hola.com

 

enero, 2010


21
enero 10

Costa Rica: bienvenidos al paraíso (I parte)

Quería empezar este reportaje con una frase que tratara de reunir todo lo que un país como Costa Rica puede ofrecer. Y entiendo que pueda sonar a demagogia cualquier tipo de halago que pueda hacer durante las cinco primeras líneas de este párrafo, pero si algo aprendí durante mis años de Universidad fue el consejo de un profesor que siempre decía: “si tienes algo interesante que contar, no lo adornes”. Y en esas estoy, no voy a adornar en absoluto lo que me hizo sentir, lo que siento, y lo que sentiré por un país como Costa Rica: un absoluto flechazo. Si alguna vez desaparezco, buscadme en Costa Rica.

PA300327.JPG

Conocida como la joya de América Central, Costa Rica tuvo la suerte de nacer agraciada y las agallas de saber conservar ese don. Bañada en el este por el Mar Caribe y en el suroeste por el Océano Pacífico, y poseedora de una capacidad de seducción que muchos destinos turísticos quisieran, es el lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones inolvidables gracias a sus innumerables atractivos pensados para todo tipo de turismo, eso sí, enfocado al denominado “turismo inteligente”. El ecoturismo es el as que los ticos esconden bajo su manga, no obstante, Costa Rica es el país con más variedad de flora y fauna de toda América Latina.

Finca Rosa Blanca.JPG

Llegar hasta Costa Rica es ahora muy sencillo desde España; Madrid o Barcelona tienen vuelos directos con varias frecuencias semanales y si no, otra opción es ingresar en el país vía Estados Unidos. Yo, con anécdota incluida -un rayo golpeó nuestro avión cuando estábamos a punto de aterrizar en San José-, llegué a Costa Rica en un vuelo de línea regular de Iberia. Los trámites burocráticos para entrar en el país son sencillos, siempre teniendo en cuenta que entras en un país cuya diversidad biológica debes cuidar y respetar; los españoles no necesitamos visado. “Pura vida” es el saludo con el que te reciben (expresión que escucharas durante toda tu estancia); caprichosa la vida que quiso definir todo un destino en dos simples palabras. Costa Rica es, en realidad, eso, pura vida.

Valle Central-La Heredia

PA300304.JPG

Con mi maleta llena de ilusión y de ropa muy casual (es importante dejar los tacones y los vestidos y trajes de cóctel para otro destino), me instalé en Finca Rosa Blanca, un pequeño hotel boutique de 13 habitaciones situado a media hora de San José y muy cerca de Santa Bárbara de Heredia, en medio de exuberantes jardines y con unas inspiradoras vistas del Valle Central costarricense. El hotel cuenta con una plantación de café orgánico que podrás descubrir -así como participar en la recolección y procesamiento del café- durante tu estancia a través de una visita guiada. Pensado como refugio de tranquilidad y sostenibilidad, el esfuerzo de Glenn y Teri Jampol, propietarios del hotel, se ve reflejado en todos y cada uno de los pequeños detalles con los que cuenta el hotel; entre ellos, su deliciosa gastronomía. Capitaneado por Rodrigo Núñez, chef ejecutivo, en el restaurante del hotel Finca Rosa Blanca descubrirás las auténticas delicias de la cocina costarricense acompañadas de vinos provenientes de medio mundo, entre ellos denominaciones tan en boga como Argentina o Chile.
Una preciosa piscina escondida entre jardines tropicales, un jacuzzi al aire libre y más de 300 árboles frutales distribuidos lo largo de 8 acres de terreno, completan la oferta de este precioso hotel que no debes perderte durante tu visita al país. Es perfecto para una primera toma de contacto con la naturaleza y como punto de partida de un inolvidable viaje.

Con una agradable temperatura y con un poco de pena por tener que abandonar este pequeño paraíso en forma de hotel, me dispuse a seguir mi camino hacia un nuevo destino del país. La variedad paisajística y de actividades que ofrece Costa Rica es innumerable, por lo que te recomiendo que, como yo, diseñes una ruta por el país según tus gustos. Mi siguiente alto en el camino: el Parque Nacional Volcán Arenal.

La Fortuna

PA300313.JPG

Llegar hasta La Fortuna, la población más cercana al parque y situada al noroeste del país, es muy sencillo. Puedes optar por alquilar un coche y disfrutar del paisaje que te rodea durante tu camino -las carreteras se encuentran en perfecto estado- o hacer como yo y subirte a una avioneta que en menos de media hora te deja en tu destino. Nature Air es la compañía que escogí para todos mis vuelos internos por el país. Es importante que además de ser una compañía segura, esté concienciada con el Medio Ambiente, sobre todo en un país como Costa Rica.

