hola.com

 

Viajes a Asia


12
abril 12

Habitaciones con vistas: despierta en Tokyo a lo Scarlett Johansson

Desde que vi ‘Lost in Translation‘ siempre supe que algún día me levantaría a lo Scarlett Johansson con Tokyo a mis pies. Me impactó la vista de todo ese caos que sólo los japoneses saben estructurar, la mezcla de luces y en definitiva, la vida en la ciudad que la famosa actriz podía contemplar cada día desde la habitación de su hotel en Tokyo. Pues bien, todos aquellos que, como yo, hayáis soñado con esa imagen, estáis de enhorabuena, porque lo que te propongo hoy en Bon voyage-Blog de viajes, es aún mejor.

Si te alojas en el Mandarin Oriental de Tokyo, podrás disfrutar de un nuevo edificio en su skyline, la torre Tokyo Sky Tree, la más alta de Japón y entre las más altas del mundo. Esta verdadera obra de arte,de 634 metros de altura, es la torre de comunicaciones que conmemora la transición japonesa del sistema de transmisión analógico al digital y su nueva estructura reemplaza a la Tokyo Tower, de 333 metros de altura y construida en 1958.

Y como en Mandarin ya lo tienen todo pensado, si escoges el paquete especial Tokyo ‘634’, tendrás a tu disposición:

  • Una noche en una espectacular Deluxe Room de 50 metros cuadrados, situada en el lado este del hotel y con unas fantásticas vistas hacia la torre Tokyo Sky Tree.
  • Desayuno para una o dos personas, servido en el restaurante K’shiki, situado en el piso 38.
  • Una botella de vino, así como un plato de bienvenida especial ‘Tokyo Sky Tree’.
  • Servicio adicional de wireless.

Además de poder disfrutar de las magníficas vistas hacia Tokyo Sky Tree, las habitaciones situadas en la parte este de Mandarin Oriental, Tokyo, te proporcionarán un pintoresco panorama que domina las tradicionales áreas de Asakusa y Ryogoku, así como el río Sumida y la bahía de Tokyo. Con un poco de suerte, en un día despejado, podrás divisar el Monte Tsukuba, en la prefectura de Ibaraki, así como la península Boso en la prefectura de Chiba.

Por el contrario, desde las suites del lado oeste, disfrutarás de impresionantes vistas del distrito financiero de Tokyo, Otemachi y Marunouchi, del Palacio Imperial, e incluso del Monte Fuji, si el cielo está despejado.

¿Es o no es una firme candidata de ‘Habitaciones con vistas’? Y mucho mejor que la de Johansson, ¿qué os había dicho?

Los precios del paquete, que está disponible a lo largo de todo el año, empiezan en los 393 euros ( JPY 42,999), más impuestos.

Share


19
diciembre 11

Fascinante Tailandia: Chiang Mai, Chiang Rai y Koh Phangan

Si te quedaste con más ganas de Asia, hoy continuamos nuestro viaje por Tailandia hasta la segunda ciudad del país: Chiang Mai. Rodeada de montañas, también es conocida como la Venecia de Tailandia, por sus famosos canales que encontrarás en el centro de la ciudad y que fueron construidos a finales del siglo XIII.

Bangkok, Chiang Mai y Chiang Rai, sumado a una extensión de playa, suele ser el viaje típico que se realiza por Tailandia, aunque cada vez más gente y sobre todo amantes de la naturaleza y los deportes de montaña, viajan hasta Chiang Mai como punto de partida de excursiones y trekking, dejando a un lado los convencionalismos propios de una zona tan turística.

Para conocer la historia de Chiang Mai debemos remontarnos a comienzos del siglo XIV cuando, el rey Mengrai convirtió a Chiang Mai en la capital del reino Lanna, y es de esta época de cuando datan los templos más importantes.

Entre ellos, visita imprescindible son el Wat Phra Singh, el templo del señor león, situado delante de la puerta de Suan Dok y cuya estatua de Buda es una de las más antiguas del mundo. Y por supuesto Wat Phrathat Doi Suthep, el templo más famoso de Chiang Mai. Situado a más de 1.000 metros de altura, es todo un centro de peregrinación para turistas y budistas. Desde aquí además, obtendrás una bella panorámica de la ciudad.

La entrada al templo Wat Phrathat Doi Suthep te costará poco menos de 1 euro y desde aquí tendrás acceso al espacio donde se conservan las famosas reliquias de Buda, que según cuenta la leyenda, transportó por toda la ciudad un bello elefante blanco hasta que se detuvo en este lugar, espacio donde se construyó el templo.

Y si llegaras a sentirte aturdido ante la belleza de los casi 300 templos que encontrarás en Chiang Mai, mi consejo es que no hay nada mejor que, llegado ese momento, retirarse y descansar ante una puesta de sol desde el maravilloso Anantara Golden Triangle Resort & Spa.

Situado en Chiang Rai, la ciudad vecina a Chiang Mai, puedes llegar hasta ella en avión o en autobús. No está cerca, pero es el precio que tendrás que pagar para vivir una experiencia única.

Encaramado en lo alto de las colinas de la frontera de Tailandia con vistas a Myanmar y Laos, el Anantara Golden Triangle Resort & Spa es perfecto para desconectar, relajarse y disfrutar de diferentes experiencias que sólo este mágico lugar ofrece, como vivir la salida del sol del norte de Tailandia envuelto en la niebla de montaña, montar un elefante por la selva de bambú o disfrutar de un delicioso paseo en barco por el río Mekong.

Desde sus habitaciones, decoradas, al igual que el resto del hotel, por la exclusiva firma de interioristas Bill Bensley, podrás visualizar elefantes en la distancia o el sonido del canto de los pájaros alborotando sobre los ríos Mekong y Ruak.

Otras opciones que te ofrece el Anantara Golden Triangle son disfrutar de la mejor gastronomía, local e internacional, o aprender a realizarla tú mismo, gracias a las clases de auténtica cocina Lanna que se imparten en su propia escuela de cocina. Desde aquí, tendrás además la oportunidad de explorar los tres países, incluyendo aldeas de las tribus de montaña, la sala del museo del opio y la antigua capital del Reino Lanna, Chiang Saen.

Compañías como Thai Airways, Air Asia o la aerolínea boutique Bangkok Airways, te llevarán desde Chiang Rai hasta nuestra siguiente parada: Koh Phangan. Bueno, en realidad ellos os llevarán hasta Koh Samui, y de ahí daremos el salto en barco hasta nuestra isla.

Conocerás Koh Phangan por ser el lugar elegido para una de las fiestas más importantes del mundo: la full moon, donde miles de personas se reúnen en la playa de Haad Rin en la noche de luna llena, una vez al mes, y acaban bailando hasta el amanecer. Pero si tu caso, al igual que el de Bon voyage-Blog de viajes, es el reto de descubrir un rincón casi virgen de esta isla donde habiten la paz y las playas paradisíacas, estás de enhorabuena, hemos llegado a nuestro verdadero destino: Rasananda.

El hotel Anantara Rasananda es un pequeño tesoro escondido discretamente en medio de palmeras de coco en una pintoresca playa de Koh Phangan, ubicado en un paraíso tropical único. De estilo contemporáneo  y construcción tailandesa, el resort Rasananda nada tiene que ver con los complejos turísticos típicos del sur de Tailandia. Aquí la privacidad es una máxima, acompañada de elegancia y sofisticación.

Rasananda cuenta con suites y villas, todas ellas dotadas con todo tipo de lujos y detalles, como Apple TV, uno de los que más me gustó. Sorprendentemente, fue el primer hotel donde lo veía. Y si ya que has llegado hasta aquí quieres darte el capricho supremo, opta por escoger una de las villas con piscina privada situada en la misma playa, poder ver amanecer desde tu cama o dándote un refrescante baño a primera hora de la mañana son algunos de los mayores placeres de este viaje.

Aprovecha para recibir un auténtico masaje tailandés en el lujoso spa del Anantara Rasananda, ubicado en un excepcional paraje entre la selva donde la propia naturaleza parece haberse aliado para dar lugar a un espacio íntimo y privado pensado para la relajación total.

Aunque tu propósito en Koh Phangan sea relajarte, debes saber que también aquí puedes encontrar diferentes atractivos turísticos que merece la pena visitar, como el Wat Koh Tham Temple o el Ang Thong Marine Park.

Ah! Y muy interesante también es el tradicional pueblecito que se encuentra a tan sólo un paseo de 10 minutos desde el hotel, un lugar auténtico donde comprar artesanía, tomarse una Shinga (la rica cerveza tailandesa) o simplemente asomarse para descubrir la vida real de la isla.

¿Qué te ha parecido nuestro recorrido? Si te perdiste la primera parte , recuerda que puedes encontrar el viaje a Tailandia de Blog voyage-Blog de viajes, aquí.

Nuestro siguiente destino en visitar será, ¡Camboya! No te lo pierdas.

Share


14
noviembre 11

Viaje a Tailandia, corazón del sudeste asiático: Bangkok

Cuna del exotismo asiático. Mezcla de culturas, caos y relax, vanguardia y tradición. Turismo de lujo o viaje mochilero. En Bon voyage-Blog de viajes volamos hasta Tailandia para mostraros el corazón del sudeste asiático y es aquí donde hacemos nuestra primera parada, en Bangkok.

Conocido como “el país de los hombres libres”, Tailandia nunca fue conquistada por ninguna potencia extranjera, lo que hoy en día sigue siendo un orgullo para sus felices habitantes que nunca pierden su sonrisa.

“Sawasdeekrab” si quien lo dice es un hombre o “Sawasdeeka” si es una mujer, serán las primeras palabras que escuches en tailandés, se trata del principal saludo de bienvenida y va acompañado de un simbólico gesto a través del cual debes juntar las palmas de las manos, colocarlas a la altura de la nariz, a la vez que realizas una ligera inclinación hacia adelante como muestra de respeto. Y después del saludo, ¡la locura! Bangkok te impresionará por ser una de las metrópolis más grandes de Asia. Ruidosa, caótica y con una extraña mezcla entre la modernidad de sus rascacielos y centros comerciales y la tradición de poder encontrar un templo y un remanso de paz en mitad de la desenfrenada urbe.

Dividida por el eje central de Bangkok, el enorme río Chao Phraya, tu visita a la ciudad quedará también dividida bajo dos propósitos: cultura y compras. Así que como no tenemos tiempo que perder, toma buena nota de todo lo que vas a encontrar en tu viaje a Bangkok.

¿Qué visitar en Bangkok?

El budismo y la monarquía se dan la mano en el barrio real, situado en el centro de la ciudad, y es que es en el gran complejo donde se encuentran la residencia oficial del rey de Tailandia y el famoso templo de Buda Esmeralda, que con más de 200 años de antigüedad, es el monumento religioso más importante del país, a pesar de los escasos 75cm que mide su famosa estatua. El Gran Palacio es la antigua residencia de los Reyes, y aunque ya no residen aquí, sigue siendo utilizado para recepciones o actos oficiales.
Muy cerca de aquí, pero fuera del complejo, encontrarás el templo más antiguo y grande de Bangkok, el Wat Pho, que alberga el Buda reclinado –la postura que precede al Nirvana en la religión budista- más grande de Tailandia, que recubierto de pan de oro, alcanza los 46metros de largo y casi 15 de alto. Te interesará saber que dentro de Wat Pho se encuentra la Escuela Oficial de Masaje Tailandés, donde también podrás disfrutar –y a muy buen precio- de una de las tradiciones más conocidas del país: el masaje tailandés.

Reconocerás el Templo del Alba por su famosa estructura en forma de campana que, con un tamaño aproximado de 82metros, es uno de los símbolos arquitectónicos de la ciudad. Lo mejor es llegar hasta aquí a través de un paseo en bote por los canales del río Chao Phraya, que te permitirán además tener una perspectiva diferente de la ciudad y adentrarte por rincones menos turísticos y más auténticos.

Y si de compras hablamos, te recomiendo que hagas coincidir tu visita a Bangkok en fin de semana, ya que sólo así podrás llegar hasta el inmenso mercado de Chatu Chak. Olvídate de taxis, la mejor forma de llegar hasta aquí es a través del moderno Skytrain (línea y parada: Mo Chit – Sukhumvit Line). Más de 15.000 puestos de todo lo que puedes imaginar te esperan en este mercado. Y si hablamos del arte del regateo, debió tener su origen en lo más profundo de esta ciudad, porque aquí, ningún precio es el definitivo. Así que paciencia y mucho ánimo si quieres obtener las mejores gangas; y recuerda ofrecer siempre un poco menos de la mitad de su precio inicial.

Pero como no sólo de mercados vive el hombre, fascinantes son también los centros comerciales que encontrarás en la capital, igualmente accesibles a través del Skytrain. Siam Paragon es uno de ellos, es la meca del shopping de lujo por excelencia en Bangkok. Aquí encontrarás tiendas de primeras marcas como Gucci, Hermès, Chanel, Dolce &Gabbana, Emilio Pucci o Lanvin, entre otras, que hacen las delicias de las asiáticas más adineradas. Los turistas tenemos un 5% de descuento que conseguirás gracias a una tarjeta que solicitas en el mismo centro. Aunque si un 5% te sabe a poco y buscas auténtico shopping a precios considerablemente más baratos, tu lugar es MBK, uno de los centros comerciales más grandes de Asia y donde a día de hoy aún es posible regatear. No encontrarás el último modelo de bolso de Stella McCartney, pero sí oportunidades de diseñadores tailandeses o y una gran variedad de productos a buenos precios.

Apartados de centros comerciales, llega el momento de visitar Khaosan Road, el mítico punto de encuentro de turistas mochileros en busca de agencias de viajes, tiendas, restaurantes u hostales realmente baratos. El ambiente bohemio y hippy del barrio bien merece una visita, sobre todo de noche, cuando las calles se llenan de puestos ambulantes con todo tipo de productos (y falsificaciones) y puestos de comida callejera.

En busca de un hotel de verdadero “lujo asiático”…

Y después de un intenso recorrido, nada mejor que buscar algo especial donde alojarse, descansar y disfrutar, ahora sí, del verdadero lujo asiático. La cadena hotelera Anantara, que cuenta con la ventaja adicional de ser una cadena hotelera tailandesa, te ofrece tres establecimientos en Bangkok -además de muchos otros repartidos por el país de los que más adelante hablaremos: Anantara Bann Rajprasong, Anantara Sathorn, y Anantara Riverside. Por sus ubicaciones, cuidada gastronomía y sensibilidad en el concepto de lujo, en cualquiera de ellos te harán sentir como una reina y lo más importante, a un precio muy razonable. Anantara Sathorn, donde decidí alojarme yo, está situado en el corazón de Bangkok, a 5 minutos caminando de la parada de Skytrain, y es el perfecto oasis donde refugiarse tanto si tu visita a Bangkok es por negocios o por placer.

Sus 37 plantas acogen 425 suites con unas impresionantes vistas a la ciudad y que cuentan con topo tipo de lujos y detalles. ¿Lo mejor? tendría que pararme a pensar si lo mejor son las crujientes pizzas de su restaurante Crust (el mejor italiano que he probado fuera de Italia), los deliciosos cócteles que sirven en su lobby bar –perfectos para un ratito de calma tras una jornada por Bangkok-, o los increíbles masajes tremendamente relajantes de su Senses Spa (más que recomendable el Senses Silk Massage, 105 maravillosos minutos entregada al más absoluto de los placeres sensoriales). Sí, tendría que decidirme…

Un poco de gastronomía, restaurantes en Bangkok

Visita imprescindible, bien sea para una cena romántica o para una copa, es el restaurante Sirocco, uno de los restaurantes más cool del mundo. Ocupa la planta 63 del lujoso hotel Lebua. Sirocco es indescriptible, cuenta con las mejores vistas de la ciudad y es punto de encuentro de la gente trendy de Bangkok y de turistas sabios en busca de lugares especiales. La cocina mediterránea se acompasa con notas de jazz en vivo, no obstante, cuenta con uno de los clubes de jazz más importantes de Bangkok, y es fácil encontrarse a alguna ‘celebritie’ disfrutando también de este privilegiado lugar.

Cabbages&Condoms es uno de esos restaurantes que te recomendará cualquier nativo para probar uno de los mejores Pad Thai de la ciudad acompañado, por ejemplo, de una Shinga, la cerveza tailandesa más popular. Cabbages&Condoms es un restaurante informal situado en pleno distrito financiero donde puedes degustar lo mejor de la gastronomía tailandesa con un transfondo importante, y es que este proyecto de original nombre nació como una organización no gubernamental destinada a ayudar y guiar en la planificación familiar y el desarrollo a las áreas rurales de todo Tailandia.

¿Cómo llegar hasta aquí?

Por frecuencias, horarios y comodidad en sus aviones -cuentan con uno de los mejores sistemas de entretenimiento a bordo-, decidí volar con Air France vía París. Air France te lleva hasta Bangkok con una brevísima escala de tan sólo 1 hora y media en París, algo más que razonable. Si eres de los afortunados que además pueden probar su confortable clase Affaires, tu vuelo de 12horas pasará en un abrir y cerrar de ojos disfrutando de su cuidada gastronomía y su interminable oferta de entretenimiento.

Pero lo mejor de Tailandia aún está por llegar. En la siguiente publicación viajaremos hasta Chiang Mai y Chiang Rai para descubrir el norte del país para terminar descansando en una de las playas más paradisíacas, ¿quieres saber cuál?

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer