hola.com

 

Escapadas por España


1
julio 15

3 chiringuitos donde comer con vistas al mar en Cataluña

escribaEste fin de semana será uno de los pocos que voy a pasar en casa, en Barcelona, en los últimos meses. La verdad es que llevo una temporada de viajes intensa, y por unas cosas y otras, siempre han surgido planes en finde que han hecho que no pase en Barcelona tanto tiempo como me hubiese gustado. El caso es que esta mañana me he levantado pensando en, precisamente, qué hacer un finde en casa. Y bueno, además de dormir (el jet lag pasa factura y acabo de regresar de Miami) y tomarme el tiempo del desayuno como si estuviera en una sobremesa italiana, he decidido que me gustaría ir a la playa –vivir en Barcelona tiene sus ventajas, claro- y comer una paella o un pescado con los pies en la arena, como toca. Estas fechas son complicadas, vacaciones, mucho turismo y mucha gente que, seguro, ha tenido la misma original idea que yo para este finde.

Así que bueno, pensando en dónde reservar mesa para disfrutar de una buena paella en la playa, se me han ocurrido tres restaurantes/chiringuitos perfectos para comer rico y hacerlo con los pies en la arena y unas buenas vistas al mar.

  1. Toc al mar (http://www.tocalmar.cat/): lo confieso, es mi preferido. En el fondo me duele un poquito compartirlo con el resto del mundo. No porque sea un restaurante secreto, al contrario, es muy popular, pero es que está situado en una de las calas más bonitas de Begur (en Aiguablava, donde también se ubica el Parador), en la Costa Brava, y encima no es muy grande, por lo que conseguir mesa un sábado del mes de julio para comer es poco menos que misión imposible. Si lo consigues, no dudes en pedir su arroz cremoso con langostinos que es simplemente sublime. La comida es sencilla, está muy centrado en producto, los pescados también son muy buenos, aunque como todo por aquí, no es barato. Pero merece la pena. Además el lugar es como muy idílico, encantador.

Toc-al-mar-BlogBonvoyage

  1. Xiringuito Escribà (http://www.xiringuitoescriba.com/es/): puede ser, o es, el chiringuito más popular de Barcelona. La verdad es que yo suelo ir un par de veces o tres al año, reconozco que lo tengo posicionado como para ocasiones especiales. De precio, no es barato, pero tampoco mucho más caro que ‘Toc al mar’. Del Escribà me gusta el servicio, que es excelente (no es algo que abunde últimamente por Barcelona), y que sirven la mejor fideuà de todo Cataluña. No exagero. Hacía tiempo que no iba y regresé hace un par de semanas; sigue manteniendo la calidad de siempre aunque reconozco que pincharon un poco en los pescados, las sardinas no estuvieron a la altura de un restaurante como este. Cosas que pasan.

paella en el escriba-BlogBonvoyage

  1. Pez Vela (http://grupotragaluz.com/restaurante/pez_vela/): es el típico restaurante caramelo para Instagram, un local como muy cool que no necesita filtros para promocionarse. Ya lo hacen sus comensales por él. Es bonito y se come bien. El servicio, mejorable, pero es lo que tiene ponerse de moda y colgar el cartel de “completo” prácticamente a diario, sea invierno o verano. Me gusta Pez Vela porque su arroz de butifarra, setas y espárragos es sublime y porque, pues sí, es un sitio bonito donde apetece estar y bueno, también suma que no es tan caro como Toc al Mar o el Escribà, incluso tiene una fórmula de paella con vino que sale muy bien de precio.

Pez-Vela-BlogBonvoyage

Y ahora, ¡a reservar mesa!

Share


4
mayo 15

Madrid de lujo: una estancia en el Ritz y una cena en Zalacaín

Siempre es un placer viajar a Madrid. La ciudad donde residí durante 7 intensos años es uno de los destinos a donde siempre me encanta escaparme. Y da igual que no haya nada nuevo (aunque no nos engañemos, siempre lo hay), los clásicos de Madrid son suficiente atractivo para preparar la maleta y montar un viaje. Y precisamente son esos clásicos los que me sirvieron hace un par de semanas como la perfecta excusa para volver a Madrid.

Hotel Ritz-BlogBonvoyage

Una estancia en el hotel Ritz by Belmond: es la leyenda. No había estado alojada nunca, pero desde luego ganas no me faltaban. En la etapa en la que vivía en Te del Ritz-BlogBonvoyageMadrid solía acudir a este hotel de lujo a ruedas de prensa o a alguna entrevista y siempre pensaba en la experiencia que debía suponer dormir entre sus históricos muros. Ahora ya lo sé. El mítico hotel Ritz fue construido en 1910 según los deseos del Rey Alfonso XIII, estableciendo a Madrid como una de las grandes ciudades europeas. El Ritz es mucho más que un hotel, es un trozo de historia ubicado en el ‘Triángulo de oro’ que desde su inauguración ha dado la bienvenida a las más importantes casas aristocráticas, altos mandatarios, celebrities, etc. Sus restaurantes y sus bares son aún hoy punto de reunión habitual de la alta sociedad española, así como su brunch del domingo, una cita imprescindible para cualquier foodie que se precie. Alfombras magníficas tejidas a mano, muebles de época, ropa de cama bordada, elegantes baños de mármol y unas vistas de infarto al Museo del Prado y a los tejados de Madrid (¡cómo son de bonitos los tejados de la capital!), así era mi habitación en el hotel Ritz. Me dieron la bienvenida con una botella de vino tinto y un plato de deliciosa cecina; me acuerdo perfectamente porque aplaudo este tipo de recibimientos, el champán nos gusta a todos, pero mostremos algo más nuestro que para eso estamos en España. Dormí, claro, como una reina y disfruté muchísimo de la enorme bañera de mi baño, perfecta para relajarse tras una jornada maratoniana por la capital.

Suite-Hotel Ritz-BlogBonvoyageHay dos planes –además de dormir-, que uno no debería perderse en el hotel Ritz. Uno de ellos es su tradicional brunch del  domingo (y hay que pedir casi obligatoriamente sus riquísimos Huevos Benedict) y el otro es el té de la tarde (de 16 a 20h), donde podrás disfrutar de una selección de sándwiches, pastas y bollos ingleses acompañados por relajantes melodías de fondo interpretadas al piano, el arpa o la guitarra clásica española. Tan elegante, tan Ritz… que nadie echará de menos Londres.

Una cena en Zalacaín: hay restaurantes míticos en Madrid y luego está Zalacaín. El secreto está, claro, en Restaurante Zalacain-BlogBonvoyagecómo hayas sabido envejecer. En el caso de este clásico restaurante madrileño en escena desde hace más de 40 años, no tenemos nada que objetar (si acaso el hecho de que cenar con corbata obligatoriamente ya esté un poco demodé), pero como aquí hemos venido a comer, y a comer muy bien, me ciño al excelente paseo gastronómico del que disfruté en Zalacaín, con platos perfectamente ejecutados por su jefe de cocina, Juan Antonio Medina Gálvez. La carta es muy amplia, desde luego que tienes mucho donde elegir, aunque los clásicos del restaurante son siempre un must: la lasagna de boletus edulis y foie, el muslo de pato guisado, la manita de cerdo rellena, las ensaladas de langostinos y bogavante, etc. Aunque si prefieres innovar, déjate guiar por los sabios consejos de Carmelo Pérez Valdunciel, quien, bajo una dirección impecable, siempre da en el clavo: conmigo lo hizo animándome a probar su steak tartar (sublime) y, cómo no -aunque yo no sea muy de dulces-, su tradicional postre, el volcán de chocolate a las cuatro especias con helado de pistacho.

Restaurante Zalacain2-BlogBonvoyage

Una cita en Zalacaín es siempre un buen plan y, aunque desprovisto hoy de la última estrella Michelin que le quedaba (Zalacaín fue el primer restaurante español en obtener tres estrellas Michelin en 1987), no debería ser este gesto en ningún caso una excusa para dejar de visitarlo. Símbolo de celebración, de ocasiones especiales, del buen comer, lo que más destacaría de este lujoso restaurante madrileño es que ha sabido mantenerse fiel a su seña de identidad, dejando a un lado modas y tendencias.

Igualito que (mi) Madrid.

Share


29
septiembre 14

Dónde celebrar Acción de Gracias en Barcelona

Muchos de vosotros ya lo sabéis, pero desde que viví en Estados Unidos no pasa un año sin que celebre la noche de Acción de Gracias. Es, por supuesto, un motivo más para juntarme con los amigos y la familia, pero para mí es diferente, especial, no sé, se trata de una celebración bonita y además el menú está delicioso aprovechando los ingredientes de temporada más populares, como la calabaza o las castañas. En mi caso, lo confieso, no soy muy buena cocinera así que no se me puede pedir más allá de hornear un bizcocho integral o preparar una buena pasta con aceite de trufa blanca y kilos de parmesano. Mis dos platos estrella que, desafortunadamente, no me sirven para homenajear a mis invitados en Acción de Gracias.

Thanksgiving Friends-BLog Bon voyage

La fiesta del pavo es la preferida de Joey

Era otoño cuando aterricé en Barcelona, casi tal día como hoy pero hace 4 años. Así que recién llegada a la ciudad, una de las primeras fechas que tenía marcadas en el calendario era precisamente el Thanksgiving Day, y obviamente necesitaba un lugar donde celebrarlo. Así fue como descubrí el restaurante DosTrece, donde he celebrado con mis amigos esta tradicional fiesta desde que vivo en Barcelona. El restaurante es sencillo pero bonito, cocinan bien, respetan el menú tal cual y encima está fenomenal de precio, 25€ con vino incluido. También se come muy bien en Picnic, del que os he hablado en anteriores ocasiones como el lugar perfecto para un brunch en Barcelona. Sé que también ofrecen el menú tradicional de Acción de Gracias, pero yo no lo he probado nunca (y tampoco lo haré este año porque estaré en un exótico destino un poquito lejos de Barcelona donde espero que también lo celebren).

Pero, ¿por qué y cuándo se celebra en esta popular fiesta, una de las más importantes en Estados Unidos? No existe una fecha fija, sino que siempre es el cuarto jueves del mes de noviembre desde 1863 cuando el presidente Abraham Lincoln lo señaló así. Por ejemplo, ahora en 2014 será el 27. Thanksgiving es toda una religión en Estados Unidos –con desfile incluido- y, bendita globalización, cada vez más en el resto del mundo.

Restaurante DosTrece, Barcelona

Restaurante DosTrece

 

El menú tradicional de Acción de Gracias incluye:

  • Sopa de calabaza con castañas
  • Pavo de Acción de Gracias con relleno tradicional
  • Puré de patatas y gratinado de judías
  • Salsa del jugo del pavo y salsa de arándanos
  • Pudding de tarta de calabaza

Bueno qué, ¿te animas a celebrar este año la tradicional cena de Acción de Gracias? 

Share


11
junio 14

3 razones parar ser feliz en la Costa Brava

Siempre hay motivos para ser feliz, y un viaje por supuesto es de los más importantes, al menos para mí, claro, que me paso la vida de aeropuerto en aeropuerto y de hotel en hotel. Mi vida es lo que pasa entre el check in y el check out, y yo encantada de que así sea. En cualquier caso, y gracias a los casi 4 años que llevo viviendo en Barcelona, he tenido la oportunidad de descubrir auténticas joyas perfectas para escapadas cortas. Una de mis preferidas es siempre la Costa Brava, lo que para mí representa una perfecta combinación entre las azules aguas de sus calas, los verdes paisajes del Ampurdán y por supuesto la deliciosa gastronomía basada en platos sencillos y de calidad. Y a pesar de que ya he enumerado unos cuantos, aquí van 3 motivos para lograr ser muy feliz en la Costa Brava.

Hostal de la gavina-Blog Bon voyage

Sus hoteles: alojamiento para todos los gustos, desde pequeños hoteles rurales donde evadirse del mundo como Les Hamaques, hasta grandes hoteles que rezuman lujo y solera como el Hostal de la Gavina. Este precisamente ha sido uno de mis últimos descubrimientos, un histórico alojamiento de lujo en pleno corazón de la Costa Brava, en S’Agaro, un privilegiado rincón del Mediterráneo. La historia de La Gavina, además, tiene miga. Este lujoso hotel lleva más de 80 años recibiendo a lo más granado de la sociedad nacional e internacional, y celebrities de medio mundo se han alojado en muchas de sus 74 habitaciones, que en su origen fueron tan solo 11. Mucho ha crecido desde entonces, claro, aunque lo ha hecho sin perder ni un ápice de ese encanto que aporta el lujo clásico a conceptos de hotel hoy prácticamente inexistentes. Lo mejor del hotel es su cercanía al mar, su atentísimo personal de servicio y por supuesto su impresionante piscina, donde se puede disfrutar de unas excelentes vistas a la playa y la bahía de Sant Pol. Tampoco se me antoja un mal plan cenar a la luz de las velas en su restaurante Candelight, donde degustar ricos platos en un ambiente de lo más refinado y romántico. Cuando te alojes en La Gavina no olvides contemplar la puesta de sol desde el Camino de Ronda, un idílico paseo que bordea el hotel y la lujosa urbanización a la que pertenece y desemboca en la que para mí es la playa más bonita de la Costa Brava, Sa Conca. Sin duda un lugar donde ser muy muy feliz.

hostal_la_gavina BlogBonvoyage

Sus restaurantes: he repetido hasta la saciedad, lo sé,  que uno de los mayores placeres que se pueden sentir en esta vida es comer con los pies en la arena. Pues bien, aunque en la Taberna del Mar, el restaurante donde ser feliz en la Costa Brava, no se puede comer con los pies en el mar, su privilegiada ubicación y su ambiente marinero lo suplen con creces. Yo nunca había oído hablar de la Taberna del Mar hasta que descubrí La Gavina (hotel y restaurante están muy cerca), pero según me cuentan, este restaurante en la Costa Brava es todo un icono gastronómico de la zona, sobre todo ahora que acaba de reabrir sus puertas tras una minuciosa remodelación. El resultado, obra y gracia del interiorista Lázaro Rosa Violán, no ha podido ser más bonito, dando vida a un nuevo restaurante sin perder la esencia marinera que lo ha hecho famoso. ¿Qué pedir? Pues una paella o una buena fideua, sin lugar a duda. Y un consejo, mejor reservar con antelación porque lo interesante es conseguir una mesa en su terraza, aunque el interior, en este caso, resulte también de lo más atractivo.

La Taberna del Mar

Sus mercadillos: no hay fin de semana que no se pueda encontrar en la Costa Brava un buen mercadillo. Aunque no lo busques, siempre acabas dando con alguno recorriendo sus serpenteantes carreteras. En mi escapada a la Costa Brava coincidí con el mercadillo de Pals, por cierto, uno de los pueblos más bonitos de la zona, y con un tan pequeño como interesante mercadillo en Corcà. El de Pals es bastante caótico y puedes encontrar casi de todo; antigüedades mezcladas con utensilios del campo  y hasta ropa adlib. Ya me he aficionado a los dos, claro, pero sobre todo al de Corcà, donde cada dos sábados del mes montan puestos de comida ecológica: frutas, verduras, huevos, miel, pasta casera… y hasta un señor haciendo una paella al aire libre que comprar en pequeñas raciones. Sencillo y encantador. Lo de barato, regular, quedan pocas cosas baratas por esta zona, aunque sí puedo afirmar que son buenas.

Y ahora, a ser feliz y a disfrutarlo.

Share


29
abril 14

5 planes relajados que hacer en Sitges

Conozco pocos lugares más animados que Sitges. Por cuestiones familiares tengo la gran suerte de pasar bastantes fines de semana en esta preciosa ciudad de la Costa del Garraf, situada a 40 kilómetros de Barcelona, en la que siempre ocurre algo más allá de bombazos como el carnaval o el festival de cine; una banda de jazz por la calle, castellers en mitad de la plaza un domingo cualquiera, la conocida feria de la tapa… aquí las Fiestas Patronales duran todo el año. No importa el qué, en Sitges siempre hay algo que celebrar.

Celebraciones a un lado, siempre que paso un par de días en Sitges me gusta hacer algunos planes que son imprescindibles (y si algo me gusta, lo repito de manera obsesiva. Soy una chica de costumbres). Pero más allá de cine y fiestas, aquí van mis 5 planes relajados preferidos:

tapas en Sitges

1. Hora del vermú en El Cable: solo hay una cosa que me apena del mejor bar de tapas de Sitges, ¡y es no haberlo conocido antes! Aún no sé cómo lo descubrí, pero fue hace solo unos meses, y llevo casi 3 años visitando regulamente Sitges; no tengo perdón… Abierto desde 1940, es toda una institución en la ciudad y sus tapas son comparables a hasta a las de mi querido Logroño (es mi forma de medir la calidad del tapeo). Ricas y baratas, como debe ser. Son las mejores bravas de Sitges. Y no exagero…

Atardecer2. Un paseo al atardecer por la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla. Es el edificio más reconocible del skyline de la ciudad y todo un símbolo de Sitges. Es la iglesia de la postal.  A su vera,  son alucinantes los colores de la puesta de sol desde la plaza del Baluard sobre el Paseo de la Ribera. A la vera de la iglesia se encuentra el famoso cañón que, apuntando al mar, protegió a la ciudad de los incesantes ataques británicos por mar.

3. Una mañana de golf en el Club Terramar: puede ser, y yo creo que es, uno de los clubs de golf más bonitos en los que he estado. La mayoría de sus 18 hoyos gozan de unas bonitas vistas al mar y, aunque no es barato, merece la pena. También cuenta con un pitch & Putt para jugadores un poco más amateurs. Y si ni siquiera juegas a golf no hay problema, gracias a su extraordinaria ubicación, su restaurante-cafetería es ideal para comer o tomar el aperitivo.

4. Una paella con vistas al mar en Cal Pinxo: toda una institución gastronómica en Sitges donde encontrar, no sé si la mejor, pero sí una deliciosa paella, sobre todo la de verduras, mi preferida. Tiene vistas al mar y un servicio excelente. Tampoco es barato, esa es la verdad, porque además Sitges es una ciudad bastante turística y eso influye sobre todo en la restauración, pero bien merece la pena reservar una mesa (imprescindible) para comer en uno de los mejores restaurantes de Sitges.

Sitges

5. Playas, calas y demás… Hay que pasar una mañana, una tarde o un día entero en cualquiera de las animadas playas de Sitges. A mí me gustan mucho las del centro, como la playa de la Fragata, al lado de la iglesia de San Bartolomé (ver punto 2), pero inevitablemente siempre están bastante llenas, sobre todo en verano. Si te agobia tener mucha gente alrededor, siempre puedes optar por zonas más tranquilas como la playa del Terramar, frente al barrio residencial del mismo nombre.

Share


29
enero 14

Hora del té en Barcelona

Es invierno, y aunque en Barcelona tenemos la gran suerte de disfrutar de días de sol prácticamente durante todo el año, también hace frío y apetece encontrar lugares donde refugiarse con una buena taza de té entre las manos. Hoy en Bon voyage-Blog de viajes recorremos cinco teterías, o cafeterías donde también sirven buen té, donde rendirnos a las bondades de esta saludable y milenaria bebida. Salud.

Federal Café Barcelona

Federal Café: Empiezo este ranking de las mejores teterías en Barcelona hablando precisamente de un lugar que no lo es, pero donde sí sirven el mejor Chai Tea Latte de la Ciudad Condal. Federal es el local de moda de Barcelona, perfecto para brunch y tardes de lectura acompañadas por una buena, claro, taza de té chai. Su receta es un secreto de la casa y no te esfuerces en seguir los pasos del camarero mientras lo preparada, es imposible saber cómo puede estar tan rico. En fin, habrá que seguir intentándolo, pero sobre todo, disfrutándolo.

Usagui: viajamos hasta el lejano oriente de la mano de esta tetería japonesa en Barcelona donde además de deliciosos tés, también encontramos auténtica repostería casera japonesa, y todo sin movernos del centro de la ciudad. Sobre los dulces, mis preferidos son los que están elaborados con té verde (por rizar el rizo) como las tartaletas, aunque los mochis son también muy populares. Los precios son francamente razonables y es un punto de encuentro de japoneses en Barcelona, lo que ya es una buena señal.

Caj chai teahouse barcelona

Chaj Tai: En pleno barrio Gótico, nos ponemos cómodos en una de las teterías más famosas de la ciudad. Es un buen lugar donde disfrutar de otro buen Chai Tea Latte, esta vez de chocolate, y en general de sus ricos tés provenientes de la India, Vietnam, China… Es lugar tranquilo y relajado y también puedes acompañar tu bebida con deliciosos pastelitos. Sus juegos de té son realmente bonitos (no vale meterlos en el bolso sin antes pasar por caja, avisados estáis).

Tealosophy: Un lugar donde además de tomar un buen té, puedes comprarlo, es siempre un buen lugar. Mi amiga Anna me descubrió esta pequeña tiendecita de té del barrio de Gracia hace unos meses y desde entonces me confieso una adicta a las originales especialidades que aparecen custodiadas entre sus estanterías. Hay muchos, pero mi preferido es “Barceloneando, con una base de té verde y un riquísimo aroma a crema catalana que es realmente irresistible. Además de tés, también tienes infusiones de muchos tipos… que no solo de teína vive el hombre.

Caelum: Mi amiga Ana, la de antes, es la crack que me ha ido enseñando pequeños secretos de la ciudad (recuerden que soy una riojana residente en Barcelona). Fue gracias a ella que también conocí Caelum, y aunque no se podría definir como tetería si nos ceñimos al más estricto sentido de la palabra, ofrece al visitante una gran selección de ricos tés que, lo mejor, puedes acompañar de dulces de monasterios y conventos de toda España como Cortadillos de hojaldre, Huesos de San Expidito o Yemas de San Leandro. ¡Amén!

 

Share


12
noviembre 13

Ruta gastronómica por Logroño: de pinchos por ‘la Laurel’

Hacía tiempo que no hablaba de La Rioja en Blog Bon voyage, de hecho parece mentira que lo haya hecho tan solo una vez, y fue en esta ocasión, haciendo un recorrido rápido por algunas de mis direcciones preferidas en la tierra del vino. Así que como cada vez más frecuentemente me preguntan dónde comer los mejores pinchos en Logroño y yo siempre derivo al mismo lugar, he pensado que sería estupendo que quedará recogido en un post sobre la gastronomía en Logroño, cuyo corazón, sin duda, late fuerte en la calle Laurel, la zona más divertida y viva de la capital de La Rioja. ¿Me acompañáis a tomar unos vinos?

De pinchos por la Laurel-BlogBonvoyage 2

La calle Laurel de Logroño tiene forma de letra L, luego hay callejuelas por donde también se puede hacer pero yo, purista como pocas, respeto siempre mi trayectoria gastronómica en dicha forma: L de Logroño, L de Lorena… por algo será. Bromas aparte, puedes empezar por arriba, la entrada más cercana a la famosa Muralla del Revellín, o por abajo, muy cerca del Mercado de Abastos. Ambas entradas son peatonales y no existe diferenciación alguna entre empezar por arriba o por abajo. Yo siempre lo hago por abajo, primero porque me encanta empezar la noche visitando la Taberna del tío Blas y segundo porque me encanta acabarla con un Tío Agus (un bocatita de carne adobada con una salsa especial que parece chimichurri pero que no lo es).

Así pues, estos son mis bares preferidos para salir de pinchos por la calle Laurel (aunque por supuesto hay muchos más):

  1. De pinchos por la Laurel-BlogBonvoyage 3Taberna del Tío Blas: me gusta por su enorme barra repleta de toda clase de pinchos. Desde los más tradicionales tipo chistorra hasta novedades gastronómicas como mini hamburguesitas con salsas ricas, ricas o saquitos de verduras. Ojo con lo que pides, que es la primera parada y nuestra ruta gastronómica por Logroño solo acaba de empezar.
  2. Bar Donosti: es uno de mis mejores recuerdos de la Laurel, cuando bajaba los domingos por la tarde con mis padres a tomar algo y pedíamos unos embuchados de cabrito a la plancha por los que me pasaba el resto de la semana suspirando. Y así hasta el domingo siguiente.
  3. No hay mejores bravas que las del Jubera. Os reto a que hagáis la prueba; picantes o sin picar, conservan el mismo sabor de siempre y os aseguro que han pasado años desde la primera vez que la probé. ¿El truco? No lo sé, claro, pero imagino que el hecho de que la patata no sea congelada y el cariño que le ponen hacen el resto.
  4. De pinchos por la Laurel-BlogBonvoyage 5Con más de un siglo de existencia no existe una visita a la Laurel que no se detenga en el Blanco y negro. Su pincho estrella es el ‘matrimonio’ de anchoas con pimiento verde. Sencillo y sin pretensiones, que esto es Logroño.
  5. Lo mismo sucede con El Perchas. Sus orejitas de cordero rebozadas son un manjar para todos aquellos que se agrupan a la entrada de este pequeño y antiguo local.
  6. El Soriano: que le pregunten a un riojano si alguna vez ha probado los champis de El Soriano. Risas, claro.Y es que este puede ser uno de los bares más míticos de toda la ciudad y sus champis a la plancha, coronados con una gambita, también. Da igual lo que queme el pincho cuando te lo acercan, siempre acabas mordiendo antes de tiempo. Son, verdaderamente, irresistibles.
  7. De pinchos por la Laurel-BlogBonvoyage 4No sé vosotros, pero después de hamburguesitas, bravas, orejas, embuchados o champis, estoy bastante llena. Da igual el empacho, en mi caso tengo claro que no puedo irme de la Laurel sin tomar un Tío Agus, este pincho de carne moruna con esa salsa grasienta y pringosa de sabor inconfundible (e irresistible).

Para los que pueden con todo, nunca está de más un pincho de tortilla en el Sebas, unas setas a la plancha en El Cid o, si los ánimos gastronómicos siguen por todo lo alto, siempre se puede dar un salto a la vecina calle San Juan, también plagada de bares donde encontrar más y más pinchos.

Que el ritmo no pare, esto es Logroño.

Share


3
octubre 13

Barcelona: 48 horas de vistas al mar

Es raro, pero tengo que reconocer que me encanta ser turista en mi ciudad. Por eso de vez en cuando dedico un fin de semana a recorrer Barcelona como si fuera una viajera más. Selecciono hotel, le echo un vistazo a la oferta de ocio y reservo mesa en aquellos restaurantes a los que siempre quiero ir pero que la (dura) jornada laboral me impide visitar de lunes a viernes.

Hotel de lujo en Barcelona

Hace unos días fui la mejor turista en mi ciudad, estas fueron mis 48 horas en Barcelona:

Viernes:

Bienvenida-Hotel Pullman Barcelona12:00: check in en el Pullman Barcelona Skipper. Lejos del barullo y frente a la playa, me encanta que las habitaciones donde me alojo tengan vistas al mar. Podría hablar de muchas cosas de este hotel, pero me quedo con su espectacular bienvenida (nunca me habían agasajado tanto), con pasteles, galletas, fruta fresca recién cortada y una botella de vino dulce. Las habitaciones son muy amplias y la mía hasta incluía jacuzzi.

14:00h: comida en la piscina. Relax, vino y algo de picar. ¿En serio alguien necesita más un viernes a estas horas? En The Atic, el bar situado en la azotea del edificio junto a la piscina, encontré todo lo que buscaba. Y todo, sin dejar de mirar al mar.

16:00h: tarde libre. Se recomienda disfrutar de las comodísimas camas del hotel en la comúnmente denominada siesta.

18:00h: entre las principales ventajas de los hoteles en la playa en Barcelona, está la de poder salir a pasear por la playa, en este caso desde el Puerto Olímpico y durante todo el bonito paseo marítimo repleto de terrazas y rincones donde disfrutar de una tarde relajada. Que no quieres relax, no hay problema. El centro histórico de Barcelona está a menos de 15 minutos caminando.

Habitación Pullman Barcelona - BlogBon voyage21:00h: ducha y cena. Para mí un destino es también un hotel, por eso y porque tengo la suerte de tener una fantástica habitación con terraza, le echo un vistazo al room service y opto por cenar y disfrutar en la habitación. Más que recomendable su Skipperburger, con vistas al mar, claro.

Sábado:

10:00h: desayunitis, el mejor momento del día. El hotel Pullman Barcelona Skipper puede presumir de tener uno de los mejores desayunos de hotel de Barcelona, en cantidad y en calidad. Café de verdad, zumo recién exprimido y hasta un córner de productos eco (tomátes, aceite o galletas), expuesto con todo el mimo del mundo.

14:00h: estoy en Barcelona, frente a la playa y apetece arroz. El restaurante Barnabier, a menos de cinco minutos del hotel, satisface todas mis necesidades gastronómicas; cocina sencilla y de calidad. Una buena paella del Senyoret acompañada de un frío vino blanco es justo lo que necesito un sábado a esta hora.

Piscina Pullman Skipper Barcelona18:00h: por si necesitara (aún) más relax, decido reservar hora en el spa del hotel Pullman, y disfrutar de 60 intensos minutos entregada a relajación más absoluta gracias a los aceites de bergamota y menta del masaje deportivo.

21:00h: tengo mesa reservada en un restaurante que tenía muchas ganas de visitar, pero eso será a las 22:30h, ahora estoy en Monvínic, que cuenta con la mejor referencia de vinos mundiales en Barcelona y que fue considerado por el crítico de vinos del The Wall Street Journal, Jay McInerney, el mejor bar de vinos del mundo.

22:30h: ¡por fin! ya era hora de que fuera a probar el que (dicen, y yo confirmo) es el mejor steak tartar de Barcelona. Casa Paloma es, además de un restaurante precioso -de esos locales que son bonitos de verdad-, un lugar donde comer de maravilla. Un claro ejemplo son sus carnes y su rico (y adictivo) paté de cabracho al estilo gaditano. Inolvidable. Pero lo que más destacaría de este restaurante de moda en Barcelona, además de todo lo bueno que ya he dicho antes, es su excelente servicio. Personal atento, amable y muy profesional. Me dejé aconsejar por ellos en el vino y acabé degustando el mejor Godello que he probado en mi vida. Atención especial a sus postres, la mousse de limón y el yogur natural casero con frutas de temporada son completamente imprescindibles.

Casa Paloma-BlogBonvoyage

Domingo:

10.00h: es el último desayuno en el Pullman Barcelona, así que trato de hacerlo más especial -si cabe-, desayunando en la terraza y disfrutando de una lectura en soledad al lado de la piscina (esta vez en la de abajo, a pie de calle).

12:00h: realizo el check out  con un poco de pena por abandonar este bonito hotel en Barcelona pero con la ilusión de saber que, situado a menos de 500 metros de mi casa, es un lugar a donde siempre puedo volver. Me encanta ser turista en mi ciudad.

Share


28
mayo 13

Las terrazas (de hotel) son para el verano

Nada nos gusta más que la llegada del buen tiempo, y con él, las inauguraciones de las terrazas de hotel. Hoy en Bon voyage-Blog de viajes hemos seleccionado algunas de nuestras favoritas terrazas de hotel donde disfrutar, mojito en mano, de la llegada del verano.

Terraza Room Mate Oscar-Bonvoyage

Room Mate Oscar: es la terraza de moda del verano canalla en Madrid. Nos encanta por su filosofía desenfadada, su buena música y sus inmejorables vistas. Decimos un sí a sus cócteles, su decoración chill out y por supuesto, a su piscina.

La isabela terraza-BlogBonvoyage

La Isabela: Coronando un hotel de lujo en Barcelona como el H1898 reconozco que lo mío con esta terraza fue amor a primera vista. Comprenderéis que disfrutar de un cóctel en mitad de la calle más bulliciosa de Barcelona (Las Ramblas), mientras te relajas en una cama balinesa con vistas al skyline de la ciudad, no se tiene todos los días. Imprescindibles sus croquetas de boletus.

Terraza Jumeirah-BlogBonvoyage

Con una localización y unas vistas no aptas para cardíacos, la terraza del Jumeirah Port Soller Hotel una de las recién llegadas y también una de las más impresionantes. Decir que lo mejor de esta terraza son sus vistas es algo evidente así que quien necesite algo más, su infinity pool completa la oferta de terraza de verano perfecta.

Terraza Alaire-Condes de Barcelona Blog Bon voyage

Desde la terraza Alaire, que encontrarás en el hotel Condes de Barcelona, podrás contemplar un paisaje privilegiado de la Barcelona Modernista. ¿Lo mejor? es obvio, una copa de cava con las siluetas de La Pedrera en primer plano y la Sagrada familia en la retaguardia.

Terraza hotel Urban Blog Bon voyage

La terraza del Hotel Urban: perfecta para un copazo bajo el cielo de Madrid, es una de las terrazas más cosmopolitas de la capital. Y como no solo de cócteles vive el hombre, prueba algunas de las especialidades de su restaurante, como el rico tataki de atún. El auténtico placer de comer en las alturas.

Share


9
mayo 13

Madrid: una exposición, un hotel y un restaurante de moda

Se acerca el fin de semana y en Bon voyage no se nos ocurre mejor plan que uno que combina arte, descanso y buena gastronomía. ¿La solución? Un viaje a Madrid. ¿El objetivo? Un plan como éste.

Exposición-Dali-BlogBonvoyage

Hasta el 2 de septiembre, sí, tienes tiempo pero no te confíes, puedes acudir a una de las mejores retrospectivas de Dalí en España, y la encontrarás en el Museo Reina Sofía. La exposición, una selección de más de doscientas obras, supone un recorrido por la trayectoria del singular artista. “Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas” propone repensar el lugar que ocupa Salvador Dalí en la historia del arte del siglo XX y comienza con una selección de las obras que Dalí realizó en los inicios de su carrera. Uno de esos planes imperdibles que bien justifican una escapada a Madrid.

Dormirdcine-Hotel en Madrid

Un descanso ‘de cine’
Descubrí este hotel en Madrid por recomendación de un amigo, y el mismo concepto ya es genial. Un alojamiento cultural, cosmopolita y actual para dormir en Madrid, que además aporta nuevas experiencias en el viaje y lo mejor, con un precio más que ajustado. Las 85 habitaciones de DOMIRDCINE están decoradas de forma individual por artistas ilustradores internacionales y con las facilidades necesarias para, obvio, dormir de cine. ¿Lo mejor? Duchas amplias y colchones comodísimos.

Restaurante-PuntoMX-BlogBonvoyageDormirdcine está ubicado en pleno Barrio de Salamanca, en el centro de Madrid y desde donde tienes acceso directo a zonas de compras, negocios, museos y buena restauración.

Y hablando de (buena) restauración, en mi último viaje a Madrid tuve la posibilidad (¡y la suerte!) de probar Punto MX , el restaurante mexicano de moda en la capital. No teníamos reserva, pero el restaurante tiene un espacio/bar donde puedes cenar y tomar algo con la misma carta del restaurante, aunque más reducida y sin reserva previa (eso sí, tendrás que estar puntual a las 21h en la puerta, también este espacio está muy solicitado).

¡Salucita!

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer