De blanco

¡Buenos días! ¿Que tal habéis pasado la semana?

Hoy os voy a enseñar unas fotos de la semana pasada que me hicieron en mi presentación en la MBFWM como embajadora del cava Anna de Codorníu. Es un proyecto que me hace mucha ilusión porque entro a formar parte de una familia de viticultores que se remonta al siglo XVI.

¿Sabíais que un siglo después, ya en 1659 tuvo, lugar la boda de Anna, heredera de la dinastía Codorníu y Miquel Raventós? Fue una ceremonia que unió para siempre dos sagas de viticultores, los cimientos de la que hoy conocemos como la bodega Codorníu.

Me encantó oír esta historia porque nos demuestra cómo, con esfuerzo y trabajo, muchas empresas actuales que conocemos se remontan a siglos atrás. Por eso es un privilegio poder ser ahora parte de Anna de Codorníu y transmitir sus valores, su energía, su elegancia y frescura.

Después de la presentación tuvimos una fiesta cocktail en el kissing room de Anna de Codorníu y nos hicimos muchas fotos con la gente que vino al evento. El acto lo presidio Natalia Gómez, la directora de marketing del Grupo Codorníu Raventos y la música la puso DJ Katy Sainz.

La verdad es que estuve acompañada de muchos amigos y ¡fue una noche superespecial! El vestido que me puse causó sensación y era de Carmen March. Los zapatos eran de Stuart Weitzman. ¡Las joyas de Eustyle!

¡Un beso y que tengáis buen fin de semana!