Termas_Tabacon.jpg

Para mi estancia en La Fortuna, elegí el Tabacón Grand Spa Thermal Resort. Aposté por este fabuloso resort gracias a su inmejorable situación, a los pies del impresionante Volcán Arenal y por ser un verdadero paraíso de naturaleza tropical, aventura y relajación. Otro de los indudables atractivos de este hotel son sus termas, reclamo turístico mundialmente conocido, cuyas aguas brotan directamente del activo volcán. Famosas por sus propiedades medicinales, lo mejor es acudir en la puesta de sol y disfrutar de un relajante baño en sus pozas, a diferentes temperaturas, y juguetear en las cascadas mientras observas cómo brotan los vapores y, con un poco de suerte, y si el cielo está despejado, la actividad volcánica del Arenal y su inquietante sonido. Un espectáculo difícil de olvidar que sólo puede vivirse en este punto.

PA300309.JPGPor nada del mundo deberías perderte, tampoco, un recorrido por su moderno Spa. Opta por un relajante masaje en mitad de la naturaleza, al aire libre, sin otro sonido de fondo que no sea el del fluir del agua por las cascadas. Os puedo asegurar que recibir un masaje ‘Tabacón’ en ese entorno es una de las experiencias más sobrenaturales que he vivido. Mi vuelta al mundo real fue recibida, además, con un delicioso té acompañado de frutas frescas y pequeños dulces de chocolate. ¿Qué os decía? Pura vida.

El hotel Tabacón Grand Spa cuenta con 114 lujosas habitaciones con unas vistas inmejorables a un bosque tropical y un equipamiento propio de un resort 5 estrellas, tanto en tu habitación -jacuzzi y terraza privados- como por todo el hotel. Enamorada me quedé nuevamente de la deliciosa gastronomía tica. Ríndete al más absoluto de los placeres y prueba los suculentos platos de la cocina de autor del restaurante Los Tucanes, situado al borde de la piscina del hotel y alumbrado por la luz de las velas estratégicamente colocadas por todo el restaurante. Perfecto, sin duda, para tus veladas más románticas.

PA310366.JPG

Ya de día, y tratando de despertar la adrenalina que tanto relax había apagado, decidí hacer una excursión hasta el mismo volcán. (En el hotel puedes contratar multitud de excursiones por la zona, así que no te preocupes por la organización, su equipo de profesionales se encarga de todo). Y es que, activo desde 1968, son constantes sus erupciones y vómitos de lava. Su acceso está muy controlado y aunque los ticos están ya acostumbrados a su presencia, no dejan de mirar de reojo a esta gran montaña con la típica forma de volcán, por si acaso. El paisaje desde las faldas del volcán es impresionante, ya que además de los restos volcánicos de la última erupción, y del bosque tropical lluvioso que lo rodea, aparecen de forma casi mística dos lagos originados por la lava de antiguas erupciones. Sin duda merece la pena la caminata hasta este mágico lugar.

Tras esta inmersión en tierras volcánicas y bosques tropicales, decidí que ya era momento de viajar hasta la Costa Pacífica en busca de interminables playas y lindos atardeceres. ¿Mi siguiente destino? Quepos y el Parque Nacional Manuel Antonio. Pero esto os lo contaré en la segunda parte del reportaje.

Datos útiles del país:

PA310341.JPG- Población: 4.100.000 habitantes

- Idioma: español
- Hora local: GMT-6
- Sanidad: no requiere ninguna vacuna
- Moneda: Colón costarricense
- Alfabetización: 95.8%
- Clima: país tropical con dos estaciones. La seca (de diciembre a abril) y la húmeda.
- Actividades propias de estas zonas: variedad de rutas de senderismo, excursiones a volcanes como el Poás o el volcán Arenal, experimentar el contacto con la naturaleza costarricense recorriendo los cafetales y bosques a caballo, sumergirse de lleno en la cultura y el folklore costarricense a la vez que compruebas la amabilidad del pueblo tico o degustar una copa de vino orgánico en la terraza de tu habitación son algunas de las actividades que no deberías perderte durante tu viaje a Costa Rica.

¿Estáis ya enamorados de Costa Rica?

Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook


14
enero 10

Berlín, tradición y vanguardia

Bienvenidos a la ciudad más joven de toda Europa. Berlín es, como la calificara su propio alcalde, el socialdemócrata Klaus Wowereit, “pobre, pero sexy”. Personalmente no me queda ninguna duda de su capacidad de seducción, ni a mí, ni seguro tampoco a los casi 10 millones de turistas que la visitan anualmente. 

Berlin1.jpg

Para quienes a día de hoy aún piensen en Berlín como una ciudad gris sin más atractivo que su famoso muro, será necesario recordarles que Berlín es el actual corazón que hace palpitar a Europa, una ciudad con una capacidad única de resurgir y reinventarse, que sigue latiendo con fuerza.

Entrar en Berlín por la puerta grande es tan sencillo como situarse bajo la famosa Puerta de Brandemburgo. De estilo Neoclásico, y edificada en 1788 bajo los cánones de estética ateniense, la puerta, fiel testigo de los hechos históricos más relevantes, es el actual centro de celebración de los berlineses y el orgullo de la ciudad. Junto a ella, el Reichstag (Parlamento); juntos forman el epicentro de la Alemania unificada. Algo realmente espectacular y por lo que merece la pena la espera de casi 2 horas, es la increíble cúpula de vidrio diseñada por Norman Foster en el Reichstag, e inspirada en una Alemania democrática y unida, alejada de la pesada losa del comunismo y la Alemania Nazi. 

Berlin2.jpg

Pista Bon voyage: entre la Puerta de Brandemburgo y el Reichstag te encontrarás en la  Pariserplatz, donde se ubica el hotel Adlon, famoso por haber alojado a celebrities como Marlene Dietrich, Tom Cruise o Michael Jackson (aquí fue tomada la foto de la polémica del cantante mostrando a su hijo pequeño por el balcón de su suite ante cientos de fans y medios de comunicación). 

Lugares que no deberías perderte en Berlín:

Isla de los Museos: uno de los tesoros de Berlín. La ciudad puede presumir de este precioso (y enorme) espacio. El Altes Museum alberga la colección de antigüedades de los museos estatales de la ciudad y entre sus joyas más preciadas, el famoso busto de Nefertiti. Otro de mis preferidos es el Pergamon Museum, donde encontrarás la preciosa obra El altar de Pérgamo. En cualquier caso, y si lo tuyo tampoco son los museos, la propia ciudad en sí es como un museo al aire libre; pasea y piérdete en los alrededores del río Spree y no olvides tomarte una cerveza en las tradicionales Kneipen (cervecerías) y combínala con algún plato típico de la gastronomía alemana (el currywurst es lo más).

Muro-de-berlin.jpg

Gendarmenplatz: una de las plazas más bonitas de la ciudad es hoy sede de la orquesta Sinfónica de Berlín y de la Universidad Humboldt. Pon tu vista al frente porque te encontrarás con el lugar donde los nazis quemaron miles de libros contrarios (o no) al régimen. Hoy, un bonito monumento rinde homenaje a todos aquellos libros destruidos. 

Muro de Berlín: dice la canción que 20 años no es nada. Y precisamente 20 son los años que han pasado desde su caída el 9 de noviembre de 1989. El muro ya no es un elemento de exclusión, el apenas kilómetro de lo queda en pie, ha perdido el factor dramático y es hoy por hoy lugar de peregrinación de turistas y nostálgicos en busca de una foto para el recuerdo. Si tú eres uno de ellos, tampoco deberás perderte la zona del Checkpoint Charlie, uno de los pasos fronterizos entre un Berlín y otro y que hoy alberga un curioso museo.

Vintage1.jpg

Alexanderplatz: imponente austeridad de una de las plazas más visitadas de Berlín, centro de inspiración de bohemios, escritores y cineastas, alberga la torre de la Televisión, que es la torre más alta de la ciudad. Un consejo, acude temprano para desayunar y disfruta de las mejores vistas de la ciudad desde el restaurante que hay en lo alto de la torre. ¡360º a tus pies!

Pista Bon voyage: Berlín es una ciudad barata, los taxis -la mayoría Mercedes- resultan mucho más económicos que en otras ciudades europeas pero te aconsejo que utilices el transporte urbano para meterte de lleno en la vida de la ciudad. Además, es sencillo y está considerado como uno de los mejores de toda Europa. Por toda la ciudad verás 3 tipos de letras, toma nota para no perderte: La U: señala las estaciones de tren subterráneo/metro. La S: es el tren. La M: tranvía (ojo porque sólo funcionan en la parte oriental).

¿Dónde alojarse en Berlín?

En Bon voyage te recomendamos que dividas tu estancia entre ambas partes de la ciudad.

Ellington Hotel.jpg

Andel’s Hotel:  Moderno y vanguardista, como la propia ciudad, este hotel, situado en la parte oriental, te permitirá empaparte del Berlín este y recorrer las hoy calles más bohemias, artísticas y repletas de tiendas vintage. Dentro del propio hotel, no puedes perderte su Sky-Bar mientras disfrutas de una copa tras una intensa jornada de turismo.

Ellington Hotel: Si antes hablábamos de lo bohemio y vanguardista, ahora damos un salto (casi como en el tiempo) para situarnos en el centro del capitalismo, la famosísima calle Kurfürstendamm, donde encontrarás las tiendas más ‘in’ del momento y los conocidos grandes almacenes KaDeWe. Pero volviendo a lo que nos ocupa, el Ellington es un elegante hotel dentro en un precioso edificio de los dorados años 20 y que ha sido punto de encuentro de amantes y grandes figuras del jazz como Ella Fitzgerald, Duke Ellington o Louis Armstrong.
¿Qué comprar? La mejor guía vintage

No puedes visitar Berlín y no perderte por sus tiendas vintage. Allí puedes encontrar auténticas maravillas a muy buen precio: vestidos, zapatos, bolsos, joyas (compré los gemelos más bonitos que he visto nunca)… ¡y todo lo que puedas imaginar!

Made-in-Berlin.jpg

Made in Berlin (Neue Schoenhauserestrasse, 19). Muy mona, dividida en 2 plantas, esta tienda tiene prendas muy seleccionadas donde podrás encontrar hasta gabardinas de Burberry por poco más de 30 euros. Además, tiene una sección dedicada sólo a calzado con zapatos y botas de lo más curioso.

Garage (Ahornhauseestrasse, 2. Metro Nollendorf Platz). Ve con fuerzas porque la tienda lo merece. Es grande y con auténticos tesoros escondidos en sus filas. ¿Lo mejor? La mitad de la tienda es al kilo. Agarras lo que te gusta, lo pesas y todo es a 14,99 el kilo. Auténtico vintage berlinés.

¿Más información? No dejes de visitar la web de Turismo de Berlín 




5
enero 10

Be italian! (los lugares secretos del musical ‘Nine’)




Nine1_Bon voyage blog.jpgAún no se ha estrenado pero ya ha sido catalogada por muchos como la película del 2010. ‘Nine’, el musical dirigido por Rob Marshall y que puede encumbrar de nuevo a Penélope Cruz hacia la carrera de los Oscar, nos deja mucho más que un reparto estelar con actrices de la talla de Nicole Kidman, Marion Cotillard, Judi Dench, Sophia Loren, Penélope Cruz, Kate Hudson o Fergie, también lugares imprescindibles de Roma en los que cualquiera de sus actrices se perderían por un plato de pasta.

¿Quieres ser italiano? pues toma buena nota.
Mucho hemos hablado ya en Bon voyage sobre Roma, en el post “36 horas en Roma“  ya destacábamos los lugares imprescindibles de la ciudad así como unos tips de viaje para sacarle todo el partido a tu escapada. Pero Roma, al igual que ocurre con otras capitales europeas, es una ciudad en constante movimiento -sobre todo por sus ruidosas carreteras- y de la que siempre se puede obtener algo nuevo.


Dal Bolognese_Bon voyage.jpgGastronomía
El restaurante Dal Bolognese fue el elegido por la cantante Fergie (Black-Eyed Peas) y su  marido, Josh Duhamel, cuando ella le visitó en Roma mientras este filmaba su película ‘When in Rome’. La pareja se acababa de casar y eligieron este coqueto restaurante para disfrutar de una noche romántica. Fergie disfrutó recordando este pequeño restaurante durante el rodaje de ‘Nine’, y no duda en calificarlo como “uno de los mejores lugares donde comer pasta” de la ciudad.

Moda
Según Lonely Planet, vestir para impresionar a los italianos no es tan imposible como puede parecer. Si quieres vestir tan elegante como Daniel Day-Lewis, Guido en la película, necesitarás un traje de seda a medida de Brioni acompañado por unas las gafas de sol vintage Felliniesque que encontrarás en el legendario mercado al aire libre, Porta Portese.

Para nosotras, chicas, la apuesta evidente por el glamour de la alfombra roja desde la década de 1960 ha sido Valentino. Pero para alcanzar la gloria del diseño romano por excelencia, tendrás que apostar por Patrizia Pieroni.


Positano_Bon voyage blog.jpgRutas
Si quieres sentirte protagonista de tu propia película al igual que Kate Hudson en ‘Nine’, donde interpreta a una periodista de Vogue, te recomiendo que alquiles un coche descapotable y te mimetices con el entorno al más puro estilo de la ‘Dolce  vita’. ¿Lo mejor? elige la ruta de la Costa de Amalfi en coche y deléitate con sus inmejorables vistas del Mediterráneo desde cualquiera de los acantilados que vas a recorrer. Por supuesto, no olvides hacer un alto en el camino para dormir en cualquiera de los pueblos que encontrarás en tu ruta. ¿Mi preferido? Positano; una deliciosa villa que reconocerás también por películas como ‘Bajo el sol de la Toscana’, donde una desconsolada Diane Lane encuentra ¿el amor? en los brazos de un guapo italiano.

Dime, ¿te apetece vivir el sueño italiano? Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer