En mi nueva oficina

¡Buenos días a todos!

Hace poco que nos hemos cambiado de oficina. Comencé con mi equipo un nuevo proyecto. Los que me seguís ya sabéis de qué se trata, una agencia de modelos infantiles llamada Palm Kids sobre la que os contaré con calma otro día.

A esto se une mi trabajo como productora para reportajes de la revista ¡HOLA! y H! Fashion. Por este motivo, necesitábamos más espacio y un lugar más cerca del centro. Para nuestro lugar de trabajo elegimos una vivienda de principios del siglo XX, ubicada en pleno centro de Madrid. Está reformada pero mantiene intactos las características de la época: techos alto, puertas de madera combinadas con cristal, el suelo de mosaico en las habitaciones principales y amplios balcones que dejan pasar la luz iluminando todas las estancias. Todas estas características fueron las que nos ayudaron a decidirnos por ella. Nos enamoraron. ¡¡Fue un flechazo en toda regla!!

Una vez decididas, teníamos un gran trabajo por delante, ¡había que decorarla entera! Una vez más, confié este proyecto a Banak Importa, marca que sabéis que me encanta y con la que cuento ya desde hace varios años. De hecho, mi anterior oficina ya estaba decorada por estos profesionales de la decoración y el resultado fue genial.

Con lo cual, contacté nuevamente con ellos y su equipo de decoración se puso manos a la obra. Tengo que deciros que hemos disfrutado un montón con este proyecto, ya que nos hemos involucrado mucho y hemos trabajado mano a mano para lograr un espacio cómodo y confortable, en el que sentirnos como en casa. ¡Y creo que lo hemos logrado!

Qué ganas tenía de enseñaros cómo ha quedado. ¿Queréis verla?

Aquí os dejo algunas fotografías. Si queréis ver todas las estancias con detalle, seguir este link además encontraréis una entrevista de lo más espontánea que me hicieron “las chicas Banak” mientras dábamos forma a nuestro lugar de trabajo.

Mis looks para las fotos son de Eustyle y Zara. los accesorios todos de Eustyle y los zapatos de Manolo Blahnik.

¡Espero que os guste y nos vemos el viernes!

Un beso grande.