Tiempo de bodas

El fin de semana pasado tuve la boda de mi amiga L. Fue una boda de lo más especial, ya que en la invitación venía un dress code impuesto: Negro. Lo de ir a una boda de negro siempre me ha parecido raro, pero eso era lo que querían los novios. Os explico que solo era la fiesta, ya que lo que es la boda solo era para la familia, y los amigos a la fiesta.

Como no encontraba nada especial, me decidí por visitar al diseñador Javier Quintela en A Coruña, quién ha sabido estar a la altura con alguna de las invitadas de la boda de Marta Ortega, así que me dejé en sus manos. Me enseñó varias propuestas en negro, con sedas, con gasas, con diferentes volúmenes pero finalmente me enamoraron las lentejuelas. Hacerse un vestido a medida es muy divertido, tienes diferentes pruebas que os contaré esta semana, y el día final, donde ves que el vestido de queda como un guante. La pulsera y el bolso de Lu’nLu y las puedes encontrar online.

El tocado para la boda fue un modelo que os enseñé hace un tiempo en el blog, de Janet Schulz, un modelo de metacrilato que siempre quise y en cuanto supe que tenía bodorrio me lo compré.

Tengo que agradecerle a Cristina de Tu Maquilladora que viniese al Atelier de Javier Quintela a maquillarme, la volví loca toda la semana por el tipo de maquillaje que quería, y cuando me vi al espejo me dejó sin palabras.

 



Más de una pensará que soy una loca por ir de negro y con un vestido de lentejuelas a una boda, pero la ocasión requería estas galas. No os podéis imaginar, lo bonito que fue ver a todo el mundo de negro y la novia con un vestido blanco con cola NEGRA!!! que era el centro de todas las miradas.

¿Os gusta el vestido? ¿ Y la idea de todo el mundo de negro?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer