mayo, 2012

Mi tarta ‘light’ (algo ‘light’)

por Adriana Abascal23/05/12 14:07

No sé tú pero a mí me apasiona el chocolate y de repente me entran unas ganas de comer algo dulce y me comería ¡TODO lo que encuentre en la nevera o en la despensa! Pero luego te sientes culpable y además en estas épocas cuando hay que irnos preparando para la playa no es buena idea.

Así que partiendo de la idea de que el chocolate negro es lo más sano, recuerda que es muy alto en magnesio y que las harinas realmente son lo que más nos engorda, yo tengo esta receta rápida y buenísima para hacer una tarta de chocolate ‘light’ o ‘flourless’ (sin harina).

Solamente necesitas 4 ingredientes que además seguro tienes en casa: chocolate, huevos, mantequilla y azúcar. La mantequilla y azúcar es al gusto, la cantidad que quieras, y el azúcar puedes reemplazarlo por sacarina o agave etcétera.

 

 

Ingredientes:

- 200 gramos de chocolate

- 9 huevos

- 1 barra de mantequilla (aquí puedes poner menos)

- 1 taza de azúcar (al gusto)

 

 


Elaboración:

Separamos las claras de las yemas. Las claras se baten a punto de turrón y las yemas se mezclan con el azúcar. El chocolate se derrite al baño María con la mantequilla y cuando se enfría se mezcla con las claras y las yemas con azúcar.

Con cuidado, en forma de mousse, se mezcla todo y ‘voilà’: ¡Tarta de chocolate sin harina!

- Tiempo de cocción: 40 minutos
- Temperatura del horno: 175º

Tampoco podemos tomarnos toda con eso de que es ‘light’. Pero sí nos podemos permitir una rebanada de vez en cuando para quitarnos ese mono de dulce y no sentir que todo está prohibido.

Además si tienes invitados y se te olvidó preparar el postre esta tarta es tan rápida de hacer que en una hora está servida en el plato y nadie te creerá cuando digas que no lo has comprado en una pastelería.

¡Me encanta!

¡Sígueme en Twitter!

Atrévete a ser tu propio ‘make-up artist’

por Adriana Abascal16/05/12 18:32

¿Cómo maquillarnos nosotras solas y que parezca que te lo ha hecho un profesional? El concepto no es necesariamente “menos es más” el concepto está en “el arte de hacer mucho pero que parezca como que casi no has hecho nada”. Todo lo que hagas tiene que quedar tan natural que la gente realmente dude si llevas algo del todo, muy poquito o si simplemente tienes un semblante magnífico!!!

Para mí el único sitio donde no me importa que se note el maquillaje y donde de repente me permito exagerar son los ojos. En algunas ocasiones incluso me encanta ese look ya un poco deshecho o maquillaje medio corrido casi decadente. Es como trendy y un tanto fashion, sobre todo, si es para la noche.

Te voy a explicar lo que yo hago y cuáles son mis trucos de maquillaje

Esto del maquillaje es una pequeña obra de arte así que lo primero es preparar el lienzo, es decir, la piel. Yo suelo empezar con cinco minutos de relajación con unas compresas de agua helada que te devuelven esa mirada radiante y fresca que hemos ido perdiendo a lo largo del día. ¡Sobre todo las que somos madres y nos hemos pasado alguna noche sin dormir! Lo siguiente es hidratar muy bien la piel pero debes contar con una crema que se absorba fácilmente y tener cuidado de no exagerar mucho.

La base tiene que ser muy ligera y es importantísimo ¡qué no se note! Yo suelo utilizar una crema hidratante con un pequeño tinte. Realmente parece que no llevas nada de base y te cubre lo suficiente. Aquí es donde no podemos cargarnos de plastas de maquillaje y convertirnos en otra persona. Un buen maquillaje es aquel que consigue resaltar lo mejor de nosotras mismas, escondiendo lo que no interesa pero siempre que no nos haga parecer otra persona. ¡Estar guapísima pero parecer otra no es la idea! A continuación un corrector que las mamás, sobre todo, ¡agradecemos! Jejeje, para ojeras o algún granito (verás como justo en este blog tenía varios!!! Ay ay ay…) Y luego un bonzer que nos da ese look como de salud o si nos hubiese dado ligeramente el sol en la cara. ¡A mí me encanta!

Base: Blemish Balm Colour Honey de Dr. Schrammek. O Tinted Moisturiser Colour Medium de Stila
Sombra de ojos: sombra cremosa de MAC paints peintures bamboo A91
Colorete: Crème de Blush Fard A Joues 62HD1A de YSL
Delineador de ojos: Dessin Du Regard 1 negro de YSL
Corrector: High Definition Concealer de Smashbox
Máscara de pestañas: LashBlast Volume de Cover Girld
Bronzer: de Stila
Lip gloss: de Giorgio Armani pink 509

El colorete que me apasiona es cualquiera que sea cremoso en tono rosa o melocotón como en forma de muñeca de porcelana antigua. ¡Esto también te da un toque de salud y es muy natural!

Para los ojos suelo utilizar una sombra cremosa en un tono entre marrón y rosa y aplico un poquito con los dedos en los parpados. Este es otro look muy natural que si lo que quieres es que parezca que no llevas nada solo lo dejas así y le da profundidad a tu mirada de forma natural, pero si lo que quieres es marcar más el ojo encima te puedes aplicar un delineador negro cremoso y lo difuminas con una brocha para dar ese look smokey y aquí tu misma puedes decidir que tan dramático o sencillo quieres el look.

Mi secreto para que la máscara de pestañas parezca muy natural y haga dudar a todos si es que en realidad tenemos unas maravillosas y largas pestañas es limpiar bien con un pañuelo de papel el cepillo de la máscara y solo aplicar el restante una vez que las hemos rizado.

Toque final… los labios. Si el ojo no está muy cargado te puedes permitir un color fuerte como un rojo (este color hay que aplicarlo con precisión y perfeccionismo… ¡No es nada fácil! Así que si no cuentas con mucho tiempo mejor ni intentarlo). Si el ojo lo llevas más cargado entonces un tono beige o rosa es lo que toca, a mí me encanta solo un gloss o una barra de labios rosa palo opaco. ¡Super elegante! Casi épico…

Así que como ves con estos trucos que he ido atrapando de los grandes profesionales que tantas veces me han maquillado y de algunos otros que yo sola me he inventando puedes llegar a convertirte en tu propio make-up artist. Una profesional del maquillaje para ti hecha a tu medida!!!

¡Sígueme en Twitter!

¡Salida de emergencia!

por Adriana Abascal11/05/12 10:27

¿Qué tal cuando ya nos hacemos a la idea de quedarnos en casa y el plan es ‘no plan’? Pero esa llamada, e-mail o mensaje que podría cambiar tu destino, por lo menos el destino inmediato, ¡te sorprende!

¿Te olvidaste de algún compromiso adquirido? ¿Te confirman a última hora una reunión de trabajo que representa una posible gran oportunidad? O por qué no… ¿Cupido llamando a la puerta? Cita romántica en puerta pero EN VEINTE MINUTOS!!! Qué nervios!!!

Normalmente estas confirmaciones de última hora nos dejan muy poquito tiempo para prepararnos y se espera mucho de nosotras: eficacia, velocidad, resultados y a veces capacidad de improvisación. ¿Qué me pongo? ¿Cómo me peino? ¿Cómo me maquillo? ¡Ay, ay ay! La primera clave está en administrar muy bien el poco tiempo que tenemos y no perdernos en algún detalle que no es relevante. No es momento de grandes estilismos y probarnos medio armario, innovar en maquillaje y acabar en tragedia o hacernos una manicura. Es momento de ir a lo seguro, rápido, sencillo y básico.

Lo que no está en la caja de emergencias no es necesario con lo cual ni pierdo mi tiempo buscando nada fuera. Otra de las claves está en no entrar en pánico y hacerlo todo sin prisa pero sin pausa y empezar a hacernos a la idea de que nos sentimos bien y estamos contentas.

Yo tengo un pequeño kit de emergencias donde tengo maquillaje básico, rápido y sencillo, cremas de cara, manos y cuerpo, productos de pelo para hacer un peinado rápido y hasta un conjunto básico que, si bien no lo guardo en esa caja, por lo menos tengo unos cuantos en mente que son como look de fondo de armario (seguros) que luego les doy un toque divertido con un zapato de color o un clutch.

El mejor momento para pensar en las opciones seguras de vestirnos es mientras nos damos una ducha rápida. Así matamos dos pájaros de un tiro y estamos listas para uno, dos, tres, cuerpo, cara y pelo. Cinco minutos para cada cosa y… ¡estamos listas!

Has pasado ya por todo lo que estaba en la caja de emergencias y estás vestida con algo que te sienta bien y te sientes cómoda (es preferible repetir que un mal experimento! jejejejeje) Recuerda que el 50% de lucir bella y radiante es sentirnos bien y felices, aquí es cuando nos olvidamos de todo, lo que hicimos o no hicimos, lo que nos faltó o podría haber quedado mejor y antes de pasar por la puerta, no pensamos más que en disfrutar y que nos acompañe la suerte!!!

¡Sígueme en Twitter!

Mis ‘trends’ de este verano

por Adriana Abascal03/05/12 13:34

¿Quiénes somos y quiénes queremos ser? Esta es la pregunta que me hago cada temporada… Esta es la pregunta que me viene a la cabeza cuando llaman a la puerta las nuevas tendencias y tengo que reinventarme…

¿Cómo recoger estas tendencias y evolucionar, sin perderme y mantener mi sello? ¿Cómo fusionar aquello que se lleva con tu esencia y lo que quieres proyectar? ¿Cómo no confundirnos y no dejarnos arrastrar solamente por lo que ‘todo el mundo lleva’? ¿Cómo se digiere esto? ¿Por dónde empezamos y dónde acabamos?

Además, la forma tan creativa y artística en la que está hecha la moda junto con la cantidad de opciones ¡es abrumadora y nada fácil de digerir! Estar al día y hacer ese filtro, es un trabajo de tiempo completo!!! Quizá es como todo, puede intimidar de golpe pero el ojo se nos va haciendo y pronto vamos reconociendo y reconociéndonos en lo que la sociedad nos quiere comunicar. Pero eso si, hay que ser muy firmes y también saber decir “¡No! esto no es para mí”.

Sumergirnos en el mundo de la moda además de divertido, me parece fascinante!! La experiencia de descubrir y descubrirme a través le los nuevos ‘TRENDS’ me encantaaaa!! Es como la oportunidad de empezar una nueva vida dentro de la misma, a veces es pasar de un arquetipo de mujer al otro o simplemente ir puliendo el mismo. ¡¡¡Qué divertido ser mujer chicas!!! Siento que los hombres van al cole con uniforme, mientras nosotras podemos ir con lo que nos gusta, y qué momento tan apasionante donde el ritmo abrumador de la moda no nos deja respirar, pero nos da opciones asequibles y de gran calidad!!

Para mí, la clave de esto está en identificar algunas tendencias en las cuales veo algo de mi o de quien aun no me he permitido ser pero me gustaría intentarlo. Hay que atrevernos sin miedo y experimentar! Por supuesto, siempre que estés lista y te sientas cómoda. Una vez que elegimos tres o cuatro tendencias, hacerlas nuestras y desarrollarlas con nuestro propio estilo.

Yo para esta temporada primavera-verano he elegido cuatro tendencias: mezclando varios colores pastel en un solo look, me siento muy femenina!! Y a mi hija pequeña le encanta: “¡Qué bueno que no te pones negro mami!” jajajaja.

La otra que me encanta es la de los shorts con blazer. Me parece un buen compromiso de modernidad con elegancia. La tendencia del color mandarina me apasiona, además de que me favorece el llevar un tono vivo, ¡es casi como si me maquillase! Y por último, la que más me transforma: la mezcla de estampados con corte bohemio y desenfadado…. Me siento nueva, relajada y creo que para mi afición del arte me pega todo!

Esto es, afortunadamente para nosotras, la historia de nunca acabar, así que hay que disfrutar a tope quienes hemos decidido ser esta temporada, porque dentro de nada nos llama a la puerta la mima pregunta y ¡¡hay que volver a reinventarnos!!

¡Sígueme en Twitter!