junio, 2012

Sólo para tus ojos

por Adriana Abascal27/06/12 18:19

La verdad es que no existen milagros, detrás de un cutis bonito siempre hay más que grandes secretos, rutina y disciplina. ¿Qué te parece la idea de un mini facial semanal totalmente “hecho en casa”? En este caso, la buena noticia es que para hacerlo, lo que necesitamos ¡¡está todo en tu despensa!!

La magia de este secreto está en que, una vez a la semana, nos ‘robemos’ media hora para practicar este ritual. Este momento nuestro es para disfrutar y embellecernos. ¿Cómo? Exfoliando e hidratando la piel a la vez que relajándonos en una mística bañera de pétalos de rosa que nos van a dar ese hechizo de buena energía protectora. No está nada mal aprovechada la media horita, ¿eh?

 

The Intercontinental Paris Le Grand Hotel
Music By: Visage – Fade to Grey
 

 

Lo primero, limpiarnos la piel con una crema o leche limpiadora, ¿cuál es la mejor? ¡La que sea! La que mejor te funcione, ¡yo cambio constantemente! Pero el truco aquí es dar un buen masaje a la piel, incluyendo cuello y el escote, y una vez terminado, retirar la crema o leche con un kleenex. Desde ahora, hay que integrar el concepto de que la cara empieza en nuestro escote, ya que esta piel es delicada y necesitamos cuidarla y protegerla. ¿De qué nos vale un cutis terso si tenemos un cuello con machas o arrugas?

Después, nos vamos a hacer un exfoliante a base de aceite de oliva y azúcar moreno y, para no oler a ensalada, le ponemos por cada cucharada de aceite oliva y de azúcar dos gotas de aceite de lavanda. Es importante que el olor sea agradable. Ya desde aquí nos vamos relajando… Hay que exfoliar durante un minuto, dando un masaje circular y después lavarnos la cara con agua tibia.

Una hora antes de nuestro mágico ritual  hay que mezclar yogur natural con pomelo y hacer una pasta que vamos a dejar dejar en la nevera. El yogur nos va a hidratar y el pomelo tiene enzimas que nos regeneran la piel dándonos un toque de luminosidad y frescura. ¡Bienvenida sea! jejeje

Cuando está lista nuestra mascarilla de yogur y nuestro baño místico de pétalos de rosa, nos aseguraremos de que durante diez minutos nos olvidamreos de todo y de todos y entramos en el personaje de Cleopatra. Sólo hay sitio en la mente para imágenes y pensamientos que nos relajen y hagan soñar!! A veces me pierdo tanto en mis sueños que lo único que me hace volver a la realidad ¡es el agua fría de la bañera!

 

 LOOK 1

Trench
: Yves Saint Laurent
Gafas de sol: Ray Ban
Zapatos: Jimmy Choo
Barra de labios: NARS

 
 
LOOK 2
Camiseta de manga larga: Vince
Camiseta de manga corta: The Hip Tee
Shorts: Gap
Diadema: American Apparel
Bálsamo de labios: Vaseline
 
 

Colores vivos

por Adriana Abascal20/06/12 12:54

Qué divertidoooo ! Me encantan los colores vivos ! Y creo que los colores fosforescentes te pueden dar ese toque chic, ayudando a completar cualquier outfit. Me han convencido los que dictan la moda ¡estoy dispuesta y preparada para ponerme de color este verano!, voy de lleno con la tendencia que promete encender este verano. Ademas existe un impacto psicológico detrás de esta tendencia, y es que el color nos hace sentir llenas de vida y alegría ¡nos anima!

Music by: Len – ‘Steal my sunshine’

El tema me seduce y me apasiona, veo por todos sitios que están los colores vivos pero nadie nos dice cómo acertar y no caer en un disfraz de carnaval o parecer un payaso. Para empezar a estudiarlo hay que adaptarlo a nuestra personalidad y a nuestro cuerpo de la manera más inteligente, hay que conocernos muy bien y saber ¿dónde nos interesa más poner ese color vivo?

Una vez que estamos cómodas con una prenda escandalosa ya de por si, para miresulta mejor bajar el tono con otras prendas y complementos mas clásicos o conservadores. Como puede ser el caso de los vaqueros rosa chicle con bailarinas beige con negro, blazer negro y camiseta en crema. Con los tonos y los estilos que le acompañan siento que compenso por aquellos gritos de ‘mírame’ que me parecen que se escuchan a kilómetros de distancia por los vaqueros rosa chile.

 

Foto 1: Esmoquin negro: Theory;  T-shirt estampada: All Saints; Gafas de sol: Ray Ban; Jeans rosa fluor: Alice and Olivia; Bailarinas : Sam Edelman.

Foto 2: Camiseta: Zara; Chaleco vaquero: Levis; Gafas de sol: Gucci; Jeans negros: J Brand; Zapatillas naranjas: Converse; Bufanda ‘animal print’: siento no poder decíroslo pero no tiene etiqueta.

Aunque en el caso de las deportivas converse en naranja, nos podemos permitir ser más atrevidas de los que yo me he permitido en el vídeo de hoy. Pienso que para una actividad casual en la ciudad es mejor bajar el tono con negro, blanco y color crema y dejar que el protagonismo se lo lleven las deportivas.

En el caso de unos stiletos de tacón tan alto como los rojos, además de tonos discretos pienso que deben de ir acompañados por prendas muy conservadoras ya que los zapatos lo dicen todo. Este también sería el caso de las sandalias amarillas fluor que aquí nos dan un toque atrevido y rocanrolero a un vestido clásico con una chaqueta de esmoquin.

 

Foto 3: Vestido ‘navy’: Alice and Olivia; Esmoquin negro: Haute Hippie;  Sandalias amarillas: YSL.

Foto 4: Top de rayas: Lauren Moffat; Pantalones negros: Theory Black; Zapatos: Jimmy Choo.



Foto 5:
Chaqueta gris de piel Helmut Newton; Top naranja: Zara; Jeans blancos: J Brand; Bailarinas: Giuseppe Zanotti

Lo importante es siempre que nos sintamos cómodas y según el momento y el lugar. Desde luego dentro de nada estaremos morenas y en la playa y ahí si sandalias planas y discretas y que se preparen para el vestido de Color Vivo!

Si esto del colorido es demasiado para ti, pero si que te gustaría divertirte con el color,  lo que puedes hacer es recurrir a los accesorios.  Como lo que he hecho con el vestido azul marino y tacones amarillo neón.

Eso si te puedo asegurar  que vamos a hacer girar muchas cabezas por donde pasemos !!! ¿¿¿listas???  Así que la próxima vez que te estés arreglando piensa que quizás esa sea la oportunidad precisa para vestirte de neón.

Sigue en Twitter a Adriana Abascal: @AbascalAdriana

Sobrevivir a un día caótico

por Adriana Abascal13/06/12 13:32

Entre el trabajo y la diversión hay muy poco tiempo para cambiarse. En un día de tantas actividades no contamos con la posibilidad de hacer un cambio total para cada compromiso.

¡Seguro que te ha pasado! El día se complica, la agenda se va retacando, es como que de repente todo sucede ESE día! Y  no contamos con tiempo para nosotras, no hay nada o casi nada que se pueda dejar para otro día! Y nuestro ‘look’ esta en juego! Un día caótico es algo muy común en la vida de todas. sobretodo hoy en día. ¡Tranquilidad chicas! Esto se puede resolver y podemos salir victoriosas como si aquí no hubiera pasado nada.

A veces, para resolver los problemas más complicados, tenemos que acudir a las soluciones más sencillas…

Día complicado si! A todas nos llega, pero también todas tenemos una camiseta y un vaquero. 

Aquí hay que tener las ideas muy claras y sobretodo el objetivo y las prioridades. Este no es el día para salir a la calle con el ‘look’ más estiloso o innovador, la idea es salvar los muebles conservando nuestro estilo y de la forma mas práctica posible, ‘seamlessly’.

Tenemos que asegurarnos que por la mañana empezamos con una o dos piezas sólidas y básicas que nos permitan construir y  transformarnos hasta el glamour total, en este caso a mi me funciona la camiseta y el vaquero pero cualquier pieza cómoda, sobria y básica puede servir.

Una de las claves es que aquella prenda básica (como el vaquero y la camiseta) se puedan llevar solos sin nada más y te queden super super super!

Después viene el mágico bolso de Mary Poppins donde vamos a llevar todos los complementos, diferentes zapatos, accesorios, clutchs, cinturones, gafas, etc y con esto nos iremos convirtiendo  poco a poco hasta llegar a la noche.

A partir de cierta hora y según la actividad, por supuesto que las soluciones clásicas como un lipstick o maquillaje de ojos nos ayudan muchísimo también. Así que búscate ese bolso de Mary Poppins que llevarás en el coche y de donde ira saliendo todo poco a poco.

Nadie se imagina lo cansadas que acabamos después de estos días, entre el ajetreo, cambios, y los tacones pero ese es nuestro secreto! Deslizarnos con gracia a pesar de la adversidad!

Ves? Es posible, Polifacéticas y estilosas! Yeeaah!!!

Mi París bohemio

por Cristina Álvarez07/06/12 13:40

París: cuidad imponente, majestuosa, elegante, artística, literaria, seductora… ¡la lista no terminaría! Tantas caras en una misma cuidad… pero cuando quiero sentirme libre, entrar en contacto con la gente, la ciudad, los olores, los ruidos y dejar que París me seduzca, una vez más acudo a una de sus tantas facetas y me pierdo en el París bohemio.

¡Siempre es una aventura! Todo puede suceder, así que hay que estar preparados para descubrir y descubrirnos. No es ninguna ciencia, es simplemente el ejercicio de sentirnos libres y perdernos por la ciudad más bonita del mundo, en aquellos callejones llenos de historia que nos imponen con tanta belleza y que nos absorben como si estuviésemos viviendo una película.

El París bohemio de la Rive Gauche y una bicicleta, esto y una buena disposición ¡es todo lo que necesito! Me encantan las estaciones de alquiler de bicicletas que hay por toda la ciudad, me resulta práctico, barato, sano, ecológico y, sobre todo, muy muy muy divertido!!!  Puedo alquilarla en una estación y dejarla en otra y las rutas seguras están indicadas tanto en las estaciones como en Internet. La experiencia me permite realmente palpar la ciudad de una forma que en un coche no podría.

Paso por el famoso Café de flore, tradicional centro de reuniones y tertulias intelectuales desde hace tantísimos años. Cuando piensas que por aquí no pasó el tiempo y que en esas mismas mesas tomaban café y se daban cita semejantes debates… ¡desde Picasso hasta Paris Hilton! ¿Se habrán emborrachado aquí? ¡Seguro! Jejejeje Si esas mesas hablaran…

Al lado me queda L’Ecume des Pages, una de las librerías de París de mayor prestigio, donde encuentras absolutamente todo y donde no es poco común que tengas que hacer cola para pagar al lado de algún premio Nobel, ¡qué increíble es esto!

Ya que me hago con algún libro que me hace ilusión, me voy al jardín de Luxemburgo, uno de los más bonitos de París, que tiene 400 años y que, aunque haya sido construido para una princesa Medicci, hoy todas somos esa princesa y lo podemos disfrutar. Aquí desconecto y me pierdo entre la belleza del jardín con buena música y un libro.

Además de perderme, seguir descubriendo Saint Germain, sus mercadillos, braseries, tiendas galerías de arte… Estoy preparada para este ejercicio infinito de conocer París, caer en las redes de los franceses y dejarme seducir por esta cultura que nos sorprende y conquista constantemente y que siempre nos tiene preparada una sorpresa o nos enseña algo nuevo. Debo decir a favor de París, que aunque siempre nos enamora, ¡nunca nos ha roto el corazón! C’est la vie parisienne!!!

Sígueme en Twitter: @AbascalAdriana

Coleta ‘chic’

por Adriana Abascal01/06/12 13:30

¿Cómo hacernos una coleta elegante o chic más perfecta o más despeinada? ¿una coleta estilo ‘boho’ con mucho volumen?

Utilizando una simple técnica de cardado, un peine muy finito, una goma elástica de pelo, una cera de pelo y laca, te voy a enseñar cómo consigo salvar los muebles cuando ya no llego a la peluquería o no tengo tiempo de lavarme y secarme el pelo y tengo que estar lista en poco tiempo.

La preparación es la clave de cualquier coleta despeinada, así que necesitamos trabajar muy bien el volumen.

Una vez que tenemos un cardado exagerado, podemos poner poquito a poco cera de pelo para empezar a darle forma con las manos, casi como si fuese una escultura de barro. Lo siguiente es hacer la coleta baja tirando mucho de los lados, pero respetando el volumen de la parte de atrás y arriba de la cabeza.

Con el largo de la coleta puedes hacer dos cosas: si llevas el pelo corto o media melena, lo puedes cardar y despeinarlo con más cera y te da un toque muy moderno y joven, pero sin dejar de ser elegante; y si lo llevas largo, entonces le das algunas vueltas hasta que te queden unas puntas hacia fuera que puedas cardar y despeinar.

Puedes hacer todo esto de forma más perfecta o desenfadada según la ocasión o lo que te apetezca en esos momentos, y puedes también hacer una pequeña raya en el medio (a mi me gusta deshecha, siento que es más natural y menos ‘puesta’).

Todo esto con las manos poco a poco lo vas moldeando y despeinando según lo que necesites. Y te aseguro, que esta coleta ‘chic’ te puede llevar desde al gimnasio hasta una gala de noche

¡Sígueme en Twitter!