hola.com

 

febrero, 2011


17
febrero 11

Ruta gastronómica (II): Imprescindibles en Barcelona

Descubrirlos no es tarea fácil. Por supuesto hay cientos de restaurantes en una ciudad como Barcelona pero buenos, bonitos y hasta a veces baratos… cuesta encontrarlos. Pero en Bon voyage estamos tratando de desvelar los secretos gastronómicos mejor guardados de la Ciudad Condal. Confieso que no he estado sola. Colegas de profesión y gurús en la materia como Sonia Graupera o Mikel Iturriaga me han ayudado en esta tarea. Así pues, aquí tenéis algunas de las mejores direcciones donde comer en Barcelona:

Veladas hay muchas, pero pocas tan especiales como la que el Hotel Casa Fuster ofrece dentro de su ciclo de jazz. Aquí podrás vivir alguna de las noches más cool de la ciudad al más puro estilo neoyorkino. Brillante la idea que tuvieron tras recibir al maestro Woddy Allen en el rodaje de Vicky Cristina Barcelona, quedara enamorado de su fabuloso Café Vienés y lo utilizara también como disfrute personal para sus sesiones de jazz. Así pues, el buen hacer del hotel Casa Fuster supo aprovechar la gran idea de Allen y dedicar el salón para las veladas más especiales. Y bueno, a pesar de que no verás al director en el escenario, sí podrás ver y disfrutar de grandes voces y músicos del jazz. ¿Lo mejor? Está adaptado a todos los gustos y bolsillos. Puedes elegir entre 3 modalidades para disfrutar de la velada: Copa + sesión, cena pica-pica + la sesión o cena de lujo + la sesión. Yo te recomiendo la modalidad del pica-pica, con unos platos-tapas de gran calidad, ¡me encantó! Buena música, buen servicio y excepcional lugar. Todo, además, envuelto en un ambiente de lo más cool. Tú también puedes disfrutar de esta excepcional propuesta hasta marzo, y por supuesto del inmejorable ambiente del hotel Casa Fuster y su Café Vienes, durante todo el año.

Restaurante Shojiro. Buscando algo especial donde celebrar algo especial, mi colega de blog Mikel Iturriaga me recomendó Shojiro. “Caro, pero especial”, fueron sus palabras. Y fíjate si fue especial, que no me pareció ni caro. Situado en el barrio de Gracia, Shojiro representa la fusión perfecta entre la cocina japonesa y la esencia mediterránea. En Shojiro no encontrarás carta, sino un exquisito menú degustación elaborado con productos de una calidad impecable en un entorno sobrio (el restaurante se ubica en el portal de una antigua casa). Los 35€ que cuesta el menú degustación, sin bebidas, me parecen ridículos ante la calidad de la comida y la delicada atención de su dueño. Me quedé con la sensación de haber descubierto una de esas pequeñas joyas que desgraciadamente no abundan, y estoy contenta de poder contároslo.

Lejos de definirse como un local chic, el restaurante Barnabier es uno de esos clásicos barceloneses que nunca pasan de moda. De él me gustan su esencia mediterránea y su fabulosa terraza, que cuenta con impresionantes vistas sobre el Mediterráneo y el Puerto Olímpico. ¿Qué comer? Con una carta de especialidades como la de Barnabier, es difícil decidir pero te recomendaría que no te perdieras sus sencillas pero deliciosas tapas ni sus arroces –mi debilidad- elaborados a la antigua usanza con materiales de primera calidad. El restaurante Barnabier es también conocido por su extensa carta de cervezas, nacionales e internacionales, aunque si como yo, eres de las que prefieren una copa de buen vino, también encontrarás aquí una interesante carta. Barnabier está situado al lado del famoso hotel Arts y es perfecto para desconectar tras una jornada de trabajo, por ejemplo en invierno, o un alto en el camino en mitad del caluroso verano. Todo un must barcelonés para tus días, y tus noches, más casual.

El restaurante EVO, que cuenta con 1 Estrella Michelin, está situado en la cúpula acristalada del Hotel Hesperia Tower. Su dirección gastronómica ha estado a cargo del prestigioso y recientemente fallecido chef Santi Santamaría. Me resultó curioso saber que EVO es una abreviatura de “Evolución”, palabra y concepto acorde con la atmósfera arquitectónica conseguida por el arquitecto Richard Rogers y con la nueva propuesta gastronómica de Santamaría, que experimenta un proceso evolutivo en los contenidos de su cocina y en la estética y el funcionamiento del nuevo restaurante. Es sin duda un espacio super chic donde disfrutar de buenos y especiales momentos, ante las impresionantes vistas panorámicas del cielo barcelonés. Tierra, simplicidad y mestizaje mediterráneo con vocación universal se unen para crear una cocina de gran estilo, rotunda, sólida, sabrosa y sin concesiones a la moda. Te encantarán las cocciones a la piedra, al barro y al vapor, combinadas con la tecnología más puntera en la cocina.

¡Ah! Y para un buen afterwork, los creativos cócteles del Banker’s Bar en el hotel Mandarin Oriental. ¿El mejor? Pide el Banker’s Martini y disfruta de una experiencia única en un entorno super cool.

¿Qué te han parecido?¿Conoces alguno? Si no, desde Bon voyage, ¡¡espero que los disfrutes!!

Share


14
febrero 11

Especial San Valentín en Maldivas: romance y evasión (II parte)

Con el listón tan alto, resultaba decir predecir si la otra mitad del viaje iba a tener, al menos, el mismo nivel de lujo y relajación que la primera parte. Pero efectivamente, hay casos en los que “lo mejor, siempre está por venir”. Y este era uno de ellos.

Tras mi estancia en el lujoso hotel Naladhu, buque insignia del lujo en Maldivas de la cadena Anantara, mi segunda etapa del viaje estaba situada a un brevísimo paseo en una coqueta barca, justo en la isla de enfrente. El hotel Anantara Dighu me estaba esperando.

Las 110 villas que forman el hotel hacen de este paradisíaco rincón un lugar ideal donde relajarse y disfrutar de la belleza de las Maldivas. Es inevitable perder un poco de intimidad en las zonas comunes, sobre todo viniendo de un hotel como Naladhu, que cuenta con tan sólo 19 villas, pero esa intimidad se ve reforzada en todas y cada una de sus villas, situadas en la playa o encima del agua, en los míticos bungalow overwater.

Al parecer, los hábitos de los españoles se decantan hacia las villas situadas en la misma playa, justo en la arena, así que también mi elección fue esta. La elegida fue una Sunset beachfront villa, seleccionada a conciencia para poder disfrutar desde la cama, o desde la tumbona de mi terraza privada, de las mejores puestas de sol de las islas. Lo que os decía, un lujo.

Las villas del Anantara Dhigu, con vistas al océano Índico, disponen de TV de pantalla plana y reproductores de DVD y MP3, cafetera Nespresso, minibar y una espléndida bañera para 2 personas situada en la parte de atrás del bungalow, junto a dos duchas, en una extensa zona al aire libre con aires tropicales. Y lo mejor: tu pequeño caminito privado hacia la playa, situada a menos de 3 metros.

Pero además de las habitaciones del Anantara Dighu, lo que más destacaría de este lujoso hotel en Maldivas perfecto para familias y parejas es su amplísima y excelente oferta gastronómica. Para mí, amante de la buena mesa, es fundamental que un destino, sobre todo tan relativamente limitado en opciones al tratarse de una isla, presente una buena oferta gastronómica: variada y de calidad. 

El Anantara Dighu cuenta con 6 restaurantes con gran diversidad gastronómica: cocina italiana, tailandesa y típica de las Maldivas con riquísimos pescados y mariscos como base que podrás tomar en el, por ejemplo, Fuddan Fusion Gril. Para algo casual, te recomiendo el bar Aqua, junto a la piscina, donde tomar deliciosos cócteles, sándwiches o ricas ensaladas sin necesidad de moverte de tu tumbona. Aunque mi prefiero fue, sin duda, el Baan Huraa, especializado en cocina tailandesa y situado en mitad del océano Indico, con 360º de panorámicas vistas. Una completísima carta de vinos y toda la simpatía de su personal, y de su chef, maestro culinario tailandés, completan la oferta de este magnífico restaurante, y de este magnífico hotel, perfecto para tus vacaciones en Maldivas.

Más sobre Maldivas:

Si eres el tipo de viajero a quien le gusta exprimir el tiempo al máximo, en Maldivas también puedes realizar excursiones de un día en barco, visitar los lugares más populares, hacer compras y degustar la deliciosa cocina local. Estos son algunas de las mejores opciones:

  • Kudahuvadhoo: se trata de la isla de Kudahuvadhoo, donde podrás encontrar algunos de los hallazgos arqueológicos más importantes de Maldivas. Los restos, conocidos como hawittas, datan de cuando el budismo era la religión mayoritaria de esta isla, y se cree que son restos de templos budistas. Muy interesante. 
  • Realizar un crucero por las islas: en tu hotel de la cadena Anantara te ofrecen un maravilloso yate para realizar un mini crucero por los rincones más bellos. ¿Lo mejor? Las vistas desde el barco en la puesta de sol acompañadas de una copa de champán.
  • Malé, la capital: La capital más pequeña del mundo es un lugar encantador donde realizar una parada, disfrutar de buen Shopping y empaparse de cultura maldiva en la Gran Mezquita, el Centro Islámico o el museo Nacional.

Espero que, como yo, disfrutes de un gran viaje a este pequeño paraíso. Si te perdiste la primera parte de mi viaje, puedes leerla aquí y… Bon voyage!

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer