hola.com

 

abril, 2010


27
abril 10

Miami: salud, bienestar y cócteles orgánicos

Parece increíble pensar que viviendo en una ciudad como Nueva York, de la que os aseguro que nunca llegaría a cansarme, de vez en cuando apetezca tomarse un respiro y… relajarse.  Pocas cosas son tan neoyorkinas como huir de la ciudad de vez en cuando, y claro, puestos a elegir, qué mejor ciudad que Miami para tal fin.

Canyon Ranch_Bon voyage.jpg

No es la primera vez que visito esta ciudad. Para pasar unos días de vacaciones en Miami siempre tengo tiempo y muchas ganas, hay una conexión genial entre esta ciudad y yo. Pero esta vez mi propósito era diferente, esta vez necesitaba descansar y desconectar del mundo, la frenética vida neoyorkina me tenía un poco desgastada y necesitaba recuperar un poco de calma. ¡Y lo conseguí! Disfruté de unos sensacionales días de vacaciones en Miami tal y como había pensado: unas vacaciones gastronómicas con el máximo confort y relax.
Si el año pasado relataba cómo disfrutar Miami al máximo con todo tipo de opciones culturales, de shopping o los mejores lugares donde divertirse, esta vez os propongo un plan diferente pero que seguro os encantará también. Es lo que tiene Miami, es un destino súper completo y para todo tipo de público.

CanyonRanch2_Bon voyage.jpg

Lo que más me interesaba esta vez era seleccionar un buen hotel donde me mimasen al cien por cien y una buena selección de restaurantes donde disfrutar de una excelente gastronomía. Especializado en salud, nutrición y bienestar, elegí el hotel Canyon Ranch, situado en Miami Beach. Este resort semi urbano, pero situado en primera línea de playa, es perfecto para unos días de descanso y culto al cuerpo. En este hotel y spa todo está pensado para el descanso y el cuidado personal. Gracias a su equipo, altamente cualificado en numerosas disciplinas como nutrición, enfermedades cardiovasculares, trastornos del sueño, etc., podrás recuperar el equilibrio, tanto físico como emocional, tan necesario para el día a día y que a veces tenemos un poco descuidado. Yoga, Pilates, GAP, golf, Kinesis… ¡querrás hacer todas las actividades que tienen programadas!
 

Canyon Ranch3_Bon voyage.jpg

¿Lo mejor? Todo. Las habitaciones son enormes, tipo apartamento, con tu propia cocina y con todo tipo de comodidades (me encantó su selección de tés y cafés). Podrás disfrutar de la brisa del mar mientras te relajas en tu terraza privada y sumirte en el sueño más profundo gracias a las sábanas de fibra de bambú de sus camas ‘kingsize’, una gozada. Al tratarse de un hotel tipo resort, opta mejor por la opción ‘all inclusive’, que te dará acceso a su estupendo restaurante -toda la comida es orgánica y ningún plato tiene más de 500 calorías- en el desayuno, la comida y la cena y durante el día podrás disfrutar de una completa selección de vinos y cócteles mientras te relajas en la piscina o en la playa. (Pista: para adictos a Blackberry o similar, es importante que sepan que en lugares del hotel como el restaurante o el spa está prohibido utilizarla para evitar perturbar la calma del resto de huéspedes. Al principio te costará un poco, pero pasadas un par de horas, te aseguro que ni te acordarás).
 

Spa_Aquavana.JPG

Y sí, puedes seguir pidiendo más. En su reconocido Spa, Aquavana, situado en la planta cuarta del hotel, encontrarás las mejores instalaciones como sauna, ducha sensorial, baño turco, piscina, jacuzzi… Y si aún queda alguna parte de tu cuerpo por relajar, opta por un buen masaje; yo te recomiendo el masaje Canyon Ranch: 60 minutos de relajación de cuerpo y mente. ¡Sencillamente increíble!
 
En el complejo, no pierdas detalle de la estructura arquitectónica del hotel y los componentes que la forman. Como sabes, Miami es la cuna del movimiento Art Decó, por lo que todos los edificios catalogados tienen la obligación de permanecer tal cual y son muy pocos los retoques que pueden sufrir; así que relájate y disfruta, estás en un edificio arquitectónicamente único donde personalidades de la música como Frank Sinatra, ofrecían sus conciertos durante los años 60 y 70.
 
Un poco de gastronomía…
Es inevitable estar en Miami y no salir a cenar o tomar una copa, así pues, ponte tus mejores trapitos y súbete a un buen par de tacones porque estos son los últimos locales más  ’in recién llegados a la ciudad:
 

Miami en Bon voyage1_Blog de viajes.jpg

Mercadito: la influencia mexicana en la gastronomía de los Estados Unidos enriquece aún más la ya de por sí rica base alimenticia (quien diga que en EEUU no se come bien es porque aún no ha descubierto que hay vida más allá de los hot dogs y los McDonal’s). Recién abierto en el Midtown de la ciudad, en Mercadito encontrarás una rica fusión de cocina mexicana con influencias caribeñas. Ceviches, tacos, mole y unas ricas salsas de inspiración española completan la oferta gastronómica de este local ultra chic. Reserva con tiempo, está muy de moda. Pista: no olvides tomarte un Margarita antes de la cena, ¡son los mejores de la ciudad!
 
La Marea: el restaurante del hotel The Tides está de enhorabuena desde que su nuevo Chef, Gonzalo Rivera, se pusiera al mando de unos de los fogones más conocidos de la ciudad. Te encantará la decoración y su carta llena de delicatessen
como la carne de kobe, un plato preparado con mucho mimo (y más de 8 horas de maceración) que no debes dejar de probar. No dudes en preguntarle al  sumiller por el mejor maridaje de vino, ¡son encantadores!
 
Gibraltar: me encantó el restaurante del Grove Isle Hotel & Spa. Yo lo elegí para una comida con mis amigas y es el lugar perfecto para desconectar y charlar a la vez que disfrutas de una estupenda comida. Está, atención, en una isla privada donde sólo está el hotel -seleccionado además por numerosas ‘celebrities’ gracias a su privacidad-, por lo que os podéis imaginar las privilegiadas vistas con las que cuenta. También es perfecto si tienes una comida de negocios o si buscas un lugar especial donde celebrar el banquete de tu boda. ¿Lo mejor? Su precio. No te dejes engañar por tanta exclusividad y privacidad, que la hay, pero a súper buen precio.
 

The Tides_Blog Bon voyage.jpg

Charlotte Bistró:  hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto en un restaurante. Muy casual, Elida Villaroel, dueña y chef venezolana con alta influencia francesa, enamora al comensal con cualquiera de sus platos. Por nada del mundo te pierdas sus raviolis rellenos de langosta o cualquiera de sus deliciosos postres. El bistró no puede ser más bonito, original y tremendamente chic. La relación calidad-precio es sensacional, y además está situado en la zona de Coral Gables, por lo que podrás hacer un alto en tu camino entre shopping y shopping.
 
Y si de shopping hablamos es precisamente de la zona de Coral Gables de la que me gustaría contar un poco más. Downtown Coral Gables y Miracle Mile es un vecindario peatonal con un ambiente chic muy europeo. Sus calles están llenas de parques y jardines y  su arquitectura es muy mediterránea. Esta histórica área cuenta con algunas de las mejores y más exclusivas boutiques, restaurantes aclamados, galerías de arte…. Con más de 200 tiendas y 70 restaurantes, Downtown Coral Gables y Miracle Mile es un joya cautivadora en Miami que los residentes locales prefieren mantener como un secreto, y los visitantes gozan al descubrirla.   
 

CLB&L.jpg

Pista: por nada del mundo deberías perderte el salón de belleza de Cleber Lopes, el famoso estilista brasileño (modelos de la talla de Gisele Bundchen se encuentran entre su selecta clientela). Lopes, cuyo salón en Sao Paulo es conocido mundialmente, acaba de abrir en el centro de Coral Gables su nuevo centro en el que encontrarás tratamientos tan sofisticados como el facial ‘Ultrasound’, lo último de lo último en tecnología de rejuvenecimiento.
 
Dime, ¿te animas a visitar Miami? Una ciudad donde siempre hay algo nuevo por descubrir.



22
abril 10

Mi encuentro casual… ¡con Obama!


DSCF0320 1.JPG

Aún me tiemblan las rodillas, pero necesitaba contároslo.
Nueva York es siempre una fuente inagotable de noticias, encuentros, anécdotas
y sucesos pero os aseguro que en la vida hubiera imaginado encontrarme con el
mismísimo presidente de los Estados Unidos
en la calle de al lado de mi casa.

Esta mañana, café en mano, cuando me disponía a bajar las
escaleras de la parada de metro de al lado de mi casa he notado muchísimo
movimiento de policías, prensa
, etc., pero como Nueva York es la ciudad más
viva que conozco, este tipo de “movimientos” son el pan nuestro de cada día.

Total, que cuando bajaba otra vez para mi casa -como 3 horas
después- y esta vez caminando, me he encontrado con una situación que ya no era tan normal; gente,
calles cortadas, bullicio, helicópteros, policía…
Un impresionante despliegue a
tan sólo 2 calles de mi casa y es que… ¡Obama estaba participando en una
conferencia en la Universidad Cooper Union!

DSCF0321 1.JPG

Así que, cargándome de paciencia y con la vena periodística
que me caracteriza, he permanecido de pie durante más de 2 horas hasta que
saliera el Presidente
. Mientras tanto, la situación a mi alrededor era
dantesca. Seguidores y detractores del presidente Obama estaban entregados durante
la espera lanzando gritos de “Yes we can, Mr. President”. He disfrutado viendo
cómo los policías se integran con el resto de la gente y comentan lo que gritan
los unos y los otros. Esto es América. Ver para creer.

Cerca de las 12.30h (hora local), una caravana de coches se
ha situado justo delante de la universidad, lo que ha desatado la locura -real-
de los que allí estábamos, cuando, de pronto, se ha visto salir a Obama e
introducirse en uno de los 10 coches que formaban la comitiva. Impresionante.
Gritos, aplausos… todo por el Presidente. Yo me encontraba más o menos a unos
300 metros de distancia y a pesar de los empujones y codazos por captar la
mejor instantánea, me he quedado con la imagen de un hombre muy atractivo, alto
y vestido con un traje de corte impecable.

A su paso, ya dentro del coche y detrás de unos cristales
tintados, ha pasado saludando a toda la gente que le esperaba.

Ha sido sin duda uno de los momentos más emocionantes de
cuantos he vivido en esta ciudad. Desde luego que
lo que no pase en Nueva York…

Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook


20
abril 10

The Standard, el rincón de las celebrities en NY

Cuando el empresario hotelero André Balazs, considerado como
uno de los 10 hombres con más estilo de Estado Unidos por la revista GQ, ideó
la nueva sucursal de hoteles Standard para Nueva York, sabía que ponía una pica
en Flandes sobre el concepto de arquitectura, decoración e innovación en la
ciudad.

The Standard Grill4-a.jpg

Ubicado en el Meatpacking District, el hotel The Standard es
de todo menos, precisamente, estándar. Su arquitectura está pensada para que
sus huéspedes y visitantes puedan sentir la ciudad a sus pies, de ahí sus
enormes ventanales con tan privilegiadas vistas como la del río Hudson, el
Empire State
o el impresionante skyline neoyorkino. Si aún había alguien que
dudaba de que la comodidad y el diseño son perfectamente compatibles, aquí está
la prueba. 

El hotel tiene, entre otras muchas, una particularidad que
merece la pena destacar, y es su privilegiada situación sobre el High Line de
Nueva York. Y es por cosas como esta por las que que podría decirse que en
Nueva York es posible todo, o casi. Este orgullo de la arquitectura pública de la
ciudad es un espacio situado a 10 metros del suelo y construido sobre una
antigua vía de ferrocarriles que data de 1930. Este macro proyecto es una
extraordinaria obra de ingeniería que contempla la consolidación de parques,
jardines, rehabilitación de edificios emblemáticos y el acceso a las
principales redes de transporte de la ciudad como el metro y el tren. El High
Line
 ha visto superado su objetivo de promover los principios más
relevantes de sostenibilidad durante sus más de 24 hectáreas de lo que eran áreas
industriales en desuso; Este corredor urbano provee a sus peatones de, entre
otras cosas, unas preciosas vistas del río Hudson a lo largo de todo su
recorrido,

The Standard Grill2-a.jpg

Los creadores del High Line, Diller Scofidio + de Renfro, se
refieren a este ambicioso proyecto hoy hecho realidad “como un gran jardín
lineal
a escala, donde la obra se basa en recrear los antiguos enlaces y líneas
ferroviarias, con grandes jardines florales”. Este precioso parque en altura
es, además, parte del proyecto de reactivación del borde oeste de la Bahía de
Manhattan.

Por todo esto no es de extrañar que parte de un lugar tan especial
lo ocupara un hotel como The Standard. Bendecido por la gracia de ocupar uno de
los lugares más especiales, y más de moda, de la ciudad, el hotel esconde
secretos como las privilegiadas vistas al Pier 54 (muelle 54), donde debía
haber regresado y atracado el Titanic, de no haberse producido su fatal
desenlace el 14 de abril de 1912. Pero volviendo al presente, este hotel
conocido como “el exhibicionista“, esconde otros numerosos secretos como los de
los nombres de las celebrities que reservan habitación cada vez que visitan la
ciudad. Hola.com ha querido conocer de primera mano qué tiene este hotel que a
todo el mundo vuelve loco. Y lo hemos conseguido.

The Standard 3-a.jpg

The Standard dispone de nueve tipos diferentes de
habitaciones, desde las standard rooms hasta las suites, todas ellas con
posibilidad de eligir vistas, y tres espacios dedicados a la gastronomía: su
restaurante americano The Grill, The Living Room -ubicado en el lobby del
hotel-, y una concurrida cervecería alemana donde tomar los mejores brezzel de
la ciudad. No es difícil coincidir con Jude Law tomando un Brunch en la mesa de
al lado o a Brad Pitt escogiendo una de sus habitaciones preferidas, la suite más
retro del hotel; decorada en madera y con reminiscencias de los años 60′, donde
todo es redondo (incluidas la cama y la bañera). 

La joya de la corona la ocupa el
Top of the Standard‘ (anteriormente conocido como Boom Boom room), unos de los
clubes más exclusivos de Nueva York donde encontrar a asiduas como Madonna, que
siempre lo escogen como lugar de celebración para sus fiestas privadas.
Decorado al más puro estilo James Bond en tonos dorados y negros por la firma
Interior Design, el club está ambientado en los años 70′ y dispone de los, sin
duda, mejores 180º de vistas sobre la ciudad. Roman & Williams Architecture
y Polshek Partnership
hicieron el resto, convirtiendo el interior del hotel en
uno de los más atractivos de la ciudad. 

Los dos ascensores que recorren las 19
plantas
del edificio son dignos de captar la atención del visitante. En ellos,
el artista Marco Brambilla creó un monográfico sobre la civilización con más de
2000 imágenes superpuestas en tres dimensiones que representan el infierno y el
cielo; y es precisamente en el cielo donde uno parece sentirse al cruzar la
entrada de este hotel.

¡Cuéntanos tus experiencias neoyorkinas y… 

Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook!


15
abril 10

Los mejores ‘happy hour’ de Nueva York

No están todos los que son, pero sí que son todos los que están. Así que pensando en todos aquellos
aficionados a una buena copa de vino tras la salida del trabajo o un cóctel
antes de cenar, he pensando en recopilar algunas direcciones interesantes donde
disfrutar de una buena copa… sin arruinarse en el intento. Cheers! 

Cosmopolitan.jpg

Acme Bar & Grill

No se puede ser más chic
que quedar a tomar algo en pleno Noho. Este bar cuenta con ‘happy hour’ diario
y con ofertas especiales algunos días entre semana, sobre todo enfocadas a
chicas, como dos por uno en Cosmopolitan. ¿Dónde? 9 Great Jones St., between
Lafayette St. and Broadway.

Blind Tiger Ale House

Lo mejor de este happy
hour no está tanto en el dinero que te ahorras como sí en el tiempo de
duración. Aquí puedes disfrutar de bebidas como cerveza, vino o cócteles desde
el mediodía hasta las 8 de la tarde, por lo que resulta perfecto acudir antes
de una cena. ¿Dónde? 518 Hudson St., at 10th St.

Boxtar Lounge

Los cócteles más creativos
(y deliciosos) hechos con champán y sake están en el Boxcar. ¿Lo mejor? También
hay ‘happy hour’ los sábados y dura hasta las 8pm. Una cosa, no existe código
de etiqueta, pero la gente aquí va siempre con los últimos modelos en ropa y
complementos. ¿Dónde? 168 Avenue B, between 10th and 11th Sts.

La Linea

Durante los siete días de
la semana con descuentos de 2 dólares y, lo mejor, hasta las 9pm. En este
romántico y acogedor lounge disfrutarás de un buen soul de fondo con tus
mejores copas (tienen los mejores martinis de manzana). ¿Dónde? 15 First Ave.,
between 1st and 2nd Sts.

The Slide

Este bar realiza un ‘happy
hour’ con un sistema diferente pero muy atractivo: 60 minutos de bar abierto y
gratis todas las noches.  Disponen de un ‘Happy hour’ oficial de 5 a 9pm
pero de 5 a 6pm la caja registradora cierra y puedes beber todo lo que quieras
de forma totalmente gratuita. Este tipo de “eventos” no son típicos en la ciudad, por lo que te recomiendo que no te lo pierdas, además, ¡es muy divertido! ¿Dónde? 356 Bowery, at 4th St.





Magnetic
Field

Si
te apetece salir de Manhattan, escoge este divertido bar situado en Brooklyn.
Los precios rondan los 3 dólares y ¡los martes su ‘happy hour’ dura todo el día! Ah, es un lugar especializado en música, por lo que además de beberte una copita, puedes bailar al ritmo de los últimos sonidos de música pop, dance… ¿Dónde? 97 Atlantic Ave., Brooklyn.

Hasta el 2 de mayo se celebra el Tribeca Film Festival, y la ciudad está como revolucionada, así que os contaré todas las novedades que van ocurriendo por Nueva York.

Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook



6
abril 10

¡Nos vamos de shopping por NYC! (Parte I)

Nueva York es la capital de las compras. En la ciudad de los rascacielos se condensa la mayor cantidad de tiendas y grandes superficies por metro cuadrado, y aquí estoy yo para que toméis buena nota de las mejores direcciones, para todos los gustos y presupuestos. Así que chicas, por una vez hay que bajarse de los tacones y estar preparada porque la tentación, en las calles de Nueva York, está a la vuelta de la esquina.

Shopping3.jpg

Marc by Marc Jacobs: la tienda de las tiendas es parada obligada  en tu ruta de shopping. Cuidado con los excesos porque aquí encontrarás toda la ropa del famoso diseñador bastante más barata que en España. No te pierdas sus originales vestidos o sus preciados complementos como diademas, pendientes y bolsos por muchísimos menos dólares de los que te imaginas. ¿Dónde? En el 403 de Bleecker St.
Century 21: este magnífico outlet es recorrido diariamente por turistas y neoyorkinos en busca de los mejores chollos. Todo aquí está rebajado. Generalmente la ropa pertenece a temporadas pasadas pero es estupendo para encontrar los básicos de tu armario. Cavalli, DKNY, Chloé, D&G o Prada son algunas de las firmas que encontrarás en este outlet. Además, aprovecha la ropa ‘made in America’ a precios de risa y no olvides pasarte por su sección de zapatería; el otro día me probé unos ‘Manolos’ que costaban 180$. Lástima que fueran dos números más grandes que el que realmente necesitaba…¿Dónde? En el 22 de Cortlandt Street. 

Shopping2.jpg

Forever 21: una de las tiendas en las que más he tardado en entrar y de las que ahora más tardo en salir. Es una especie de Zara a la americana, pero a precios de risa. Ideal para vestiditos casual, camisetas, zapatos, bolsos… ¡sácale partido a tus dólares! ¿Dónde? Tienes muchas tiendas por toda la ciudad, pero te recomiendo la que está en el 4 de Union Square.
Victoria’s Secret: reconozco que es mi debilidad. Cada vez que entro en cualquiera de las tiendas no puedo salir con las manos vacías, aunque sea para llevarme una toalla. Aquí todo es tan sexy y femenino que te sentirás una super-woman. A precios muy asequibles, aprovecha las ofertas que siempre tienen en ropa interior o date un capricho y llévate a casa cualquier producto de cosmética, ¡son geniales! ¿Dónde? Ve al 722 de Lexington Ave (con la calle 58).
Sacks: Me pierden estos grandes almacenes. No te pierdas su selección de las mejores firmas de ropa y las de cosmética con los productos recién llegados al mercado. Ah, toma nota, tienen servicio de personal-shopper. ¿Dónde? En el 611 de la Quinta Avenida.
Abercromble & Fitch: Furor es lo que causa esta cadena de tiendas en Nueva York. Si lo tuyo es la ropa casual, esta es tu firma. Sus jeans tienen muy buena fama entre las neoyorkinas y las sudaderas y las camisetas están súper de moda porque las lleva todo el mundo. ¿Dónde? En el 720 de la Quinta Avenida.

Shopping4.jpg

Urban Outfitters: Es el sitio ideal para llevarte de compras a tu chico. La ropa es muy chic y las colecciones, tanto de chica como de chico, son siempre muy aplaudidas. El precio es medio-alto pero merecerá la pena la inversión en vestidos hippys, ideales para el verano. ¿Dónde? en el 628 de Broadway.
Por zonas, una de mis preferidas es el Soho. Te encantará perderte por sus pequeñas tiendas de ropa -encontrarás unos vestidos ideales de jóvenes diseñadores- y también por las joyerías. Nolita es otra de las zonas en auge en esto del shopping, a la que se suma también Greenwich Village. Recorrer la Quinta Avenida es todo un placer para los sentidos; aquí encontrarás todas las grandes cadenas y los centros comerciales. Pista, si lo tuyo son los chollos, no deberías perderte una visita a Chinatown. Pero de esto hablaremos en un siguiente post…

¿Tenéis más direcciones de tiendas en NYC? ¡Esperamos vuestros comentarios!



Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer