Perú: 7 días rozando el cielo Inca (I)

Estaréis conmigo en que pocos, muy pocos países del mundo ponen tan en jaque el deseo de ser visitados. Perú es muchos destinos en uno: es lujo y aventura, es relax y cultura, es vanguardia y tradición, es gastronomía… Por esto en cuanto tuve la oportunidad de emprender un viaje a Perú, no lo dude ni un instante y aterricé en Lima, su capital, dispuesta a pasarme los 7 días de mi aventura surcando el legado Inca. Y esto fue todo lo que pasó:

Tras poco más de 12 horas en vuelo directo desde Madrid, llegar a Lima es un placer a bordo de la aerolínea LAN Airlines; amables, con buen entretenimiento a bordo y por supuesto, buena gastronomía, como no podía ser menos. Los españoles no necesitamos visado para entrar en el país, y tras una breve escala en Lima, el vuelo hasta Cuzco dura poco más de una hora y ahora sí, arranca nuestra aventura en el “ombligo del mundo”.

Situada a más de 3.000 metros de altura, lo primero que notarás cuando aterrices en Cuzco es que te falta el aire, literalmente, es lo que se conoce como ‘mal de altura’. ¿Lo mejor? Tomárselo con (mucha) calma, caminar despacio, respirar hondo, comer ligero –las digestiones a esta altura son muy lentas- y tomar el rico té de coca que seguro te ofrecerán cuando llegues a tu hotel en Cuzco. A me ofrecieron el mío cuando llegué al Palacio Nazarenas, de Orient-Express, el hotel más nuevo y lujoso de Cuzco, ¡ah!, y el único con piscina exterior. Años de intensas reformas han dado lugar hoy a este íntimo hotel de lujo en Cuzco de tan solo 55 suites. La experiencia comienza nada más atravesar su puerta, sus muros de piedra inca, el patio del claustro y la antigua fuente, son testigos de un pasado señorial del que tú estarás formando parte en el presente. Todo un lujo. Otro buen y famosísimo hotel en Cuzco es el hotel Monasterio; construido como monasterio en 1592, el hotel conserva el encanto y el ambiente que ha existido durante siglos mientras mantiene una reputación como uno de los mejores hoteles del mundo.

Plaza de Armas en la celebración del Inti Raymi

La plaza de Armas de Cuzco es, según cuenta la leyenda, el ombligo del mundo, ya que fue aquí donde el primer Inca hundió en la tierra la vara de oro por mandato del Dios Inti, dándose así por encontrado el centro de la tierra o el ombligo del mundo. Esta enorme extensión es el centro de la vida en Cuzco y desde aquí puedes optar por descubrir la ciudad, ya que es a su alrededor donde se encuentran las tiendas, los restaurantes o los monumentos más representativos que debes visitar, como la Catedral de Cuzco, de estilo renacentista; sus 33 impactantes metros de altura comunican con dos iglesias laterales, la de la Sagrada Familia y la Iglesia del Triunfo.

El Barrio de San Blas, uno de los más carismáticos del ciudad, es también uno de los más empinados, así que lo mejor es recorrerlo muy tranquilamente y haciendo paradas en sus fantásticas tiendas de artesanía y tomar un mate o té de coca en la Cafetería del Buen Pastor, una de las más típicas de la ciudad cuya recaudación se dona íntegra a causas sociales.

Tenemos la gran suerte de estar en Perú, así que si tienes hambre, nos encontramos en uno de los destinos gastronómicos más famosos del mundo. De camino a cualquiera de los restaurantes que te recomiendo, lo mejor es que pases por la calle donde se encuentra la piedra de los 12 ángulos, cuya historia tiene muchas teorías… En la Plaza de las Nazarenas, donde se encuentran el Hotel Palacio Nazarenas y el Hotel Monasterio, también puedes encontrar el Museo de Arte Pre Colombino. Y ahora estarás pensando: “¿pero no íbamos a comer algo?”. La respuesta es sí, y lo haremos dentro del museo, en el restaurante del museo, uno de los más sofisticados de la ciudad, con permiso de Limo, uno de los más vanguardistas. En ambos es aconsejable que reserves y en ambos tendrás la oportunidad de degustar la deliciosa gastronomía andina; no olvides acompañar tu comida con un buen Pisco Sour, la bebida tradicional reconvertida en cóctel de moda. Un must.

Hiram Bingham, el nombre del descubridor de Machu Picchu, es el que hoy también luce orgulloso el lujoso tren, gestionado por Orient-Express, que une Cuzco con las más famosas ruinas Incas: Macchu Picchu. Aunque también puedes acceder hasta ellas a través del PeruRail, yo te aconsejo que te dejes llevar por el lujoso tren Hiram Bingham hasta una de las más espectaculares Maravillas del Mundo a través de un mágico recorrido por el Valle Sagrado de los Incas hasta llegar a Aguas Calientes, tras 112 kilómetros de recorrido entre exuberante bosque y enormes montañas que podrás divisar desde el último vagón del tren, cuyo techo es de cristal, con un buen pisco en la mano. Tu billete incluye la entrada a la Ciudadela de Machu Picchu con guía, un delicioso menú a bordo del tren y bebidas durante el recorrido.

¿Es o no una buena forma de llegar a uno de los lugares más mágicos de la tierra? Y como siempre, lo mejor está por llegar, y llegará en la segunda parte de este recorrido por Perú.

Guía de viaje de Perú. Datos prácticos:

  • Moneda: Soles
  • Idiomas: español, quechua
  • Datos sanitarios: no es necesaria ninguna vacuna a no ser que vayas a viajar por la selva amazónica. El mal de altura es algo muy habitual pero se alivia rápidamente con descanso y oxígeno, del que pueden proveerte en casi todos los hoteles.
  • Cómo llegar: LAN Airlines tiene vuelos directos de Madrid a Lima.
  • Dónde alojarse: Orient-Express tiene alojamientos de lujo en los puntos turísticos más interesantes del país.

Y como lo mejor de los viajes son las cosas que suceden por el camino, os dejo con un vídeo de una espontánea peruana que se animó a bailar una de las danzas tradicionales de Perú en el tren Hiram Bingham. ¡A disfrutar!

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_WSUgPv11V8[/youtube]

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer