tan pintorescas como Bhaktapur y Nagarkot
  • Paseo en barco privado por el lago Phewa. Al fondo el Annapurna, el inmenso valle verde y la hermosa ciudad de Pokhara.
  • Travesía a lo largo del río Kali Gandaki, uno de los afluentes del Ganges y el río más sagrado para los hinduistas y budistas. Un hermoso camino rodeado de pequeñas aldeas y cuevas de oración hasta llegar a Lo Manthang.

Imagen Thumbnail para Uma.jpgViaje a Bután



A medio camino entre China y la India, se oculta entre las poderosas montañas del Himalaya un reino aislado y remoto, Bután, conocido como el Reino del Dragón. Anclado en el pasado y embriagado por la esencia del budismo, este pequeño reino recibe al viajero con las amplias sonrisas de sus gentes y su accidentado paisaje. Una autentica joya aún intacta por explorar.Si eres un auténtico aventurero a quien le gusta descubrir tesoros, este es tu destino.

¿Qué hacer en Bután? Guía chic del viajero

  • Trekkings y rutas a caballo por los valles de Paro y Punakha o realizar caminatas más duras y a mayor altitud, libres de turistas y de infraestructuras.
  • Cerca del río Wang-Chu, disfrutar de un relajante baño tradicional con piedras calientes y degustar una exquisita cena local acompañada de Champagne, mientras admiras las increíbles vistas de la ciudad.
  • Asistir a la competición de tiro con arco celebrada año tras año en el estadio de Changlimithang, deporte nacional en Bután y uno de los mayores espectáculos de la región.
  • Visitar en exclusiva un lamasterio y entregarse a unos días de yoga acompañados de profesores particulares, sin renunciar a la menor comodidad, alojados en los hoteles más exclusivos.
  • Cenar con una familia típica butanesa a base de los mejores productos locales.

¿Quieres más información? En Nuba Expediciones son expertos en viajes súper especiales alrededor del mundo. 

Hazte fan de mi blog en facebook

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer